Aunque no lo parezca, el coronavirus es letal en casi todas las edades

Los medios de comunicación se han focalizado mucho en la tragedia que ha sido para las personas mayores la actual pandemia de la COVID19, el grupo de mayor riesgo, pero los datos indican que (aunque en menor medida) este virus es también peligroso a edades mucho más tempranas. Investigadores de Australia, los EEUU y Reino […]

Los obispos de Mallorca NO creen en Dios

Los dos últimos obispos de Mallorca (España) no son muy distintos del resto de obispos del mundo. Es decir, NO creen en Dios, y se limitan a vivir opíparamente a costa de las creencias de sus rebaños.

El “prenda” que ocupa el cargo hoy en día, Sebastià Taltavull, se vacunó contra el coronavirus el pasado día 5 de enero, demostrando con su testimonio en primera persona que rezar no sirve de nada. Lleva mascarilla (o tapabocas que dirían algunos amigos latinoamericanos) y se vacuna saltándose todos los protocolos y antes de que le correspondiera. ¿Tan poca confianza tiene en que su Dios lo salve? Más detalles AQUÍ.

Pero hay más. Resulta que este tipejo sustituyó en 2017 al anterior obispo, Javier Salinas, apartado tras desvelarse que se follaba a su secretaria (al menos no se dedicaba al “deporte favorito” de los ensotanados: violar a hijos de católicos). ¡¡Vaya ‘piezas’ que nos aporta la secta católica!! Y así son todos. ¿Hay que seguir desenmascarando? Pues amplíen conocimientos sobre estos temas en los siguientes enlaces. Para conocer a los representantes de Dios en la Tierra lean: ¿Hay algún obispo bueno?, Dosier: Sacerdotes italianos en orgías homosexuales, Corrupción en el Vaticano, El estado Vaticano, El Vaticano responsable de un secuestro, Corrupción en el Vaticano (II), Curas pederastas y Orgía y crimen en el Vaticano

Tecnología, magia, enseñanza y futuro de la Humanidad

Entre los años 60 y 70 del siglo pasado el famoso escritor Arthur C. Clarke formuló lo que en la actualidad se consideran las tres leyes que llevan su nombre sobre el conocimiento científico. De ellas, la tercera es una certera visión de la realidad de la Ciencia y del futuro de la Humanidad. En […]

Gloria Cuenca nueva vicerrectora de la Universidad de Zaragoza

La aragosaurera Gloria Cuenca acaba de ser nombrada vicerrectora de transferencia e innovación tecnológica de la Universidad de Zaragoza. Es un gran honor que un miembro de nuestro grupo de investigación haya sido nombrada para un cargo de esta importancia. Gloria se va a encargar de las relaciones de la Universidad con empresas e instituciones, así como los proyectos y acciones de transferencia tecnológica de la Universidad. Nos ha chivado que tiene especial interés en desarrollar proyectos de microtransferencia con pequeñas localidades de Zaragoza, Huesca y Teruel en los que lleva toda la vida trabajando como investigadora. Los geólogos estamos acostumbrados a divulgar y transferir nuestros descubrimientos por todos medios que nos han pedido y ahora lo va a hacer desde un puesto de responsabilidad.

Gloria es la primera geóloga o geólogo que ocupa un puesto de tanta responsabilidad de nuestra universidad. Solo recordar que Gloria tiene la medalla de las Cortes de Aragón y fue también la primera mujer en ocupar un puesto de directora de Instituto de investigación en la Universidad de Zaragoza (IUCA). Estamos muy orgullosos en el equipo Aragosaurus que Gloria se haya convertido en una referente como científica lo que ha hecho que el rector haya pensado en ella para un vicerrectorado de gran importancia.

Podéis ver el equipo en:

https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2021/01/22/quien-es-quien-nuevo-equipo-rectoral-universidad-zaragoza-1416135.html

Pseudoterapias sin evidencia científica

Cuando la Ciencia intenta comprender cómo es posible que haya personas que recurren a pseudoterapias sin evidencia científica acaba estudiando esa conducta para extraer las conclusiones que, incluso, puedan hacer avanzar a la propia Ciencia, la cual quiere tratar como pacientes a quienes los psicoterapeutas sin escrúpulos tratan como clientes, y el resultado es este magnífico artículo publicado en SINC:

¿Cómo piensan las personas que recurren a pseudoterapias sin evidencia científica?

Un estudio cualitativo a través de entrevistas y grupos de discusión intenta comprender por qué algunas personas recurren a la homeopatía, la acupuntura y el reiki. Sus usuarios no parecen renegar de la ciencia, pero sí consideran que la medicina se ha desligado del paciente. Los autores plantean la necesidad de “escuchar estas quejas para mejorar el sistema sanitario y hacer que menos gente dé el paso a pseudociencias peligrosas”.

“Lo que es científico dentro de cuatro años igual ya está caduco y no sirve, sin embargo, estamos hablando de una medicina que funcionaba hace cinco mil años y sigue funcionando”. Las palabras hacen referencia a un “milenario” tratamiento sin evidencia científica y pertenecen a uno de los participantes en un estudio llevado a cabo por FECYT sobre el uso y la confianza de estas pseudoterapias. El objetivo era comprender las motivaciones de sus usuarios.

El estudio consistió en diez entrevistas y ocho grupos de discusión a lo largo de 2020. En total participaron 66 personas de diferentes ciudades, edades y clases sociales y consumidoras —habituales u ocasionales— de pseudoterapias como la homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia y el reiki.

“Queríamos ver en qué creen, en qué confían, cómo ven el mundo”, explica a SINC el sociólogo de la Universidad Autónoma de Madrid y autor principal del informe, Josep Lobera. “Lo fácil es reírse y polarizar, llamarlos locos”, comenta Lobera. Su intención era entender qué mecanismos llevan a algunas personas a confiar su salud a terapias que no tienen evidencia científica.

“La conclusión principal es que no es gente que reniegue de la ciencia, no son anticiencia”, asegura Lobera. De hecho, “la mayoría confía [en la medicina] y si tuvieran una enfermedad grave irían [a los servicios sanitarios]”. Los tratamientos sin evidencia se conciben, en general, como un complemento.

“La ciencia la veo bien, lo que no veo bien es el uso corporativista que se hace. El conocimiento sí acaba beneficiando, pero si se usara de manera más noble ayudaría más”, opina uno de los participantes. Sobre la posibilidad de modificar el genoma humano para combatir enfermedades, no se opone, pero se pregunta: “Al final, ¿quién lo va a poder hacer? La gente que tiene dinero”.

Sin embargo, Lobera matiza que los participantes escogidos “se están iniciando, confían y consumen” pseudoterapias, pero no son fanáticos acérrimos. El investigador advierte de que “hay muchos niveles de profundidad” y que, en los más avanzados, estas personas pueden ver las terapias sin evidencia científica como una alternativa en lugar como un complemento. Por ejemplo, uno de los voluntarios aseguraba que conocía un caso de cáncer terminal que el MMS —un blanqueante industrial nocivo para la salud— había conseguido revertir: “Yo creo que lo tomaría”, aseguraba.

El “a mí me funciona” frente a la medicina “corrupta”

Lobera considera llamativo que no exista una “jerarquía de conocimiento” que marque en qué pseudoterapias pueden confiar y qué criterios deben tener para que sean fiables, sino que todo funciona por boca a boca. “No tienen problema con que algo no esté comprobado científicamente, todo les parece fiable: si yo lo elijo es fiable, y lo elijo porque me funciona, y me funciona porque me han recomendado diez cosas hasta que alguna funciona”, dice Lobera.

“Si prueban acupuntura, flores de Bach y homeopatía, y no les funciona, eso no les hace dudar, porque la lógica que siguen es que es un camino individual y personalizado en el que una cosa puede no servirte, sin que eso signifique que esté mal”, continúa Lobera. “Al final prueban, por ejemplo, el reiki, y se sienten mucho mejor”. En ese sentido, uno de los entrevistados comenta: “Lo nuestro no es científico, pero eso no quiere decir que no sea útil o que no sea verdad”.

¿Por qué optar por estas pseudoterapias, que a menudo no les funcionan, en lugar de por una ciencia capaz de encontrar vacunas contra la covid-19 en menos de un año? La opinión de los entrevistados es que la medicina ha sido “corrompida” por los intereses económicos de las grandes farmacéuticas, y que médicos y políticos forman parte del problema.

Sienten que la medicina “se ha alejado de las necesidades humanas” y “en realidad no cura”, sino que “abusa de medicamentos” con efectos secundarios “desastrosos” para la salud que “intoxican”. La prueba, según los participantes, está en el prospecto de los medicamentos, que dice “cosas terribles”. El resultado es que los pacientes reciben productos que pueden ser “dañinos” cuando “no interesa mostrar que hay alternativas sin efectos secundarios”.

Lobera señala la ironía de esta filosofía cuando los tratamientos sin evidencia científica “cada vez mueven más dinero” y su gasto “va en aumento”. Asegura que están convencidos de que existe una intención de lucro “por encima de sus intereses personales” por parte de las farmacéuticas, pero ven como víctimas a las multinacionales, grandes farmacéuticas y empresas que venden pseudoterapias.

Críticas razonables para mejorar nuestro sistema de salud

Lo más interesante del estudio es que varias de las reclamaciones de los entrevistados no desentonarían con una encuesta realizada a la población general. Lobera considera que algunas de las críticas que hicieron los participantes “son aprovechables”, como el poco tiempo que se dedica a los pacientes durante la consulta, las listas de espera, el exceso de medicalización y el trato poco integral y enfocado al síntoma. Todo ello los empuja hacia las pseudoterapias.

Asegura que uno de los deseos de los participantes es que la medicina les dedique tiempo y se ocupe de ellos: “Les duele la cabeza y les despachan en tres minutos, pero el otro se pasa una hora diciendo que sus chakras no están bien y sienten que les funciona porque sin tomar nada hacen unas respiraciones, se ponen la mano en la cabeza y se tranquilizan”.

“Hay evidencias científicas de que más tiempo de consulta da mejores resultados de diagnóstico, satisfacción y confianza en los tratamientos, que se abandonan menos”, afirma Lobera. También critican el exceso de medicalización. “Llevamos décadas recortando en Sanidad, por lo que los médicos tienen poco tiempo y no preguntan cómo te va; lo más rápido es recetarte un paracetamol y decirte que vuelvas si te sigue doliendo”.

Por todo, ello Lobera considera que se están cometiendo errores que alejan a algunas personas. “Les estamos expulsando” del sistema científico y la ciencia basada en evidencias, lamenta. “Los curanderos exhiben una dinámica de atracción, pero al mismo tiempo existe una dinámica de expulsión” que facilita el proceso.

“Escuchemos sus quejas, porque vamos a mejorar nuestro sistema [sanitario] y hacer que menos gente dé el paso a unas pseudociencias que tienen peligro”, propone Lobera. “Es una oportunidad, gente que se sale del sistema científico en parte, porque no se quieren salir del todo, pero ignoran muchas cosas que nosotros creemos que tienen sentido”.

Es algo que recomienda el informe en sus últimas líneas. “Desde una perspectiva sociológica, incorporar en la medicina con base científica algunas de sus reclamaciones podría incidir en una mayor confianza social en los tratamientos de salud basados en la evidencia y, en general, en el sistema de salud”, escriben los autores.

Lobera cree que los resultados de su estudio son “un síntoma de que algo está pasando. Miremos también cómo está nuestro sistema de salud”. Teme que el problema vaya más allá de la medicina: “Hay un vínculo directo entre esto y problemas con la democracia a corto plazo”. Teme que quien no se fía de los datos y las evidencias termine por hacer lo mismo fuera del contexto médico. [Nota de Siesp: Esa gente, fuera del contexto médico acaba asaltando capitolios]

Hay que leer: Homeopatía: La sentencia, La pseudociencia ¡¡mata!!, La Psicología Científica y las pseudopsicologías y El Timo de la Acupuntura.

SmartDot, el último grito (más o menos) para eliminar la siempre molesta radiación electromagnética

Unos emprendedores británicos, padres de familia preocupados por la omnipresencia de las radiaciones electromagnéticas y su efecto sobre la salud, dicen haber desarrollado una maravillosa “tecnología” capaz de bloquear esas siempre tan “peligrosas” ondas. La realidad es otra bien conocida: otro nuevo engañabobos. Estos tres avispados feriantes de carromato que tan felices se presentan aquí […]

¡Por fin! ¡A la mierda Trump!

El insulto a la inteligencia que ha supuesto la existencia de este sujeto, y más como presidente de los Estados Unidos, empieza ahora a disolverse en el tiempo. Un individuo que ha enfrentado a la sociedad que se supone debería defender, que sólo gobernaba para “los suyos”, incumpliendo las más mínimas normas de urbanidad y de moralidad como se debe hacer para el bien común. Maleducado, confabulador contra quien piensa distinto, eternamente cabreado, atacando a la mitad del pueblo, irrespetuoso con la Democracia, sin conocimiento… Lo único extraño es que el mundo no haya saltado por los aires con su gestión, si bien ha estado a punto de acabar con el sistema democrático alentando a sus fanáticos seguidores a asaltar nada menos que el Capitolio.

Por supuesto que Biden no es la panacea, no va a convertir el mundo en una maravilla, pero todas las personas honestas saben que, ahora, se podrá contar con los Estados Unidos para intentar salir de las crisis que padecemos. Tendrá que intentar curar las heridas que deja el sujeto radiactivo que ha usurpado la Casa Blanca estos últimos cuatro años (y digo “usurpado” porque él hizo trampa en las elecciones que “ganó” con tres millones de votos menos que Hillary Clinton, gracias al hackeo ruso del dictador del Kremlin)

Queda mucho trabajo por hacer, pero el más duro ya lo hemos conseguido: mandar a Donald John Trump a la mierda. El mundo puede respirar más tranquilo con este pedazo de carne con ojos fuera de la escena política.

Relacionados: USA, la nueva República Bananera, Elecciones USA 2020 y La manipulación de Donald Trump para evitar la cárcel.

Las increíbles hormigas secuestradoras

La Naturaleza es una caja de sorpresas, en donde cualquier comportamiento (siempre que genere una ventaja evolutiva) puede llegar a desarrollarse. Incluso aquellos que, desde nuestra óptica humana, pudieran ser considerados como inmorales. Pero en el medio natural todo es posible, incluso un sofisticado comportamiento consistente en llevar a cabo asaltos coordinados por parte de […]

Los coches eléctricos son ya más baratos que los convencionales

Una de las consignas, repetidas hasta la saciedad, por parte de los defensores de la vieja ortodoxia económica es que las energía renovables son tan caras que hacen inviable su implementación. Y sin embargo, tal y como indican los cada vez más numerosos datos, este torticero argumentario es sólo una forma de mantener con respiración […]

La Química está desprestigiando a la Alquímia

Una de las grandes sorpresas de este cada vez más tenebroso siglo XXI es que, mientras la Ciencia ha alcanzado hitos históricos y el conocimiento científico da una nueva respuesta casi cada día a esa infinidad de preguntas que llevan atormentando a la mente humana casi desde sus albores, legiones de analfabetos que, mientras se […]