admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

EE.UU.: gracias a exámenes de ADN absolvieron a unos 200 presos condenados en forma errónea

Un artículo publicado en el periódico estadounidense «The Washington Post», detalla como los exámenes comparativos genéticos de ADN, sirvieron para absolver desde 1989 a unos 200 presos acusados de distintos delitos en ese país y condenados erróneamente.

El último de estos fue Jerry Miller, de 48 años, un convicto de raza negra sentenciado a 45 años de cárcel por una violación que, tras los estudios de ADN, se comprobó que no había cometido.

Pero Miller, inocente, ya había pasado 25 años detrás de las rejas en una cárcel del estado de Illinois. Tenía 22 años cuando fue arrestado por el secuestro y la violación de una mujer en Chicago, en el año 1981.

Tanto la propia víctima como otros dos testigos que vieron escapar al agresor, identificaron a Miller ante la Justicia durante el juicio, en 1982, y la mandaron a prisión.

Condenado y beneficiado con una libertad condicional desde mayo de 2006, Miller todavía debía usar un brazalete electrónico.

Una organización llamada «Innocence Project» se hizo cargo de la causa en 2005, y logró entonces que se reabriera el caso y se realizaran análisis de ADN al esperma hallado en la ropa de la mujer violada. El examen fue revelador.

Los resultados demostraron la inocencia de Miller y permitieron la identificación del verdadero violador, un hombre cuyo ADN figuraba en un registro nacional, porque había sido sentenciado y estaba preso por otro crimen.

Miller se convirtió así en el preso número 200 cuya condena debió ser revocada gracias a los estudios de ADN.

El 60 por ciento de estas condenas fueron dictadas contra hombres de raza negra o de origen latino, según «Innocence Project», una organización liberal que trabaja en lograr la libertad de presos sentenciados en base a pruebas insuficientes o de manera errónea.

De los convictos exonerados por causas de violación, el 85 por ciento eran negros acusados de haber abusado sexualmente de una mujer blanca.

El contraste está en que solamente en un 33.6 por ciento de este tipo de casos, son acusados hombres negros, según un estudio realizado en 2005 por la División Estadísticas del Departamento de Justicia estadounidense.

Peter Neufeld, codirector de «Innocence Project», dijo a Washinton Post: «Estas cifras, para mi, significan que si usted es un hombre negro sospechado de abusar de una mujer blanca, tiene mas posibilidades de ser condenado, más allá de ser inocente».

Las anulaciones de estas condenas, revertidas por las evidencias obtenidas a través del ADN, están provocando profundos cambios en los procedimientos de la investigación sobre delitos en algunas jurisdicciones de ese país. O al menos, un debate.

Los estados norteamericanos están comenzando a considerar nuevas leyes para modificar los viejos métodos policiales de investigación y recolección de pruebas, tales como la verificación de un sospechoso a través de testigos o la realización de interrogatorios que llevan seguramente a una confesión, pero muchas veces forzada.

Gary Wells es profesor de psicología en la Universidad de Iowa, y realiza trabajos de investigación en el área de la identificación visual.

«Estas exoneraciones han sido importantes para que el sistema legal aceptara que hay un problema. Estoy trabajando en esto desde hace 30 años, y antes de la aparición del ADN, se han ignorado este tipo de estudios», dijo al Washington Post.

En Nueva Jersey, fueron cuatro los reclusos condenados que pasaron a ser inocentes.

Al menos 500 comisarías en distintas jurisdicciones de ese país graban los interrogatorios en las cuales se producen estas confesiones; en principio, y por consejo de la Justicia, para evitar que se produzcan excesos por parte de la Policía al llevar a cabo la medida.

La Policía de Nueva Jersey también está estudiando la manera de descartar el método de la rueda de reconocimiento, que consiste en ubicar al sospechoso en línea junto a otras personas, y que debería ser señalado por una víctima o un testigo.

Todo esto, luego de haber recorrido un álbum de fotos en la que se acumulan los sospechosos, y entre quienes debería estar el retrato del posible autor del delito.

Ese Estado, ahora lo que hace es presentar al sospechoso y al resto de las personas con las que es comparado de uno a la vez, ya no alineados.

Así, el testigo ya no puede identificar al presunto autor por comparación, medida durante la cual suele caérse en errores, ya que el reconocimiento se hace por asociación relativa.

La importancia de esto y las dudas sobre ese método entró en debate, ya que las identificaciones visuales erróneas contribuyeron en el 75 por ciento de las 200 condenas que fueron revertidas tras los estudios de ADN, según «Innocence Project».

En Georgia, West Virginia, Connecticut, New Mexico y Texas, dónde hubo 25 de este tipo de condenas, también están considerando cambiar la legislación en ese sentido.

Lo mismo ocurre en Miami, donde, según aseguró el jefe de policía John Timoney, se graban absolutamente todos los interrogatorios policiales.

El total de los 200 inocentes condenados injustamente, totalizan unos 2.475 años de prisión . Solamente 45 por ciento de ellos recibió una compensación financiera.

(Fuente: The Washington Post)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
« Abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031