admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

La religión como explicación a la adversidad personal

Noticias Criminología. La religión como explicación adversidad personal. Marisol Collazos Soto

Si bien la ciencia puede proporcionar explicaciones causales para algunos de los eventos traumatizantes que nos ocurren, naturales o provocados por nosotros mismos,  hay una pregunta recurrente que racionalmente es incontestable: ¿Porqué precisamente me tenía que suceder a mi?  La religiones son una forma de dar respuesta a esta inquietud humana.

La religión no es simplemente  –tal como afirma Sam Harris- una ciencia fallida, explicaciones mágicas procedentes de la “era oscura” del conocimiento humano. En realidad el hombre siempre ha tenido la posibilidad de formularse explicaciones causales, es decir, no se trata de una capacidad que tuviera que esperar hasta el desarrollo de la filosofía o la ciencia.

En una entrada reciente al blog “International Cognition and Culture Institute” Pascal Boyer resume la cuestión de la siguiente forma:

¿Por qué la gente piensa en exceso sobre las calamidades y construye teorías elaboradas para explicarlas? Aquí seguramente está uno de los universales culturales que amerita explicación, y como suele ocurrir, ignorado por las ciencias sociales. En todos los grupos humanos, según parece, la gente nota y recuerda las adversidades, las registran, detectan regularidades, y sobre todo tratan de explicarlas.
[…]
Entre los Zande, cuando el techo de un granero de barro se colapsa todos consideran que debe ser un caso de hechicería – que gente mala está involucrada. En caso que se sienta usted superior y quiera informar a los ignorantes Zande que los techos se colapsan cuando los pilares son consumidos por las termitas – bueno-,  lo saben perfectamente bien, es sólo que es irrelevante – la brujería es usada no para explicar porqué los techos se colapsan sino para explicar porqué ese techo particular se colapsó en ese momento particular. Yo sé que los virus causan enfermedades, pero ¿por qué me tuvo que pasar a mí? ¿Por qué yo? ¿Por qué ahora?

En el caso de la adversidad la única forma de dar respuesta tranquilizante es presumir intencionalidad en los acontecimientos que son azarosos, la perspectiva teleológica es pues la única explicación posible.  Para disminuir el estrés resultante de la incertidumbre existencial,  predecir y controlar el futuro, no queda otra que restar importancia a la existencia de lo aleatorio, lo puramente probabilístico.  La existencia de la Teoría de la Mente (y no la fe religiosa), la capacidad innata que nos permite especular sobre los pensamientos de los estados mentales de otras personas, es la responsable de que irresistiblemente –obsesivamente diría yo- formulemos preguntas refractarias a la ciencia. No se trata, como pensaba Stephen Jay Gould de “magisterios que no se superponen” , sino de capacidades cognitivas “epistémicamente” irreconciliables. El “cómo” de la ciencia y el “porqué” de la Teoría de la Mente. En cierta forma el “sentido de la vida” (magisterio religioso del NOMA) no es más que el afán de encontrar estados mentales – intencionalidades-  donde no existen.

Fuente: AletheiaREFLEXIONES SOBRE LA RELIGIÓN Y LA CIENCIA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

enero 2021
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031