admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

EL ocaso de la violencia (Steven Pinker)

El ocaso de la violencia
Nuevo libro de Steven Pinker, The Better Angels of Our Nature: Why Violence Has Declined, que traduce algo así como Los Mejores Ángeles de Nuestra Naturaleza: Por qué la Violencia ha Disminuido, que precisamente trata de eso, que estamos en la década más pacífica que haya conocido la especie humana.

Resulta que Sam Harris le hizo una entrevista en la que Pinker profundiza en la tesis del libro de una manera clara y concisa, sin gráficos. Es muy interesante:

Sospecho que cuando la mayoría de la gente oye la tesis de tu libro -que la violencia humana ha disminuido de manera constante- se muestran escépticos: ¿No fue el siglo 20 el más violento de la historia?

Probablemente no. Los datos de los siglos anteriores son mucho menos completos, pero las estimaciones actuales del número de muertos, cuando se calcula como un porcentaje de la población mundial del momento, muestran por lo menos nueve atrocidades antes del siglo 20 (que sepamos), que pueden haber sido peores que la Segunda Guerra Mundial. Ellos surgieron de los imperios colapsando, las invasiones de tribus a caballo, el comercio de esclavos, y la aniquilación de los pueblos originarios, con las guerras religiosas siguiéndolos de cerca. La Primera Guerra Mundial ni siquiera está entre los diez primeros.

Además, un siglo comprende un centenar de años, no sólo cincuenta años, y la segunda mitad del siglo 20 fue sede de una larga paz entre las grandes potencias y los países desarrollados (el tema de uno de los capítulos del libro) y, más recientemente, a una Nueva Paz en el resto del mundo (el tema de otro capítulo), con tasas inusualmente bajas de guerra.

¿Hace falta recordar que los «regímenes ateos» del siglo 20 mataron a decenas de millones de personas?

Este es un argumento popular entre teoconservadores y los críticos del nuevo ateísmo, pero por muchas razones es históricamente inexacto.

En primer lugar, la premisa de que el nazismo y el comunismo eran ideologías «ateas» sólo tiene sentido dentro de una visión del mundo religiosocéntrica que divide los sistemas políticos en aquellos que se basan en la ideología judeo-cristiana y los que no. De hecho, los movimientos totalitarios del siglo 20 no estaban más definidos por el rechazo del judeo-cristianismo de lo que estaban definidos por el rechazo de la astrología, la alquimia, el confucianismo, la Cienciología, o cualquiera de los cientos de otros sistemas de creencias. Ellos se basaron en las ideas de Hitler y Marx, no en las de David Hume y Bertrand Russell, y los horrores que infligieron no son más reivindicación del judeo-cristianismo de lo que lo son de la astrología o la alquimia o la Cienciología.

Segundo, el nazismo y el fascismo no eran ateos, en primer lugar. Hitler pensaba que estaba llevando a cabo un plan divino. El nazismo recibió un amplio apoyo de muchas iglesias alemanas, y ninguna oposición del Vaticano. El fascismo coexistió feliz con el catolicismo en España, Italia, Portugal y Croacia.

En tercer lugar, de acuerdo con el compendio más reciente de las peores atrocidades de la historia, Great Big Book of Horrible Things (Norton, 2011) de Matthew White, las religiones han sido responsables de 13 asesinatos en masa de los 100 peores de la historia, lo que resulta en 47 millones de muertes. El comunismo ha sido responsable de seis asesinatos en masa y 67 millones de muertes. Si los defensores de la religión quieren cacarear: «¡Sólo fuimos responsables de 47 millones de asesinatos – el comunismo fue peor!», bien pueden hacerlo hacerlo, pero no es un argumento impresionante.

En cuarto lugar, muchas masacres religiosas se llevaron a cabo en los siglos en que la población mundial era mucho más pequeña. Los cruzados, por ejemplo, mataron a 1 millón de personas en un mundo de 400 millones, para una tasa de genocidio que supera a la del Holocausto nazi. La cifra de muertos de la Guerra de los Treinta Años fue proporcionalmente el doble de la de la Primera Guerra Mundial y en el rango de la de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Cuando se trata de la historia de la violencia, la distinción importante no es una entre los regímenes teístas y los ateos. Es la que existe entre los regímenes que se basan en, ideologías utópicas demonizantes (como el marxismo, el nazismo y las religiones militantes) y las democracias liberales seculares que se basan en el ideal de los derechos humanos. Presento los datos del científico político Rudolph Rummel que muestran que las democracias son mucho menos asesinas que las formas alternativas de gobierno.

Entrevista completa en: De Avanzada

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

abril 2021
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930