admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

adolescentes

Cerebro del adolescente ante las críticas de una madre

Noticias criminología. Cerebro del adolescente ante las críticas de una madre. Marisol Collazos Soto. Criminologia, ciencia, escepticismo

Un equipo de científicos de las universidades de Pittsburgh, California-Berkeley y Harvard liderados por Kyung Hwa Lee, quienes reclutaron a 32 chavales con una edad media de 14 años (22 de ellos chicas) y analizaron su actividad cerebral mientras les ponían grabaciones de 30 segundos con la voz de su madre.

En las grabaciones el mensaje de la madre tenía distintos contenidos y tonos, en unos les hablaba de algún tema sin trascendencia, como la lista de la compra, y en otros les apelaban directamente con mensajes como que se descalzaran al entrar en la casa. El resultado, según sus autores, indica que los adolescentes parecen cerrar los procesos cerebrales relacionados con la socialización y la empatía cuando sus progenitores les critican, como si se cerraran en banda ante ese tipo de mensajes.

Los científicos midieron la actividad del denominado sistema límbico (las zonas que se activan con emociones negativas), la corteza prefrontal (donde se regulan algunas emociones) y la unión de los lóbulos parietal y temporal (que se activa cuando nos ponemos en el lugar de los demás). Cuando los chicos escuchaban los mensajes críticos de sus madres, la primera zona, la de las emociones negativas, tenía más actividad y las otras parecían pasar a segundo plano.

Ampliar en:  NEUROLAB Yahoo!

Las mujeres víctimas de violencia en la adolescencia, en el futuro pueden tener salarios inferiores

Noticias criminología. Violencia adolescentes. Marisol Collazos Soto

Las mujeres que son víctimas de la violencia de pareja en la adolescencia pueden tener menos educación y ganan salarios más bajos en el futuro, informa un estudio reciente.

Los resultados refuerzan la necesidad de que los programas y los esfuerzos para apoyar la educación de las víctimas y el desarrollo profesional a lo largo de su vida, dice Adrienne Adams, investigador principal y profesor asistente de psicología en la Universidad Estatal de Michigan (EE.UU.).

Para el estudio publicado en el Journal of Interpersonal Violence , los investigadores analizaron datos de una encuesta de cerca de 500 madres solteras, en promedio de 32 años de edad y ganaban menos de $ 7000 por año.

Los participantes que habían sido víctimas de su pareja en la adolescencia obtienen significativamente menos educación. Cada año adicional de educación se asoció con un extra de $ 855 en ganancias, que es mucho dinero cuando se gana menos de $ 7000.

Hay amplia evidencia que muestra lo importante que es la educación para la calidad de vida de las personas. Proporcionar apoyo educativo y de desarrollo profesional para las mujeres que sufren malos tratos parece una opción obvia en términos de inversión social.

Investigadores de la Universidad de Michigan y la Universidad DePaul contribuyeron al estudio, que fue financiado por el Instituto Nacional de Salud Mental, la Fundación Charles Stewart Mott, la Fundación Joyce, y la Fundación John D. y Catherine T. MacArthur.

Fuente: Universidad Estatal de Michigan

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo


Marisol Collazos Soto

Los jóvenes que fuman marihuana serán más tontos

Noticias criminología. Los jóvenes que fuman marihuana serán más tontos. Marisol Collazos Soto

La creencia errónea de que la marihuana es inocua para la salud está muy extendida. La edad de inicio en su consumo esta descendiendo. Decirle a un adolescente que el tabaco dañará su salud y sus pulmones casi es una «causa perdida»; ven demasiado lejos las secuelas ya que el cáncer de pulmón y la insuficiencia respiratoria crónica  son según ellos «enfermedades de viejos o mayores». Que afecte a su estado de ánimo tampoco les inmuta porque lo que quieren es eso; tener sensaciones placenteras.
Acaba de salir un estudio que corrobora lo que ya se vislumbraba, el consumo de marihuana disminuye el cociente intelectual (C.I.) de forma irrecuperable. El adolescente «quiere y puede ser todo» pero no desea ser más tonto que los demás ni ser un retrasado.
Un sencillo e ilustrativo repaso sobre la marihuana se encuenta en esta foto galería.

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Los programas estandarizados para prevención de la violencia pueden no ser válidos con adolescente

Diversos factores habituales en la vida real en los adolescentes como: comportamientos destructivos, abuso de drogas, bebida o relaciones sexuales de alto riesgo, pobreza, problemas académicos, e incluso depresión.  Los datos analizados por los investigadores de UT Southwestern sugieren que cuando los adolescentes perciben el apoyo de sus familias y / o escuelas, se puede ayudar a mitigar la violencia.

«Nuestros resultados nos dicen que es poco probable que los programas tradicionales de prevención de la violencia sean efectivos para todos», dijo el Dr. Rashmi Shetgiri, profesor de pediatría de UT Southwestern y autor principal de un nuevo estudio, disponible en línea y en el número de septiembre/octubre la revsita Academic Pediatrics.

El análisis de más de 4000 encuestados sugiere que los programas de prevención de la violencia dirigidos a poblaciones específicas de adolescentes puede ser útiles para frenar la agresión.

Los investigadores encontraron que los adolescentes de etnia caucásica y latinos que han informado del  consumo de tabaco o alcohol eran más propensos a la lucha, al igual que los afro-americanos que viven por debajo del umbral de pobreza.

Además, el estudio es el primero en sugerir que la depresión puede aumentar el riesgo de luchar en la juventud latina. El doctor Shetgiri dijo que el hallazgo es significativo porque las investigaciones anteriores han mostrado que los adolescentes latinos tienen tasas más altas de depresión que otros grupos.

«Nuestro estudio no examinó por qué la depresión puede conducir a la intensificación de los combates entre los latinos, pero puso de manifiesto que este trastorno de salud mental es un factor de riesgo significativo entre los chicos y chicas latinos», dijo el Dr. Shetgiri.

En contra informó de  los factores anti-lucha, los latinos que dijeron que se sentían con el apoyo de al menos una persona en su escuela eran menos propensos a pelear. Uno de los factores de protección más importantes para los adolescentes caucásicos fue el nivel de percepción de apoyo de sus familias.

«No hemos encontrado  factores de protección distintos para los niños afro-americanos, pero no hubo tendencias de que el apoyo familiar y escolar fuera  potencialmente importante,» dijo el Dr. Shetgiri.

Añadió que, si bien los adolescentes perciben que varía la manera en que reciben el apoyo, los que  esperan que tenga éxito son  menos propensos a pelear.  «Esperando a tener éxito, con la expectativa de que vamos a hacer un buen trabajo, podría desempeñar un papel muy importante en la prevención de la lucha,» dijo el Dr. Shetgiri.

La violencia en adolescentes es un problema importante en todos los  estados de EE.UU. Cada año, uno de cada tres estudiantes de escuela está involucrado en la lucha, y el homicidio sigue siendo la segunda causa de muerte entre los adolescentes y adultos jóvenes.

Los resultados del estudio fueron extraídas de parte de los adolescentes del 2003 California Health Interview Survey. La muestra incluyó 4010 adolescentes en todo el estado (de 12 a 17 años de edad) que participaron en una encuesta telefónica. Las entrevistas asistidas por ordenador se llevaron a cabo durante un período de siete meses por entrevistadores bilingües en inglés, español, vietnamita, coreano, mandarín y cantonés y examinada la salud, los comportamientos relacionados con la salud y el acceso a la atención de salud. Aunque el estudio se centró en California, el Dr. Shetgiri dijo que los hallazgos pueden ser extrapolados a nivel nacional.

«El conjunto de datos refleja el tipo de diversidad  étnica de muchas de las poblaciones urbanas en todo el país, particularmente en términos de la creciente población latina,» dijo.

El siguiente paso, el Dr. Shetgiri dijo, es completar los estudios de grupos considerados con adolescentes del Norte de Texas para identificar los factores que influyen en la lucha desde la perspectiva de los adolescentes, así como las intervenciones que serína más aceptables y factibles.

El doctor Glenn Flores, profesor de pediatría de UT Southwestern, participó en la investigación. Investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles, y RAND Corp. también contribuyeron al estudio.

LaRobert Wood Johnson Foundation Clinical Scholars Program apoyó el estudio.

Fuente:  ScienceDaily

_______________

Enlaces relacionados:

–  La web de Maco048. Noticias criminología:  antisociales

–  La web de Maco048. Noticias criminología:  violencia

Los adolescentes desfavorecidos son propensos a la delincuencia de adultos y problemas con abuso de sustancias

Un nuevo artículo publicado Journal of Child Psychology and Psychiatry (Revista de Psicología y Psiquiatría) concluye que la intervención temprana en adolescentes jóvenes con problemas de delincuencia puede ayudar a prevenir el desarrollo de la delincuencia a largo plazo,  trastornos por consumo de alcohol (AUD), y conductas de riesgo sexual, especialmente entre los jóvenes desfavorecidos.

El estudio examinó la influencia del comportamiento delictivo en el desarrollo final de la infancia entre más de 800 jóvenes de bajos ingresos en comparación con los de renta media, en edades de 10 a 24 años. A los adolescentes y adultos jóvenes se les pidió completar un auto-informe de evaluación, que incluía preguntas sobre la participación del delincuente en el consumo de alcohol y actividad sexual en la infancia tardía, la delincuencia  y el consumo de alcohol en la adolescencia, y relaciones sexuales de riesgo en la adultez temprana.

Los jóvenes de familias de bajos ingresos tenían el doble de probabilidades de aparición temprana del sexo (edad 11) y más propensos a reportar delincuencia precoz (edad 10) que los procedentes de entornos de ingresos medios. Por el contrario, los jóvenes de familias de ingresos medios fueron 1,5 veces más propensos a reportar el consumo de alcohol temprano (edad 10) que los de familias con bajos ingresos. Por otra parte, los que mostraron temprana y frecuente participación en relaciones sexuales de riesgo, delincuencia y el consumo de alcohol a partir de la pubertad, se extiende a lo largo de la adolescencia y se mostró un aumento de la delincuencia a largo plazo, los trastornos por consumo de alcohol (AUD), y conductas de riesgo sexual en la edad adulta.

Alex W. Mason, Ph.D., autor principal del estudio: «La delincuencia, los trastornos por consumo de alcohol y relaciones sexuales de riesgo son comunes entre los adultos jóvenes, especialmente los procedentes de medios de bajos ingresos. Estos problemas son costosos, pues reducen las la salud y el bienestar de los jóvenes, y suelen iniciarse durante la adolescencia. Queríamos comprender cómo problemas de comportamiento, como la delincuencia y el consumo de alcohol, en la infancia y la adolescencia conducen a la delincuencia a los jóvenes adultos,  trastornos por consumo de alcohol y relaciones sexuales de riesgo. Estos resultados puede ayudar a identificar signos de alerta temprana y pueden conducir al desarrollo de intervenciones diseñadas para mantener los comportamientos frente al avance de problemas más graves. »

Fuente:  EurekAlert

Reputación social y violencia en adolescentes

Una nueva investigación profundiza en la relación entre la reputación social de los y las adolescentes, la violencia relacional, y variables de ajuste psicosocial como la soledad, la autoestima y la satisfacción con la vida. Los resultados revelan que los jóvenes que desean sentirse más valorados y respetados en su grupo son los más proclives a usar la violencia.

“Hay un interés creciente por el estudio de la conducta violenta adolescente en la escuela, un comportamiento que tiene graves consecuencias para el ajuste psicológico y emocional de las personas implicadas y que obstaculiza las dinámicas escolares”, explica a SINC David Moreno Ruiz, autor principal del estudio e investigador de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (UPO).

Este estudio, publicado recientemente en la revista española Psicothema, se centra en la relación entre la violencia relacional y el ajuste social y la reputación del adolescente para mostrar cómo aquellos jóvenes que anhelan un ‘estatus reputacional’ alto, es decir, una identidad social que les para integrarse en un grupo y ser respetados, usan más la violencia relacional como herramienta para conseguir este objetivo. Estudios previos ya señalaban que algunos adolescentes populares entre sus compañeros utilizan la violencia relacional para mantener y mejorar su reputación en el grupo de iguales. Tener una autoestima alta es un aspecto clave, ya que es un importante inhibidor para la participación en comportamientos que implican violencia relacional entre pares en la escuela”, sostiene Moreno.

El nuevo estudio se ha realizado en 1319 adolescentes de siete centros de enseñanza secundaría de la Comunidad Valenciana, y revela que los adolescentes con una reputación social cuestionada por sus iguales, que son rechazados socialmente por sus compañeros o que carecen de amistades íntimas y de confianza, tienen mayores sentimientos de soledad, baja autoestima y pobre satisfacción con la vida. “Es necesario prevenir el desarrollo de identidades sociales adolescentes cimentadas a costa de otras personas, utilizando artimañas poco lícitas y perjudiciales para los otros, como es el caso de la violencia relacional. Es necesario elaborar programas psicoeducativos adecuados, prevenir, diagnosticar e intervenir en episodios de esta naturaleza violenta, con el fin de mejorar la convivencia en los centros educativos”, apuntan los investigadores.

Aunque los estudios sobre este tipo de violencia y su relación con el género muestran resultados contradictorios, las conclusiones de esta investigación revelan que los chicos usan más la violencia relacional, excepto cuando la conducta violenta se da como respuesta defensiva a una provocación, donde no hay diferencias entre chicos y chicas. Sin embargo, y en contra de las creencias populares, es más probable que sean las chicas quienes hagan más uso de la violencia como respuesta a la motivación por conseguir o mantener una mejor identidad social en su grupo de iguales.

Por violencia relacional se entiende todo comportamiento dirigido a provocar un daño en el círculo de amistades de otra persona o en su percepción de pertenencia a un grupo. Según los expertos, produce un daño psicológico, ya que margina y aísla a quien la sufre, y causa un sufrimiento, a veces, de difícil recuperación.

Fuente: Historia clínica

Por qué los adolescentes se hostigan tanto

Las víctimas sufren lesiones y tienen mayor riesgo de suicidio o el acosado deciden poner fin a la situación.

«El bullying puede llevar a la muerte por tres razones: suicidio, homicidio o lesiones graves por palizas o accidentes que exigen hospitalización», explicó a LA NACION el doctor Jorge Srabstein, director de la Clínica de Problemas de Salud Relacionados con el Bullying, del Hospital Nacional de Chicos de Washington, antes de su conferencia en el XXII Congreso Argentino de Psiquiatría.

El experto argentino destacó la severidad del hostigamiento, que llega a producir estrés postraumático. A partir de datos de los Estados Unidos y de Europa, un cálculo sugiere que en la Argentina 240.000 adolescentes estarían sufriendo síndrome de bullying, cuyos riesgos son el ausentismo escolar, las lesiones graves, la fuga del hogar, el intento de suicidio y el abuso de alcohol, drogas y cigarrillo. De esos, 16.140 intentarían suicidarse por el hostigamiento permanente, 22.885 sufrirían lesiones severas y 41.193 faltarían al colegio para evitar el acoso.

En un estudio de 50 diarios de habla inglesa y de agencias de noticias realizado por el equipo de Srabstein, en los últimos 10 años hubo 80 casos de muertes de chicos por bullying. En Estados Unidos, la matanza en la Escuela Secundaria Columbine, en 1999, dio lugar a que el Ministerio de Educación y el Servicio Secreto hallaran que el 70% de los alumnos había sido hostigado u hostigador.

«La burla y el acoso entre los chicos existió toda la vida y tiende a justificarse porque el agredido es lo que los chicos llaman un «aparato». Pero esto no justifica la agresión. El bullying es una maqueta del sistema social en el que vivimos y, por lo menos, un factor de riesgo que aumenta la vulnerabilidad de los chicos y esto ya es un problema», dijo el psiquiatra infantil Miguel Angel García Coto, director del Centro de Investigaciones del Desarrollo Psiconeurológico (Cidep).

Perfil violento

El hostigamiento entre pares ocurre entre los 11 y los 15 años. Mientras que las víctimas son tímidas, ansiosas y tienen una baja autoestima, el adolescente acosador tiene un perfil violento: no puede controlar los impulsos, el estado de ánimo o la agresividad.

En general, el «bulero» (el que hostiga) lidera un grupo y se presenta como el más fuerte y, por lo tanto, establece el sistema de valores de quienes lo admiran y festejan lo que hace. «Lo terrible es que a los padres les duele menos que su hijo sea bulero que buleado (el hostigado)», señaló la pediatra Flavia Sinigagliesi, del Cidep.

«Como tiene éxito entre los amigos asume un estilo de vida y una forma de resolver los problemas que, de llegar a ser exitosos para él, lo convertirán en un hostigador adulto», agregó.

Un análisis dirigido por Srabstein de las respuestas de 15.686 estudiantes de 11 a 15 años, que participan del Estudio Internacional de la Conducta de los Escolares relacionada con la Salud, permitió conocer que el 7% de esos chicos habían sido agresores alguna vez, que el 6% había recibido agresiones y que el 2% había sido hostigador-hostigado. «Este es el grupo que peor pronóstico clínico tiene con problemas psicosomáticos e intentos de suicidio», comentó Srabstein.

El estudio también señala quiénes suelen ser tomados de punto: los varones con baja estatura tienen dos veces más probabilidades de ser hostigados, mientras que los adolescentes con sobrepeso son 3,5 a 6,7 veces más propensos a ser acosados, y aquellos con anormalidades físicas visibles tienen un riesgo dos veces mayor. Otras causas son las anormalidades dentales, los trastornos del habla, la timidez, usar anteojos, el autismo, los trastornos del desarrollo, la religión y la etnia.

La mejor prevención del bullying es hablar con los chicos, tanto en casa como en la escuela. Según la psicopedagoga María Zysman, del Equipo Bullying Cero Argentina, «los chicos hablan cuando se los ayuda a hacerlo y una vez que empiezan, surgen otros que los apoyan. Pero hasta entonces, no hablan porque tienen miedo».

Según los especialistas del Grupo Cidep, cada vez más padres y docentes consultan por el bullying en la Argentina. «Es mucho más frecuente que antes en los colegios, pero cuando los terapeutas o los padres vamos a plantear el problema, la mayoría de las autoridades no quieren saber nada porque tienen miedo de que otros padres se enteren de que eso está pasando y queden malparados.»

Es por esto que los expertos coincidieron con las conclusiones de un trabajo sobre bullying de la doctora Rose Mary Saucedo y la licenciada María García Colado, de los hospitales Alvarez y Elizalde: «Es imperioso crear un plan nacional de acción para la prevención de la violencia. Hay que enseñar valores morales, respeto y la aceptación de las diferencias para lograr la integración social.»

Por Fabiola Czubaj

Fuente: LaNacion.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

septiembre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30