admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

antropología

A los 142 años resuelto el asesinato del general Prim

Noticias criminología. A los 142 años resuelto el asesinato del general Prim. Marisol Collazos Soto

Juan Prim y Prats, nació en Reus el 12 de diciembre de 1814, fue un militar y político liberal español del siglo XIX que llegó a ser Presidente del Consejo de Ministros de España. En su vida militar participó en laPrimera Guerra Carlista y en laGuerra de África, donde mostró relevantes dotes de mando y valor. Tras la Revolución de 1868 se convirtió en uno de los hombres más influyentes en la España del momento, patrocinando la entronización de la Casa de Saboya en la persona de Amadeo I.

Murió asesinado poco después. Con este nuevo estudio del cadáver momificado se ha desvelado que el general Prim falleció tres días antes de lo que se creía hasta ahora por estrangulamiento, datando el fallecimiento el 27 de diciembre de 1870. Ahora después de 142 años conocemos cómo murió realmente.

Conclusiones el estudio forense del general Prim

Muy probablemente, desde casi el mismo momento del atentado, el general Juan Prim y Prats debió quedar inconsciente como resultado del shock traumático al que hay que sumar la hipovolemia sufrida por la pérdida de sangre.

Respecto a la gravedad de las lesiones, al no haber afectación de órganos vitales es posible que se le practicasen unas curas a fin de cortar las hemorragias del hombro izquierdo y de la mano derecha. Es importante destacar en este punto que a pesar de la excelente conservación del cadáver, no es posible evaluar si hubo afectación de vasos sanguíneos principales.

Por último, consideramos de extrema importancia la valoración de las marcas que se aprecian en el cuello del cadáver y que descartando que fuesen producidas por las ropas o durante el proceso de embalsamamiento, son compatibles con las lesiones externas características de un estrangulamiento a lazo, siendo esta modalidad de estrangulación mayoritariamente de carácter homicida y cuyo signo externo fundamental es el denominado surco de estrangulación. Respecto a las lesiones internas en este tipo de estrangulamiento, la proporción con la que aparecen hemorragias petequiales, lesiones óseas o cartilaginosas a nivel de la lesión externa son de baja proporción, por lo que la ausencia de ellas no permite descartar este mecanismo de muerte.

Gamero y Lucena, refiriéndose a las lesiones producidas en muertes por estrangulación consideran que “el surco de la estrangulación dejado por la compresión del lazo sobre la piel del cuello, se ha de considerar como la lesión principal y característica de esta variedad de asfixia mecánica”.

Por otro lado, la continuidad que presenta el surco así como la profundidad no son compatibles con los pliegues que de forma generalizada presentan los cuerpos momificados.

En resumen y cerrando definitivamente nuestras conclusiones, no podemos afirmar que el General Juan Prim y Prats muriera estrangulado, fundamentalmente porque, por razones más que obvias, no estábamos presentes en el momento en que tal hecho pudiera producirse, pero sí que estamos en condiciones de afirmar, rigurosa y científicamente, que las marcas que rodean el cuello de su cuerpo momificado son compatibles con el estrangulamiento a lazo habiendo descartado las posibilidades mencionadas con anterioridad.

Artículo completo en: GEO
Foto: nur via photopin cc

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

El ‘Homo antecessor’ se comía a niños de otros grupos para defender el territorio

Noticias criminología. El 'Homo antecessor' se comía a niños de otros grupos para defender el territorio . Marisol Collazos Soto

El Homo antecessor contemplaba en su dieta ejemplares de otros homínidos, sobre todo individuos inmaduros a los que sometía a los mismos procesos de carnicería que a los animales. Así se constata en un nuevo estudio que aporta más hipótesis sobre el porqué del canibalismo que practicaba este homínido en la sierra de Atapuerca hace unos 800000 años.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigación, liderado por el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), ha comparado el canibalismo practicado por chimpancés, humanos modernos y casos arqueológicos con las evidencias del nivel TD6 del yacimiento de la Gran Dolina (Sierra de Atapuerca) para «explorar las posibles causas que motivaron esta conducta en el Pleistoceno inferior», indica Palmira Saladié, autora principal del estudio e investigadora del IPHES.

Según el trabajo, publicado recientemente en Journal Human Evolution, no se observan diferencias en el tratamiento de la carne de las carcasas o de los huesos de Homo antecessor con el de otros animales. Los investigadores compararon las marcas de corte y fracturas de los huesos de estos homínidos para el consumo del tuétano (sustancia blanca en el interior de los huesos) con las localizadas en otros animales.

Consumir miembros de otros grupos

«Las modificaciones encontradas en Homo antecessor y los huesos de otros animales indican que el proceso de carnicería fue el mismo sobre las diferentes especies y que los restos una vez consumidos se descartaban sobre el suelo de hábitat de la misma manera», apunta Saladié.

«Esto sugiere, tal y como ya se publicó en 2010 en la revista Current Anthropology, que los homininos que utilizaron Gran Dolina como campamento cazaban y consumían individuos de otros grupos de manera recurrente, incluyendo esta conducta en su sistema cultural», añade la misma investigadora.

Aunque hay un número creciente de restos humanos con claras evidencias de canibalismo en yacimientos prehistóricos de Europa, este tipo de registro es aún escaso para extraer conclusiones generales. En el caso de conjunto de TD6, la información es la siguiente: «En primer lugar, los diferentes eventos de características similares se llevó a cabo sucesivamente, y segundo, el consumo de los restos era para fines nutricionales. Ambas inferencias sugieren la naturaleza funcional del canibalismo en este lugar», subraya la experta.

Referencia bibliográfica:

Palmira Saladié et al. «Intergroup cannibalism in the European Early Pleistoceno: The range Expansión and imbalance of power Hypotheses» Journal of Human Evolution

Una nueva investigación forense ayudará a identificar los restos de los niños

Una nueva investigación de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (EE.UU.) está dando a los científicos forenses una herramienta que puede usarse para ayudar a identificar los restos de los niños, y puede contribuir a resolver los casos de personas desaparecidas, entre otros usos. La identificación de los restos óseos puede ser un paso clave en la solución de los crímenes, pero tradicionalmente ha sido excepcionalmente difícultoso identificar los restos óseos de los niños.

«El hallazgo clave en nuestra investigación es que los niños se enfrentan a alcanzar las formas que tendrán en la edad adulta mucho antes de lo que se pensaba», dice la doctora Ann Ross, profesora asociada de antropología en la NC State y autora principal del nuevo estudio. Este hallazgo es importante porque los antropólogos físicos utilizan la forma del cráneo para examinar las similitudes y diferencias entre las poblaciones, como por ejemplo entre los europeos del Este y las poblaciones del Mediterráneo. Esto significa que los expertos forenses pueden ayudar a identificar la ascendencia de restos óseos en gran parte de los individuos jóvenes.

Por ejemplo, Ross fue capaz de utilizar estos resultados para examinar los restos de un niño no identificado de 10 años de edad, cuyo cuerpo fue encontrado en 1998, y determinar que era de origen mesoamericano. Estos hallazgos dan a los investigadores información adicional sobre el caso en frío, que puede ser usada para la reconstrucción facial, entre otras cosas.

Hasta ahora, los antropólogos se basaban únicamente en restos de personas que fueron al menos de 18 años de edad en los estudios craneofaciales (es decir del cráneo) de  las características de diferentes poblaciones. Del mismo modo, los analistas forenses no tratan de evaluar la ascendencia de los restos que pertenecen a personas menores de 18 años.

Los investigadores han encontrado que los rasgos específicos de la población-que puede ser medidos en el cráneo están realmente presentes – y se pueden medir – al menos desde la edad de 14 años. «Estos resultados probablemente se pueden aplicar a mucho más jóvenes sigue siendo así», dice Ross, «pero no teníamos un tamaño de muestra suficiente para incluir a los niños más pequeños en este trabajo.»

Una de las cosas que hicieron posible este trabajo fue la utilización de análisis de la forma, y con «morfometría geométrica» – que es un campo de estudio que caracteriza y evalúa las formas biológicas.  La morfometría geométrica ha llevado al desarrollo de software,  herramientas estadísticas y métodos de investigación que permitió a los investigadores examinar las diferencias en la forma de los cráneos de los niños y adultos.

«En el pasado,» Ross dice: «esto era imposible porque las técnicas tradicionales para medir las características craneofaciales se basaban en pinzas – que introdujeron el  tamaño como variable de confusión. En otras palabras, no fue posible comparar los cráneos de los niños pequeños con los cráneos de los adultos mayores.

Los investigadores recolectaron mediciones craneofaciales de los restos de los niños de edades entre 14 y 16 años.  Los investigadores procesan los datos a través del software de modelado y análisis estadísticos adicionales para determinar si los niños difieren significativamente de los adultos en términos de los marcadores craneofaciales que identifican a una población determinada.

Además de las aplicaciones forenses, los resultados también representan un gran avance para el estudio por parte de los antropólogos físicos de civilizaciones pasadas. Debido a que las características craneofaciales se utilizan para analizar las diferencias entre las poblaciones, estos hallazgos pueden ayudar a los antropólogos a avanzar nuestra comprensión de cómo las poblaciones se han mudado o cambiado con el tiempo. El estudio muestra que los antropólogos ahora pueden utilizar los restos de los niños para ayudar a obtener una instantánea de lo que la población parecía en un área específica – que ya no se limitan al uso de la restos craneofaciales de los adultos.

Fuente:   EurekAlert

__________________

Enlaces sobre temática forense.

Forenses reconstruyen digitalmente el rostro de Bach

La antropólogo escocesa Caroline Wilkinson ha reconstruido digitalmente el rostro del compositor alemán Johann Sebastian Bach, a petición de la Casa Museo del músico, con sede en Eisenach (centro de Alemania), y gracias a técnicas forenses y digitales.

Los resultados de su investigación, que serán presentados el lunes en Berlín, conjugan los datos obtenidos de retratos, mediciones de su cráneo y de la máscara mortuoria del músico (1685-1750).

La técnica forense ha permitido desvelar la faz del compositor como un rostro de facciones amplias y maduras, de frente despejada, incipientes entradas en su cabello y labios carnosos, según las imágenes adelantadas hoy por la prensa alemana.

Wilkinson, quien ha empleado las mismas técnicas de reconstrucción facial para descubrir los semblantes de San Nicolás y del faraón Tutankamon, reconstruyó en primer lugar el cráneo de Bach para, a través de un programa informático, añadir músculos, cartílagos, piel y pelo hasta dar con el resultado final.

Desde la Casa Museo de Bach, explicaron que ya en 1894, el médico alemán Wilhelm His y el escultor Carl Ludwig Seffner intentaron reconstruir el rostro de uno los genios más fructíferos de la música europea y maestro del barroco, en lo que fue el primer intento médico de este tipo de la historia.

«Estamos expectantes por ver cómo ha quedado finalmente el rostro», afirmó el director del museo, Jörg Hansen, quien explicó que aunque se ha seguido un proceso minucioso en la recreación de los músculos y los huesos, el color de la piel, de los ojos y del pelo del músico siguen siendo un misterio.

Explicó que en los retratos que se conservan de Bach, unas veces sus ojos aparecen azules y en otras, marrones, mientras que en el caso del cabello, se han inspirado en la moda del momento y han tomado como modelo el rostro que pintó Elias Gottlob Haussmann.

Fuente: Terra.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2020
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31