admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

células madre

Fraude de células madre para curar la desesperanza

Noticias criminología. Fraude de células madre para curar la desesperanza. Marisol Collazos Soto

Cientos de familias gastan cada año decenas de miles de dólares para viajar a clínicas chinas que ofrecen tratamientos con células madre contra enfermedades degenerativas no avalados científicamente. La familia del joven argentino Gabriel Omar Santoro es una de ellas. Esta es la estremecedora historia de la lucha de su madre, dispuesta a seguir pagando un tratamiento millonario porque “las células madre curan”, y de otras familias como la suya.

Gabriel Omar Santoro tiene 17 años, pesa 20 kilos y vive en San Justo, una localidad bonaerense ubicada a 19711 kilómetros de Pekín, China. Pero a pesar de la distancia, Gabriel ya estuvo dos veces en esa ciudad asiática y no por placer. Tiene parálisis cerebral desde el día en que nació y en Pekín —concretamente, en la clínica Wu Stem Cells Medical Center— le realizaron múltiples implantes de células madre. Para hacer los dos viajes y someterlo a un tratamiento que la comunidad científica califica de “experimental”, tuvo que juntar más de 60000 dólares y debió trajinar un circuito por el que pasan cientos de chicos argentinos. Los medios dan cuenta de este itinerario: las consignas “Todos por Santino”, “Todos por Lola” y “Thiago te necesita” —entre otras— encierran historias de algún modo idénticas. En todos los casos se trata de chicos que necesitan “hacerse un tratamiento que solo se hace en China” y para ello —al igual que Gabriel— deben juntar una pequeña fortuna.

Células madre

Las células madre son células con la capacidad de convertirse en muchos tipos de células del organismo. No hay manera más simple de explicarlo sin incluir la palabra célula al menos tres veces en una sola frase. A pesar de los notables avances que se publican día a día sobre experiencias en laboratorio, nada garantiza que sirvan para, por ejemplo, reconstruir un órgano dañado. De hecho, en todo el mundo sólo se reconocen como válidos dos tipos de intervenciones: el, a esta altura, típico trasplante de médula con sangre de un donante,  o el autotrasplante. Las dos variantes pueden curar ciertos tipos de cáncer como la leucemia, los mielomas y otras enfermedades de la sangre.

Pero ningún otro tratamiento con células madre está aprobado a nivel mundial para su aplicación en pacientes. Esto convierte a cualquier oferta de curación en experimental y, como tal, debe cumplir ciertos requisitos: pacientes informados correctamente, estricto protocolo de control, aprobación por parte de un comité de ética y gratuidad. Dicho de otro modo, uno puede dejar que experimenten con su cuerpo, o el de su hijo, pero jamás debería pagar por eso.

Buscando en internet

Sin embargo, cualquier persona puede probar a combinar en un buscador de internet los términos “cura” y “alzhéimer”, “cura” y “párkinson”, “cura” y “distrofia muscular”, “cura” y “síndrome de West” o “cura” y “esclerosis”. Lo más probable es que los primeros resultados estén relacionados con las células madre y con institutos que prometen —previo pago de varios miles de dólares— una cura o un paliativo para estas enfermedades. Se trata de centros dedicados a los tratamientos con células madre que no están avalados abiertamente ni siquiera por el Gobierno chino. Así y todo, según una investigación de la revista científica Nature ya hay más de cien clínicas de este tipo en el país.

Los costos por cada tratamiento pueden llegar a los 50000 dólares por inyección e incluyen alojamiento del paciente, de los acompañantes y sus traslados. A simple vista no parece una suma exorbitante para curar la esclerosis múltiple o ver a Gabriel Santoro caminando.

“Estos lugares dan tratamientos como si estuvieran aprobados y hubieran superado todas las fases de la investigación clínica y no es así”, dice Fernando Pitossi, jefe del Laboratorio de Terapias Regenerativas del Instituto Leloir, en Buenos Aires, cuya línea de investigación reprogramando células es la misma que le valió el Nobel al investigador japonés Shinya Yamanaka el año pasado. Una de esas clínicas en China ofrece usar las mismas células  madre para curar 35 enfermedades, incluida la caída de cabello.

Hace unos meses, en Beverly Hills, una mujer de 60 años pagó 20000  dólares para inyectarse sus propias células madre en los párpados. Quería que desaparecieran sus arrugas, las comúnmente llamadas “patas de gallo”. Pero después de tres meses empezó a sentir que algo hacía click cuando parpadeaba. Le habían crecido huesos en el ojo.

“Durante una reunión de la Sociedad Internacional de Células Madre, el ministro de Salud chino dijo que iba a mandar a fusilar a todos los que hicieran tratamientos clandestinos y que le iba a cobrar la bala a la familia”, cuenta Gustavo Sevlever, director de Docencia de la Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (FLENI) de Argentina.

En el sitio Luckygunner, una bala calibre 38 cuesta 55 centavos de dólar. El tratamiento de Gabriel, 100000. La cuenta parecería justificar el riesgo, al menos para las clínicas.

Artículo completo en: Materia

Licencia CC

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Empresas que estafan con tratamientos con células madre

Noticias criminología. Empresas que estafan con tratamientos con células madre. Marisol Collazos Soto

En EEUU, una de las empresas más activas en este tipo de terapias ha sido la compañía radicada en Tejas Celltex Therapeutics,  que utilizando células madre adultas obtenidas a partir de tejido adiposo intenta tratar enfermedades como la artritis, la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson. El problema es que la “US Food and Drug Administration” (FDA), agencia gubernamental norteamericana encargada de la regulación y control sanitarios en EEUU encontró diversas deficiencias en cuanto a la calidad, viabilidad y esterilidad del producto ofertado. ¿Y qué ha hecho la mencionada empresa? Pues en lugar de paralizar los hipotéticos tratamientos hasta subsanar los fallos detectados, ha decidido en una muestra más del irreversible proceso de globalización irracional que nos envuelve, trasladar sus terapias a un país como México, con una legislación mucho más laxa para no tener que interrumpir su floreciente línea de negocio. Además este tipo de empresas y clínicas están proliferando en diversos países como China, Costa Rica, Ucrania o Japón a la sombra de una evidente falta de regulación sanitaria. Es por todo ello que el título de artículo publicado en Nature hace referencia a la mítica independencia, arrojo y por qué no decirlo arrogancia del “no hay límites y cualquier control gubernamental es malo por definición” tan magistralmente retratada en el western cinematográfico tan del gusto de la mentalidad norteamericana que está calando en este nuevo sector biomédico.

Además también médicos ó pseudomédicos se aprovechan de forma individual de estas lagunas o de la ausencia directa de regulación en el tema para estafar impunemente a sus pacientes, como en el reciente caso que acabado en condena por fraude a un médico del estado norteamericano de Nevadaque durante años implantó de forma ilegal y sin ningún control sanitario tejido placentario en el abdomen de varias docenas de pacientes en EEUU y cuando fue denunciado ante la FDA continuó “tratando” a centenares de individuos en México, con el agravante de que todos los enfermos padecían formas muy avanzadas de esclerosis múltiple o parálisis cerebral y en ningún caso se demostró mejoría alguna de las enfermedades tratadas.

Si a todo esto le sumamos que algunas de estas compañías (como Celltex) argumentan que sus tratamientos no son medicamento al uso, y que por tanto estas terapias no necesitan de ensayos clínicos controlados e independientes para mostrar su eficacia (como pueden observar, el típico argumento falaz de charlatanes, timadores y demás sanadores alternativos ahora defendido por la empresa tejana), podremos entender la indefensión en la que quedan muchos pacientes desesperados que buscan una terapia contra su hasta ahora incurable enfermedad. Así pues, puede que si no se establece prontamente a nivel mundial una estricta legislación sanitaria equivalente a la que en la actualidad controla los medicamentos basados en la medicina científica, nos encontremos en unos pocos años ante el florecimiento de una nueva y además carísima pseudomedicina, puesto que en la actualidad los pacientes deben desembolsar decenas de miles de dólares por estos tratamientos todavía experimentales cuya efectividad, reproducibilidad y seguridad están aún desgraciadamente bastante lejos de estar demostradas.

Fuente: La ciencia y sus demonios

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Los fármacos con células madre ofertados en internet son inseguros

La Agencia del Medicamento recuerda que, hasta la fecha, ningún medicamento basado en células madre ha recibido autorización para venderse en la Unión Europea.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha advertido que son «ilegales» los tratamientos que se ofertan en internet basados en la manipulación de células madre para tratar enfermedades graves, ya que se trataría «de medicamentos no regulados» por las autoridades sanitarias, que pueden «no tener una eficacia contrastada» y suponen «un problema de seguridad para los pacientes».

«La AEMPS quiere alertar a la sociedad en general, a las asociaciones de pacientes y a los profesionales sanitarios, sobre los riesgos de estas prácticas fuera del marco regulado por la AEMPS y la Agencia Europea del Medicamento (EMA)», señaló la AEMPS en un comunicado donde muestra su «preocupación» ante este problema, apuntado en una nota por la EMA.
En este sentido, la agencia de Sanidad recuerda que, hasta la fecha, «no hay ningún medicamento basado en células madre que haya recibido la autorización para su comercialización en España o la UE, por lo que la oferta de dichos tratamientos es ilegal».

Asimismo, recordaron que, excepto los trasplantes de precursores hematopoyéticos, las terapias con células madre utilizadas para el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad son «consideradas como medicamentos y, por tanto, su desarrollo, autorización y utilización debe realizarse de acuerdo con las normas establecidas para el resto de los medicamentos».

«Al igual que ocurre con otros medicamentos, existen modalidades por las que se puede acceder a un tratamiento con células madre antes de la autorización para su comercialización. Estas modalidades son la participación en ensayos clínicos o el acceso a través de un uso compasivo, ambas en el marco de actividades ofertadas por médicos especialistas y centros debidamente acreditados y reguladas por la AEMPS», puntualizaron.

Al clasificarse los tratamientos con células madre entre las terapias avanzadas, existe la posibilidad también de usarlos en el marco de lo que se conoce como ‘cláusula de exclusión de hospitales’, a través de la cual será posible el acceso a un tratamiento individualizado con este tipo de terapias. «Se trata de una actividad regulada por la AEMPS y para la que no existe ahora ninguna autorización de uso de células madre», añadieron.

«La utilización de medicamentos basados en células madre fuera de las tres modalidades enunciadas en los puntos anteriores no está autorizada y puede, además de no tener una eficacia contrastada, suponer problemas de seguridad para los pacientes», sentenciaron.
Así, la AEMPS recomienda a los pacientes que crean que pueden beneficiarse de un tratamiento de este tipo «que acudan a su médico para discutir las diferentes modalidades de acceso a este tipo de medicamentos» ya que, en España «hay grupos que desarrollan estas terapias dentro del marco legal y con la más alta calidad y seguridad para los pacientes».
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Fuente:  herenciageneticayenfermedad
______________________
Enlaces de interés:

–  Científico afirma que los bancos de células madre son una estafa

–  Timo de las clínicas que curan el párkinson con células madre

–  Guardar el cordón umbilical para uso propio es inútil

–  Medicinas alternativas y complementarias. Fraudes médicos y productos milagro

Timo de las clínicas que curan el párkinson con células madre

La Federación Española de Parkinson (FEP) ha alertado hoy  sobre el «timo» que suponen las clínicas que prometen su curación mediante terapia celular o con otras propuestas no científicas, como la acupuntura permanente en la oreja.

Así lo ha indicado José Luis Molero, presidente de la FEP, con motivo de la celebración el 11 de abril del Día Mundial del Parkinson bajo el lema «¡Vamos a movernos todos!», con el que se pretende movilizar a toda la sociedad para mejorar la calidad de vida de los afectados.

La enfermedad de Parkinson, un trastorno neurológico crónico, neurodegenerativo e invalidante, afecta en España al 2% de las personas mayores de 65 años, aunque no hay estudios epidemiológicos actualizados.

En este momento podrían contabilizarse en España cerca de 150000 pacientes, considerando que el 15% de la población en este país está por encima de esa edad. Además, se calcula que más de 30000 personas están sin diagnosticar.

Respecto a las perspectivas de futuro, se prevé que el número de afectados se duplique para el año 2025 y llegue a triplicarse en 2050.

El doctor Gurutz Linazasoro, director del Centro de Investigación de Parkinson de la Policlínica Guipúzcoa de San Sebastián, ha explicado que, aunque la dolencia aún no tiene curación, los avances en estos últimos años han sido «significativos».

«Se han identificado once mutaciones genéticas relacionadas con formas familiares de la enfermedad y esto, a medio plazo, podrá dar lugar a nuevas terapias», ha aventurado.

Sin embargo, ha denunciado el hecho de que «muchas clínicas» se publiciten para realizar algo que «no es ilegal» -utilizar células madre del propio organismo del enfermo-, pero sobre cuyos resultados «no hay todavía evidencia científica».

Linazasoro ha afirmado que la utilidad de la terapia celular contra el párkinson aún no está corroborada, lo que significa que estás clínicas, cuando menos, están «rozando el límite del fraude«. «Queremos alertar a las familias de los afectados sobre esto, hay que ser muy cautos a la hora de recurrir a sus servicios», ha aseverado.

Respecto a una posible curación en el futuro, ha confesado que esta patología es «muy compleja» y que «es difícil hablar de plazos» aunque se estén produciendo avances tecnológicos muy rápidos.

Noticia completa en:  [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

_______________________

Enlaces relacionados:

–   Acupuntura y ciencia

–   Científico afirma que los bancos de células madre son una estafa

–   Guardar el cordón umbilical para uso propio es inútil

–   Medicinas alternativas y complementarias. Fraudes médicos y productos milagro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

abril 2021
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930