admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

engaño

Vídeo sobre los psiquiatras y el DSM, clasificación sin base científica

¿Escepticismo o Credulidad?

Cuando uno compra un coche de segunda mano desea creer de todo corazón lo que le dice el vendedor: «¡Tanto coche  por tan poco dinero!» Y, en cualquier caso, cuesta trabajo ser escéptico; se ha de saber algo sobre coches y es desagradable que el vendedor se enoje con uno.

A pesar de todo, sin embargo, uno reconoce que el vendedor podría tener un motivo para ocultar la verdad y ha oído hablar de engaños a otros en situaciones similares. Por tanto, da una patada a los neumáticos, mira bajo la capota, da una vuelta con él, hace preguntas perspicaces. Incluso podría ir acompañado de un amigo con conocimientos de mecánica. Uno sabe que se necesita cierto escepticismo. Y es comprensible. Suele haber al menos un pequeño grado de confrontación hostil en la compra de un carro usado y nadie dice que sea una experiencia especialmente alegre.

Pero, si no se ejercita cierto escepticismo mínimo, si uno tiene una credulidad absolutamente ilimitada, más adelante tendrá que pagar el precio. Entonces se lamentará de no haber hecho antes una pequeña inversión de escepticismo.

«Aplique el escepticismo a su vida, se ahorrará muchas experiencias desagradables.»

Fuente: Iba Pasando

__________________

Enlaces de interés:

Escepticismo

Planeta Escepticismo (agregador sobre escepticismo)

Carl Sagan. La carga del escepticismo

Conocimiento científico y creencia en lo paranormal

Engaño y Estafa al Inmigrante

Sigue leyendo

La farsa de los «productos del año»

Probablemente esté acostumbrado a escuchar anuncios en los que las empresas utilizan la etiqueta de «producto del año, elegido por los consumidores» como gancho para convencerles de la calidad de su mercancía.

Probablemente también habrá pensado que ese producto habrá sido elegido por una gran cantidad de consumidores entre muchos rivales y que por lo tanto, será un gran producto por hacerse con tan selecto premio. Pero lo que mosquea es que el galardón abunda como los hongos, existen en el mercado 45 productos del año.

Pues nada más lejos de la realidad. Debe usted saber que, tal y como denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), esa coletilla de «producto del año, elegido por los consumidores» no es, ni de lejos, garantía de calidad. Sencillamente se trata de una marca registrada por la que las empresas interesadas en tenerlo pagan 3364 euros por participar en un concurso con uno de sus productos nuevos y después desembolsan 14964 euros para poder poner esa etiqueta en sus productos si resultan elegidos.

Es decir, se trata de un camelo publicitario dirigido por la empresa Sotto Tempo y cuya encuesta posterior realiza TNS en el que se premia a los productos nuevos que salen al mercado (¡Incluso que aún no han salido!). Los jueces son -según dicen- 10000 consumidores, pero he aquí que lo eligen por una ficha técnica y una fotografía. Es decir, que nadie tiene porqué haber probado el queso «producto del año, elegido por los consumidores», que por cierto en 2007, fue Burgo de Arias con Soja.

En resumen, que Danone aunque pagara, nunca podría poner el sello producto del año en el clásico yogur natural porque no es nuevo y no puede entrar en esta competición, algo que probablemente el 99% de las personas desconocen. Sin embargo, existen asombrosas incompatibilidades, como la de los cereales Optivita de Kellogg´s, que es producto del año 2007 (para lo que debe estar lanzado entre el uno de mayo de 2005 y el 31 julio de 2006) aunque salió al mercado febrero de 2007, según denuncia la OCU.

La OCU ya ha presentado una denuncia sobre lo que la mayoría de ustedes convendrán que es publicidad engañosa. ¡Ah! y que sepa usted que no se está volviendo loco si oye eso de producto del año por todos los lados. Es que hay 45 productos del año y eso que sólo compiten los nuevos y que uno de cada tres lanzamientos fracasa el primer año. Y es que hay veces que los publicistas le dan tantas vueltas a la cabeza, que crean productos sin sentido, perdón, sólo con sentido económico que bien que cobran sus creadores por participar y ceder el sellito (más de un millón de euros en total).

Ellos argumentan que con este galardón tratan de impulsar la innovación en el sector del gran consumo y promocionar los productos más novedosos e innovadores. No lo niego, pero el nombrecito de «producto del año, elegido por los consumidores» nos sugiere a la mayoría de los mortales otra cosa muy diferente. Aquí le dejamos la lista de los 45 «productos del año, elegidos por los consumidores» y compruebe si conoce a la cuarta parte de los «productos del año, elegidos por los consumidores», que como Hacienda, somos todos o al menos se suponía hasta que apareció esta clasificación.

Fuente: Bolsa5.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

noviembre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930