admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

hígado

Intoxicación por ricina

Noticias criminología. Intoxicación por ricina. Marisol Collazos Soto

La ricina es una proteína extraída de las semillas de la planta de Ricino – Ricinus communis -. Aunque su proceso de extracción tiene una patente, el método es muy parecido al de de otras proteínas, por ejemplo la de la planta de soja. El producto final es un polvo fino de color blanco, inodoro e insípido. Como podréis comprobar en la serie, es una sustancia totalmente irreconocible de la metanfetamina.

La toxina de la que hablamos es una proteína de unión a ribosoma que lo inactiva. El ribosoma es el orgánulo encargado de la fabricación de otras proteínas para la célula, de manera que cuando queda completamente bloqueado por causa de la obstrucción de la ricina se inhibe la síntesis proteica.

A nivel fisiológico los primeros efectos notables de su ingesta son vómitos, diarrea y deshidratación. ¿A qué se deben? El hígado no podrá sintetizar las proteínas que se encargan de los procesos básicos de digestión por lo que todo lo ingerido se rechaza sin ser completamente digerido. La deshidratación es un efecto secundario a los dos primeros síntomas que hemos comentado.

Los efectos no son los mismos cuando se inhala puesto que las células expuestas – por tanto, las afectadas – pertenecen a otros órganos y tejidos. Su aparición se hace incluso todavía más notable, en un período de hasta seis horas después de administrarse se puede desarrollar tos con sangre debido a la disfunción alveolar producida en todo el sistema respiratorio.

Si bien hasta aquí parece que tenemos indicios de una gripe común – en lo que refiere a su ingesta – pasados tres o cuatro días y si el paciente no ha fallecido se acusarán los primeros síntomas a la par que aparecerán hemorragias intestinales. Normalmente, la intoxicación por ricina suele causar la muerte antes de los diez días.

La dosis mortal de ricina para un humano puede extraerse de entre 4 y 8 semillas, siendo mortal en todas sus posibles formas de administración. No existe antídoto conocido, a pesar de que hace unos años se desarrollara un método para producir la antitoxina, la patente fue retirada después de su proceso de fabricación se pusiera en duda.

Ampliar en: Cuentos Cuánticos

Licencia CC

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Nuevo biomarcador para detectar el envenenamiento por cianuro

Noticias Criminología. Detección de cianuro en el hígado. Marisol Collazos SotoA menos que se descubra en el momento de la muerte en la boca o nariz,  las concentraciones de cianuro sólo se puede encontrar hasta por dos días en los ensayos toxicológicos actuales. Un equipo de investigadores han descubierto una sustancia que aparece en el hígado después de la intoxicación con cianuro que podría servir como un biomarcador estable durante un largo período de tiempo. La investigación, realizada por el Dr. Ilona Petrikovics, David Thompson, Sarah Martin, Jayanna Prashanth, y Jorn Yu de Sam Houston State University, Gary Rockwood del U.S. Army Medical Research Institute of Chemical Defense, y Brian Logue de South Dakota State University, fue recientemente publicados en dos revistas, Biomarkers y Analytical Methods..

Las exposiciones a cianuro comúnmente se originan a partir de o la exposición directa a cualquier sal de cianuro o ácido cianhídrico (HCN) y se encuentran en lucha contra el fuego militar, instalaciones industriales y forenses. De hecho, el estudio es un subproducto de la investigación para encontrar un antídoto para los que están expuestos al cianuro de un ataque bioterrorista.

En la investigación de las muertes, un olor a almendras amargas que emana de la víctima y la presencia de livideces de color rosa durante el examen post-mortem son dos indicadores comunes de la intoxicación aguda por cianuro. Quemaduras alcalinas del a menudo se pueden observar durante la autopsia en los casos en que las sales de cianuro se han ingerido.

Ya que las sales de cianuro son sólidos cristalinos, su presencia en la escena del crimen o en las áreas cerca de la nariz o la boca de la víctima pueda ser descubierta fácilmente, recogido y conservado para las pruebas forenses más. En caso de que ninguna sustancia sospechosa se ??observara en el escenario de la muerte, la presencia de cianuro en el cuerpo de la víctima se puede confirmar químicamente mediante un ensayo colorimétrico, seguido de un análisis de laboratorio utilizando una -espectrometría de masas (GC-MS).

Las pruebas forenses, como el contenido del estómago y la sangre de las víctimas, suelen ser recogidos y analizados con el fin de confirmar la causa de la muerte. La detección toxicológica de cianuro implica la extracción y medición de HCN a partir de extractos biológicos. Sangre o de orina se pueden recoger de la víctima para el análisis de laboratorio. Debido a la relativamente corta vida media del cianuro (de minutos a horas, dependiendo de la matriz), la detección toxicológica de cianuro para confirmar la intoxicación por cianuro sólo puede ser factible dentro de las primeras horas después de la exposición. Por otra parte, la volatilidad y la reactividad de las hojas de cianuro de las mediciones directas altamente susceptible a los errores introducidos durante la toma de muestras y etapa de separación.

Niveles de cianuro en muestras de sangre tomadas en la autopsia al día siguiente han reportado disminución de aproximadamente el 79 por ciento. Formación post-mortem de cianuro puede también ocurrir y complicar la interpretación de los resultados de cianuro. Por lo tanto, la presencia de cianuro es menos factible cuando la ventana de detección se pasa o el cuerpo de la víctima ha sido dañado por el fuego o se encuentra en avanzado estado de descomposición. La detección de biomarcadores estables de cianuro se necesita para extender el tiempo en el que se pueda detectar la exposición al cianuro de forma fiable en un examen post mortem.

Un estudio reciente encontró que un biomarcador, ACTA (2-aminothiazoline-4-carboxílico), se encontró significativamente en mayor cantidad en muestras de hígado después de dosis subletales de cianuro. El laboratorio continúa trabajando en el ATCA en el comportamiento in vivo y la estabilidad con el fin de explorar el potencial del uso de ATCA como un biomarcador para el envenenamiento por cianuro. Las investigaciones futuras pueden incluir la búsqueda de la presencia de ACTA en los huesos de las víctimas de envenenamiento por cianuro para extender los métodos de detección aún más.

Fuente: PHYSORG.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

julio 2022
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031