admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

ICAR

Lo que el catolicismo realmente piensa sobre la democracia

Este video no es una sátira.

Fuente:  alerta religión

Nuevo éxito de la singular campaña católica contra Paul Kagame (Ruanda)

Esta semana, buena parte de la atención política española se ha centrado en la estancia del jefe de Estado de Ruanda, Paul Kagame, en Madrid, donde ha recalado con motivo de los preparativos de la Cumbre del Milenio de Naciones Unidas, institución que nombró a Rodríguez Zapatero y Kagame copresidentes de la iniciativa.

Pues bien, varias organizaciones católicas –con los misioneros combonianos al frente–, un grupo de oenegés y el rebumbio social fomentado por numerosos medios han logrado que el presidente de Gobierno español suspendiera la reunión prevista en La Moncloa, pues han insistido en acusar a Kagame de ser poco menos que el principal genocida de las guerras y matanzas que se vivieron en los países de los Grandes Lagos a mediados de los años noventa.

La participación directa de Kagame en el genocidio jamás ha sido probada, pero sí hay pruebas e incluso sentencias por la implicación de dirigentes católicos hutus –también curas– en la borrachera de odios y de sangre que asolaron Ruanda. De ahí que en medios africanos y europeos haya causado extrañeza la decisión de las autoridades españolas de respaldar, siquiera tangencialmente, la cruzada que círculos católicos mantienen contra Kagame desde hace ya varios años, actitud esta en la que quizá insisten para silenciar el vergonzoso papel que jugó la curia ruandesa.

MÁS DETALLES en «Sucia campaña de la Iglesia y oenegés españolas contra Paul Kagame«, en AFROL·NEWS.

Fuente:  Im-Pulso

Bajo licencia ColorIuris

Historia Criminal del Cristianismo (ICAR)

Conocer toda la historia del cristianismo, como la Iglesia Católica (ICAR) no para de recordar y probablemente exagerar, los logros de dicha ideología, aquí vamos a aportar lo que ellos no aportan. Para ello lo que mejor se puede hacer es acudir a la Historia Criminal del Cristianismo, obra de Karlheinz Deschner que según creo todavía no está acabada. De momento consta de 10 volúmenes:

– Tomo I: Los orígenes, desde el paleocristianismo hasta el final de la era constantiniana.
– Tomo II: La época patrística y la consolidación del primado de Roma.
– Tomo III: De la querella de Oriente hasta el final del periodo justiniano.
– Tomo IV: La Iglesia antigua: Falsificaciones y engaños.
– Tomo V: La Iglesia antigua: Lucha contra los paganos y ocupaciones del poder.
– Tomo VI: Alta Edad Media: El siglo de los merovingios.
– Tomo VII: Alta Edad Media: El auge de la dinastía carolingia.
– Tomo VIII: Siglo IX: Desde Luis el Piadoso hasta las primeras luchas contra los sarracenos.
– Tomo IX: Siglo X: Desde las invasiones normandas hasta la muerte de Otón III.

La obra se puede leer online o descargarla desde aquí. Ahora sí, una vez leído, ya podemos empezar a plantearnos eso de los valores cristianos y esas cosillas.

Fuente:  Homínidos

_________________

Enlaces relacionados:

–  Religiones: una visión crítica

–  SinDioses

¿El Papa contra las cuerdas?

Que la Iglesia está pasando malos momentos por los numerosos casos de pederastia no es ya nada nuevo. Si a eso le añadimos que el actual Papa pudo haber encubierto un caso de pederastia en EEUU, entonces se entiende que en el Vaticano anden cuando menos, algo nerviosos con el asunto.

Independientemente de las creencias de cada cual, lo cierto es que el Papa es una persona más y si cometió algún tipo de delito éste debería ser juzgado del mismo modo que se nos juzgaría a cualquiera de nosotros. Esto es lo que parece pensar el conocido periodista Christopher Hitchens el cual pensó en la posibilidad de aprovechar la visita del Papa a Inglaterra el próximo mes de Septiembre para intentar sentar al Papa en la banquillo de los acusados. Hitchens se puso en contacto con el conocido científico y divulgador Richard Dawkins, éste le mostró su apoyo y entre los dos han encontrado los abogados que pueden llevar el caso, estos son Geoffrey Robertson y Mark Stephens.

El señor Robertson, escribió un artículo en The Guardian, donde explica que al Papa se le podría sentar en el banquillo de los acusados por crímenes contra la humanidad. Para ello se basa en que en la Corte Penal Internacional, incluye en crímenes contra la humanidad, la violación, la esclavitud sexual etc. Además, dado que el Vaticano no es realmente un estado en el derecho internacional al no estar reconocido como tal por la ONU, no tener fronteras vigiladas y además sus relaciones no son de plena naturaleza diplomática, todo esto haría que el Papa no pudiera acudir a la inmunidad diplomática para evitar sentarse en el banquillo de los acusados.

Fuente: Homínidos

Bajo licencia Creative Commons

________________________

Enlaces de interés:

–  Religiones, una visión crítica

–  Blog de Emilio del Barco

Haría gracia si fuese un chiste, pero es la realidad Ratzinger

Jesus and Mo - 2010-03-30– A ver si me entero. Durante años, Ratzinger supervisó el encubrimiento de la violación y tortura de niños, dando más importancia a la reputación de la iglesia que al bienestar de sus víctimas.

– Y aún así, niega tajantemente toda responsabilidad personal, culpando en su lugar [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].

– Se muestra a sí mismo resistiendo valientemente la [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]. Y ahora viene al Reino Unido, ¿a qué?

– A servir de guía moral.

– Es su trabajo.

Fuente:  Las penas del Agente Smith

Bajo licencia Creative Commons

________________________

Enlaces de interés:

Religiones, una visión crítica

Blog de Emilio del Barco

SinDioses

En España la tasa de militantes de la Iglesia Católica que delinquen es tres veces más elevada que la media

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en diciembre del 2009 en España había 76079 personas encarceladas: cifra que incluye delincuentes ya penados más los ciudadanos que están en prisión provisional pendientes de juicio por estar acusados de haber cometido un delito grave.
En esa misma fecha, España tenía algo más de 46 millones de habitantes, luego el porcentaje de delincuentes en prisión –incluidos los presuntos– suponía el 0,16 por ciento de la población.
Si a las 76079 personas encarceladas se suman las imputadas que disfrutan de libertad provisional a la espera de juicio, cabe apuntar que el porcentaje de delincuentes –incluidos los presuntos– sería del 0,50 por ciento, como máximo; según han coincidido en precisar a ImP los siete profesionales de la Justicia consultados que son conocedores del funcionamiento del aparato judicial.
Más claro: en torno a 5 de cada 1000 ciudadanos –como máximo– han perpetrado un delito leve o grave, o están acusados de haberlo cometido; en tanto que en la Iglesia Católica –ella misma lo ha reconocido– «solo» entre 15 y 50 de cada 1000 de sus miembros (curas, catequistas, docentes, colaboradores, etcétera) habrían incurrido en delitos… ¡Y conste que esta hipótesis formulada por la propia curia se refiere solo a delincuentes sexuales!, de forma que excluye posibles robos, apropiaciones indebidas, estafas y otras figuras penales.
Es decir, la tasa de militantes de la Iglesia Católica que delinquen es tres veces más elevada que la media, ¡como mínimo!
¿Qué canastos predica el hipócrita Ratzinger rebautizado Benedicto XVI?… La Iglesia católica, ¡que no los cristianos!, es un pozo de ignominias. Datos cantan.
Fuente:  Imp-Pulso
Licencia: ColorIURIS

El silencio cómplice de la pederastia en la ICAR

Tras las revelaciones de los casos de pederastia en el seno de la Iglesia Católica en todo el mundo se deja ver el siguiente patrón:

1) Un sacerdote pederasta abusa de un menor.
2) La iglesia se entera pero hábilmente oculta al delicuente de sotana para evitar el escándalo.
3) El pederasta continua cometiendo los abusos.
4) La Iglesia traslada al pederasta a otra parroquia.
5) Los abusos se repiten.
6) En caso de que alguién quiera denunciar se in tenta callar a las vísctimas. Se le amenaza por las graves consecuencias que esto traería para la ICAR, se le soborna, o se le acusa de difamación.
7) Las víctimas cuando adultas deciden denunciar, ya en una sociedad más secular.
8) La ICAR sale a rasgarse las vestiduras y decir que nunca encubrió nada.
9) Los sacerdotes pederastas no son entregados a la justicia de cada país. Usualmente mueren en la impunidad. Pocos terminan en la cárcel.
10) La ICAR intenta minimizar el escándalo o arreglarlo con una «pedida de perdón»

Miren esta noticia del escádalo de pederastia en Irlanda.

Artículo completo en:  SinDioses

____________________

Enlaces relacionados:

–  La web de Maco048. Noticias: pedofilia

–  Religioso español procesado en Chile por pedofilia

–  “Si no podemos ser castos, seamos cautos”

–  Crónicas de otro papa tartufo

–  La Iglesia Católica (ICAR), en crisis

Crece el escándalo de pedofilia en escuelas católicas de Alemania

El escándalo de pederastia en escuelas católicas alemanas adquiere una dimensión cada vez mayor, y tras los primeros casos denunciados en el colegio de elite jesuita Canisius de Berlín, se estima ahora que el número de clérigos pederastas podría ascender a cerca de un centenar.

Según una encuesta realizada por el semanario “Der Spiegel” entre los 27 obispados alemanes, desde 1995 ha habido al menos 94 clérigos o profesores laicos en colegios católicos bajo sospecha de pederastia. Una treintena de ellos fue encausado.

Las cifras citadas por “Der Spiegel” recogen las informaciones voluntarias facilitadas por 24 de los 27 obispados; tres no han querido contestar.

Uno de ellos, el de Dresde-Meisse, justificó su negativa a facilitar información con el argumento de que no se quiere «alimentar aún más la discusión” que hay en la opinión pública.

En declaraciones al citado semanario, el secretario de la Conferencia Episcopal Alemana, Hans Langendörfer, afirma que las revelaciones de las últimas semanas “muestran una cara oscura de la Iglesia” que le “asusta».

En la entrevista con “Der Spiegel», Langendörfer asegura que la conferencia episcopal tiene previsto abordar “abiertamente” el asunto.

El próximo día 22 la Conferencia celebra su tradicional asamblea general, en la que el escándalo de pederastia será previsiblemente una de las materias centrales.

Organizaciones de católicos de base quieren emplazar durante la citada asamblea a la Conferencia Episcopal a revisar sus directrices sobre el trato que se debe dispensar a los que incurren en pederastia.

La organización “Iglesia desde abajo», por ejemplo, quiere proponer la creación de un «ombudsman» independiente.

El escándalo saltó al revelarse que dos profesores que trabajaron en varias escuelas de la Orden de los Jesuitas alemanes en la década de los setenta y ochenta abusaron de sus alumnos.

A los casos de los dos sacerdotes se sumó luego un tercero, que también abusó de decenas de alumnos.

Fuente:  emol

____________________

Enlaces de interés:

La web de Maco048. Noticias: pedofilia

Religiones, una visión crítica

Iglesia Católica en Irlanda: la pederastia y la tortura como norma

A quien todavía piensa contra toda evidencia, que las aberraciones y maltratos de los clérigos católicos son sólo prácticas de individuos aislados, les recomendamos que lean el informe elaborado por la Comisión sobre Abusos a Menores de Irlanda.

Esta comisión fue creada en el año 2000 con la finalidad de esclarecer las múltiples denuncias de abusos sexuales ocurridos desde 1940 hasta mediados de los años 80 en escuelas públicas, orfanatos, centros para enfermos mentales y otras instituciones estatales, mayoritariamente administradas por sacerdotes y monjas de la Iglesia Católica de Irlanda.

Sin embargo, finalmente la comisión fue más allá y en la investigación documentan sucesos que se remontan a 1914 y denuncias del año 2000. La conclusión del documento: los abusos perpetrados en Irlanda a varias generaciones de niños y niñas al cuidado del Estado en centros fundamentalmente administrados por la jerarquía eclesiástica católica, sufrieron a diario el terror de los castigos corporales en una situación calificada de “endémica”.

Han sido miles y miles los menores que padecieron abusos sexuales y torturas físicas y psíquicas durante aproximadamente 70 años. Ahora este oprobio está documentado en las cerca de 2.500 páginas de que consta el informe, donde se recogen los “abusos sexuales crónicos” y las torturas infligidas “sobre miles de desfavorecidos, abandonados y olvidados”.

Se acusa directamente a la jerarquía católica irlandesa por su actitud pasiva. Según la comisión, lo normal era que los maltratos no fueran denunciados, pero que en una ocasión en la que el Ministerio de Educación fue prevenido al respecto, sus responsables fueron cómplices de los religiosos para preservar el silencio reinante.

Las autoridades educativas irlandesas preferían ignorar las acusaciones de abusos sexuales y nunca se presentaban quejas ante la Garda (policía irlandesa).

“Como mucho, los abusadores era trasladados, pero nada se hacía para tratar el daño infligido sobre el menor. En el peor de los casos, se culpaba al niño y se consideraba que estaba corrompido por la actividad sexual y era castigado con severidad”.

“El abuso sexual de chicos era endémico en las escuelas, mientras que en las de chicas, las menores eran objeto de actitudes depredadoras por parte de trabajadores varones, visitantes o cuando salían al exterior para realizar alguna tarea”.

Las Hermanas de la Misericordia, la orden religiosa con el mayor número de instituciones a cargo, y los Hermanos Cristianos – principal gestor de instituciones para chicos de entre 10 y 16 años de edad- figuran entre las congregaciones investigadas junto a lasHermanas de Nuestra Señora de la Caridad y el Refugio, administradoras de las inicuas Lavanderías de la Magdalena, famosas por la película “Las hermanas de la Magdalena”.

Artículo completo en:  Independencia y Socialismo

_________________

Enlace relacionado:

Sharia y pedofilia

Instrumentos de tortura usados por la Inquisición (ICAR)

La Sierra

Un maravilloso día en el campo

La dama de Nüremberg

Perfecto para echar la siesta.

El desgarrador de senos

Ideal para abrir cocos, melones o sandías

La pera oral, anal o vaginal

Un inocente dildo medieval

La cigüena

Ideal para hacer ejercitar la flexibilidad

Máscara infamante

A pesar del nombre, con ésta máscara eras la envidia del barrio

Fuente: El Rey Carmesí

Contra natura (sacerdotes ICAR)

No es mi intención tratar de hacer leña del árbol caído (bueno, si no caído, al menos un poco ladeado). Ya hay suficiente revuelo, opiniones en los medios y comentarios de todo tipo sobre los últimos y dolorosos sucesos de abusos y maltratos a niños y jóvenes sacados a la luz pública en Irlanda por ese informe que cifra en unos 35000 los casos demostrados de tales abusos ocurridos a lo largo de las últimas décadas en instituciones educativas gestionadas por congregaciones católicas, en especial por la denominada Christians Brothers, en ese país.

No hace tanto hemos sabido de casos similares en Estados Unidos y en otros lugares que, en su conjunto, van a suponer cuantiosas indemnizaciones monetarias que saldrán de las arcas de la Iglesia, y en ocasiones también -por qué no decirlo- de las arcas públicas de los estados. El asunto es tanto más doloroso por cuanto se sabe que, en muchos de estos casos, la jerarquía eclesial estaba más o menos al tanto de tales hechos y no tuvo una actuación decidida y responsable para evitarlos y dednunciarlos; muy al contrario, en ocasiones actuó con tácticas encubridoras, dificultando incluso la actuación de denunciantes, testigos y jueces que pretendían investigarlos y castigarlos. Una reflexión me parece, no obstante, inevitable: la diferente vara de medir que tantas veces emplea la Iglesia respecto a las “inmoralidades” que persigue –a veces de forma obsesiva- en la sociedad civil (que no son todas las que nuestro mundo padece ni se denuncian con la misma fuerza, ya lo sabemos) y las que debería descubrir e intentar resolver, actuando con todo rigor, dentro de su propio redil…, y por las que tendría que hacer, tal vez, acto público de contrición. Y ésta, en concreto, podría ser una buena ocasión para demostrar humildad, coherencia con su doctrina y, sobre todo, sentido de la reparación y acompañamiento en el dolor a tanto inocente maltratado.

Abstinencia sexual Pero con ser todo ello importante yo quería destacar otro aspecto de este asunto que siempre me llamó la atención: lo inhumana que me parece la abstinencia sexual y la exigencia de celibato para sacerdotes y religiosos, o religiosas, de ésta o de cualquier otra confesión. Sé positivamente hasta qué punto les resulta difícil, a muchos de ellos y ellas -hombres y mujeres al fin y al cabo- el puntual cumplimiento de estas normas que podríamos denominar contra natura, por muchos votos de castidad que en su día hubieran aceptado. Estoy seguro de que un instinto tan poderoso, y tan sabiamente incluido en nuestra propia naturaleza, no puede ser reprimido ad aeternam sin que se produzca algún tipo de daño. Entre otros, tantas conductas farisaicas, y a veces públicamente conocidas, consistentes en predicar una cosa y hacer, en la intimidad, otra radicalmente distinta (aunque, eso sí, procurando siempre mantener las apariencias); o los casos más extremos en los que saltan por los aires todos los diques de contención, como los que estamos conociendo estos días y sirven de motivo para este comentario, que no sólo se refieren a agresiones sexuales, sino a diferentes formas de violencia física –tal vez proveniente también de esa misma autorrepresión- ejercida con saña y crueldad contra niños indefensos (muchos de ellos, para más inri, víctimas desde su nacimiento de situaciones familiares y sociales de privación, pobreza y marginalidad, y recluidos desde muy pequeños en orfanatos o reformatorios).

Se podrá argumentar que otros muchos sacerdotes y religiosos viven la castidad de manera ejemplar, aunque creo que sólo ellos –y ellas- saben a costa de cuánto sufrimiento, renuncia y desgarro propio; o a costa de cuántas visitas al psiquiatra (no son pocos los casos que conocemos también en este sentido). Otros, que van siendo legión, simplemente han abandonado, se han casado en su mayor parte y, como me decía uno de ellos, amigo desde hace muchos años, “se han convertido en gente normal”. Por otro lado me pregunto si no habrá alguna relación entre la creciente crisis de vocaciones sacerdotales y la exigencia de celibato, más allá de ese “coco” del laicismo social al que siempre alude la jerarquía. Una barbaridad Sinceramente pienso que es una barbaridad exigir semejante condena, más aún teniendo en cuenta que el celibato no es algo sustancial desde el punto de vista doctrinario ni fue considerado como condición para el sacerdocio desde los primeros tiempos del cristianismo. Pienso además –corríjanme en su caso los expertos- que la dimensión religiosa de la persona no debe negar ni reprimir ningún aspecto de su naturaleza humana (a no ser que se quiera una religión para seres sobre-humanos y no para hombres y mujeres corrientes y molientes). En todo caso debería servir para mejorar, o para dar un sentido de cierta transcendencia a esa naturaleza humana. Desde mi punto de vista considero una enorme debilidad y un tremendo error de la mayoría de las religiones el hecho de que sus ministros –y en cierta medida también sus fieles- tengan que renunciar a algunos de sus atributos humanos para practicarlas o para ejercer en ellas determinadas responsabilidades. Y no me refiero sólo a la dimensión sexual. Más grave todavía me parece ese “forzamiento de la razón”, esa obsesión combativa que parece mantener la fe en contra del libre pensamiento humano que intenta buscar el origen, la razón y la relación entre las cosas; en contra, en definitiva, de la ciencia, pretendiendo someterla y dominarla y llegando hasta la negación grotesca de muchas verdades evidentes a lo largo de la historia… ¡Y en ello seguimos! Para mi todo esto lleva a una conclusión: las religiones, sobre todo las más extendidas, no buscan verdaderamente ese “religare” con el ser supremo en el que cada una cree, ni esa pretendida transcendencia de la naturaleza humana hacia una dimensión espiritual o inmaterial de la persona. Por el contrario yo creo que lo que buscan la mayoría de las religiones es el sometimiento irreflexivo y dócil (es decir, inhumano) a un poder -¡terrenal, desde luego!- que, como todo poder que se precie, tiene vocación absolutista. Por eso estoy cada vez más lejos de todas ellas.

Autor: Rafael González Jiménez

Fuente: Lanzadigital

Página de interés:

Religiones: una visión crítica

Blog de Emilio del Barco


Pedofilia en la Iglesia Católica (ICAR): El Abuso de la Fe

La casa de Dios en el último tiempo se ha quejado de que la prensa la ha atacado gratuitamente, y que lo que le sucede a ciertos curas es sólo efecto de los periodistas y medios que tratan libremente temas sexuales, cuando lo sucedido es una realidad que convive con el clero y los hombres desde los primeros días.

La Iglesia “que en estos últimos días”, como los textos bíblicos lo anuncian, comienza a enfrentarse a demonios de distintas formas, y al anticristo que vendrá como un rebelde. Los templos temblarán, caerá el imperio, pero más preocupados que la misma ideología cristiana, aparece el pueblo judío, la masonería, quienes serán engañados por la astucia de mandinga.

El acontecer de los tiempos aumenta el sentimiento de culpa de los curas, quienes continúan encubriendo y redefiniendo el ejercicio sexual de alguno de sus “célibes”:

“La pedofilia “(La pedofilia) es un tipo particular de desorden sexual compulsivo en el cual un adulto (hombre o mujer) abusa de niños preadolescentes. La gran mayoría de los escándalos sexuales del clero que están saliendo a la luz ahora no entran propiamente en la categoría de pedofilia. Más bien, se deben calificar como efebofilia o atracción homosexual hacia adolescentes”, es así como lo define el especialista de la Universidad de Pennsylvania, EE.UU, Philip Jenkins.

EL CUENTO DEL LOBO
Los expertos coinciden en que los actos pedófilos no son exclusivos de las iglesias y que esta conducta también se desarrolla al interior de familias que parecen tradicionales. Pero lo curioso y que llevó a El Ciudadano a tratar este espinudo tema, es el por qué al interior de una institución que donde se supone está la bondad máxima, la imagen de Jesús, se cometen abusos de este tipo, y peor aún, se trata de encubrir y proteger a los victimarios.

La Psicología explica que cuando el victimario tiene algún grado de cercanía con el entorno más íntimo de los niños, es cuando hay más posibilidades de que exista pedofilia. A veces las personas a quienes los pequeños les han dado su confianza, vulneran esa amistad, por lo que manipulan a los niños para no ser descubiertos. Los amenazan diciendo que nadie les creerá, que ellos son los adultos y por lo tanto saben más, o que sus seres amados sufrirán por su culpa. Estos niños son obligados a callar y, en muchas ocasiones, reviven el abuso constantemente, haciendo cada día más difícil que el delito sea descubierto.
Oficialmente, la Iglesia Católica en Chile tiene una postura intransigente para los sacerdotes pederastas. Son despojados de su condición clerical, además de otras sanciones económicas y legales. Todos los comunicados oficiales y textos al respecto son muy claros al rechazar todo tipo de actitudes pedófilas o sexuales, tanto por el rompimiento de los votos de castidad como por el crimen mismo. En la práctica, esta misma Iglesia ha bloqueado el paso de la justicia en contables ocasiones, desestimando las denuncias que se hacen directamente en sus obispados, protegiendo a los curas involucrados, trasladando algunos a nuevas parroquias, a otros simplemente retirándolos de la vida activa.

En junio del 2006 quedó al descubierto un caso de abuso relacionado con un sacerdote. El “Pequeño Cottolengo” es una fundación benéfica para niños con discapacidad física y mental, cuyo director era el padre Jorge Enrique Galaz Espinoza, quien fue acusado de abusos reiterados a menores del hogar. La fiscalía de Rancagua declaró durante el proceso que hubo un intento de obstrucción a la Justicia por parte de la Iglesia y de encubrir los hechos. A pesar de la denuncia del fiscal Luis Toledo, no se siguió investigación alguna sobre este presunto encubrimiento. Finalmente el sacerdote fue encontrado culpable de 3 cargos, pero no fue expulsado de la Iglesia inmediatamente, ya que Galaz insistió en su inocencia.
El más reciente caso de juicios contra a sacerdotes, es el del cura Larraín, perteneciente a la Congregación Salesiana de Punta Arenas. El 3 de mayo de éste año, la Corte Suprema revocó el fallo original de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, que en junio del 2006 condenó al sacerdote a pena remitida de 300 días por tocaciones y abusos contra una menor de 8 años en 1999. Luego de 5 años de juicio, y una vez absuelto de toda culpa, el sacerdote declaró haber sido una víctima, que había sido acusado como una Vendetta hacia la Iglesia Católica y su postura frente al divorcio, la anticoncepción y otros temas de índole moral.

AUTORIDADES MÁS MENOS DURAS
El gobernador de Carolina del Sur, en Estados Unidos, firmó la entrada en vigor de una ley estatal que da la pena capital a personas que por segunda vez cometieran un delito de violación u otros de carácter sexual contra menores de 11 años. Un día después, el gobernador de Oklahoma firmó un proyecto de ley similar en su estado y que otorgaba la pena de muerte como una opción en los casos de personas condenadas más de una vez por cometer violación u otro tipo de abuso sexual contra menores de 14 años. Amnistía Internacional (AI) y los organismos mundiales reconocen la gravedad de los delitos, que son tema central de estas dos leyes estatales en EE.UU. Sin embargo AI teme que vayan en contra de las normas internacionales que buscan reducir el ámbito de aplicación de la pena de muerte en todo el globo, la tendencia mundial hacia la erradicación de la pena capital. “No cabe duda de que hay que proteger a los menores ante la violencia, pero la pena de muerte no es la forma de hacerlo. Si bien los menores que son víctimas de agresión sexual merecen tanta ayuda terapéutica como sea posible, ejecutar a los culpables no ayuda a curar el trauma que les causó el delito”, reza el documento de AI.

Siguiendo la línea del Vaticano y tras revelarse múltiples casos de pedofilia en EE.UU salió a la luz pública que el tema gozó siempre de la protección papal. “Desde que Joseph Ratzinger presidía la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe -nombre moderno de la Santa Inquisición y un cargo en el que se sentía muy cómodo- tenía conocimiento de las andanzas de los curas pedófilos por el mundo”, afirman los periodistas norteamericanos Jason Berry y Gerald Renner.

“El caso del cura Maciel en México desde 1998 el actual Papa lo sabía, por los informes del obispo mexicano Carlos Talavera y los testimonios del padre Alberto Athié, uno de los abusados por Maciel cuando era seminarista. Sin embargo, Ratzinger se negó entonces a abrir el caso, argumentando que Maciel “era una persona muy querida para Juan Pablo II”, cuentan Berry y Renner, a través de un libro muy documentado, “Votos de silencio. El abuso de poder durante el papado de Juan Pablo II” , le hicieron ver a Ratzinger lo que se resistía a ver. Los autores consideran que la protección de la Santa Sede se debe a que, el ahora Benedicto XVI, siempre ofreció un importante aporte económico al Vaticano, y agregan que “en el caso del padre Maciel nos enfrentamos a un encubrimiento papal. Su carrera es un caso de estudio sobre la desinformación: la distorsión de la verdad para alcanzar el poder y fabricarse una imagen virtuosa a partir de un comportamiento patológico”, expresan los escritores.
CELIBATO LA ÚLTIMA OPCIÓN
El que los curas tengan esposa y así no cometan actos de pedofilia es una opción que la Iglesia Católica, al parecer no está dispuesta a tomar. Dicen que el casarse no es sinónimo de que no habrá pedofilia y que para hacer mejor su obra, es mejor permanecer en el celibato, lo que se traduce en privar su sexualidad, su humanidad.

Durante nuestro reporteo nos encontramos con muchas trabas y un gran misticismo, sobre lo que tiene que ver con la discreción de la Iglesia y otras sectas con ideas que a momentos rayan de conspirativas. Es por esto que para finalizar decidimos que pueda responder a la interrogante un chileno, el Cardenal Jorge Medina, alto miembro del Vaticano, a quien el periodista Laureano Checa encaró preguntándole si sería posible erradicar las prácticas pedófilas del seno de la Iglesia.

“Erradicar, esa es una palabra…habría que erradicar al demonio. No hay ninguna reja que impida al demonio hacerse presente, el demonio se mete por todas partes, también a través del apetito de poder y de dinero…La Iglesia no está al margen de la tentación, …los hombres de la Iglesia, digo”, aseguró el Cardenal Protodiácono del Colegio Cardenalicio del Vaticano.

El Ciudadano

¿El cura Piccardo era homosexual?

El cura Benedicto Piccardo fue encontrado muerto, atado y amordazado, en su departamento ubicado en el sector Seminario de Puerto Montt, en un caso donde no han faltado insinuaciones respecto los verdaderos motivos del asesinato, que pasarían por una conducta homosexual del sacerdote. Si el prelado era o no homosexual no fue relevante en el juicio, pues no es delito serlo ni dentro o fuera de la Iglesia.

Por ello nos detenemos en este caso. La opción sexual del extinto fue materia técnica y pública, y la defensa se jugó a ello para demostrar que los acontecimientos fueron derivados desde ese tema; que había entre los acusados (Alex Escalante y Gonzalo Caetano) y el fallecido una relación de comercio sexual que, en un momento dado, derivó en alguna acción violenta contra su persona, pero no que se asociaron expresamente para robar y asesinar al clérigo.

“Mi defendido (Escalante) siempre manifestó que la concurrencia al departamento del señor Piccardo tenía un propósito de trato carnal remunerado. Aseguró que era una relación de comercio sexual. Por ello les abrió la puerta voluntariamente. Con esto se probó que no entraron de forma violenta”, dijo a El Ciudadano el defensor Germán Echeverría.

En este sentido las declaraciones del jefe del Servicio Médico Legal de Puerto Montt, doctor Germán Quappe, fueron aclaratorias. El profesional reconoció que Piccardo portaba una enfermedad de carácter sexual al momento de morir, pues declaró que cuando le practicó la autopsia se pudo apreciar, entre otras contusiones, la presencia de lo que denominó como “lesiones verrucosas perianales”, las cuales fueron fijadas con fotografías.
La autopsia practicada por Quappe fue cuestionada por los defensores de los acusados, por lo que en octubre del año pasado se debió repetir, exhumándose el cuerpo del religioso desde la cripta del cementerio católico de Puerto Montt.

En la segunda diligencia, los restos del cuerpo sin vida, junto a los documentos de análisis, e informes de la autopsia original fueron revisadas y discutidas por el médico legista puertomontino, con dos peritos del Ministerio Público, y otro de la Defensoría Penal, quienes además analizaron muestras obtenidas desde el cuerpo, y las fotografías de la primera autopsia.

Sobre ese punto, el perito que fue presentado al tribunal por el Ministerio Público, fue interrogado por Germán Echeverría, quien cuestionó al médico respecto del análisis de esas lesiones, y si ellas correspondían a una enfermedad venérea denominada como condilomas acuminados, de acuerdo a la precisión realizada por el perito de la defensoría tras analizar la información acumulada de los exámenes forenses.

“La impresión personal mía es que esas lesiones corresponden a lesiones de tipo condilomatoso”, dijo el médico del SML en el diálogo con el abogado de la Defensoría Penal Pública, ante el asombro de la repleta sala del tribunal de juicio oral.

A continuación transcribimos parte del interrogatorio:

-Germán Echeverría: ¿Y el condiloma es una enfermedad de carácter sexual?
-Germán Quappe: Correcto, es considerada una enfermedad de transmisión sexual
-GE: ¿Qué significa eso?
-GQ: Significa que se transmite por vía sexual
-GE: ¿En este caso, por acceso carnal de carácter anal?
-GQ: Correcto, contacto sexual con una persona contaminada.
La versión del perito vino a apoyar lo señalado por los abogados de Alex Escalante y Gonzalo Caetano, que desde sus alegatos de apertura del juicio oral han afirmado que sus defendidos no fueron al departamento para matar y robar al cura, sino que a prestarle servicios sexuales, que ellos denominaron como “trato carnal remunerado”.

Arí­culo completo en: El Ciudadano

Enlace relacionado: Religiones. una visión crítica

Archidiócesis católica Los Angeles venderá sede para cubrir indemnizaciones

El cardenal Rogelio Mahony ha anunciado que pondrá a la venta el Centro Católico Archidiocesano de Los Angeles para financiar indemnizaciones por 60 millones de dólares a personas que han denunciado abusos sexuales de algunos sacerdotes.

En un comunicado emitido anoche, Mahony recordó que “en diciembre pasado la Archidiócesis acordó resolver 46 casos civiles en los cuales se sospechaba el abuso sexual cometido por parte del clero».
“La suma total del arreglo fue de 60 millones de dólares (casi 70 millones de euros) de los cuales la Archidiócesis contribuiría aproximadamente con unos 40 millones (aproximadamente 46 millones de euros)”, añadió.

Mahony explicó que durante los últimos meses “abogados, jueces y líderes eclesiásticos han trabajado diligentemente para llegar a un acuerdo que sea justo e imparcial».

Fuente: EFE

La ICAR, una religión sin salida

La Iglesia española no ve inconveniente en el ingreso en la fe de bebés sin uso de razón, pero pone trabas a quienes exigen no ser considerados católicos La Agencia de Protección de Datos da la razón parcialmente a los apóstatas

ENTRAR es fácil; salir, no tanto. No hablamos de un laberinto o de un centro comercial, ni siquiera de un contrato de telefonía móvil, sino de la Iglesia católica. La institución no tiene inconveniente en que el bautismo se administre a bebés incapaces de dar su consentimiento; en cambio, exige numerosos requisitos para dejar constancia de que uno no es católico.

Apostatar es, según el Diccionario de la Real Academia, «negar la fe de Jesucristo recibida en el bautismo». En los últimos años, en España ha aparecido un cada vez más visible movimiento apóstata: junto a los actos colectivos de abandono de la confesión en la calle, Internet se ha convertido en un foro en el que muchos ateos, agnósticos o ex creyentes buscan ayuda para culminar su separación de la Iglesia católica. Algunas organizaciones de gays y lesbianas, molestas por la actitud del episcopado hacia la homosexualidad, se han sumado de forma entusiasta a este movimiento.

La propia institución eclesiástica no tiene una política definida para responder a los apóstatas. Aunque todas las diócesis coinciden en negarse a borrar la partida de bautismo de un individuo, algunas si asumen la petición del interesado de anotar, junto a su asiento en el libro de bautismo, que no desea ser católico. En otras, en cambio, ponen todo tipo de trabas: por ejemplo, los arzobispados de Madrid y Valencia han recurrido en los tribunales las resoluciones de la Agencia Nacional de Protección de Datos que amparan el derecho de los apóstatas.

Prueba de que no hay una posición clara respecto a este asunto es la respuesta del Arzobispado de Granada al requerimiento de IDEAL. El vicario general, Juan Rodí­guez Segura, aseguró que la diócesis de Granada no pone ningún impedimento a la apostasía; como ejemplo, recordó ue la última solicitud se presentó un lunes y a finales de semana ya estaba anotado, en el libro de bautismo de la apóstata, su condición de no católica. «Seguimos exactamente la directiva interna de la Conferencia Episcopal Española (CEE)», dijo el vicario. Y esa normativa «confidencial», afirmó, fue enviada a todos los obispados de España el 7 de noviembre de 2005 por el vicesecretario para asuntos generales del episcopado, quien podría aclarar su contenido. Sin embargo, el gabinete de Comunicación de la CEE dijo a IDEAL que tal normativa no existe y «cada obispado actúa de forma autónoma».

«Una decisión pensada»

Hace unas semanas, el secretario general de la CEE, Juan Antonio Marí­nez Camino, justificaba las dificultades para darse de baja en los libros de bautismo en que la Iglesia debe «garantizar» que tan «dramática decisión» es una «opción libre, pensada y con conocimiento de causa. Apostatar es una decisión seria, ya que significa dejar de ser católico, con todo lo que eso significa».

«También bautizarse es una decisión seria, ya que significa comenzar a ser católico, con todo lo que eso significa -replica Albert Villanova, creador de la web apostasia.es-. Por tanto, las exigencias para el bautismo deberí­an ser anÃáogas a las de la apostasía».

El movimiento apóstata exige a la Iglesia que unifique los criterios para apostatar de acuerdo a la ley, mediante un procedimiento «claro, rápido y gratuito para desasociarse», como señala el periodista, psicólogo y escritor José Rodríguez en su web (www-pepe-rodriguez.com). Villanova, además, reclama al Gobierno que regule este asunto para garantizar «el efectivo ejercicio del derecho a abandonar una determinada confesión religiosa, recogido en la Ley Orgánica de Libertad Religiosa».

Procedimiento

Cuando la Iglesia, a través de la parroquia o el obispado correspondiente, no atiende la declaración de apostasía, el solicitante puede reclamar ante la Agencia Nacional de Protección de Datos (ANPD), competente en estos casos y que ya ha emitido decenas de resoluciones casi idénticas.

En todos los casos, la ANPD da la razón al reclamante en el sentido de que la parroquia y/o el obispado deben apuntar, en el acta de bautismo correspondiente, una anotación marginal en la que conste el «derecho de cancelación», es decir, que el interesado no desea figurar en ese listado ni pertenecer a esa organización. El efecto legal es que los datos relativos al apóstata quedan «bloqueados» y no pueden ser utilizados de ningún modo sin su permiso.

Sin embargo, la Agencia no obliga a la Iglesia a destruir la hoja del bautismo, al aceptar la pretensión eclesial de que los libros de bautismo registran «hechos históricos», pero no constituyen un «fichero» o «base de datos». También asume la tesis esgrimida por el episcopado frente a los apóstatas, según la cual «el asiento en el registro bautismal no es identificable con la pertenencia a la Iglesia católica».

Una afirmación, esta última, muy discutida por el movimiento apóstata. Pepe Rodí­guez señala varios párrafos del catecismo en los que se establece que el bautismo es «la incorporación a la Iglesia» y recuerda que el Código de Derecho Canónico identifica las «obligaciones de los fieles» con las de «los bautizados».

En sus resoluciones, la ANPD cita un informe del año 2000 en el que la Dirección General de Asuntos religiosos del Ministerio de Justicia aseguraba que «la Iglesia católica no posee ficheros de sus miembros, ni relación alguna de ellos». Pero también recuerda que la ley establece que «los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado», lo que, en estos casos, significa registrar su condición de apóstata.

En todo caso, varios apóstatas han recurrido también ante la Audiencia Nacional para que les reconozca su derecho a ser borrados de todo registro de la Iglesia. Quizá las sentencias clarifiquen un procedimiento que hoy por hoy sigue siendo confuso. Y muy insatisfactorio para quienes no pueden salir de una organización en la que jamás entraron.

igallastegui@ideal.es

Multan a un juez por aconsejar a una pareja separada acudir a la Iglesia

La comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer por unanimidad sancionar a un juez de la Audiencia de Cantabria con una multa de 600 euros por una falta grave. El magistrado haí­a recomendado a un matrimonio separado acudir a la Iglesia católica para reconciliarse «en medio la fuerza de Jesucristo Resucitado», y aseguró también que el motivo de la ruptura de otra pareja era la «intervención del maligno».

La comisión disciplinaria, según ha informado el CGPJ, ha entendido que el magistrado Esteban Campelo Iglesias, destinado en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, ha utilizado en dos de sus sentencias expresiones que «son de todo punto innecesarias, improcedentes y extravagantes, aí­ como manifiestamente irrespetuosas desde el punto de vista del razonamiento juí­dico».

En una de las resoluciones, el magistrado aconseja a un matrimonio separado que acuda a la Iglesia católica para reconciliarse, y atribuye la ruptura de la pareja a la intervención del «maligno».

El «fruto prohibido»

En esta sentencia, que tiene como fecha el 29 de noviembre de 2005, el magistrado dedica dos folios a dar consejos al matrimonio separado, acompañados de citas del Génesis, y relaciona a la nueva pareja del hombre con el fruto prohibido que aparece en este libro bí­blico.

La otra sentencia fue dictada por Campelo Iglesias el 16 de enero de 2006 para resolver una apelación. En ella, el magistrado confirma la absolución de un hombre al que su ex mujer acusó de amenazas y vejaciones por reclamar en un escrito que dejó en el buzón de la mujer su derecho a tener a los hijos de la pareja en las vacaciones de Navidad.

En este caso, el juez «invita a los contendientes, en beneficio propio y de sus hijos a que intenten la reconciliación, mediante el perdón mutuo, objetivo sólo alcanzable si ponen en medio la fuerza de Jesucristo Resucitado».

La decisión fue adoptada por unanimidad de los cinco miembros que componen la citada comisión, que argumentan su decisión en el apartado sexto del arí­culo 418 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), donde está prevista la falta grave cometida por este magistrado.

La comisión disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces incoó un expediente disciplinario al juez el pasado 13 de septiembre a instancias del Servicio de Inspección, después de que, en marzo de 2006, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria remitiera al CGPJ las actuaciones que siguió ante las dos sentencias citadas de Campelo Iglesias.

Fuente:  ElPais.es

El derecho ampara a quien decida cancelar sus datos de los registros de la Iglesia

-Se hace usted cargo de un organismo encargado de velar por derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos. Se presume una tarea laboriosa.
-El tema de la protección de datos afecta de un modo importante a la sociedad con temas que son además muy sensibles: privacidad, honor, creencias, ideología. Pero el mayor problema al que se enfrenta el mundo del derecho y especialmente el de la protección de datos es la revolución tecnológica a la que asistimos a un ritmo vertiginoso y brutal. Y por ello la respuesta, la capacidad de reacción que debemos dar debe estar en consonancia porque están en riesgo derechos fundamentales como el de la privacidad, el del honor, a la protección de datos, muy sensibles como decía.
-Respecto a las creencias, ¿tiene derecho el movimiento que impulsa la apostasía desde Valencia a que sus datos desaparezcan de los registros de la Iglesia?
-Eso es un tema que está resuelto y sobre el que no hay duda. Más allá de todas las implicaciones o consideraciones de carácter religioso que tiene el tema de la apostasía existe el derecho de los ciudadanos. No puede haber fichero o registro que no respete derechos que son fundamentales porque lo dice la Constitución. Si existe un registro parroquial de partidas de bautismo, el ordenamiento es claro y si cualquier persona quiere dejar de aparecer en él tiene todo el derecho a la supresión de sus datos. Y es la Agencia de Protección de Datos la que vela y garantiza que ese derecho se cumpla.
-Pero el arzobispado de Valencia ha recurrido decisiones tomadas por la Agencia de Protección de Datos ante la Audiencia Nacional. ¿Qué solución puede haber?
-En ese caso la Agencia tiene que garantizar el derecho y debe de ordenar que así sea e incluso puede imponer sanciones al responsable o encargado de los ficheros.
-¿Sanciones económicas?
-Sí y las más graves pueden llegar hasta los 600.000 euros. Lo de la apostasía está claro, el derecho ampara a suprimir los datos de un fichero a quien no quiera aparecer.
-Otro ámbito sensible es el de la salud. ¿Se cuida bien nuestra privacidad en este ámbito?
– Efectivamente es otro tema muy sensible. Asistimos en ocasiones a noticias que informan de la aparición por ejemplo en contenedores o en la calle de datos que son absolutamente privados, a casos en los que ha habido utilización del nombre del paciente o de historiales clínicos. Aquí la Administración debe ser muy rigurosa tanto como en los casos ya referidos como de creencias o ideologías.
-Hace unas semanas se aprobó una instrucción para el control de la videovigilancia. ¿Son legales las cámaras en la calle o en las grandes superficies?
-Las cámaras o videocámaras son elementos de grabación y uso de datos personales. Su presencia es legal pero con condiciones. Es decir, la persona que transita por la calle y que en ese momento es grabada por una cámara debe saber que está siendo grabada porque afecta a sus derechos. Por eso hay condiciones para que la videovigilancia se ejerza de forma razonable. Se ha regulado que las imágenes grabadas por este tipo de medios deban ser destruidas antes de un mes. Y las comunidades de vecinos o las grandes superficies no deben de instalar las cámaras de cualquier manera. Deben ser visibles y además la persona que está siendo grabada debe saberlo.
-Pero eso la mayoría de las veces no se produce.
-Ocurre porque los ciudadanos en general aceptan agresiones a sus derechos, aceptan una cierta restricción a cambio de tener, por ejemplo, una mayor seguridad en espacios públicos.
-Es decir que falta concienciación ante determinados abusos.
-Falta mucho en ese campo de la concienciación. Repito que se aceptan sin más agresiones a derechos. Estamos en la sociedad de la información y la comunicación y hay que tener mucho cuidado. En 2005 se impusieron 21 millones de euros en sanciones por vulneración de derechos sobre privacidad.
-¿Es homologable la salud de la protección de datos en Españarespecto a Europa?
-Perfectamente. En términos comparativos estamos tan bien o mejor que la media de los países europeos. Nuestra ley orgánica de protección de datos de 1992 es muy válida.

Fuente: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Un párroco de Murcia, emprende en sus sermones contra mujeres, homosexuales y ancianos

“Nos llama asesinas a todas las mujeres. Dice que matamos a los niños cuando están en nuestros vientres. Nos crispa cuando afirma que la mujer, desde que ha decidido ser dueña de su cuerpo, es la causa principal de la destrucción de la familia, la destrucción de sus hijos y la destrucción del mundo”. Eso decía en una emisora de radio una vecina de la pedanía murciana de Sangonera la Verde sobre lo que expresa desde el púlpito el cura-párroco, Pedro Camacho Ruiz, (foto de La verdad), lorquino, de 40 años de edad, al que un grupo de feligreses quiere que, por lo menos, amoneste su obispo, monseñor Reig Plà.

“Los homosexuales se van haciendo, la culpa la tienen las madres que cuando son niños les protegen demasiado”; “Mahoma era un analfabeto”; “los hijos de las mujeres separadas tiene muchos problemas y cuando tienen catorce años tienden a suicidarse” o “Papa Nöel no existe, es un invento de la Coca-Cola”, son otras perlas del sacerdote, párroco de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles.

“La mujer está hecha para servir al marido y esperarle con la cena preparada y la mesa puesta”; “vuestras hijas lo enseñan todo; sólo tenéis que comprarles el bolso para que se vayan a las esquinas”; o “sóis mayores y ya no pintáis nada; lo mejor que podéis hacer es morir y entregar el alma a Dios”, es otra retahíla de ocurrencias del mencionado cura sobre cuyo discurso se espera una pronta y contundente reacción desde el obispado de Cartagena.

Los vecinos de Sangonera la Verde aseguran que son muchos los feligreses que, desde otros lugares, acuden hasta esa parroquia para comprobar en primera persona si son ciertos los argumentos denunciados en un escrito por más de 140 personas. Y, una vez oído el sermón de don Pedro, no salen de su asombro y estupor. El cura, por su parte, sólo ha replicado que todo son «calumnias surrealistas y esperpénticas». Y mientras, otro numeroso colectivo vecinal emitía hoy otro comunicado, éste de claro apoyo al párroco de la pedanía murciana, denunciando «la politización» del asunto.

Fuente EL confidencial de Murcia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

octubre 2020
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031