admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

inteligencia

Cuanto más inteligentes, menos creyentes

Noticias criminología. Cuanto más inteligentes, menos creyentes. Marisol Collazos Soto

La ciencia tiene cada vez más claro que existe una correlación entre inteligencia y religiosidad pero es negativa: los más inteligentes tienen tendencia a ser menos religiosos. Al menos esa es la conclusión principal de una investigación que repasa todos los estudios que han analizado esta relación entre intelecto y fe desde comienzos del siglo XX. Para los autores de este metaanálisis, la religión cumple una serie de funciones para el ser humano que explican supervivencia a lo largo de la historia. Pero, para un número creciente de personas, sus mayores habilidades intelectuales hacen innecesario a dios.

El trabajo, publicado en Personality and Social Psychology Review, ha recopilado todos los estudios que han encontrado sobre religión e inteligencia. Consultaron los archivados en la base de datos de la Asociación Americana de Psicología que se ajustaran a términos de búsqueda como coeficiente de inteligencia, IQ, inteligencia o habilidadess cognitivas y, también temas como religión, espiritualidad, o creencias religiosas. Además revisaron uno a uno los artículos aparecidos en revistas científicas especializadas en religión y consultaron en Scholar, el buscador académico de Google, con la combinación de palabras religión + IQ + inteligencia.

“53 estudios mostraron una correlación negativa mientras 10 presentaban una correlación positiva”, dice el estudio. Es decir, desde un punto de vista estadístico, altos valores en la variable A (inteligencia) se corresponden con bajos valores en la variable B (religiosidad). Además, en 33 de ellos la correlación negativa era significativa: los valores difícilmente se pueden deber al azar o a un error en el muestreo.

Pero correlación no significa causalidad. «No sabemos si hay una relación causal y no descartamos otros posibles factores que puedan influir en la correlación”, dice el profesor del departamento de psicología de la universidad de Rochester (EEUU) y coautor del trabajo, Miron Zuckerman. Pero analizaron otras variables como edad, sexo, raza o educación. Las tres primeras no afectaban a la correlación y, en la última, sólo un estudio establecía que sí, pero también era negativa.

La inteligencia sustituye a la religión

En la segunda parte del trabajo, los investigadores, sin afirmar que exista una relación causal, intentan explicar porqué los inteligentes suelen ser menos religiosos. Tres son las hipótesis que se plantean. Por un lado, el ateísmo sería una expresión de inconformismo. Los inteligentes tienen una menor probabilidad de conformarse con la ortodoxia religiosa. Una segunda posibilidad tiene que ver con las habilidades cognitivas. Al inteligente no le basta, no puede aceptar las creencias que no están sujetas a examen empírico o el razonamiento lógico. Su estilo cognitivo, más analítico que intuitivo, les hace refractarios a la religión. Esta es la tesis más aceptada en la actualidad.

Pero los investigadores apuestan por lo que llaman equivalencia funcional. Si la religión ha pervivido durante tantos milenios es porque cubre una serie de necesidades humanas. Para los autores del estudio, la inteligencia también las puede cubrir. Así, la religión permite un encaje emocional, ofrece la visión de un mundo ordenado y predecible. También ayuda a autorregular los impulsos, ajustando la conducta en pos de objetivos. Otra de sus características es que eleva la autoestima. Por último, ofrece un rincón, un sistema cohesionador que da seguridad en tiempos de incertidumbre. La inteligencia, según este trabajo, también puede prestar estos servicios.

“Una de las funciones de la religión es ofrecer respuestas a las cuestiones existenciales. Yo creo que una alta inteligencia también ofrece estas respuestas
”, opina Zuckerman. Pero hay una de las funciones que cumple la religión en la que la inteligencia no la puede sustituir y por eso los investigadores no la han incluido en su concepto de equivalencia funcional: “La única reserva que tenemos sobre esto es que la religión, al responder a las preguntas existenciales, alivia en cierta medida, el miedo a la muerte. Como decimos en el estudio, no tenemos constancia de investigaciones que demuestren que la inteligencia proporciona una función similar”.

Artículo completo en: Sin Dioses

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Los habitantes de la Inglaterra Victoriana fueron más inteligentes que los modernos occidentales

 

heraldica escudo imperio britanicoEsta es la provocadora conclusión de un muy reciente estudio (tan nuevo como que está recién aceptado y todavía en prensa) en el que diversos psicólogos europeos analizan la variación de la inteligencia a lo largo del último siglo y medio en la población caucasoide de origen europeo. Pero ¿los datos del estudio sustentan tan categórica afirmación?

 

Lo primero es indicar (como ya comenté en una entrada anterior) que es muy difícil cuando no imposible intentar medir una propiedad sobre la cual no existe una definición clara como es el caso del concepto de inteligencia. Pero bueno, dejemos aparte este problema y concentrémonos en el artículo en cuestión.

Los autores recopilan 16 estudios previos sobre medida de tiempos de reacción frente a un estímulo. Este tiempo en la psicometría se considera que es un índice de la velocidad de procesamiento mental y por extensión de la eficiencia de dicho procesamiento. Y de ahí diversos autores extrapolan (con muy poca base científica) que a mayor velocidad de respuesta, mayor inteligencia. Como ven otra medida más para cuantificar de forma más o menos grosera la complejidad del funcionamiento cerebral. Estos 16 estudios presentados a continuación son posteriormente sujeto de un metaanálisis por parte de los autores.

Artículo completo en: La Ciencia y sus Demonios

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Cociente intelectual, genética y ambiente


La relatividad del cociente intelectual (C.I… por raulespert

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

¿El final de la evolución? Los científicos dicen que el cerebro humano puede haber llegado a su máxima capacidad

Hemos inventado la penicilina, los transbordadores espaciales, computadoras y hasta los corazones artificiales, entre muchas otras maravillas. Entonces, ¿dónde va a la inteligencia humana a partir de ahora?  La respuesta, de algunos científicos, si son correctas, es nada.

La potencia del cerebro de la humanidad ha alcanzado su pico ya que es físicamente imposible que lleguemos a ser más inteligentes.

Los investigadores afirman que para llegar a ser más inteligente  el cerebro humano necesitaría una gran cantidad de energía extra y oxígeno – y simplemente no se puede proporcionar.

Investigadores de la Universidad de Cambridge han analizado la estructura del cerebro y la cantidad de energía que sus células consumen.

Simon Laughlin, profesor de neurobiología, dijo: «Hemos demostrado que el cerebro debe consumir energía para funcionar y que estos requisitos son lo suficientemente exigentes para limitar nuestro desempeño y determinar el diseño.

«Grandes poderes de deducción por parte del cerebro demandan mucha energía, porque el cerebro para encontrar  nuevas relaciones constantemente debe correlacionar la información de diferentes fuentes. Esta demanda de energía significa que hay un límite a la información que puede procesar. »

Otros científicos afirman que el  «cableado» del cerebro con una red de fibras que unen las diferentes áreas entre sí no puede ser mejor.

Han encontrado que las personas más inteligentes tienen el mejor cableado, con los mensajes transmitidos muy rápidamente entre las diferentes partes del cerebro.

Pero los científicos afirman que el cableado necesita grandes cantidades de energía para ser más eficientes. Al igual que antes, dicen que es imposible para los seres humanos  proporcionarleéesta, por lo tanto no podemos ser más inteligentes.

Ed Bullmore, profesor de psiquiatría de Cambridge,  especialista en imágenes del cerebro, midió la eficiencia con que las diferentes partes del cerebro se comunican entre sí.   Encontró impulsos más rápidos en su  recorrido en la gente más inteligente y más lento en los que eran menos inteligentes.

Afirmó: «la integración de las redes  del cerebro parece estar asociado con el cociente intelectual.

«Se paga un precio por la inteligencia.  Ser cada vez más inteligente significa mejorar las conexiones entre diferentes áreas del cerebro, pero esto sucede en límites estrictos en materia de energía, junto con el espacio para el cableado.

Martijn van den Heuvel, profesor asistente de psiquiatría en el Centro Médico de Utrecht en Holanda,  también estudia cómo las diferencias en el cableado del cerebro humano afectan el cociente intelectual, dijo: «El aumento de la potencia del cerebro tendría un aumento desproporcionado del consumo de energía.  «Es arriesgado predecir el futuro lejano, pero está claro que hay serias restricciones a la inteligencia.»

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031