admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

mercurio

La locura anti-vacunas vulnera los derechos de los niños

Noticias criminología. La locura anti-vacunas vulnera los derechos de los niños. Marisol Collazos Soto

Han estado apareciendo movimientos anti vacuna y personajes pseudocientíficos enarbolando un discurso alarmante y que genera confusión entre la población, en especial entre los jóvenes padres que, en su desconocimiento y sumado a la poca convicción de un sistema sanitario, han terminado afectando la salud de miles de niños en el mundo y creando un potencial riesgo de salud pública. ¿Son atendibles sus argumentos?

Vamos por lo que dicen dichos detractores de la vacunación infantil.
¿Provoca autismo el mercurio presente en las vacunas? Esta es uno de las grandes dudas que los movimientos anti vacuna han ido instalando en la opinión pública: el susto al autismo. El origen de este miedo nace con las denuncias de un sicólogo, Bernard Rimland, quien por los años 50 atribuyó (sin pruebas experimentales) a las vacunas el origen del autismo. Hoy las voces anti-vacuna se basan en un estudio publicado el año 1998 en la revista especializada The Lancet bajo el título: “Ileal-lymphoid-nodular hyperplasia, non-specific colitis, and pervasive developmental disorder in children” y realizado por Andrew Wakefield y otros.
En un estudio denominado «Continuing Increases in Autism Reported to California’s Developmental Services System: : Mercury in Retrograde» (Publicado en: Arch Gen Psychiatry. 2008;65(1):19-24.) se señala que a pesar de que la retirada de timerosal de las vacunas de la infancia en los Estados Unidos se aceleró desde 1999 hasta 2001 la prevalencia estimada de autismo para los niños en cada año de edad de 3 a 12 años aumentó durante el período de estudio.  Es decir, el principal argumento de los anti vacuna que apunta al timerosal como causante de autismo no tiene validez alguna, dado que ni aun con su retiro de éstas disminuyó la prevalencia de autismo en el período.
Para complementar lo recién señalado, en este otro estudio denominado «Mercury concentrations and metabolism in infants receiving vaccines containing thiomersal: a descriptive study» se observa que el nivel de timerosal presente en la sangre de los niños vacunados es insignificante como para derivar en una intoxicación de algún tipo. En concreto, la administración de las vacunas que contienen timerosal no parecen aumentar las concentraciones de mercurio en la sangre por encima de valores seguros en los recién nacidos. Esto queda refrendado en este otro estudio denominado «Prenatal and Infant Exposure to Thimerosal From Vaccines and Immunoglobulins and Risk of Autism» que señala en sus conclusiones que la exposición a etilmercurio del timerosal de las vacunas y los preparados de inmunoglobulina no se relacionan con un mayor riesgo de trastornos del espectro autista. ¿Aún no es suficiente? pues vean esta revisión publicada en ScienceDaily «No Scientific Link Between Childhood Vaccines And Autism, Review Shows» en donde se muestra que no es convincente la evidencia científica que apoya una relación entre las vacunas y el autismo.
La revista en donde Wakefield publicó su estudio, en un comunicado público señala que retira de sus registros el paper en cuestión (vean esta nota: Lancet Retracts 1998 MMR-Autism Paper). En concreto el artículo es retirado por serias observaciones metodológicas:
«…las afirmaciones del documento original de que los niños fueron “enviados a consulta repetidamente” y de que las investigaciones habían sido “aprobadas” por el comité local de ética han demostrado ser falsas. Por lo tanto, retiramos ese artículo del archivo. Los editores de la revista The Lancet.«
El problema es que por creencias irracionales, infundadas y alarmistas hay padres que no quieren vacunar a sus hijos poniéndolos en riesgo a ellos y al resto de la población. Las vacunas sirven si todo el mundo se vacuna, si dejas poblaciones sin vacunar lo que consigues son cepas más virulentas. Así que lo siento, pero no es una elección (como no es una elección ir borracho conduciendo) porque la salud de los demás también está en riesgo.

Como bien dice Mauricio Schwarz aquí, los fanáticos que creen sin ninguna evidencia que las vacunas dañan a sus hijos, no sólo ponen en peligro a sus vástagos, sino a los de otros. Son un riesgo para la comunidad equiparable al que corre a gran velocidad en un auto llevando a sus hijos sin cinturones de seguridad ni sillas, pero que además transcurre por un denso distrito escolar con riesgo de atropellar a los hijos de los demás.

La mejor vacuna contra el miedo es la información. El bienestar de nuestros niños ha de estar siempre por sobre los delirios de la ignorancia, y en eso supongo hemos de estar todos de acuerdo.

Artículo completo en: HYPOTHESIS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

marzo 2021
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031