admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

muerte

Musulmán degolla a sus cuatro hijos porque solo así podía evitar los gastos del fin de Ramadán

Noticias criminología. Musulmán degolla a sus cuatro hijos porque solo así podía evitar los gastos del fin de ramadán. Marisol Collazos Soto

Según  fuentes policiales en Nuakchot, el drama ocurrió  en Arafat, un humilde barrio del sur de la ciudad, donde vive la familia. El asesino, un enfermero con agudos problemas psíquicos, aprovechó la breve ausencia de su esposa para matar a sus hijos, y al regreso de esta última, le dijo: «Te he librado de los gastos de ropa para los niños», en referencia a la tradición musulmana de comprar prendas nuevas a los menores en esta festividad.

Los cadáveres de los cuatro niños (de edades comprendidas entre uno y seis años) han sido trasladados  aun hospital de Nuakchot para una posible autopsia, mientras que el padre ha sido detenido.

Los vecinos del barrio, estupefactos por un crimen sin precedentes, han «tomado» la casa donde sucedieron los hechos para expresar su cólera, y durante toda la mañana del viernes el movimiento es incesante.

El mes de Ramadán es un periodo indicado para la piedad y la generosidad con el prójimo, por lo que el suceso ha sido especialmente chocante para la población mauritana.

Los ateos no se hacen más religiosos ante la muerte

Noticias criminología. Los ateos no se hacen más religiosos ante la muerte. Marisol Collazos Soto

Sólo muy recientemente han empezado a estudiarse experimentalmente los efectos que tiene el pensamiento de la muerte sobre las creencias de las personas. En 200 6Norenzayan y Hansen [PDF] estudiaron la forma en que la conciencia de la muerte afecta a la creencia en agentes sobrenaturales. Su trabajo avaló en apariencia la llamada “teoría de la gestión del terror” (Terror Management Theory): la conciencia de la muerte no sólo aumentaría la religiosidad en general, sino que también reforzaría las creencias culturales de las personas; esto es, los cristianos tenderían a reforzar su fe en Jesucristo y su negación de Alá o Buda, mientras que los musulmanes reforzarían su fe en Alá y su negación de Jesucristo o Buda. Muy significativamente, los recordatorios de la muerte también fomentarían también la religiosidad de los agnósticos, pero no así de los ateos.

Un trabajo de Jonathan Jong, publicado este año en Journal of experimental psychology ha discutido estos resultados, mostrando que pensar subliminalmente en la muerte puede hacer que los «no creyentes» consideren los conceptos religiosos algo menos imaginarios. Otro estudio reciente, de Kenneth Vail y sus colegas es, sin embargo, escéptico: los ateos resultan ser bastante irreligiosos se les obligue o no a pensar en la muerte. Para Vail, que es psicólogo experimental en la universidad de Missouri, «el consuelo de la religión no parece ser una necesidad universal».

Esto no es sorprendente para quién conozca, no sólo la historia de las religiones, sino también la historia del ateísmo y del pensamiento secular. Aunque el enfrentamiento religioso de la muerte tiene un carácter ampliamente normativo en la mayor parte de las sociedades, el enfrentamiento ateo e irreligioso también tiene un robusto respaldo tradicional que va de Epicuro y Lucrecio hasta los filósofos de «las luces» o recientemente los «nuevos ateos». Los estudios experimentales respaldan esta visión: muestran que ante la experiencia y el pensamiento de la muerte, no hay demasiados “ateos en el armario”, pero sí hay agnósticos (¿creyentes vergonzantes?).

Ampliar en:  La Revolución Naturalista

La muerte nada es contra nosotros (Epicuro)

Noticias criminología. La muerte nada es contra nosotros (Epicuro). Marisol Collazos Soto

«… acostúmbrate a considerar que la muerte nada es contra nosotros, porque todo bien y todo mal residen en la sensibilidad, y la muerte no es otra cosa que la pérdida de la sensibilidad misma. Así, el perfecto conocimiento de que la muerte no es contra nosotros hace que disfrutemos de la vida mortal […] Nada hay de molesto, pues, en la vida para quien está persuadido de que no hay daño alguno al dejar de vivir. Así, es un tonto quien dice que teme a la muerte, no porque le entristezca su presencia sino porque sabe que ha de venir, pues lo que no nos perturbar en el presente, tampoco podrá perturbarnos o dolernos en perspectiva futura. La muerte pues, el más horrendo de lo males, en nada nos pertenece, pues mientras nosotros vivimos no ha llegado y cuando llegó ya no vivimos…»

~Epicuro~

Pensar en la muerte podría proporcionar una mejor vida

Noticias criminología. Pensar en la muerte podría proporcionar una mejor vida. Marisol Collazos Soto

La investigación se llevó a cabo por Keneth Vail, de la Universidad de Missouri, y colegas de la Sociedad para la Psicología Social y de la Personalidad donde fue publicado el estudio, y contradice resultados anteriores que relacionan los pensamientos sobre la muerte propia como peligrosos y destructivos, lo que desencadena prejuicios, violencia y ambición.

“Son estudios que están relacionados con la Teoría del Manejo del Terror (TMT) que dice que sostenemos ciertas creencias culturales que controlan nuestros sentimientos sobre la mortalidad, por eso raramente hemos explorado los beneficios de tener en cuenta nuestra propia muerte. De hecho, estas creencias están tan integradas en nuestras sociedades que muchos describen la atención a ellas como una forma débil de destrucción social”, explica Vail.

Ciertamente, la obsesión con la muerte no es buena; ninguna obsesión lo es. De hecho, los investigadores afirman que muy pocos trabajos han sido producidos que integren este tipo de conocimiento sobre nuestra propia mortalidad y cómo la atención sobre la idea de la muerte puede motivarnos y promocionar conductas y actitudes que minimizan cualquier daño a nosotros mismos o a los demás, también, nos dice, promueven el bienestar.

Para construir el estudio, lo primero fue conocer sobre los tipos diversos del concepto de muerte que alojan las poblaciones, también indagaron profundamente en todos los estudios que han sido elaborados alrededor de los efectos positivos de poseer vestigios naturales de que vamos a morir.

Curiosos resultados

“Descubrimos un interesante estudio elaborado en el 2008 donde probaron que vivir físicamente cerca de un cementerio afecta nuestra disponibilidad de ayudar a otros; es decir, solemos estar más dispuestos a ayudar. Los investigadores decían que si el valor cultural de ayudar es importante en la cultura de las personas entonces, un incremento en la atención que le ponemos a la muerte puede aumentar esta conducta”, expresa.

Otras investigaciones sociales alrededor de varios cementerios fueron llevadas a cabo por el equipo de Matthew Galliot, actores interpretaban un simple papel donde dejaban caer algún objeto a ver si alguien lo recogía y se lo pasaba; algunos estaban lejos de cementerios y otros muy cerca. Ciertamente, los cercanos al camposanto recibieron un 40% más de ayuda. De hecho, otro estudio elaborado en el 2010 en la Universidad de Leipzig demostró que las personas más alertas a su propia mortalidad son más propensas a mantener conductas ambientales correctas.

Un año antes, en el 2009, la Universidad de Kansas presentó los resultados de una investigación con fundamentalistas religiosos, tanto en el país de Irán como en Estados Unidos, que demostró que la atención a la muerte los proveía con mayor compasión hacia personas de otras creencias, individuos con valores distintos más importantes para ellos.

Más aún, estudios recientes han revelado que pensar en la muerte puede beneficiar tu salud. El año pasado, por ejemplo, un experimento elaborado por D.P. Cooper y colegas reveló que pensamientos de muerte hacían que las mujeres se hicieran más exámenes de mamas; por supuesto, la idea debía estar enlazada antes con la educación de que estos exámenes pueden mejorar tu salud para que funcione en este contexto.

Artículo completo en: Sin Dioses

Se permite la reproducción de este ensayo para fines educacionales y/o científicos siempre y cuando se mencione claramente nuestro sitio web Sin Dioses , así como el nombre del(a) autor(a) del mismo. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Muere de hambre en la búsqueda espiritual de vivir solo con la luz del sol

Noticias criminología. Muere de hambre en la búsqueda espiritual de vivir solo con la luz del sol. Marisol Collazos Soto

Una mujer murió de hambre después de embarcarse en un viaje espiritual que implicaba renunciar a la comida y el agua y tratando de existir con la luz del sol.

La mujer suiza,  de unos cincuenta años, al parecer, tuvo la idea después de ver la película documental «En el principio fue la luz«, que cuenta como un gurú indio afirma no haber comido nada en 70 años.

El diario de Zurich Tages-Anzeiger informó el miércoles que la mujer anónima decidió seguir el ayuno radical en 2010. La fiscalía en el cantón suizo de Argovia, confirmó el miércoles que la mujer murió en enero de 2011 en la ciudad de Wolfhalden en el este de Suiza. La portavoz Jennifer Rissi afirma que la fiscalía no ha abierto una investigación criminal sobre la muerte de la mujer.

Los seguidores de la secta Respiracionismo creen que la energía que se ahorra en la digestión de los alimentos y bebidas se puede transformar en energía física, emocional y espiritual.

En 1999, la australiana Verity Linn, de 49 años, fue encontrada muerta en una parte remota de las montañas escocesas después de intentar un ayuno de 21 días. Extractos de su diario mostraban que se negaba a comer o beber en la creencia de que su cuerpo sería «espiritualmente limpio»  y «recargarse tanto física como mentalmente».

En un incidente separado, una mujer murió en un hospital australiano después de intentar un ayuno de 21 días.

Muerte de un niño a causa de las creencias religiosas de sus padres

Noticias Criminología. Dejan morir a su hijo por motivos religiosos. Marisol Collazos Soto
Uno más para la cuenta. Mientras la ciencia salva vidas y aumenta la esperanza de vida en todos los países, la religión se va cobrando vidas inocentes.

Ese fue el caso de Joshua Warren, cuyos padreslo  mataron por sus estúpidas creencias religiosas. Ellos ya habían abandonado a una hija, cuando escaparon de Toronto, Canadá, a Kingston, Jamaica:

La fiscal principal, Kathleen MacDonald hizo la declaración presagiosa antes del comienzo del juicio en Toronto contra los Warren por el abandono de la niña que llegó a conocerse como «bebé Angelica». Mientras ambos enfrentaban los cargos, Stephanie había quedado embarazada con el quinto hijo de la pareja.

Ese niño ahora está muerto, aunque la causa es indeterminada y la policía de Jamaica aún no establece ningún tipo de culpa.

Las pésimas condiciones de sanidad hicieron que las autoridades canadienses les quitaran la patria potestad de sus primeros tres hijos (a los que los médicos consideraron tan en la inmunda que dijeron que eran «emocionalmente planos»):

«(Alphanso) Dijo que el gobierno de Canadá llevó a los otros bebés, por lo que no quería que este bebé fuera llevado, así que regresó a Jamaica», dijo Patricia Smith-Bell, una vecina, recordando una conversación con Alphanso pronto después de llegar a Kingston en el 2009.

Una vez juntos, los Warren se cerraron al mundo exterior, centrándose en su familia inmediata y su religión, la que Stephanie le dijo al Star se basaba en el cristianismo, pero que no se rigen por una denominación particular. «Creo en Jesucristo», dijo. «Creo en la Biblia».

En el momento en que se vieron implicados en el caso de la bebé Angélica, los Warren se habían cerrado a la mayor parte de la familia y tenían pocos o ningún, amigo.

«No estaban al tanto del mundo laico», dijo Da Fonte. «Ellos no eran del tipo social, eran (sobre) su familia inmediata y estar en casa con sus hijos. La TV, música, salir con amigos, ellos no eran así».

El aislamiento de la pareja y la paranoia eran fervientes. Rechazaban la medicina convencional y evadían las autoridades de todo tipo.

Alphanso recibió al menos dos de los hijos de la pareja por sí mismo, y afirmó haberlos recibido a todos.

Los registros de OHIP del 2009 muestran que ninguno de los niños, todos menores de cinco años en el momento, había recibido atención médica desde abril del 2006.

En Jamaica, la policía tuvo que ser llamada para hacer cumplir las primeras inoculaciones obligatorias del bebé Joshua, de acuerdo con los vecinos que dijeron que el niño no recibió la atención médica o vacunas posteriores.

«Una vez que hablabas con ellos sobre cualquier cosa legal, no eras bienvenido en su casa», dijo Clarke.

Las extremas prácticas religiosas de los Warren son también la causa de la desnutrición de los niños, según documentos judiciales.

«Los Warren son de creencias religiosas muy estrictas que limitan sus necesidades alimentarias», dicen los hechos en las pruebas del 16 de abril del 2009. Hay «una serie de alimentos que ellos no comen por una serie de razones, y eso, evidentemente, se ha tenido en cuenta en (las necesidades de) los cargos (de por vida)».

Los detalles exactos de su dieta no fueron dados, pero Da Fonte dijo al Star que ellos no consumían lácteos, y toda la comida chatarra estaba prohibida.

Los Warren, al parecer, creen en la palabra de Dios, en el otro, y poco más.

En el 2008, cuando fue confrontado con prueba de ADN de que era el padre del bebé Angélica, Alphanso se burló de las pruebas. «Yo no creo en la ciencia».

Y gracias a eso y la desnutrición, ahora Joshua está muerto.

Fuente: Skeptic Money

A la espera de la muerte en un hospital (humor)

Noticias Criminología. Humor, la muerte en la UCI de un hospital. Marisol Collazos Soto

Niki Malhotra

Dos científicos famosos y ateos, frente a la muerte

Noticias Criminología. La muerte para los ateos. Sagan, Dawkins. Marisol Collazos Soto
Te preparas para la muerte enfrentándote a la verdad. La vida es lo que tenemos, así que mejor vivamos nuestras vidas por completo mientras la tengamos, porque no hay nada después. Somos afortunados accidentes o al menos cada uno de nosotros lo es, si no hubiéramos estado aquí otros habrían estado en nuestro lugar. Tomo todo esto para reforzar mi visión de que soy afortunado de estar aquí y también lo eres tú, y debemos aprovechar nuestro breve tiempo aquí al máximo para intentar entender las cosas y conseguir una completa visión del mundo y la vida tanto como nos permitan nuestros cerebros, que es algo bastante completo.

– Richard Dawkins.

Noticias Criminología. La muerte para los ateos. Sagan, Dawkins. Marisol Collazos Soto
Cuando mi marido murió, como era muy famoso y reconocido por ser un no creyente, muchas personas se me acercaron -y aún sucede de vez en cuando- y me preguntaron si Carl había cambiado al final y se había convertido a la creencia en una vida después de la muerte. También me preguntan frecuentemente si pienso que le volveré a ver. Carl afrontó su muerte un inagotable coraje y nunca se refugió en las ilusiones. La tragedia fue que sabíamos que nunca nos volveríamos a ver. Y nunca he esperado volver a reunirme con Carl

– Ann Druyan (esposa de Carl Sagan)

Si existe la vida después de la muerte, ¿por qué sería tan malo el asesinato?

La mayoría de la gente cree en la vida después de la muerte. También cree que el asesinato es uno de los peores crímenes que se pueden cometer.

Cuando la mayoría de la gente habla de lo horrible que es la muerte, la valora y considera como el fin de la vida y la existencia. Mucha gente juzga un asesinato en base a dicho principio.

Pero si la vida después de la muerte existe, entonces la “muerte” no sería tal, y la carga moral asociada al asesinato debería verse enormemente reducida. La muerte sería una especie de cambio súbito y obligado de residencia. Como cambiar de país. Sería lo que un cambio de escuela y condición social significan para un niño. Cambian su mundo. ¿Son esas cosas un crimen tan serio?

¿Por qué la gente tiende a valorar de forma tan diferente la misma cosa, según el lado por el que se mire? ¿No hay una contradicción?

Si atendemos a la idea de que matar es un pecado, porque los mandamientos lo indican así, no habría tal contradicción. Es lo que algún cristiano, judío o musulmán sensato podría concluir: es malo porque Dios dice que es malo, y no porque cause algún mal verdadero.

Pero, ¿por qué sería malo algo que no causa mal alguno? Quizá produce dolor en los seres queridos, pero si la vida después de la muerte existe, su pérdida sería ilusoria, y ese dolor sería mera testarudez.

¿Entonces por qué pensamos que el asesinato es tan malo?

Quizá, porque intuimos que realmente es el fin de todo, considerando horrible arrebatar la vida a alguien.

Tal vez no pensamos en lo absoluto, y solo tenemos programada esa idea en el cerebro, impresa como un tatuaje inculcado por nuestra educación.

O quizá eres un incrédulo…

Quizá no crees en aquello de la vida después de la muerte. Tal vez seas un agnóstico o ateo que, consciente de la futilidad de la vida, la valora, la sopesa, la vive y la siente, como lo más volátil y valioso que alguien jamás poseerá. La cuidas y le rindes pleitesía, experimentándola con más profundidad de la que es posible para alguien que la considera eterna.

Fuente:  Esceptica.net

Bajo licencia Creative Commons

___________________

Enlaces de interés:

Escepticismo

Razoncritica

Un padre que eligió rezar en vez de llevar a su hija al hospital, declarado culpable de homicidio en EE.UU.

Un tribunal de Estados Unidos encontró culpable a Dale Neumann de la muerte de su hija de once años, enferma de diabetes, quien falleció en el suelo de su casa mientras sus padres rezaban con un grupo de personas por su recuperación, en vez de llevarla al hospital.

Neumann, de 47 años, quien en el pasado estudió para ser pastor de la iglesia evangélica pentecostal, dijo ante el tribunal que nunca pensó que su hija moriría porque estaba seguro de que Dios curaría a su hija.

La pequeña Madeline murió en su casa de Wisconsin (norte de EE.UU.) a causa de una diabetes no diagnosticada, que según indicaron varios médicos durante el juicio hubiera tenido cura con la atención adecuada.

La fiscalía alegó que sus progenitores deberían haberla llevado urgentemente al hospital, puesto que la niña no podía andar, hablar, comer o beber.

Noticias completa en: Noticias Religiones. Hechos que muestran la irracionalidad de las religiones

Nueva técnica forense para datar muerte

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han desarrollado una nueva técnica que permite la datación de la fecha de la muerte basada en el estudio de las bacterias de la microflora de la piel humana.

El trabajo, encabezado por la investigadora malagueña Isabel Fernández, cuenta con la colaboración de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC), el Instituto de Medicina Legal de Granada y la empresa Álava Ingenieros S.A., ha informado hoy en un comunicado Andalucía Innova, organismo dependiente de la Junta de Andalucía.

Esta nueva técnica forense se basa en la estimación del crecimiento de la bacteria «propionibacterium acnes» y su relación con el tiempo transcurrido tras el momento de la muerte del organismo humano por lo que, según su autora, aporta una nueva metodología que «simplifica y facilita los peritajes de los especialistas».

Asimismo se ha mejorado el método para el control de la temperatura corporal cadavérica a través del uso de novedosos sistemas de termografía infrarroja que aportan «mayor precisión y asepsia» que los instrumentos de medida de temperatura corporal usados tradicionalmente, ha asegurado Fernández.

«Propionibacterium acnes» es una bacteria que vive en nuestra piel que está relacionada con infecciones dérmicas como las que origina el acné, de forma que, pese a que se podría pensar que su existencia supone un perjuicio para la salud humana, con el desarrollo de esta técnica se ha descubierto una aplicación beneficiosa de su presencia.

Para la elaboración del estudio se han analizado 240 muestras de microorganismos de cadáveres facilitadas por el Instituto de Medicina Legal de Granada y otras 352 de sujetos vivos donantes, bajo la dirección y supervisión del responsable del laboratorio de Antropología de la UGR, el profesor Miguel Botella.

El empleo del instrumental puntero en termografía ha sido posible gracias a la colaboración de la empresa madrileña Álava Ingenieros S.A. que ha aportado cámaras de termografía infrarroja, entre otros dispositivos.

Fuente: adn.es

Bajo licencia Creative Commons

Doce niños mueren cada año a manos de sus padres, la mayorí­a por palizas

¿Hay algo más trágico que perder a un hijo? El fallecimiento de un descendiente supone el dolor más desgarrador al que se puede enfrentar un ser humano; por eso resulta difícil admitir que un padre o una madre pueda llegar a arrebatar la vida a quien se la dio. Pero ocurre, y cada vez en mayor medida. Un reciente estudio del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia ha revelado que cada año mueren doce niños en España a manos de sus progenitores, es decir, al menos uno al mes. La mayoría, por palizas. Los expertos, sin embargo, creen que es la punta del iceberg. «Hay muchos más casos, lo que ocurre es que no se pueden catalogar como homicidios y quedan como accidentes o muertes súbitas», opina Javier Urra, psicólogo clínico y experto en temas de menores.

Este espeluznante retrato es fruto del estudio realizado por los expertos del centro valenciano sobre las estadísticas de infanticidios cometidos en el ámbito familiar entre los años 2004 y 2007. En este periodo perdieron la vida a manos de parientes un total de 59 menores, 48 de ellos a manos de sus padres, ya fueran biológicos o las parejas de éstos. Todos tenían menos de 13 años. Ninguno de los agresores era padre adoptivo.

Urra cree el incremento de casos detectado por esta investigación pueda deberse a que «ahora hay más métodos de detección». «Sin embargo todavía hay casos que no se comprueban. Los médicos pueden tener sospechas pero como no se ven capaces de demostrarlo en un juicio, lo dejan en la duda. Detrás de muchas muertes súbitas hay padres que no aguantan el llanto de su hijo y lo ahogan con la almohada», sostiene el experto.

Abandonados al nacer

Hace un par de semanas, Marilina dio a luz sola en la casa que compartía con otros dos compatriotas sudamericanos en Barcelona. Metió al bebé en un cajón de su armario y se fue al hospital, donde fue atendida de una fuerte hemorragia. Horas después, el pequeño fue encontrado muerto. Según el Centro Reina Sofía, la mitad de los niños asesinados por sus padres tenían menos de un año y uno de cada cinco eran recién nacidos.

Muchos pierden la vida casi en el mismo momento de nacer, por abandono, como el hijo de Marilina. Cuando son más mayores, las agresiones físicas son la principal causa de su prematura muerte. Uno de cada cinco niños fallece tras una brutal paliza, como Iraitz. El pequeño de tres años, la única víctima vasca de este periodo, falleció en agosto de 2004 en Vitoria, en plenas fiestas de La Blanca. Su muerte a manos de su padre cortó en seco el espíritu festivo de los vitorianos, que no podían dar crédito a lo sucedido: Pablo Cacho y su hijo habían disfrutado como una familia normal de las fiestas. Después de llevar a Iraitz a las barracas y de darle para cenar una manzana caramelizada que habían comprado en la feria, le propinó una brutal paliza hasta que acabó con su vida.

¿Cuál es el perfil de estos agresores? ¿Son monstruos, enfermos, delincuentes? ¿Existen factores que pueden llegar a explicar su conducta? Según las estadísticas, las personas que asesinaron a sus hijos son mayoritariamente hombres, de entre 25 y 34 años, de origen español, parados y de bajo nivel socioeconómico. Ángela Serrano, responsable del área del menor del Centro Reina Sofía, dibuja su retrato robot psicológico. «Son personas de baja autoestima que perciben los estímulos que emiten los niños como amenazantes. No saben afrontar el comportamiento de su hijo, les desquicia de tal manera que no lo pueden controlar y le acaban agrediendo de forma salvaje. Crean expectativas inapropiadas del menor ».

En el caso del pequeño Iraitz, el agresor era habitual consumidor de drogas. En contra de lo que pudiera parecer, las adicciones a sustancias estupefacientes o al alcohol están detrás de un porcentaje no muy elevado de casos: apenas un 15%. Los expertos, sin embargo, sospechan que el dato no se ajusta a la realidad. «Creemos que el consumo tiene más incidencia, pero quizá no se ha recogido adecuadamente a la hora de catalogar cada suceso», apunta Serrano.

Lo que sí es un denominador común es la falta de empleo de los agresores y su bajo nivel socioeconómico, dos factores que combinados con un hogar desestructurado pueden dar lugar a un cóctel explosivo de violencia contra el más débil. «Estos padres sufren un mayor nivel de estrés que, unido a otros factores, les impide afrontar con normalidad las reacciones del niño. Les desquicia de tal manera que no pueden controlarse y estallan. Luego lo justifican como provocaciones del niño. Creen que si lloran es por fastidiarles, porque no les reconoce como padres», explica la experta.

En cualquier caso, Ángela Serrano advierte sobre el riesgo de «estigmatizar» a las clases sociales bajas. «No se puede generalizar», asegura. Prueba de ello es uno de los últimos casos que más ha conmocionado a la opinión pública: el del ejecutivo vizcaíno Alberto Izaga, que acabó a golpes con la vida de su pequeña Janire, de dos años, en su lujoso apartamento londinense. Un jurado inglés lo declaró inocente por enajenación mental y, en la actualidad, está ingresado en un psiquiátrico.

Malos tratos

En mayo de 2004, la localidad valenciana de Alcira se sobrecogió con el drama de Jennifer Irene Lara, una dominicana que había decidido separarse de su marido, de origen español, al que conoció cuando fue de vacaciones a su país. Tenían tres hijos. Una noche, el hombre derramó el contenido de una lata de gasolina en la vivienda y la prendió fuego. Cerró con llave y se fue. La mujer y los dos pequeños, de 8 y 5 años, murieron abrasados.

Éste fue el terrible colofón a una dramática historia de vejaciones y malos tratos que sufrieron tanto Jennifer como sus hijos. No es algo puntual: las agresiones previas están presentes en uno de cada cinco casos de muerte infantil. «Estas personas también tienen malas relaciones con sus familias y suelen ser maltratadores de sus parejas. Presentan una afectividad muy negativa, fuertes distorsiones cognitivas y mucha ansiedad», asegura la experta.

Fuente: El Correo Digital

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

enero 2023
L M X J V S D
« Abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031