admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

OVNIS

PI en el cielo

En 2012 la bienal la red Zero1 (fundada por famosos de Silicon Valley) se celebró entre los días 12 de septiembre y el ocho de diciembre en el sur de la bahía de San Francisco. Participaron más de 150 artistas de 13 países. Uno de estos artistas es Ishky, nacido en California, y graduado por la Universidad de Berkeley. Los proyectos que le gustan a Ishky mezclan diseño y tecnología. El 12 de septiembre de 2012, abrió la bienal con una exhibición espectacular. Cinco aviones volando de manera sincronizada a 3500 metros de altura y dotados de un sistema de escritura por matriz de puntos utilizando humo, escribieron en el cielo las primeras 1000 cifras del número Pi. Los aviones utilizados fueron del modelo Grumman AA-5B Tigers, de una sola hélice, y el modo de escritura fue con humo como el de los aviones de acrobacias.

La exhibición se repitió el 13 de marzo de este año en Austin, en el festival SXSW.  Como no podía ser de otra manera, en círculos para-anormales se asocia este suceso con chemtrails, con OVNIs y con el fin del mundo.

Fuente: LA MENTIRA ESTÁ AHÍ FUERA

Seguros que cubren abducciones por extraterrestres

Noticias criminología. Seguros que cubren abducciones por extraterrestres. Marisol Collazos Soto

Cualquiera puede asegurar prácticamente cualquier cosa contra cualquier tipo de accidente. Lo único que se necesita es llegar a un acuerdo con una aseguradora que esté dispuesta. Pero quizá nada sea tan extravagante, ni un negocio tan redondo como el seguro de abducción extraterrestre.

El primer caso documentado es el de la agencia de seguros St. Lawrence, en Altamonte Springs (Florida) en 1987. Su dueño, Mike Lawrence, tras leer una novela de Whitley Strieber sobre abducciones extraterrestres (según el escritor, basada en hechos reales), se percató de que su seguro, ni ninguno de su compañía, cubría ante este tipo de desgracias.

Por ello, no dudó en añadir inmediatamente a su agencia de seguros un nuevo seguro de abducciones extraterrestres. El seguro en cuestión cubría los gastos médicos (tanto psicológicos como físicos) necesarios tras una abducción extraterrestre hasta un precio máximo de 10 millones de dólares. Este precio se multiplicaba por dos en caso de ser comido por aliens o de concebir un hijo tras una violación extraterrestre. Si sólo se trataba de una abducción, el beneficiario del seguro recibiría un dólar por año hasta que regresase el abducido, hasta un límite de 1 millón de años (no sea que fuera a volver… y pagasen en vano).

Lo más curioso de todo es que, a lo largo de 15 años, fueron muchos los que contrataron este seguro, e incluso le surgió competencia por otras compañías estadounidenses e inglesas. Pero aún más curioso / preocupante / extravagante es el hecho de que, según relata Mike Lawrence en una entrevista hecha en el año 2002, tiene dos pólizas pendientes de pago.

Una de las compañías que siguieron los pasos de St. Lawrence fue la aseguradora basada en Londres, Goodfellow Rebecca Ingrams Pearson. Esta aseguradora ofrecía un seguro, por el módico precio de 100 libras al año, mediante el cuál pagaría 100.000 libras a cualquier asegurado que fuera capaz de demostrar que había sido abducido por un ser de otro planeta.

Esta compañía aseguró en octubre de 1996 a un grupo de 39 personas por un precio de 10000 dólares, que cubriría a cada uno con un millón de dólares en caso de abducción. El 26 de marzo del año siguiente, las 39 personas aparecieron muertas en un pueblo cerca de San Diego (California). Las 39 personas resultaron ser miembros de La Puerta del Cielo (Heaven’s Gate), una secta que les había convencido para suicidarse coincidiendo con la llegada del cometa Hale-Bopp.

Ampliar en: Los Recuerdos de Pandora
Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial Share Alike

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Carl Gustav Jung, «un mito moderno»

Notiias Criminología. Carl Gustav Jung, Ovnis. Marisol Collazos SotoEl psicoanalista suizo Carl Gustav Jung especuló con un vínculo entre la forma de un platillo y la iconografía de la mandala budista. Una  mandala en el budismo es un diagrama  simbólico circular que puede servir como soporte para la meditación. Jung parece ver en los platillos volantes una emancipación del inconsciente colectivo, si es que tal cosa existiera. El argumento no es convincente. En efecto, el hecho de que la forma circular que predomina en la casuística se explica  de forma mucho más simple – que se hace aquí, por supuesto, se refiere a la navaja de Occam – el hecho de que hay muchos círculos y puntos en el cielo: la Luna , estrellas, planetas, satélites, las luces de aviones, etc.

También destaca que los ovnis en forma de cigarro son símbolos fálicos, donde los platillos más bien son los ovarios. Entonces cae en la obsesión freudiana, percibe la sexualidad en todas partes. Este tipo de interpretación natural no aporta nada realmente para entender el fenómeno OVNI.

El hecho de que los testigos describen las formas más simples (círculos, cuadrados, triángulos, óvalos) se puede explicar sociológicamente. De hecho, es más fácil decir que había un círculo o un objeto oblongo que la superación de una elaborada descripción. Pierre Lagrange (2000) destaca además la importancia de la gráfica realizada a mano. De hecho, investigadores de OVNIs a menudo preguntan a los testigos que dibujen lo que observan. Sin embargo, la mayoría de la gente son malos diseñadores.  Es mucho más fácil dibujar sólo un círculo que la superación de una ilustración elaborada. Por último, tenga en cuenta que la forma triangular se ha vuelto popular en los últimos años, sobre todo durante la ola belga. Carl Gustav Jung no necesariamente hablaba  de ella en su libro de 1958. Si los ovarios son redondos, si los cigarros son el pene, mientras que ¿los triángulos son? No tengo ninguna duda de que es posible encontrar en los símbolos religiosos algo que supuestamente podría explicarlo, pero este enfoque parece demasiado ad hoc.

El psicoanalista en este ensayo examina algunas de las producciones culturales relacionadas con la  imagen del platillo, es decir, pinturas y  sueños de temáticas ovni. Fuertemente influenciado por la incipiente parapsicología, Jung defiende una versión de lo que ahora llamamos la hipótesis extraterrestre en el segundo grado, es decir, una mezcla de la hipótesis extraterrestre con lo paranormal. Él no rechaza la posibilidad de que los visitantes  sean realmente extraterrestres, sin embargo, sugiere que las observaciones de sus ingenios están sincronizadas. Ellos asumen el control, como hemos mencionado anteriormente, la aparición de un arquetipo. Esta hipótesis se acerca más a la imitación, que dice que una inteligencia no humana se manifiesta a nosotros, ya sea mediante la adopción de formas prosaicas (creo que el testigo observó, por ejemplo, la Patrouille de Francia, pero en realidad es así y la verdad extraterrestre son naves encubiertas) formas que son culturalmente aceptables (la apariencia de naves extraterrestres entonces se ajusta a los estereotipos culturales que nacen de la ciencia ficción).

El enfoque propuesto por Carl Gustav Jung fue  imitado. Su influencia se hizo sentir por ejemplo en el mundo de habla francesa a través de la obra de Bertrand Méheust (1978), La ciencia ficción y los platillos volantes, en la que presenta el fenómeno OVNI como algo mítico-físico (incluso si no es muy claro acerca de lo que esto significa en la práctica).

Referencias:

– Jung, C. G. [1958] (1996). Un mythe moderne. Des « Signes du ciel ». Paris : Gallimard.
– Lagrange, P. (2000). Reprendre à zéro: Pour une sociologie irréductionniste des ovnis. Inforespace, 100, 60-75.
– Méheust, B. (1978). Science-fiction et soucoupes volantes – Une réalité mythico-physique. Paris : Mercure de France.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031