admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

regalos

El verdadero regalo de Reyes para la infancia es tener unos padres responsables y sobre todo racionales

Noticias criminología. El verdadero regalo de Reyes para la infancia es tener unos padres responsables y sobre todo racionales. Marisol Collazos Soto

Es descorazonador observar como los diversos movimientos anticiencia parapetados tras la fachada de lo natural se expanden como un cáncer descontrolado. Y lo peor de ello es que casi siempre los más perjudicados son los niños, hijos de estos incultos anti-científicos deslumbrados por los rimbobantes pero vacuos conceptos de la vida sana, lo natural y demás palabrería “new age” al alcance de nuestro confortable primer mundo.
Porque aparte de los ya tradicionales movimientos antivacunas de naturaleza religiosa o de marcado cariz neo hippie, ahora la irracional moda del “yo sólo quiero cosas naturales para mi hijo y no le administro toxinas” está llegando a niveles que rozan lo absurdo, como cuandopadres de niños recién nacidos con problemas de severa deficiencia de vitamina K niegan que se les administre a sus vástagos enfermos una simple inyección de esta vitamina esencial. ¿El pretexto? pues que las inyecciones aumentan el riesgo de desarrollar cáncer o de que no quieren administrar a sus hijos toxinas. ¿Pero qué narices sabrán estos ignorantes qué es una toxina?
Y desgraciadamente, el resultado de este tipo de analfabetismo científico es que en EEUU en las últimas semanas al menos 4 niños han sufrido peligrosas hemorragias cerebrales, que pueden afectar a su futuro desarrollo cognitivo, únicamente por la cerrazón mental de unos padres, que creen saber más de sanidad y de ciencia que los expertos profesionales que han dedicado toda una vida a estudiar fisiología, anatomía, biología, bioquímica y demás inútiles facetas medico-científicas, sólo aptas para engrosar la cuenta de beneficios de las malvadas multinacionales farmacéuticas, cuando todos sabemos que con aire puro, vida sana, zumos de fruta y meditación transcendental desaparecerían todas las enfermedades que nos llevan asolando desde milenios.
Y ya para terminar les dejo con un par de diálogos antológicos del Dr House con madres, que resumen toda esta nefasta filosofía que antepone las creencias de los padres por encima de la salud de los hijos y en contra del criterio profesional del médico.
El Dr House pregunta a la madre de un niño por qué no sigue la prescripción médica
Doctor House: ¿Ha usado el inhalador?
Madre del niño: No, hace días que no. Como tiene 10 años, me preocupaba que tomase un medicamento tan fuerte tan a menudo.

Doctor House: Puede que a su médico también le preocupara cuando se lo recetó, lo habrá hecho para paliar el nocivo efecto de no respirar. Los niños se acostumbran al oxígeno y luego no hay quien se lo quite.El Dr. House pregunta a una madre por qué no ha vacunado al bebé

Madre: Las vacunas no se le han aplicado

Doctor House: ¿Cree que no sirven?
Madre: Creo que una compañía farmacéutica multinacional quiere que piense que sí. Pero para su beneficio.

El doctor House toma un juguete del bebé con el que éste estaba jugando y lo examina.Doctor House: Todo natural. El no usar tintes es bueno. Juguetes naturales para niños. Esas compañías no marcan arbitrariamente a sus ranas, no mienten al decir cuánto gastan en investigación y desarrollo, lo peor que podría reprochárseles sería fabricar una rana aburrida. ¿Sabe de otro muy buen negocio? Ataúdes diminutos para bebés. Los pueden meter vestidos de rojo o verde eléctrico. En serio. Los anticuerpos de mami solo protegen al niño por seis meses. Por eso grandes compañías intentan engañarla. Creen que usted gastará lo que ellos digan por mantener viva a su hija. ¿Quiere cambiar eso? ¡Demuéstreselo! Si otros padres como usted decidieran dejar morir a su hijo que dar cuarenta dólares por una vacuna, ¡créame!, los precios bajarían muy rápido.

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Un juzgado condena a El Corte Inglés a pagar a un cliente por incumplir la publicidad

Noticias criminología. Un juzgado condena a El Corte Inglés a pagar a un cliente por incumplir la publicidad. Marisol Collazos Soto

Un juzgado de Vitoria ha condenado a El Corte Inglés S.A. a indemnizar a un cliente por incumplir la publicidad de una campaña publicitaria que ofertaba vuelos nacionales gratuitos por compras en la web de este comercio superiores a 100 euros.

La sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Vitoria, por la que se condena a este establecimiento a indemnizar con 630 euros al demandante, es de gran importancia a juicio de la Unión de Consumidores de Euskadi (UCE), porque establece «el carácter contractual y exigible que tiene la publicidad».

La resolución, que es firme, recuerda que El Corte Inglés, S.A. de Vitoria llevó a cabo una promoción denominada «Compra y Vuela» que consistía en regalar dos billetes de avión ida y vuelta con «Air Europa» a cualquier destino nacional (península, Baleares y Canarias) y sin exclusión de fechas hasta el 30 de noviembre de 2008 a los clientes que hicieran un pedido en su página web por un importe de más de 100 euros.

El cliente hizo una primera compra en la web de 162,01 euros el 19 de abril de 2008 y, posteriormente, una segunda por valor de 176 euros el 8 de mayo de ese mismo año. Sin embargo, en ambas ocasiones se le dijo que no había plazas disponibles en los vuelos deseados, pese a que reunía los requisitos fijados en la publicidad.

Ante estas negativas, el afectado acudió por su cuenta a «Air Europa» y consiguió y pagó de su bolsillo los dos billetes para volar desde Bilbao a Lanzarote, ida y vuelta, en octubre de 2008, como había solicitado a «El Corte Inglés».

Como con esta compra demostró que sí existían plazas de avión y que la publicidad era engañosa, el cliente acudió a la oficina territorial de Álava del Departamento de Industria, Comercio y Turismo y a la UCE para pedir que el comercio le devolviera el importe de los billetes, aunque la intervención de estos organismos no dio resultado.

630 euros de indemnización

Por ello, denunció judicialmente a «El Corte Inglés» que, a su vez, rechazó la demanda al entender, por un lado, que esta había prescrito y, por otro, que había cumplido el contrato publicitario y que la disconformidad del cliente se refería «tan solo al obsequio».

La sentencia judicial, sin embargo, señala que la publicidad es un contrato y que el consumidor cumplió con lo estipulado en la promoción «Compra y Vuela», mientras que «El Corte Inglés, S.A.» no respetó lo establecido en su publicidad.

«Si el demandante hubiera conocido esa falta
de disponibilidad de vuelos, o por lo menos en algunas fechas, que no constaban en la oferta publicitaria, no habría realizado esos dos pedidos a través de la página web», señala el fallo, que condena por tanto al comercio a pagar los 630 euros e intereses legales al demandante.

Fuente:  [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Razones para no aceptar un bolígrafo (u otras cosillas)

Noticias criminología. Regalos de laboratorios a médicos. Marisol Collazos Soto

 

Durante casi diez años aceptamos distintos objetos y beneficios por parte de la industria farmacéutica (pero ya hace más de dos años que no aceptamos, pedimos ni recibimos nada de nada, y, si llegan a leer hasta el final, verán que ésa cifra no deja de tener su importancia). Se nos daban bolígrafos, libretas, agendas, radios, libros, películas, relojes, agendas electrónicas, pendrives, cds, ceniceros, básculas, paraguas… Y eso refiriéndonos sólo a las cosas que llegamos a tener personalmente, porque si uno añade lo que se oía por ahí… Desde luego, el producto estrella es el congreso científico, donde te dan la inscripción (que puede superar fácilmente los 600 euros), el viaje (nacional o internacional) y el hotel (siempre cuatro estrellas). También son chulas (perdón, queríamos decir formativas) las charlas de algún compañero que, a cambio de unos 600 euros comenta unas cuantas diapositivas de un producto que la misma empresa fabricante le ha ya preparado, no vaya a perder tiempo revisando bibliografía independiente. Naturalmente, tras la charla que menos que una cena en un buen restaurante, todo regado con buen vino y todo, por supuesto, pagado por la empresa que les está (a nosotros ya no, porque pasamos de esos saraos) formando. Y no olvidemos los libros y tratados que se piden o directamente trae el amable visitador (ya saben, ése individuo que por malo que sea el chiste que cuentes, siempre se ríe…). Dichos libros llegan a veces a 100 o 200 euros.

Como ven, la oferta es fabulosa. Evidentemente, la razón de aceptar todo ello es que a cualquiera le gustaría no tener que pagar por sus libros, viajar a sitios lejanos y exóticos (o cercanos y sin exotismo, pero con avión, hotel y comidas gratis), o recibir todo tipo de chorradas a cambio de nada. Porque la industria farmacéutica es tonta y da todo eso a los prescriptores a cambio de nada, ¿verdad?

Sin embargo, como el tema nos gusta y hemos dedicado tiempo a darle vueltas, se nos han ocurrido nada menos que tres razones por las que se debería decir No Gracias a cualquier “regalito” de estos, ya sea un bolígrafo cutre o una estancia de cinco días en San Francisco con todo incluido. Si usted es de los que todavía aceptan, a lo mejor no ha llegado hasta aquí (es que las entradas nos quedan largas, qué le vamos a hacer) pero no nos vamos a quedar con las ganas de soltarlo.

1ª RAZÓN: LA ÉTICA

 2ª RAZÓN: LA ECONOMÍA
3ª RAZÓN: LA LEY
Artículo completo en: postPsiquiatría
Bajo licencia Creative Commons

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031