admin

Categorías

Coobis

huella de carbono

Computación en la nube y huella de carbono

Actualidad Informática. Computación en la nube y huella de carbono. Rafael Barzanallana

La computación en nube consiste en el desplazamiento de almacenamiento y procesamiento de datos del ordenador del usuario a servidores remotos. Puede proporcionar a los usuarios más espacio de almacenamiento y potencia de cálculo y además se puede acceder desde cualquier lugar del mundo en lugar de tener que conectarse a un único escritorio u otro equipo con sus recursos finitos. Sin embargo, algunos observadores han expresado su preocupación por el aumento de las demandas de energía del mantenimiento de los servidores distribuidos y para que estén en marcha y funcionando de forma continua, el portátil de un usuario individual puede ser desconectado cuando no está en uso.

Ahora, al escribir en International Journal of Information Technology, investigadores de la Universidad de Orán, en Argelia, han investigado cómo los sistemas de computación en la nube pueden ser optimizados para el uso de energía y reducir su huella de carbono. Jouhra Dad y Ghalem Belalem del Departamento de Ciencias de la Computación en Orán explican cómo han desarrollado un algoritmo para controlar las máquinas virtuales que se ejecutan en los ordenadores en un entorno de nube, para que el uso de energía de las unidades centrales de procesamiento central (CPU) y la capacidad de memoria (RAM en comparación con el espacio de almacenamiento de disco duro) se pueda reducir en la medida de lo posible  sin afectar al rendimiento general.

«El consumo de energía se considera como un problema importante en los sistemas que contienen servidores, centros de datos y nubes de computación», dice el equipo. «Estos recursos siguen consumiendo una gran cantidad de energía y producen emisiones de dióxido de carbono.» El estudio del equipo revela que la virtualización de los procesos y la migración en vivo de máquinas virtuales en el servicio en la nube usando su algoritmo de selección y asignación permite que diferentes herramientas y aplicaciones se consoliden para utilizar menos capacidad de CPU y memoria. Esto a su vez reduce la demanda de energía en los servidores al permitir que varias máquinas virtuales que se ejecutan en un solo cálculo remoto accesible a los usuarios sin comprometer el rendimiento.

Para optimizar el consumo de energía de los centros de datos, el enfoque propuesto se divide en dos fases. La primera es la selección de máquinas virtuales mediante la minimización modificada del algoritmo de migración que toma en consideración la utilización de la CPU y la memoria de trabajo. La solución se basa en recursos físicos con  umbrales superior e inferior. La segunda fase es la asignación de las máquinas virtuales migradas que utiliza el problema de la mochila multidimensional modificado. Este algoritmo debe empacar en tantos elementos como sea posible en una «mochila», sin exceder un límite de peso y sin ser forzados a dejar atrás los elementos esenciales al viajar.

Fuente: Dad, J. and Belalem, G. Energy optimisation in cloud computing. Int. J. Information Technology, Communications and Convergence, 2014; Vol. 3, No. 1

Related Posts with Thumbnails

Calendario

noviembre 2021
L M X J V S D
« Nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Spam

Otros enlaces

  • Enlaces

    Este blog no tiene ninguna relación con ellos, ni los recomienda.


  • Paperblog

    autobus las palmas aeropuerto cetona de frambuesa