admin

Categorías

Coobis

huesos

Seguimiento de la evolución de una fractura mediante un «chip» insertado

Actualidad Informática. Chips para controlar fracturas óseas. Rafael Barzanallana
Instalado sobre los implantes quirúrgicos, los sensores de medio centímetro de diámetro y más gruesa que la mitad de un milímetro permiten la transmisión en tiempo real de  información sobre el estado de un hueso fracturado,  esto es lo que lograron especialistas estadounidenses en bioingeniería médica.

Supervisar la reconstrucción de un hueso después de una fractura sin necesidad de utilizar los rayos X o pruebas invasivas, es lo que pueden hacer microsensores desarrollados por investigadores estadounidenses del Instituto Politécnico Rensselaer.

De pequeño tamaño (entre 6 y 4 mm de diámetro y 500 micras de espesor), estos sensores pueden ser montados en un gran número de implantes quirúrgicos, tales como barras utilizadas para reforzar un hueso fracturado. El sensor puede controlar la temperatura, voltaje, presión y el movimiento debido a la curación progresiva del hueso. Toda esta información puede ser recogida en tiempo real por una unidad externa.

Implantes biocompatibles para información en tiempo real

«El sensor es un dispositivo resonador pasivo , dijo Eric Ledet, del Departamento de Ingeniería Biomédica del Instituto Politécnico Rensselaer. que ha desarrollado esta tecnología. No se utiliza ninguna fuente de energía, es telemetría o sin conexiones eléctricas. Cuando se estimula por un campo de radiofrecuencia externo, resuena a una frecuencia característica. Cuando se carga, deforma, o  cambia de temperatura, en consecuencia hay cambios de frecuencia característica. Se puede leer esta información desde el exterior. Para ello se utiliza un analizador de red para activar el sensor y leer la información. »

REIC Ledet dijo que están trabajando en este tipo de sensor  cinco años. Por ahora, todo el desarrollo se realiza en laboratorio, pero el investigador espera comenzar pronto los primeros experimentos in vivo. «El sensor es simple y está hecho de materiales biocompatibles, por lo que no creo que haya problemas de seguridad relacionados con la implantación en el cuerpo humano. «En apariencia, estos sensores son como pequeñas espirales. Su simplicidad de diseño debería ayudar a producirlos en masa. «Nuestros prototipos fabricados en el laboratorio tienen un costo de menos de $ 20 (nota: unos 15 euros). Con la producción en masa, todavía será más barato «, indicó Eric Ledet.

Related Posts with Thumbnails

Calendario

octubre 2021
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Spam

Otros enlaces

  • Enlaces

    Este blog no tiene ninguna relación con ellos, ni los recomienda.


  • Paperblog

    autobus las palmas aeropuerto cetona de frambuesa