Bisfenol A y posible relación de obesidad en niños

Toca Comer. Bisfenol A y posible relación de obesidad en niños. Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

Un estudio realizado en EE.UU. publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) muestra por primera vez un vínculo entre el bisfenol A y la obesidad infantil. Se ha retirado del mercado europeo y americano para la fabricación de biberones, este componente químico también está presente en los tiques de compra y latas de refrescos y alimentos .

“Esta es la primera vez que un producto químico en el medio ambiente está relacionada con la obesidad en los niños en una amplia muestra representativa a nivel nacional”, dijo el Dr. Leonardo Trasande, profesor asistente de pediatría de la Universidad de Nueva York y autor principal del estudio.

Resultados del estudio

Los resultados del estudio, que involucró a 2838 niños de 6 a 19 años, los investigadores compararon la tasa de bisfenol A en la orina de los jóvenes y encontraron que los que tenían un nivel superior eran dos veces más propensos a ser obesos que los que tenían un índice de Bisfenol A más bien débil.

“Estos resultados demuestran una vez más la necesidad de ampliar nuestro enfoque para luchar contra la epidemia de la obesidad”, dice el Dr. Trasande. Está claro que “una dieta poco saludable y la falta de ejercicio contribuyen al aumento de la masa grasa en el cuerpo, pero es evidente que esto no es todo”, añade. Según él, “el estudio sugiere que también se deben tener en cuenta las posibles causas ambientales, en particular los productos químicos, que podrían ser un factor que contribuye a la obesidad”.

Un componente peligroso

El bisfenol A se sospechaba ya que es el origen de ciertos cánceres hormono-dependientes, como el de mama o cáncer de útero, causa de la diabetes, enfermedades cardiovasculares, alteraciones hepáticas y problemas de fertilidad.

En octubre de 2011, la Asamblea Nacional (Francia) había aprobado también una prohibición total del Bisfenol A para todos los contenedores de alimentos, a partir de 2014 – y en 2013, para los productos destinados a niños menores de tres años. Y en la conferencia ambiental, el gobierno francés dio su apoyo a la ley de Gerard Bapt, cuyo objetivo es prohibirlos.

No hay supuestos

La cautela de los investigadores, sin embargo, no debe dar lugar a sacar conclusiones apresuradas: “Decenas de investigación con animales de laboratorio expuestos a BPA no habían revelado ninguna relación entre la química y el peso. ‘

Si los niños obesos tienen más BPA en la orina, también puede ser debido a que consumen más productos que contienen este componente, como los refrescos y otros alimentos industriales ricos en grasas y azúcares. Otros factores también pueden entrar en juego en el desarrollo de la obesidad, tales como la falta de actividad física en particular.

Related Posts with Thumbnails
You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

*

Powered by WordPress | Designed by: Free WP Themes. | Thanks to Best Free WordPress Themes, Find WordPress Themes Free and Free WP Themes