admin
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Coobis

Información

¿Cuál es la potencia computacional del universo?

¿Puede una mirada cercana al universo darnos soluciones a problemas demasiado difíciles de resolver, incluso para una computadora del tamaño de un planeta?

En este vídeo, La Potencia Computacional del Universo,  del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, el físico Stephen Jordan pregunta:»¿Qué pasa si consideramos el cosmos como la producción de un cómputo de 13700 millones de años?» Después de todo, las computadoras calculan números para simular cambios complejos y el universo ha sufrido miles de millones de años de cambios de acuerdo con las leyes de la naturaleza. Jordan no está buscando convertir todo el cosmos en un vasto dispositivo informático (sin embargo, una premisa maravillosa de la ciencia-ficción que esa idea podría hacer) pero está examinando si podemos o no utilizar lo que vemos a través de nuestros telescopios para obtener información sobre problemas computacionales difíciles.
Jordan aplica este concepto a una pregunta que se llama problema de partición de números: Si tuvieras una pila de millones de números muy grandes y quisieras dividirlos en dos pilas iguales, ¿cómo lo harías? La matemática es tan difícil que se ha considerado como una base práctica para la criptografía.

Ampliar en: PHYS.ORG

Paradoja de la pérdida de información en agujeros negros

Black Hole Sagittarius A* and Supernova Remnant Sagittarius A East (NASA, Chandra, 02/01/01)La «paradoja de la pérdida de la información» de los agujeros negros – un problema de la física por casi 40 años – puede no existir. Eso es lo que algunos físicos han argumentado durante años: que los agujeros negros son las bóvedas finales, entidades que chupan en información y luego se evaporan sin dejar ninguna pista en cuanto a lo que  contenían. Un nuevo estudio de la Universidad de Buffalo (EE.UU.) encuentra que – contrariamente a lo que algunos físicos han argumentado a favor de los años – la información no se pierde una vez que ha entrado en un agujero negro. La investigación presenta cálculos explícitos que muestran cómo la información es, de hecho, conservada. «De acuerdo con nuestro trabajo, la información no se pierde una vez que entra en un agujero negro», dice Dejan Stojkovic, PhD, profesor asociado de física en la Universidad de Buffalo. «No sólo desaparecen.»

El nuevo estudio de Stojkovic, «La radiación de un objeto que se derrumba es manifiestamente Unitaria», apareció el 17 de marzo en la revista Physical Review Letters, con el estudiante de doctorado UB Anshul Saini como coautor. El documento describe cómo las interacciones entre las partículas emitidas por un agujero negro pueden revelar información sobre lo que hay dentro, como las características del objeto que formó el agujero negro, para empezar, y las características de la materia y la energía internas.

Este es un descubrimiento importante, afirma Stojkovic, porque incluso los físicos que creían que la información no se perdía en los agujeros negros, han luchado por demostrar, matemáticamente, cómo sucede esto. En su nuevo trabajo se presentan los cálculos explícitos que demuestran cómo se conserva la información.

La investigación marca un paso significativo hacia la solución de la «paradoja de la pérdida de la información», un problema que se planteó hace casi 40 años, desde que Stephen Hawking propuso por primera vez que los agujeros negros pueden emitir energía y se esta evapora con el tiempo. Esto planteaba un gran problema para la física, porque significaba que la información dentro de un agujero negro podría perderse permanentemente cuando el agujero negro desapareciera – una violación de la mecánica cuántica, que establece que la información debe ser conservada.

Información oculta en las interacciones de partículas

En la década de 1970, Hawking propuso que los agujeros negros eran capaces de emitir partículas radiantes, y que la pérdida de energía a través de este proceso impulsaría a los agujeros negros a encogerse y finalmente desaparecer. Hawking llegó a la conclusión de que las partículas emitidas por un agujero negro no  proporcionarían pistas sobre lo que había dentro, lo que significa que cualquier información que se encuentre dentro de un agujero negro se pierde por completo una vez que la entidad se evapora.

Aunque Hawking dijo más tarde que se había equivocado y que la información podría escapar de un agujero negro, el tema de si y cómo es posible recuperar información de un agujero negro ha seguido siendo un tema de debate.

Nuevo estudio de Stojkovic y de Saini ayuda a aclarar la historia

En lugar de mirar solo a las partículas que un agujero negro emite, el estudio también tiene en cuenta las sutiles interacciones entre las partículas. De esta manera, la investigación concluye que es posible para un observador fuera de un agujero negro recuperar información acerca de lo que hay dentro.

Las interacciones entre partículas pueden variar desde atracción gravitacional al intercambio de mediadores, como los fotones, entre las partículas. Tales «correlaciones» Desde hace tiempo se sabe que existen, pero muchos científicos las han considerado en el pasado como poco importantes.

«Estas correlaciones fueron a menudo ignoradas en los cálculos relacionados, ya que se pensaba que eran pequeñas e incapaces de mostrar una diferencia significativa», dice Stojkovic. «Nuestros cálculos explícitos muestran que aunque las correlaciones comienzan muy pequeñas, crecen en el tiempo y se vuelven lo suficientemente grandes como para cambiar el resultado.»

Fuente: THE DAILY GALAXY

Entrevista a Gerhard Rempe sobre la fascinación y las perspectivas de la tecnología de la información cuántica

Actualidad Informática. Internet cuántica. Rafael Barzanallana

Gerhard Rempe, Director del Instituto Max Planck de Óptica Cuántica en Garching, y sus colegas investigan los fundamentos de la tecnología de la información cuántica.

Los investigadores han aprendido a controlar átomos individuales  y fotones, o partículas de luz, y las interacciones entre los dos de una manera muy precisa. Atrapan átomos individuales en resonadores que están esencialmente compuestos por dos muy  buenos espejos. Al traer fotones para interactuar con un átomo en el resonador, almacenan información en el átomo en forma de bits individuales, se lee el bit de nuevo y se transfiere a otro átomo. Recientemente, incluso vincularon lógicamente un átomo con un fotón y así ejecutaron un paso fundamental en la computación cuántica.

Profesor Rempe, ¿cómo explicó su trabajo a sus hijos cuando eran jóvenes?

Gerhard Rempe: Fue muy difícil. Podía casi llegar al estado de superposición, donde una partícula cuántica puede existir en dos estados al mismo tiempo antes de que se midieron sus propiedades. Pero no llegué muy lejos con el entrelazamiento de dos partículas. Traté de demostrar el efecto con los dados.

¿Puede intentarlo de nuevo para nosotros?

Con un dado, los números en los lados opuestos siempre suman siete. El seis es opuesta al uno, por ejemplo. Así que si veo un número, yo sé de inmediato el otro. Existe una situación similar cuando mido las propiedades de las partículas entrelazadas. Lo más loco sobre el entrelazamiento es que el resultado de una medición depende también del tipo de medición – decimos que podemos girar la base. Tal vez es más fácil si usted se imagina que fuera a poner su cabeza a un lado para que  pueda ver simultáneamente algo de los números en los lados opuestos. Esto lleva a un nuevo, «número» girado, cuyo «homólogo» siempre gira automáticamente con él. Pero es posible que note que es muy difícil de explicar esto con analogías. La física cuántica no es ilustrativa, ya que nuestras ideas se caracterizan por la vida cotidiana y la física cuántica no se aplica aquí.

Probablemente uno tiene que aceptar que su trabajo excede el poder de la imaginación de muchas personas. Pero no es sólo el concepto de su investigación lo que es difícil de entender. Sus experimentos también parecen ser técnicamente inconcebibles. Después de todo, se trabaja con átomos individuales y fotones individuales.

Hoy en día, puedo decir que no es difícil, porque ahora podemos hacerlo. Pero empecé en esto hace 20 años. Y en retrospectiva, tiene razón: hemos tenido que recorrer un camino largo, pero emocionante hasta conseguir el control de las partículas individuales y muy diferentes, tales como átomos y fotones. Y también tenía que disponer de grandes cantidades de tecnologías. Cuando la investigación se desarrolla durante un tiempo tan largo es fantástico estar en la Sociedad Max Planck, porque aquí es posible llevar a cabo proyectos de investigación a largo plazo y saber que la financiación es segura.

La perseverancia, obviamente, dio sus frutos.

En las conferencias escuchamos comentarios apreciativos otra vez. Sin embargo, algunos estudiantes de doctorado que nos gustaría asumir tienen miedo de unirse a nosotros, porque nuestros experimentos son demasiado exigentes para ellos. Para otros, es precisamente este aspecto que es más atractivo, por supuesto.

¿Qué problemas tuvo que superar para poder controlar esas pequeñas partículas como los átomos y los fotones?

Cuidado: los átomos pueden ser extremadamente pequeños, pero nuestros fotones no lo son ciertamente. Se extienden sobre varios cientos de metros, pero se mueven muy rápido, por supuesto. Debido a que se extienden sobre un espacio tan grande, podemos optar por su frecuencia, es decir, su color, con extrema precisión.

Esta es otra característica de los objetos cuánticos que toma algún tiempo para acostumbrarse, el hecho de que no todas sus propiedades se pueden determinar con la mejor precisión posible. ¿Puede decirnos algo sobre otros desafíos en sus experimentos?

Una trampa mantiene nuestros átomos entre dos espejos que están muy cerca uno del otro. En un principio, los espejos estaban siempre en nuestro camino cuando queríamos llegar al átomo con rayos láser para enfriar o influir en su estado.

¿Cómo resolver este problema?

Hemos desarrollado técnicas de enfriamiento especiales para esto, por ejemplo. Existen algunos métodos de enfriamiento de átomos en el espacio libre. Esta fue una de las cosas por las que David Wineland recibió el Premio Nobel 2012 de Física, por ejemplo. Nosotros, en cambio, tenemos en cuenta las propiedades de radiación especiales del átomo en el resonador, que son diferentes a las de espacio libre. El átomo se ve entre los espejos tal vez un millón de veces. Aprovechamos esta para enfriar el átomo.

¿Por qué estás interesado en el sistema de un átomo en un resonador?

Hay dos razones para esto. Por un lado, soy realmente un físico de láser. He construido un láser como parte de mi tesis. ¿Y qué es un láser? Un medio entre dos espejos que se excita y que amplifica la luz. En algún momento me pregunté cuáles son los límites que estaban aquí. ¿Puedo construir un láser de un átomo entre dos espejos? En realidad, nadie ha tenido éxito en hacer esto hasta ahora. Un problema es que cuanto más reduzco el número de átomos entre los espejos, estos espejos tienen que ser mejores.

¿Y la segunda razón?

Si trabajo con un sistema tan simple que consta de sólo un átomo y un fotón con una frecuencia con una polarización y una longitud de onda, puedo investigar muchas cuestiones fundamentales. Se podría pensar que no pasa mucho en un sistema tan simple, pero en realidad hay mucho que hacer.

¿Y lo que realmente sucede?

Lo más importante es que la interacción entre la luz y la materia se convierte en no lineal. Si las interacciones fueron lineales, el átomo simplemente reaccionaría dos veces tan intensamente con el doble de la intensidad de la luz, por ejemplo. Pero este no es el caso para un átomo individual. Si ofrezco al átomo un fotón, que es absorbida por el átomo. El átomo hace la transición desde el estado fundamental a un estado excitado. Si el segundo fotón llega ahora, el átomo ya no puede absorberlo, puesto que ya está excitado. Sólo se puede emitir. Así que lo que originalmente era un absorbedor se ha convertido en un emisor. Por lo tanto, un único fotón puede girar completamente alrededor de las propiedades de radiación de un medio que consta de un solo átomo. Esto no es posible con un medio que consta de muchos átomos, por supuesto. Desde este punto de vista, una reducción de las partículas individuales no es una limitación, sino una oportunidad. Debido a que un átomo y un fotón se comunican mucho más intensamente entre sí.

¿Qué papel juega el resonador en este proceso?

Sin el resonador que sería imposible para mí golpear al átomo correctamente. El átomo es mucho más pequeño que un haz de luz, incluso si enfoco a un nivel óptimo. Esto hace que sea muy poco probable que el fotón se reúna con el átomo y que los dos iniciaran un diálogo intenso. El fotón se refleja una y otra vez entre los espejos, de modo que la probabilidad de que el fotón interactúe con el átomo se incrementa considerablemente.

Los obstáculos experimentales en su investigación son obviamente difícil de superar. ¿Cuál es su objetivo a largo plazo?

El camino que tomamos no siempre correr en línea recta, a veces miramos a la izquierda y la derecha. Es como estar en las montañas, donde a veces es también posible la deriva en todo el paisaje hermoso distanciándose de la ruta real.

¿Y el ordenador cuántico es el pico?

La gente siempre mencionan la computadora cuántica, no sé por qué. Es sólo una de las posibilidades que la tecnología de la información cuántica nos proporciona. Todavía no tenemos ni idea de si y cuándo habrá uno.

Entonces, ¿cuál es su objetivo alternativa?

No queremos calcular, sino comunicamos. Mi objetivo es a largo plazo es una internet cuántica que tenga una alta capacidad, se extienda por grandes distancias y no sea susceptible a la escucha, de modo que la NSA ya no pueda escuchar, por ejemplo.

Ellos están probablemente muy interesados ??en la computación cuántica … 

Debido a que un ordenador cuántico puede romper rápidamente cifrados clásicos. Pero no se puede hacer esto con la criptografía cuántica sin que alguien se diera cuenta de lo que están haciendo. Es incluso posible comprar la criptografía cuántica en la actualidad, pero funciona sólo en unos pocos kilómetros y sólo entre dos partes. Nuestro sistema híbrido usando un fotón y un átomo en un resonador hace que sea posible la transmisión de información cuántica segura a través de grandes distancias y también para la comunicación entre varias partes.

¿De qué manera es su sistema especialmente adecuado para esto?

Por un lado, necesito fotones. Ellos son los únicos posibles portadores de información a través de grandes distancias, porque no puedo empacar realmente mi átomo en una maleta y llevarlo del punto A al B. Los fotones son buenos para la transferencia, pero lamentablemente siempre se pierden. Por lo tanto necesito  amplificar la información si quiero enviarla a lo largo de grandes distancias. Pero no puedo ampliar la información cuántica como la información clásica. Es por eso que necesito un repetidor cuántico …

Un amplificador que mantiene el carácter cuántico de la información.

Exactamente, y para esto entonces necesito un dispositivo de almacenamiento cuántico, y nuestros átomos representan la mejor forma posible de lograrlo. Estos dispositivos de almacenamiento cuántico serían importantes no sólo para el repetidor cuántico, sino también para otras muchas  aplicaciones.

¿Cuál es su pensamiento en la actualidad, por ejemplo?

Tal dispositivo de almacenamiento es muy importante si quiero establecer una conexión entre tres o más partes en donde la sincronización es crucial. Si yo sólo quiero transmitir información de A a B, todo funciona de forma secuencial. Pero si un tercero está involucrado, lo que necesita es saber cuando se debe transmitir su información. Hasta entonces tiene que aferrarse a la información, y para ello se necesita un dispositivo de almacenamiento . Estas conexiones entre varios socios son comunes en internet. Así que la palabra clave es la escalabilidad.

La posibilidad de combinar muchos sistemas que trabajan en una pequeña escala a un sistema más grande.

Precisamente! Un sistema es escalable si las dificultades técnicas para la expansión aumentan sólo linealmente, mientras que las posibilidades aumentan exponencialmente. El potencial de los sistemas entrelazados para la computación cuántica, por ejemplo, sólo puede ser agotado completamente en sistemas más grandes. Algunas propuestas para un ordenador cuántico no son escalables, sin embargo.

¿Puede dar un ejemplo de esto?

Al organizar los iones en una cadena, que ya ha producido puertas lógicas cuánticas, en otras palabras,  operaciones lógicas. Esto ha sido posible con hasta 14 iones hasta ahora. Pero si me dirijo a un ion en un extremo de la cadena, tengo que transportar la información de este a través de toda la cadena con el fin de enviarlo al otro extremo.

Cuanto más larga sea la cadena, más fácil es que la información se pierda.

Eso es correcto. Tal vez sea posible añadir un átomo más, al igual que siempre se puede incluir otro pañuelo en una maleta. Pero en algún momento, eso es todo. Este sistema, por lo tanto no es escalable. Nuestro sistema es escalable en contraste.

Por tanto, es teóricamente posible combinarlo con sí mismo tantas veces como lo desee. ¿Podemos ya prever cuándo vamos a tener una internet cuántica que no pueda ser interceptada?

Eso es difícil. La historia del mundo no sigue una línea recta. Si hay una sorpresa de mañana, todos podemos estar haciendo algo diferente el día después de mañana. Esto no es un desastre, porque en la investigación básica sobre todo estamos buscando las sorpresas – que en realidad sería aburrida sin ellas. Así que mi conclusión es: vamos a esperar y ver!

Fuente: Peter Hergersberg. Interview with Gerhard Rempe about the fascination of and prospects for quantum information technology Read more at: http://phys.org/news/2014-04-gerhard-rempe-fascination-prospects-quantum.html#jCp. http://phys.org/news/2014-04-gerhard-rempe-fascination-prospects-quantum.html (accessed 2014/04/17).

La nanotecnología permitirá guardar información durante un millón de años

Disco que dura un millón de años

Los discos duros magnéticos actuales pueden guardar nuestros datos durante una década aproximadamente. Los CDs/DVDs teóricamente aguantan un máximo de 30 años, aunque su vida media suele rondar los quince si se guardan correctamente. Pero estas fechas son bastante limitadas y si nos fijamos en los últimos años no parece que vayan a mejorar mucho. Desde que IBM creó sus primeros discos en 1956 se ha aumentado la capacidad de almacenamiento y su eficiencia energética, pero hay algo que no ha cambiado; la vida media de los discos no ha mejorado. 

Ahora gracias al trabajo de Jeroen de Vries y sus colaboradores de la Universidad de Twente, Holanda han conseguido un avance muy significativo. Han creado el primer modelo de disco capaz de guardar la información en una escala de tiempo muchísimo mayor, en concreto han testado y experimentado con un disco de un millón de años de vida, e incluso más.

Para conseguir este disco se fijaron en la energía mínima que se necesita para separar un estado de otro. En la energía de potencial necesaria para corromper un dato y convertirlo de un 0 a un 1. En definitiva, estudiaron a través de la Ley de Arrhenius cual es la relación entre la temperatura y la vibración atómica que hace que los datos se pierdan. Para que el disco aguante el millón de años que buscaban, la energía de activación tenía que estar entre 63KbT y 70KbT, valores que con la tecnología actual se pueden perfectamente lograr.

El modelo de disco es simple. Los nanotecnólogos almacenaron los datos en una lineas introducidas en un fino disco de tungsteno cubierto de una capa protectora de nitruro de silicio (Si3N4). Estos materiales fueron elegidos por sus bajos coeficientes de expansión térmica, lo que los hace perfectos para aguantar altas temperaturas. El siguiente paso es guardar la información, códigos QR con líneas de 100nm de ancho y calentarlos para ver como los datos se corrompen.

Según sus cálculos el modelo debería sobrevivir durante una hora a 445 Kelvin para que en condiciones normales el disco aguantara un millón de años. En el experimento el disco aguantó hasta los 848 Kelvin, aunque con graves pérdidas de información. Todo un éxito sin embargo que sobrepasó las expectativas de los propios científicos.

Hoy por hoy el libro de papel sigue siendo el medio más longevo que tenemos para almacenar nuestra cultura e información. Pero con estos nuevos discos magnéticos se nos abre una puerta increíble, una nueva oportunidad para el Proyecto Rosetta y una manera de despreocuparnos porque las futuras generaciones no puedan saber de nosotros. ¿Igualará algún día la escritura magnética a la impresa?

Ref:  arxiv.org/abs/1310.2961 : Towards Gigayear Storage Using a Silicon-Nitride/Tungsten Based Medium

Fuente: omicrono

Transmisión molecular de información

Actualidad Informática. Transmisión molecular de información con isopropanol. Rafael Barzanallana. UMU

Investigadores de la Universidad de York, en Toronto (Canadá), liderados por Nariman Farsad, han creado un sistema para la transmisión de textos mediante señales moleculares, en vez de las convencionales eléctricas, lumínicas o radioeléctricas. Un concepto que copia a la naturaleza la cual, por lo general, utiliza moléculas químicas para hacer comunicar las células o las neuronas. En concreto, el primer mensaje que han conseguido transmitir es el título del himno nacional de Canadá, «O, Canada».

Como todo sistema de comunicación, el nuevo concepto dispone de un transmisor y un receptor. El primero es un vaporizador controlado eléctricamente que lanza isopropanol, un alcohol. El receptor, por su parte, es un sensor de alcohol que puede detectar pequeñas concentraciones del mismo en el aire. El código utilizado es binario codificándose cada letra con una secuencia de dígitos 1 o 0. Un 1 se representa por el lanzamiento durante 100 ms de alcohol mientras que un 0 es simplemente la ausencia de alcohol. Parte del secreto está, por supuesto, en la sincronización del transmisor y el receptor puesto que este debe «leer» el aire justo en ciertos momentos determinados. El equipo de York ha logrado la transmisión de texto enviando un bit cada tres segundos. Así, el sensor se activa durante tres segundos. Si detecta cantidades de isopropanol, graba un 1. Si no detecta nada, un 0. Al final, es capaz de reproducir totalmente el texto enviado. De momento, la distancia a la que se ha logrado transmitir es de cuatro metros. La necesidad de un ciclo tan largo (toda la comunicación molecular es lenta en comparación con la eléctrica, también cuando sucede en nuestros cuerpos) se debe a que la nubecilla de alcohol puede retrasarse o adelantarse dependiendo de la turbulencia del aire de modo que es preciso dar un tiempo amplio para evitar ambigüedades.

Fuente: Biblumliteraria

Infografía códigos QR

Actualidad Informática. Infografía códigos QR. Rafael Barzanallana. UMU

Fuente:

Teletransporte de información con ordenadores cuánticos

Actualidad Informática. Qbits frente bits. Rafael Barzanallana. UMU

Las unidades mínimas de información de los ordenadores actuales son los Bits, que pueden tomar el valor 0 o el valor 1. Sin embargo, los ordenadores cuánticos, cuya unidad mínima de información es el Qubit, pueden almacenar 2 valores por cada vector por lo que las posibilidades de multiplican. Con esta imagen lo entenderéis mejor.

Y ahora aparece el debate, ¿son estos ordenadores capaces de teletransportar información? Y aunque os parezca mentira, la respuesta es SÍ.

Es más, investigadores del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich han conseguido teletransportar información de un lugar a otro una distancia de 6 milímetros. 6 milímetros no parece gran cosa, pero sin duda abre las puertas a preguntas sobre como intercambiaremos información en el futuro.

Para este experimento el equipo creó tres circuitos micrométricos en un chip de computadora de 7 x7 milímetros. Dos de estos circuitos funcionan como emisores de datos y el tercero como receptor. Y para empezar, los investigadores enfriaron el chip hasta temperaturas cerca del 0 absoluto. Los electrones (que son en realidad los Qubits de información de un ordenador) se vincularon unos a otros ycompartieron estados cuánticos idénticos (tal y como predice la mecánica cuántica).

¿Que significa esto? Que los electrones del emisor se habían vinculado con los del receptor,intercambiando fotones. En este punto, los investigadores codificaron información en los circuitos del emisor, y esta, era reflejada instantáneamente en los circuitos del emisor que se encontraba a 6 milímetros de distancia. Es decir, la información se había teletransportado.

Algo que no ocurre con los ordenadores normales, ¿verdad? La información viaja a través de cables o a través de ondas de radio, sin embargo, es este caso, la información apareció en un lugar, desapareciendo de otro lugar (próximo, sí, pero no conectado de ninguna manera habitual). Además, el equipo de investigación, consiguió teletransportar 10.000 qubits por segundo de información del emisor al receptor de forma consistente, y consiguieron aumentar la distancia de la teletransportación.

Sin embargo, y aunque esto es un logro impresionante, el equipo nos cuenta que esto no ocurre cada vez que realizan el experimento, si no un porcentaje bastante bajo de las veces que bajan la temperatura del chip. Un dato, que no es en absoluto deprimente, ya que las investigaciones continúan y es posible que un día, podamos sencillamente apretar un botón y pasar información de un lado a otro por medio de la teletransportación, sin ningún dispositivo o cable conectado a nuestro ordenador.

Fuente: Medciencia

Logran reconstruir lenguas antiguas mediante software

Actualidad Informática. Logran reconstruir lenguas antiguas mediante software. Rafael Barzanallana. UMU

Científicos de la UC Berkeley y de la Universidad de British Columbia han creado un software que es capaz de reconstruir lenguas antiguas mediante software, haciéndolo de manera más rápida que los humanos. Estas lenguas antiguas son llamadas «protolenguas», las cuales son las antepasadas de las lenguas que conocemos hoy en día y de las cuales han evolucionado. De entre estas protolenguas podemos destacar el Protoindoeuropeo, el Proto-afroasiático y el Protoaustronesio, que es la lengua que se ha usado en el estudio. El Protoaustronesio ha dado lugar a las lenguas que se hablan en el Sudeste Asiático, el Pacífico, zonas de Asia continental y Australasia.

Aprovechando las ventajas del Big Data y la computación los científicos quisieron probar que el software funcionaba y para ello cogieron 637 lenguas de las que se hablan ahora en Asia y la zona Pacífico y con ella recrearon la lengua común de la cual vienen todas ellas. Este software usa razonamiento probabilístico y busca dentro de la lógica evolutiva y las estadísticas para reconstruir el pasado.

De estas 637 lenguas se analizó una base de datos de unas 140.000 palabras para llevar a cabo la reconstrucción del Protoautronesio. Luego se comparó el resultado con el que ya tenían del trabajo de lingüistas y les salió una precisión del 85%, pero eso sí, en mucho menos tiempo.

Y es que hasta ahora todo el trabajo se hacía de manera manual con lingüistas especializados. Según palabras de Dan Klein, profesor asociado de la UC Berkeley:

Lleva mucho tiempo para los humanos el hecho de revisar todos los datos. Hay miles de lenguas en el mundo, con miles de palabras cada una ya sin tener en cuenta los ancestros de estas lenguas. Necesitaríamos cientos de años para entrar en detalle en cada lengua y hacer referencias cruzadas entre todos los cambios que han pasado durante el tiempo. Pero en esto es en donde los ordenadores brillan.

Los que me apasiona de este sistema es que podremos coger todas las grandes ideas que los lingüistas han tenido sobre la reconstrucción histórica y las podremos automatizar: más datos, más palabras y más lenguas en menos tiempo.

De momento, con la ayuda de este software podemos esperar que se avance más rápido en el descubrimiento de estas lenguas antiguas. Lo que sigue siendo un misterio es si se podrá ir más atrás y descubrir si hubo una vez una primera lengua de la cual salieron todas las demás.

Fuente: ALT1040
Bajo licencia Creative Commons

Cuatro gramos de ADN bastarían para almacenar la información del planeta

Actualidad Informática. Cuatro gramos de ADN bastarían para almacenar la información del planeta. Rafael Barzanallana. UMU

Investigadores han logrado crear un proceso con el que sería posible almacenar sin errores datos en la forma de cadenas sintéticas de ADN, las cuales en teoría podrían perdurar intactas por miles de años. De acuerdo con sus cálculos, el método de codificación de información desarrollado marcaría la posibilidad de guardar cerca de cien millones de horas de video en Alta Definición, o incluso contener toda la información del mundo, equivalente a 1.8 zettabytes, en tan sólo cuatro gramos de peso.

Hace unos días se mostraban los grandes avances que marcaban este proceso como una realidad prácticamente inevitable y ahora aquí presentamos la primera prueba. El estudio, publicado en la revista de investigación Nature esta misma semana, fue desarrollado por un grupo de científicos británicos del European Bioinformatics Institute EMBL-EBI, quienes indican haber podido almacenar una versión MP3 del famoso discurso de Martin Luther King “I Have a Dream” junto a una imagen del logotipo de la institución y algunos archivos de texto (probablemente listas del súper), dentro de una cadena sencilla de ADN.

Fuente: AlT1040

Li-Fi, uso de LEDs de iluminación para transmitir datos

La luz es la parte del espectro electromagnético que podemos ver, un conjunto de longitudes de onda que conocemos como espectro visible y cuyas frecuencias están muy por encima de las ondas de radio, por ejemplo (el espectro visible se encuentra en la banda de los 384 THz). En el ámbito de las comunicaciones, solemos trabajar con ondas electromagnéticas (ya sea en la banda de radio o en las microondas) que propagamos a través de un soporte físico o a través del aire o, en su defecto, usando infraestructuras como los cables de fibra óptica (o incluso comunicaciones con haces láser sin usar fibras).

Si bien es cierto que los LEDs se llevan utilizando desde hace bastante tiempo en comunicaciones, por ejemplo, en infrarrojos e, incluso, para alimentar comunicaciones basadas en fibras ópticas; la Universidad de Strathclyde, en Reino Unido, se ha propuesto convertir el parpadeo constante de las luces basadas en LED en una tecnología de comunicación que sea capaz de transmitir datos usando el espectro de luz visible.

Esta universidad ha creado un centro de investigación, denominado Intelligent Lighting Centre, junto a otras entidades que forman el Li-Fi Consortium para investigar el desarrollo de LEDs de pequeño tamaño que, además de alumbrar, sirvan para transmitir datos y, para ello, contarán con la nada despreciable cifra de 7,28 millones de dólares para trabajar en esta materia.

Ampliar en: ALT1040

Related Posts with Thumbnails

Calendario

julio 2019
L M X J V S D
« Nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Lo más visto

  • Infografía: espectro electromagnético y sus aplicaciones - 12.157 views
  • Las ecuaciones de la física en la vida cotidiana - 9.092 views
  • Evolución del logo de Windows - 7.903 views
  • Versiones de éxito y fracaso de Windows - 7.173 views
  • Transistor óptico - 7.153 views
  • Evolución de los microprocesadores Intel - 6.921 views
  • El método científico, ejemplo con plantas - 6.805 views
  • Historia gráfica del universo desde el Big Bang - 6.555 views
  • Cómo pueden las ondas de radio atravesar las paredes - 6.493 views
  • Comparación humorística de navegadores de internet - 6.431 views

Spam

Otros enlaces

  • Enlaces

    Este blog no tiene ninguna relación con ellos, ni los recomienda.


  • Paperblog

    autobus las palmas aeropuerto cetona de frambuesa