admin

Categorías

Coobis

ecología

Apple ya no tiene certificado ecológico en sus productos

Actualidad Informática. Apple ya no tiene certificado ecológico en sus productos. Rafael Barzanallana

Apple ha estado cambiando sus diseños y haciendo sus equipos, productos no tan ecológicos como lo fueron hace bastante tiempo. Cuando uno entraba al sitio de Apple y buscaba información del iPod, iPhone, MacBook o iMac, se encontraba con el logo de EPEAT, pero ya no será así.

El iPhone ya no tiene una batería que se pueda quitar, el MacBook Air tiene sus componentes  soldados a la placa base y, tal vez el más controvertido, el MacBook Pro Retina Display, el cual es casi imposible de ser mejorado, reparado o lo que tenga que ver con acceder a él por parte del usuario. Así que, como comenta el CEO de EPEAT, las características de los productos de Apple ya no cumplen con los requerimientos de la compañía y ya no se pueden registrar como ecológicos. Apple avisó a la compañía reguladora que en un futuro, tampoco enviarán sus productos a revisión. La EPEAT comentó que Apple podría estar trabajando en un certificado propio.

Esto significa varias cosas; primero, Apple, en busca de mejorar sus diseños y productos, ha olvidado la ecología y que estos tengan materiales no perjudiciales. La otra es que pronto veremos más productos como el MacBook Pro Retina Display, el cual ya no permite al usuario cambiar los  componentes o mejorarlos, ahora es casi necesario tener que llevarla a una Apple Store. Pero al final, ¿qué habrá sido necesario para que Apple quitara los certificados a 39 productos?

Fuente: Wall Street Journal

Ocho consejos para reducir el impacto ambiental de los ordenadores

La empresa de servicios tecnológicos EDS quiere ayudar a las empresas y gobiernos a comenzar el año de forma ecológica con la propuesta de ocho formas para reducir el impacto ambiental de la informática en 2008.

La primera opción es cambiar la idea de «aplicación» -o servidor- que tienen muchas empresas. La virtualización de los servidores permite que múltiples aplicaciones operen de forma segura con el mismo servidor físico. «Trasladar la actividad de los servidores del 15-20% de su utilización al 80-90% permite trabajar mejor usando el mismo perfil de energía», defiende EDS.

Otra de las recomendaciones pasa por apagar los servidores que no se usen. «Lo mejor para ahorrar energía es no utilizarla», recalca la compañía, que recuerda que «servidores y discos duros deberían estar encendidos sólo cuando son necesarios, de forma que éstos puedan conectarse directamente en cuanto que un incremento de la demanda lo requiera».

La tercera opción es emplear técnicas de ahorro de energía ya aplicadas hoy en día a los ordenadores portátiles. Cuando la demanda lo permita, las organizaciones «deberían programar los servidores para que funcionen a una velocidad inferior a la normal, con la consiguiente reducción en el consumo de energía», asegura EDS.

Además, -opina-, «las empresas deberían siempre elegir un servidor con el suministro de energía más eficiente disponible conla configuración seleccionada».

Optimizar las aplicaciones que operen desde el centro de datos es otro de los consejos de EDS, ya que «un software ineficiente o que produce poco valor de negocio debería ser reducido, optimizado o eliminado».

El mantenimiento riguroso también es considerado fundamental por la compañía, puesto que los gestores de los centros de datos pueden mejorar la eficiencia de sus capacidades mediante un mantenimiento que asegure que todos los equipamientos están operando al máximo de su eficiencia. «También se puede mejorar la eficiencia mediante la modificación de la distribución y configuración de los equipos para reducir en enfriamiento de los mismos», añade EDS.

Además, los procesadores más veloces permiten aumentar la eficiencia mientras se reduce el uso energético, y prestar atención a las operaciones de las infraestructuras es otra de las claves. «Cuando una empresa se excede en el coste de compra de un servidor, normalmente, y si éste es bueno, la ecuación se inclina a favor de una mayor eficiencia y rigor, algo tan positivo para el medio ambiente como para las cuentas de la empresa», explica la compañía.

Y es que, otra de sus recomendaciones es «invertir en ser verde», puesto que «es importante buscar aplicaciones tecnológicas innovadoras que supongan un considerable impacto tanto para las empresas como para los clientes». Como ejemplo, EDS cita los interrumpores que se apagan automáticamente, que pueden ahorrar hasta un 40% de electricidad, los termostatos programables para normalizar la temperatura cuando se desocupen los edificios, etc.

Finalmente, EDS adelanta que «el mundo verá una explosión de tecnologías de la información que se irán desarrollando según nos movamos a un régimen de menor consumo energético en edificios nuevos y antiguos en los próximos años». «Las ventajas de consumir menos electricidad reducen los costes estructurales y el carbono en la atmósfera, lo que es bueno para el negocio y para el planeta», asevera.

Fuente: Europapress

Related Posts with Thumbnails

Calendario

diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Spam

Otros enlaces

  • Enlaces

    Este blog no tiene ninguna relación con ellos, ni los recomienda.


  • Paperblog

    autobus las palmas aeropuerto cetona de frambuesa