Campaña que sataniza el azúcar

Toca Comer. Campaña que sataniza el azúcar . Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

El azúcar vuelve a estar en el filo de la navaja, es nuevamente señalada como la culpable de grandes daños a la humanidad, es rechazada y comparada duramente casi con la misma dureza como se juzga el tabaco. Señalada de tener una cadena de producción donde la explotación infantil y la esclavitud son su día a día. No hay lugar para la neutralidad o la duda. Una dura campaña titulada “25 gramos” donde el azúcar es el centro de casi todos los males. ¿hay alguna base científica detrás? ¿todo es tan radicalmente maligno?

La campaña en cuestión se titula “25 Gramos”,inspirados en la cantidad de azúcar que sugiere la Organización Mundial de la Salud como cantidad de consumo correcto, y es  impulsada por VSF Justicia Alimentaria Global la cual con radicalidad alerta sobre los presuntos peligros asociados al incremento del consumo de azúcar.

La campaña denuncia y cuestiona las estrategias de la industria alimentaria para hacer que el azúcar sea omnipresente en la dieta, al tiempo que exige que se regule su comercialización, así como la publicidad de productos azucarados dirigidos al público infantil y que se limite su acceso a través de políticas impositivas, entre otras medidas.

Todo malo, malo y malo

La campaña es dirigida a los consumidores y busca cuestionar la industria alimentaria poniéndola en el paredón y argumentando que todo el manejo tiene un carácter poco transparente y muy dañino para la salud en general. La industria queda culpabilizada de la pandemia de obesidad al incluir cantidades de azúcar en los alimentos y, según la ONG, no hacerlo suficientemente evidente. Es decir, cuestiona la política alimentaria del país, ya que tanto etiquetas como procesos quedan en la mira. Todo en la mira y con un aire de duda.

“25 Gramos” recorre las diferentes fases de la cadena agroalimentaria del azúcar, desde su producción hasta su consumo, pasando por el comercio y la distribución de este producto en todas sus formas analizando, a través de este paradigmático producto las estrategias de la agroindustria, así como las consecuencias que la aplicación de este modelo están acarreando a nivel mundial.

La ONG asegura que en la producción de azúcar las condiciones laborales son infrahumanas en los países productores, hay una destrucción del medio ambiente y genera graves problemas de salud relacionados con el incremento de casos de obesidad y sobrepeso. Una lista de males infinitos.

Una visión extrema y sin matices

El derecho a cuestionarse los procesos y el consumo es parte de la necesidad humana de exploración y supervivencia. Es un derecho y es tan válida como necesaria, pero una visión tan radical y con poco aire crea desconfianza al mostrar todo con un filtro tan negativo.

La satanización del azúcar y culpabilizar a la industria quizás no sea el mejor camino para la búsqueda del bien común. No se trata de buscar culpables sino de encontrar soluciones entre todos. La alimentación y la industria están en el día a día en todos los hogares por lo tanto un juicio tan contundente solo nos llevaría, cumpliéndolo literalmente, a consumir agua y algún alimento criado en el jardín del balcón de casa. Todo no puede ser tan blanco o tan negro. Matices, eso es lo que hace falta matices.

Fuente: ClubDarwin.NET

Related Posts with Thumbnails
You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

*

Powered by WordPress | Designed by: Free WP Themes. | Thanks to Best Free WordPress Themes, Find WordPress Themes Free and Free WP Themes