Bebidas energéticas prometen llegar al límite, pero los expertos dicen que las pruebas son escasa

Toca Comer. Bebidas energéticas prometen llegar al límite, pero los expertos dicen que las pruebas son escasa. Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

Las bebidas energéticas son las de más rápido crecimiento de la industria de bebidas de EE.UU., con ventas de más de 10000 millones de dólares en 2012 – más que los estadounidenses gastaron en té helado o bebidas deportivas como Gatorade.

Su creciente popularidad representa un cambio generacional en lo que la gente bebe, y refleja una exitosa campaña para convencer a los consumidores, en particular los adolescentes, que las bebidas supuestamente aportan una ventaja mental y física.

Las bebidas están ahora bajo escrutinio por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos después de los informes de muertes y lesiones graves que pueden estar vinculados a sus niveles de cafeína (siempre que se consuman en exceso). Pero, sin embargo,  una cosa está clara, las entrevistas con los investigadores y una revisión de los estudios científicos demuestran que: la industria de la bebida energética se basa en una mezcla de ingredientes que, además de la cafeína, tienen poco o ningún beneficio para los consumidores.

“Si usted tuviera una taza de café  piensa que va a afectar al metabolismo de la misma manera”, dijo el Dr. Robert W. Pettitt,  profesor asociado en la Universidad Estatal de Minnesota en Mankato, que ha estudiado las bebidas.

Las compañías  de bebidas energéticas han promovido sus productos no con la cafeína como combustible, sino como brebajes especialmente diseñados, mezclas que proporcionan algo más. Por ejemplo, los productores afirman que “Red Bull te da alas”, que Rockstar Energy está “formulado científicamente” y Monster Energy es una “bebida energética asesina.” El representante Edward J. Markey de Massachusetts, un demócrata, ha pedido al gobierno que investigue  a la industria del marketing.

La promoción de un mensaje más allá de la cafeína ha permitido a los fabricantes de estas bebidas  cobrar precios más altos. Una bebida de  de 16 onzas  se vende por $ 2,99 una lata contiene aproximadamente la misma cantidad de cafeína que una tableta de NoDoz que cuesta 30 centavos de dólar. Incluso el café Starbucks es barato en comparación, una taza de 12 onzas que cuesta 1,85 y dólares tiene más cafeína.

Al igual que con anteriores elixires, la escasez de evidencia sustenta tales afirmaciones. Sólo unos pocos estudios humanos de las bebidas energéticas o los ingredientes en ellas se han realizado y apuntan a una conclusión similar, dicen los investigadores – que las bebidas son principalmente de cafeína.

La cafeína es la “droga” más consumida en el mundo. Un estimulante, que aumenta el estado de alerta, la conciencia y, si se toma en el momento adecuado, mejora el rendimiento atlético, según estudios. Los usuarios de estas  bebidas sienten su efecto más rápido porque las bebidas se venden  concentradas.

Ampliar en:  The New York Times

 

Related Posts with Thumbnails
You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

*

Powered by WordPress | Designed by: Free WP Themes. | Thanks to Best Free WordPress Themes, Find WordPress Themes Free and Free WP Themes