admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Cinco genes que definen el ancho de la cara

Noticias criminología. Cinco genes que definen el ancho de la cara. Marisol Collazos Soto

Se trata de un avance que puede hacer a los policías sonreir de oreja a oreja: investigadores han identificado cinco genes que ayudan a controlar el ancho de la cara humana. A pesar de que cientos de genes implicados en la forma de la cara aún no se han identificado, los resultados representan un primer paso hacia la reconstrucción facial con el ADN.

Los laboratorios de criminalística ven un futuro brillante para la genómica forense, que ya está avanzando hacia la predicción de cabello y color de ojos con base en la información genética. Pero el objetivo final es reconstruir el rostro completo de un criminal  a partir de su ADN,  que puede ser encontrado en la escena del crimen.

Pero la cara es una estructura muy compleja, que requiere mucho aporte genético. Hace ocho años, Manfred Kayser, genetista de la Erasmus MC en Rotterdam,  Países Bajos, se preguntó si no sería ni siquiera posible desentrañar las versiones de un gen que daría lugar a una nariz ancha y una frente ancha. Si lo fuera, él razonó, entonces, finalmente, un programa de computadora podría construir un compuesto de la cara de un autor sobre la base de ADN, tanto como un dibujante de hoy combina los recuerdos de testigos para ayudar a una investigación. «Si usted puede conseguir en la forma de la nariz, los ojos, los labios,  pueden ser de mucho valor», dice Bruce Budowle, genetista de la Universidad North Texas Health Science Cente en Fort Worth, que no participó en el trabajo.

Antes de Kayser y sus colegas pudieran comenzar a identificar los genes, tenían que romper la cara en características discretas  medibles que puedan ser evaluadas en cada individuo. En cuanto a las imágenes de resonancia magnética, se escogieron nueve puntos de referencia en la cara. Las distancias entre diferentes pares de puntos de referencia en una cara dada eran rasgos para el equipo para evaluar, por ejemplo, la separación entre los ojos o la distancia desde la punta de la nariz a su base.

Como parte de International Visible Trait Genetics Consortium, él y sus colegas examinaron el ADN de cinco grupos de personas para ver si las variantes específicas de un gen se asocian con cada rasgo. Cada grupo contiene entre 545 y 2470 personas. Otros tres grupos de personas fueron posteriormente evaluados, como una manera de probar de forma independiente las correlaciones genéticas derivadas de los primeros cinco grupos.

Cinco genes surgieron como importantes para los rasgos faciales, Kayser y sus colegas lo publican en PLoS Genetics. Los genes influenciando rasgos tales como la anchura de la cara, la distancia entre los ojos, y en qué medida la nariz sobresale. Un gen, denominado PAX3, ya había sido relacionado con la forma de la cara de los niños. Otros investigadores habían vinculado previamente dos de los otros genes, uno en el cromosoma 2 y otro en el cromosoma 3, con los problemas faciales como labio leporino o mandíbulas deformes. Los dos genes finales fueron nuevamente conectados con el desarrollo facial, señala.

En el lado negativo, el trabajo confirma lo que muchos habían sospechado. «No hay variantes comunes con grandes efectos», dice Lavinia Paternoster, genetista de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, que planea trabajar con Kayser en el futuro en la búsqueda de más genes . «Es probable que existan muchos cientos o miles de estas variantes,» que tienen cada una una pequeña influencia sobre la cara, se dice.

Que muchos más genes estén involucrados, aportando cada uno un poco más hacia la construcción de la cara, significa que «esto es sólo el primer paso en un largo camino», dice Budowle. El equipo de Kayser planea detectar otros genes, aumentando el número de puntos de referencia que evaluar y adquirir imágenes de resonancia magnética de más personas. La búsqueda de genes con efectos pequeños requiere que se estudie un montón de gente, y eso podría ser difícil de hacer, ya que no hay muchos estudios en los que se recogiera el ADN y se realizaran resonancias magnéticas.

Budowle es optimista de que dentro de dos a cinco años, alguna forma de reconstrucción facial con el ADN será posible. Pero eso ciertamente no es posible ahora, Paternoster dice: «La variabilidad en este estudio sólo explica una muy pequeña proporción de la variabilidad en la forma de la cara, y así no se puede utilizar para predecir la forma de la cara.»

Fuente:  Science AAAS

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

julio 2019
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031