admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Balística

La física dice que el agua detendría una bala disparada bajo el agua

Andreas Wahl es un físico que ha realizado el famoso experimento de la bala-en-el-agua disparando hacia su cuerpo un rifle de gran calibre sumergido en una piscina.

Nuevo método forense podría ayudar a la policía a resolver crímenes

Investigadores forenses de la Florida International University han desarrollado un método innovador que puede obtener  información de la munición utilizada para cometer un delito, por lo que los organismos encargados de hacer cumplir la ley dispondrán de una nueva herramienta para resolver los casos.

A través de la investigación financiada por el Instituto Nacional de Justicia y publicado recientemente en , el profesor de química Bruce McCord y el candidato a doctor Jennifer Greaux han descubierto una nueva técnica que identifica la firma química del polvo dentro de una bala. Este proceso único potencialmente puede vincular un sospechoso a la munición disparada si el arma no se encuentra.

El descubrimiento se produce en un momento en que el método convencional de análisis de residuos de disparo está en peligro de ser menos fiable, ya que los fabricantes de armas eliminan el plomo – uno de los tres principales elementos analizados hoy en día – a partir de sus municiones.

“Laboratorios forenses en todo el país se enfrentan a la realidad de que su única manera de analizar si un arma fue disparada por un sospechoso puede llegar a ser obsoleta”, dijo McCord, un exanalista forense del FBI. “Nuestro descubrimiento no sólo es más preciso, sino que puede determinar el tipo de pólvora usada en un crimen, aunque el arma nunca se recupere.”

En la actualidad, los laboratorios forenses prueban la recogida de residuos del disparo de las manos de un sospechoso y la ropa por tres elementos, bario, plomo y antimonio. Si resulta positivo para los residuos de los tres y las partículas tienen la forma correcta, los detectives llegan a la conclusión de que el sospechoso ha disparado un arma, o ha recibido un disparo  o estaba cerca de un arma. Pero la duda sigue siendo – y si hay un arma que nunca se recuperó de la escena, los detectives no tienen forma de utilizar el residuo para asignar la munición a un sospechoso.

McCord y el descubrimiento de Greaux cambia todo eso

En lugar de las pruebas de tan sólo tres elementos, los científicos se centran en la pólvora sin humo que se encuentra dentro de las bala,s para determinar su composición química. Debido a que cada fabricante tiene su “receta” propia y específica para la pólvora sin humo, el proceso, en esencia, define el tipo de residuo que haya quedado.

“Es muy fácil cometer un delito”, dijo J. Graham Rankin, profesor de ciencia forense en la Universidad Marshall y su compañero en la Academia Americana de Ciencias Forenses. “Este tipo de investigación les pone más difícil salirse con la suya.”

Fuente: PHYS.ORG

¿Cuán obesa debería de ser una persona para detener una bala con su barriga?

Noticias Criminología. Bala en obeso. Marisol Collazos Soto

¿Podría existir una persona tan obesa que pudiera sobrevivir a los disparos de una pistola, es decir, deteniendo el proyectil antes de que llegue a los órganos vitales?

Para saber el daño que puede producir una bala deben medirse dos cosas: la profundidad de penetración y la cantidad de daño tisular por centímetro de dicha penetración.

Considerando el Compendium of Modern Firearms de K. DockeryR. Talsorian, una bala común, es decir, una bala de pistola de nueve milímetros, es capaz de penetrar unos 60 centímetros en la carne humana, originando una media de un centímetro cúbico de lesión por centímetro de penetración. Esto ocurre así siempre que la bala no sea frenada por algún hueso, claro, algo que ocurre con frecuencia.

Sin embargo, esta penetración no es aplicable a la grasa, que es aproximadamente un 10 % más blanda y menos densa que el músculo. Pero para simplificar las cosas, vamos a imaginar que la grasa de la barriga es como cualquier otra parte del cuerpo. Y que pasamos por alto la distancia a la que disparamos la pistola, reduciendo la capacidad de penetración a 30 centímetros. Entonces el tipo capaz de detener balas debería tener una masa de 650 kg, si atendemos a los siguientes cálculos (sin mucho rigor científico):

Existen varias fórmulas para calcular el área superficial del cuerpo, utilizando la fórmula de Mosteller, que considera que el área de la superficie corporal de un individuo en metros cuadrados es igual a la raíz cuadrada del producto de su altura en centímetros y su peso en kilos, dividido todo ello por 60. En el caso de un hombre de 175 centímetros de altura y 75 kilos de peso, esto nos da un área de superficie corporal de 1,91 metros cuadrados. Así que para cubrir esa área con una capa de grasa de 30 centímetro de espesor y de una densidad de un gramo por centímetro cúbico, necesitaríamos por lo menos 573 kilogramos. Si se añade eso al peso del cuerpo, se llega a la conclusión de que el individuo a prueba de balas característico tenadría una masa aproximada de 650 kilogramos.

Fuente:  Xataka Ciencia

Bajo licencia Creative Commons

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

Marzo 2017
L M X J V S D
« Sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031