admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

grafología

Grafología: cuando la letra no dice nada sobre las personas

Noticias criminología. Grafología: cuando la letra no dice nada sobre las personas. Marisol Collazos Soto

La grafología pretende ser el estudio de la escritura, con el objetivo de analizar los rasgos de personalidad y el carácter de un individuo. Es decir que, los grafólogos creen que la escritura puede revelar la personalidad y muchas otras cosas más sobre un sujeto, entre ellas, las enfermedades. En cambio, los verdaderos expertos en analizar la escritura son los peritos caligráficos, no los grafólogos. Los peritos caligráficos examinan la escritura para detectar si una firma o un párrafo escrito pertenecen a una persona determinada, es decir si, por ejemplo, una firma o un párrafo son auténticos o falsificados. Y el ser perito calígrafo es una profesión aceptada y utilizada por la justicia.

¿Qué ven los grafólogos en la escritura?

Los grafólogos examinan ciertos rasgos de la escritura tales como inclinaciones de la letra, o particularidades que tienen que ver con las puntuaciones de las letras, altura y otras características, pero creen que esos rasgos son manifestaciones de funciones mentales inconscientes. Así, creen que ciertos detalles pueden revelar lapersonalidad de un individuo, como lo hacen la astrología, la quiromancia (lectura de las líneas de la mano) y otras mancias. Pero no hay evidencia de que el inconsciente pueda revelar la verdad sobre una persona, y mucho menos que la grafología constituya un atajo para entrar en dicha supuesta entidad llamada “inconsciente”.

Aparte de la personalidad, los grafólogos afirman que a través de la escritura se puede saber mucho más sobre una persona: su futuro, las posibles enfermedades que pueda tener, las experiencias pasadas, las habilidades ocultas y los problemas mentales. A primera vista suena muy prometedor, pero no hay evidencia de que esto sea cierto, a pesar de la tozuda insistencia de los grafólogos. Los grandes hallazgos de la ciencia se publican en revistas especializadas, reconocidas por la comunidad científica, pero los grafólogos prefieren publicar sus artículos en otro tipo de revistas (de grafología, por ejemplo), privando así a la ciencia de examinar la supuesta eficacia de la grafología.

Las pruebas brillan por su ausencia

En estudios debidamente controlados, donde las muestras de ciertos escritos no contienen información que pueda revelar el carácter o los sentimientos de una persona (por ejemplo copiar un fragmento de una revista o un libro), los grafólogos no han tenido éxito y los resultados obtenidos se pueden lograr meramente por azar. Sin ninguna prueba a favor, la grafología incluso se usa para emplear gente, lo cual resulta cuanto menos algo así como tomar a un trabajador basándose en sus iris (iridiología), o en el color del cabello, por dar un ejemplo. Incluso los que no se autoproclaman “expertos” en el tema (es decir, personas comunes), son capaces de identificar el sexo del que escribe aproximadamente en un 70% de las veces.

Por otra parte, los grafólogos nunca dieron una explicación coherente acerca de cómo funciona la grafología. Nunca han respondido por qué la letra puede decirnos algo acerca de la personalidad o sobre las enfermedades que padecemos. Se ha llegado a afirmar que a través de un análisis grafológico, se puede detectar el cáncer. Se trata de una afirmación muy arriesgada si no hay pruebas concluyentes y no aparece la evidencia. Cuando los científicos piden pruebas, los grafólogos ¡se enojan! Es decir,les molesta tener que presentar pruebas a la comunidad científica. Por supuesto en sus propios congresos todos estarán conformes con su doctrina, y en las revistas de grafología sus “descubrimientos” serán bien recibidos. Personalmente, no creo que haya un grafólogo que confíe en comprar un auto o algo de valiosa utilidad basándose solamente en la letra de su dueño anterior.

Por supuesto, siempre existirá el relato de una persona que visitó a un grafólogo y dice que éste “le acertó todo”. Es muy común cuando la gente consulta a videntes y adivinos también. Pero estas son anécdotas y con ellas no se prueba nada.

El profesor Raj Persaud, consultor psiquiátrico del hospital Maudsley de Londres,Inglaterra, publicó en el diario The Guardian, en 2005, que en 17 estudios científicos sobre el uso de la grafología en ámbitos empresariales, se demostró la “completa inutilidad de esta técnica para predecir el rendimiento laboral de los candidatos“.

Artículo completo en:  DiarioVeloz.com

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Los grafólogos y la firma de Rosario Porto

Noticias criminología. Los grafólogos y la firma de Rosario Porto. Marisol Collazos Soto

“El óvalo de la a cerrado por abajo en Carretera se interpreta como ocultación, falsedad y tendencia a la acaparación”; [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]; la r, “con un segundo pie más retraído, habla de una persona llena de sueños y que se cree con fuerza para realizarlos, pero que también puede hacer castillos en el aire y proyectos que se desmoronan”; el 5, “marcado por la cumbre recta, repetida en otros grafismos, confirma sus rasgos de frialdad y de persona envidiosa”; la firma “es rarísima” y “encierra el misterio de todo lo que ha pasado”; [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]. Éstas son algunas de las bobadas que han podido leerse y escucharse en los últimos días sobre la personalidad de Rosario Porto, madre de Asunta Basterra, la niña de 12 años hallada muerta el 22 de septiembre en el municipio coruñés de Teo,  a partir del análisis de una carta manuscrita y de su firma.

No existe nada parecido a una interpretación científica de la personalidad por la escritura. La grafología es una pseudociencia que, como apuntan los psicólogos Scott O. Lilienfield, Steven Jay Lynn, John Ruscio y Barry Beyerstein en su libro 50 grandes mitos de la psicología popular (2010), debe su inmerecida fama a “la confusión de los grafólogos con los examinadores de documentos cuestionados”, con los peritos calígrafos, que son expertos en determinar falsificaciones y autorías de documentos mediante el análisis de la caligrafía, de las tintas, del papel… El peritaje caligráfico es una técnica; la grafología, una arte adivinatoria, un timo.

Ampliar en: Magonia

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Grafología pseudociencia que pretende describir la personalidad

Noticias criminología. Frente al pensamiento crítico supositorios Wert. Marisol Collazos Soto

La grafología es una pseudociencia que pretende describir la personalidad de las personas, determinar características generales del carácter equilibrio mental o fisiológico, la naturaleza de sus emociones, su tipo de inteligencia y aptitudes profesionales mediante el examen de la escritura manuscrita.

La grafología se subdivide en diversas ramas según su objeto de estudio:

• Grafología fisiológica: relaciona los movimientos gráficos y su origen cerebral.

• Grafología médica: diagnóstico y seguimiento de algunas enfermedades o alteraciones de salud.

• Grafometría: valoraciones de los parámetros gráficos para extraer un resultado estadístico, muchas veces con ayuda programas informáticos en las operaciones de cálculo.

• Grafología emocional: consiste en la detección de emociones por el contenido de lo escrito.

• Grafología empresarial o de las organizaciones: gestión de Recursos Humanos, orientación y selección de personal, valoración de cargos, liderazgo, promoción.

• Grafología infantil y de la adolescencia: estudio de la evolución de la escritura en relación a la evolución de la personalidad infanto-juvenil en sus diversas etapas.

• Grafopsicología: también denominada Psicografología o Psicología de la escritura. Consiste en el estudio y aplicación del conjunto de técnicas grafológicas avanzadas orientadas a una interpretación científica de la personalidad a través de la escritura manuscrita y de manera auxiliar por el garabato y el dibujo.

A pesar de que el uso de la grafología, sobretodo en los departamentos de recursos humanos es hoy en día muy común (siendo mayor el grado de utilización de la grafología cuanto más alto es la responsabilidad del puesto de trabajo), los estudios más recientes han dado como resultado una nula capacidad de esta pseudociencia para describir la personalidad o predecir el rendimiento laboral.

Fuente: AULA JOVEN

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

La 2 promociona un método peudocientífico para modificar la personalidad a través de la escritura

Noticias criminología. La 2 promociona un método peudocientífico para modificar la personalidad a través de la escritura. Marisol Collazos Soto

El método Kimmon ® (marca registrada) y su inventor es [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], grafólogo, economista y profesor en una escuela de negocios privada,  tiene una sección semanal en  el magacín matinal del segundo canal de TVE para promocionar su arte adivinatoria. Porque eso es la grafología, un sistema de adivinación como el tarot, la quiromancia y la astrología.

El método Kimmon consiste, según su inventor, en un “trabajo continuado durante nueve meses de reeducación del inconsciente para poder generar unos frutos que se vean en forma de buenas ideas, buenos sentimientos y buenas emociones”. El sistema se sustenta en cuatro pilares, que Valls denomina “los cuatro fragmentos del mapa del tesoro”: la psicología positiva, la autosugestión, la concentración y la grafotransformación. “Mediante la reeducación escritural de una persona enferma, puede minimizarse o eliminarse la causa de su mal”, sentencian en la web del Instituto Grafológico Kimmon. Valls, que carece de titulación alguna en el campo de la psicología, es el presidente de la entidad, donde  se imparte un máster en inteligencia emocional, a 900 euros la matrícula, además de seminarios para tener una mejor vida gracias a un simple cambio caligráfico y para “reeducar tu cerebro para mejorar tu actitud, sugestionarlo para ser más feliz”, a 95 euros cada uno.

El peritaje caligráfico es una técnica; pero la grafología es brujería. No existe nada parecido a “una interpretación científica de la personalidad por la escritura manuscrita”. Nada. La grafología es una práctica pseudocientífica que, como apuntan los psicólogos Scott O. Lilienfield, Steven Jay Lynn, John Ruscio y Barry Beyerstein en su libro 50 grandes mitos de la psicología popular (2010), debe su inmerecida fama a “la confusión de los grafólogos con los examinadores de documentos cuestionados”, es decir, con los peritos calígrafos.

Cada uno es muy libre de creer en lo que quiera y de tirar su dinero en lo que le dé la gana, pero que una televisión pública promocione supercherías como la grafología y la grafoterapia sobrepasa los límites de lo admisible. La grafología es un timo y, por consiguente, la grafoterapia -la idea de que, cambiando la letra, nos podemos curar de lo que sea o modificar la personalidad- es un timo al cuadrado.

Ampliar en: Magonia

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

La grafología entra en la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco

Noticias criminología. La grafología entra en la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco. Marisol Collazos Soto

La grafología, un arte adivinatoria equiparable a la quiromancia y laastrología, entra hoy en la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco (UPV), en Vitoria. La psicografóloga Virginia Montes de la Cuerda va a impartir, en el Salón de Grados a partir de las 16.30 horas, una conferencia titulada “La interpretación de la escritura. Filología, psicología, derechos y otras aplicaciones de la grafología”, de cuyo cartel me envío una foto un estudiante hace tres semanas.

Por cierto, ¿qué pasa con la grafología y la universidad pública vasca? Lo pregunto porque, a finales de enero, Fernando L. Frías denunciaba en La Lista de la Vergúenza que la UPV concede “un crédito de libre elección” a quien asista a un curso de grafología en un gabinete de psicología bilbaíno y, poco después, me llegó el aviso de la charla de Vitoria. Por un lado, parece, como advierte Frías, que no hay mucho control en lo que se refiere a cursos externos como el de grafología, ya que la autoridad académica se limita a avalar las actividades que organice el gabinete psicológico que lo imparte; por otro, que algunos profesores no tienen lo suficientemente clara la diferencia entre ciencia y pseudociencia.

Artículo completo en: Magonia

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Curso de Grafoselección. Técnicas y aplicaciones prácticas en la UNED

Noticias criminología. Curso de Grafoselección. Técnicas y aplicaciones prácticas en la UNED. Marisol Collazos Soto

Una vez más, una universidad española cuela la pseudociencia entre sus cursos.

En esta ocasión la UNED ofrece el Curso de Grafoselección: Técnicas y aplicaciones prácticas, que se desarrollará, si nada lo impide, del cinco de marzo al 12 de junio, por el módico precio de 350 €, o solo 250 si es usted alumno o exalumno del curso de Experto Profesional en Psicografología, Pericia caligráfica y Documentoscopia de la UNED.

No hay más que introducir ‘grafología’ en Google para encontrar que en la primera página la mayoría de los enlaces conducen a sitios donde la consideran una técnica muy adecuada para la selección de personal.

El problema es que la grafología es tan válida en la selección del “más idóneo para ocupar un puesto determinado” como la astrología.

Como ésta, se apoya, sobre todo en el efecto Forer, ese mecanismo por el que una persona reconoce una alta precisión en una descripción que de ella se haga cuando la descripción de su carácter y personalidad sea tan imprecisa que pueda ser aplicada a cualquiera. Y como en el caso de la astrología, no existe un solo estudio serio que demuestre su eficacia.

Por suerte, escépticos de lujo como el ilusionista James Randi son capaces de sacar los colores a todo un experto grafólogo (y de paso a una institución educativa como la UNED) con un sencillo experimento y en tan sólo cinco minutos. Como suele suceder en estos casos, los aciertos son los esperados por azar:

 

Ampliar en: Naukas

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

James Randi pone a prueba a un supuesto “experto en grafología”

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

La grafología. Una pseudociencia

Noticias criminología. La grafología. Una pseudociencia. Marisol Collazos Soto

¿Es realmente posible conocer la personalidad de alguien solamente por su forma de escribir? la respuesta a esta pregunta, es que no.

La grafología no pasa de ser una pseudociencia más, como la homeopatía, las flores de Bach o la astrología. Pero, ¿por qué tendemos a creer tan fuertemente en estas pseudociencias?

El pensamiento pseudocientífico se ha explicado en términos de psicología y psicología social. La tendencia humana a buscar confirmación en vez de refutación, la de mantenerse aferrado en las creencias confortables, y la de sobregeneralizar han sido las razones más comunes para que sobreviva, en una sociedad tan “científica” como la actual, el pensamiento pseudocientífico.

La grafología se basa en un principio muy simple: A la hora de enfrentarnos a la escritura, reaccionamos frente al papel en blanco de la misma forma que lo hacemos frente al mundo, quedando nuestra personalidad reflejada en nuestros trazos, en la forma de colocar el texto sobre el papel y en cómo presionamos con el útil de escritura sobre el mismo. Pero, ¿existe alguna evidencia de todo esto? Evidentemente, no, ninguna.

El éste artículo de la Wikipedia se pueden leer algunas de las razones por las que la grafología es considerada una pseudociencia. En resumen, es debido a que no se puede probar, de una forma científica, ninguna de sus premisas, y como herramienta descriptora de la personalidad, sencillamente, no funciona.

Pero a pesar de estas evidencias, alguien aún seguirá pensando que es una herramienta útil. De hecho, existen cientos de psicólogos en la red que la “venden” como una herramienta eficaz, por ejemplo, en la selección de personal. En alguna de sus páginas (que no quiero aquí citar por vergüenza torera) hablan incluso del Profesiograma grafológico, un especie de protocolo que, junto al perfil de personalidad, ayuda, supuestamente, a discriminar con rapidez entre los candidatos a un puesto de trabajo. En psicología es muy típico ponerle un nombre técnico a casi todo (creo que en el fondo de esta tendencia se oculta una inseguridad científica a la hora de defender las teorías que se ocultan detrás del tecnicismo) y en lo referente a la grafología, se han cubierto de gloria los que se esconden tras ellos.

Si ya el ejercicio de la psicología, al menos la clínica, tiene muchas dificultades para poder ser aplicado de una forma científica, dependiendo su buenos resultados, desgraciadamente, más de las habilidades del psicólogo que del método aplicado (a pesar de que se hagan esfuerzos para estructurar y organizar su aplicación), si encima algunos psicólogos se rodean de herramientas inútiles, con una aureola mágica (magia es lo que parece cuando al contemplar una firma el “grafo-psicólogo” dice que el firmante es una persona con golpes de ira, por ejemplo) no es raro que nos metan a todos en el saco de la superchería.

Pero peor aún es que a alguien con los suficientes méritos, sea rechazado en su solicitud de trabajo, basándose en el análisis realizado a su caligrafía. Algo que dicho así, suena ridículo (y más hoy en día, que todo se hace mediante ordenador), pero que está ocurriendo. Una mala letra, es evidente, refleja una mala personalidad, no nos cabe duda. Ahí está la firma de Shakespeare como ejemplo. ¡Qué tipo tan malo y simple tuvo que ser! ¡Ni siquiera, a la vista de sus grafos, da la sensación de que fuera creativo! ¡Ilusos al poder!

Fuente: hluisgarcia.es

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Pseudociencia de grafología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia

Una vez más, una universidad española cuela la pseudociencia entre sus cursos. En esta ocasión la UNED ofrece el Curso de Grafoselección: Técnicas y aplicaciones prácticas, que se desarrollará, si nada lo impide, del 5 de marzo al 12 de junio, por el módico precio de 350 €, o solo 250 si es usted alumno o exalumno del curso de Experto Profesional en Psicografología, Pericia caligráfica y Documentoscopia de la UNED.

Así lo presentan:

“La Grafoselección, como especialización, dentro del campo de la Grafología, se utiliza como técnica avanzada de selección de personal…”

Explicación detallada sobre este fraude da la grafología para selección de personal en:

Alerta magufo: Curso de Grafoselección. Técnicas y aplicaciones prácticas en la UNED.

Escépticos de lujo como el ilusionista James Randi son capaces de sacar los colores a todo un experto grafólogo (y de paso a una institución educativa como la UNED) con un sencillo experimento y en tan sólo cinco  minutos. Como suele suceder en estos casos, los aciertos son los esperados por azar:

 

James Randi reta a un grafólogo

Un vídeo que muestra la “capacidad” de un grafólogo para predecir a qué se dedica cada uno… Para ver los subtítulos en castellano si no se entiende en inglés, hay que ir al enlace del vídeo original y pinchar en la opción de transcripción.

Universidad de Zaragoza y grafología

Mucha gente confunde la grafología con la caligrafía o pericia caligráfica, pero no son lo mismo. Un perito calígrafo coteja firmas y manuscritos para determinar su autoría; un grafólogo asegura que puede hacer…, todo esto (según el anuncio de la Universidad de Zaragoza):
Noticias Criminología. Magufada en la Universidad de zaragoza, grafología. Marisol Collazos Soto
Noticias Criminología. Magufada en la Universidad de zaragoza, grafología. Marisol Collazos Soto
Noticias Criminología. Magufada en la Universidad de zaragoza, grafología. Marisol Collazos Soto

Todo lo indicado en el programa del curso no tiene fundamento científico, y serían graves las consecuencias de aplicarlo a situaciones tan serias como las afecciones psiquiátricas, la selección de personal, la educación infantil o la evaluación de personas acusadas de haber cometido algún delito. La Universidad de Zaragoza avala todos estos disparates con un título (algo que ya es habitual), previo pago de 1100 euros, que es lo que cuesta este curso.

Noticias Criminología. Magufada en la Universidad de zaragoza, grafología. Marisol Collazos Soto

Ampliar información sobre pseudociencia en las universidades en: La Lista de la Vergüenza

 

La universidad católica CEU en la “Lista de la Vergüenza”

Sí, es lo que parece: el libro “Grafología del crimen y de la locura” es una descripción de cómo el autor asegura poder apreciar las tendencias criminales de las personas a través de su escritura.

Ya se conocen los peligros de emplear una pseudociencia sin ninguna base como es la grafología para la selección de personal. Imaginen las consecuencias que tendría que alguien con capacidad de decisión se tomara en serio las ensoñaciones del autor del libro, como ya ha ocurrido históricamente con creencias parecidas. No es probable, pero lo sería mucho menos si estas cosas se limitasen a ocupar su lugar en las ferias de lo paranormal o los contenidos de los programas de misterios de pega, y no en la Universidad.

Fuente:  La Lista de la Vergüenza

 

La Biblioteca Nacional de España y la grafología

La Biblioteca Nacional de España, hizo pública una nota de prensa el pasado 31 de agosto en la que detallaba sus actividades para niños para este otoño. Entre las que se incluye (y nada menos que en primer lugar):

La grafología (palabra que, como suele ocurrir con las bobadas pseudocientíficas, sus creyentes suelen escribir con mayúscula) no es más que una superchería, una superstición tan tonta como la astrología, la quiromancia o el tarot. Lo malo es que, como también ocurre con la astrología, resulta potencialmente peligrosa: en muchas ocasiones, sus supuestos hallazgos son utilizados en tareas tan decisivas para la vida de una persona como la selección de personal. De hecho, algo así viene a decir la propia Biblioteca Nacional, cuando asegura que en la letra manuscrita “se oculta el auténtico profesional que podemos llegar a ser”.

Ampliar información en: La Lista de la Vergüenza

 

 

Grafología: dime cómo escribes y te diré quién eres…¿o no?

Noticias Criminología. Fraude  de la grafopsicología. Marisol Collazos SotoFuente de la ilustración: Sobrenatural.net

Un día me dio por asistir a un breve curso de grafología que era gratis (sino no hubiera ido), para curiosear qué contaban a la gente allí. Por supuesto no tenía ninguna intención ni de identificarme como profesional de la psicología, ni de montar ningún jaleo. Simplemente me pareció interesante curiosear. Es una pena que hayan pasado unos cuantos años, ya que no puedo recordar exactamente todos los detalles, pero lo cierto es que aquel cursillo no tenía desperdicio.

Lo que supuestamente allí se enseñaba era “grafopsicología”, y la persona que impartía el curso se hacía llamar a sí mismo como “grafopsicólogo”. Eso sí, cuando le pregunté con tono inocente a ver si era psicólogo, me respondió que no, que él era autodidacta. Cualquiera hubiera pensado con ese nombre, que se trataba de un profesional de la psicología, pero nada más lejos de la realidad.

De forma muy inocente, seguí haciendo preguntas, más que nada para enterarme un poco de sus opiniones. “¿Sirve esto de la grafopsicología para hacer selección de personal?”. Según esta persona no solamente era útil para este fin esta técnica, sino que había participado en diferentes procesos de selección utilizándola.

“¿Y qué opina usted sobre la astrología? He sabido que se emplea en procesos de selección también. ¿La astrología sirve para hacer selección de personal?

La respuesta que me dio fue algo así: “Bueno, si es un astrólogo serio yo creo que sí que puede servir para hacer selección de personal”.

Seguí haciendo algunas preguntas más, y lo cierto es que no tenían desperdicio las respuestas. Lo peor de todo es que con eso de que era supuestamente “grafopsicólogo” (título que se concedía esa persona a sí misma) allí todo el mundo se creía todas las cosas que iba contando como si fueran 2+2=4. Y es que me dio por preguntar a la gente a ver qué les parecía todo aquello, y todos o casi todos los asistentes estaban de acuerdo con que la escritura era una magnífica forma de conocer la forma de ser de los demás. Este curso se pagó con dinero público, o al menos su organización dependía de instituciones públicas. De ahí su carácter gratuito. Y junto con este curso se podían encontrar otros como “lectura del tarot”. Por supuesto también pagados con dinero de todos.

Hace poco hablando con un grupo de amigos, salió este tema de la grafología, y lo cierto es que hay mucha gente que cree que esta técnica realmente funciona. Sobre todo cuando hay psicólogos titulados que no tienen problema en decir abiertamente que funciona estupendamente sin ningún tipo de pudor

Pero realmente la grafología no funciona. Es un método pseudocientífico que no se sustenta en la evidencia empírica. Hay algunas cuestiones que parece que podrían determinarse mediante la escritura de una persona, como el sexo o el nivel socioeconómico de quien escribe. Pero poco más. La pretensión de intentar conocer la personalidad de los demás mediante su escritura es una fantasía que carece de fundamento. Cuando lo comento por ahí la gente se sorprende bastante, y aunque se lo digas yo creo que muchos no les convence. Les parece tan raro que algo tan difundido y aparentemente tan útil sea realmente humo, que no es fácil creerlo. Y si conocen a su amigo que es psicólogo también y les ha dicho que funciona a las mil maravillas…pues al final se queda aparentemente en una diferencia de opinión entre dos profesionales y parece casi evidente que el que se equivoca soy yo. ¿Cómo no va a funcionar con todo lo que se usa?

A día de hoy no es una técnica validada que sirva para evaluar la personalidad de las personas, y por lo tanto no debiera usarse ni para selección de personal, ni para ningún otro fin.

Es más, se han hecho numerosos estudios que no encuentran relación entre la personalidad de los evaluados y las conclusiones a las que llegan los grafólogos. Y tampoco se han encontrado relaciones entre el rendimiento laboral y los resultados de los análisis grafológicos. La conclusión que deben sacar de todo lo que estoy comentando aquí: no debiera usarse la grafología para nada.

Fuente: Psicoteca
Bajo licencia Creative Commons
_______________________

Enlaces relacionados:

–   Grafología, otra pseudociencia. Magufos y criminología.

–  Grafología, una clase de pseudocirencia

–  Grafología> y recursos humanos, pseudociencia del poligrafo

–  La web de Maco048. Noticias criminología: grafología

La Universidad Internacional de Valencia se une a los engañabobos

La grafología es la pseudociencia que asume que a través de la interpretación de la letra escrita se puede deducir la personalidad, la inteligencia, las emociones y distintos rasgos psicológicos del escritor. Pese a todas estas afirmaciones, lo cierto es que la evidencia científica no demuestra relación alguna entre la letra y todos estos factores. Aún así, esto no ha sido un impedimento para que sus defensores la enseñen y practiquen afirmando que es una ciencia.

A menudo, se confunde la grafología con la caligrafía forense, siendo ambas disciplinas muy distintas. La caligrafía forense es el estudio científico de la letra escrita para determinar quién es el autor de ella.

La Universidad Internacional Valenciana (VIU) ofrece un curso de grafología como si de una ciencia se tratara para estudiar la personalidad. Se suma así a la Universidad de Alcalá de Henares que ofrece otro curso de esta pseudociencia, esta vez enfocado para la selección de personal.

Fuente:  La Lista de la Vergüenza

_____________________

Enlaces relacionados:

–  Grafología, otra pseudociencia. Magufos y criminología

–  Grafología, una clase de pseudociencia

–  Grafología y recursos humanos, pseudociencia del poligrafo

–  La web de Maco048. Noticias criminología:  grafología

¿Pseudociencia grafológica a todo trapo en ‘El País Semanal’?

El País Semanal del domingo gracias a un aviso del escritor y bloguero César Noragueda, me temo lo peor. Uno de los temas principales se titula ‘La letra cruel del horror’ y se presenta del siguiente modo:

“De Hitler a Stalin. De Franco a Pinochet. Sufrían complejo de inferioridad, problemas con la libido, delirios de grandeza… Los grafólogos definen rasgos comunes en esta colección de fotos con dedicatorias de los grandes sátrapas del siglo XX”.

Deduzco de estas líneas que la revista del diario madrileño ha encargado a grafólogos que desentrañen la personalidad de varios dictadores de la historia reciente a partir de sus firmas. Vamos, que va a hacer en sus páginas algo similar a lo que hizo en mayo del año pasado Época, cuando encargó a César Vidal un análisis grafológico de un manuscrito de José Luis Rodríguez Zapatero con el único objetivo de poner al presidente del Gobierno a caer de un burro. Espero que no sea así y que estemos ante una mala interpretación mía.

Porque la grafología es un engaño equiparable a la lectura de manos, la morfopsicología, el tarot… Sus practicantes aseguran poder deducir el carácter de una persona por su escritura, si las letras se inclinan a uno u otro lado, van separadas, son muy grandes, las tes tienen el travesaño de un modo determinado, etcétera. La realidad, sin embargo, es que son incapaces de hacer lo que dicen, que sólo aciertan lo obvio siempre y cuando conozcan al sujeto objeto de análisis. En el caso que nos ocupa, dirán del tirano de turno aquello que sepan o que intuyan propio de un personaje de su calaña.

Información completa en:  Magonia

__________________

Enlaces relacioandos:

Un análisis grafológico de la escritura de Rodríguez Zapatero saca a relucir la ignorancia de César Vidal

La caligrafía del presidente del Gobierno sirve de excusa al prolífico César Vidal, en el último número de Época, para decir que José Luis Rodríguez Zapatero es un “acomplejado”, un “torpe para relacionar ideas”, un “autoritario”, un “materialista descarnado”, un “receloso -e incluso envidioso- de la gente de talla”… Cinco páginas de insultos y descalificaciones gratuitas a la que el director de la revista, Carlos Dávila, intenta otorgar una inmerecida credibilidad presentando a Vidal como “el segundo autor español que más vende” y su reportaje como “una interpretación grafológica de la personalidad del presidente”.

El estudio grafológico de Vidal revela, en realidad, la ignorancia supina de quien lo ha hecho y de quien lo ha publicado. Que un autor venda muchos libros no implica que lo que escriba y diga sea cierto, como muy bien saben los lectores de los traficantes de misterios paranormales. El escritor y locutor de la cadena radiofónica de los obispos es un creacionista declarado, un individuo convencido de que el Diluvio Universal, el Éxodo y otros episodios ficticios del Antiguo Testamento son hechos históricos. Su saber grafológico tiene el mismo fundamento real que la historia bíblica de Adán y Eva, porque la interpretación de la personalidad por la caligrafía es una patraña equiparable a la astrología. Y que Vidal sea “un experto grafólogo” -desconocía esta faceta- es lo mismo que decir que es un experto lector de las arrugas del culo o de los posos del café.

Los grafólogos aseguran que pueden deducir la personalidad de alguien a partir de los rasgos de su escritura, pero lo cierto es que no lo hacen. Los estudios controlados han demostrado que, si no cuentan con más información que la letra impresa, los grafólogos no aciertan sobre el autor de un texto más que los legos. Es decir, lo obvio. La grafología es una pseudociencia que, lamentablemente, se utiliza en ocasiones para la selección personal y que suele salir en los periódicos en épocas electorales a través de la comparación de los rasgos de las firmas de los contendientes, como sucedió en mayo de 2008 durante la carrera hacia la Casa Blanca.

El análisis de la letra del presidente que publica Época resulta insultante para cualquiera con dos dedos de frente porque el fundamento es una superchería equiparable a la lectura de las líneas de la mano. Tiene, además, el análisis de Vidal momentos dignos de incluirse en una antología del disparate. Mi preferido es cuando dice respecto al “notable autoritarismo que se refleja, por ejemplo, en algunas de las tes” del jefe del Ejecutivo: “Se suele denominar a esta te específica la “te del brazo en alto”, porque de manera muy peculiar recuerda el saludo fascista y, a la vez, es un signo de autoritarismo”. ¡Ahí queda eso!

Considera el grafólogo al sujeto de su infundio -lo sería también si el blanco hubiera sido Mariano Rajoy, Juan José Ibarretxe, Cayo Lara om cualquier otro político- un tonto irrecuperable, un incapaz. A juicio de Vidal, “la enorme dificultad que sufre el autor del texto (Rodríguez Zapatero) para ligar unas letras con otras” lleva a pensar que para él “supone un enorme esfuerzo -esfuerzo que no garantiza el éxito- ver la relación que pueda existir entre dos ideas distintas, por muy cercanas y próximas que le parezcan a la mayoría de las personas”. Y concluye el multititulado firmante de libros de éxito: “Sin grandes dotes intelectuales, aunque tampoco pueda decirse que sea un estúpido, el sujeto analizado no parece que pueda aspirar a compensar esa carencia con la constancia del trabajo -a decir verdad, es muy irregular en el cumplimiento de sus tareas- ni tampoco con asesores de valía que le dispensen su ayuda”.

Que una tontería así sea el tema de portada de una revista de información política da que pensar, ¿no?

Fuente: Magonia

Enlaces relacionados:

Grafología. Otra pseudociencia

La ciencia y el método científico


Sabadell pilla a cuatro grafiteros que hacían ‘tags’ gracias a un perito caligráfico

El Ayuntamiento de Sabadell ha identificado a cuatro jóvenes como autores de grafiti en diversos puntos del municipio gracias un sistema pionero que utiliza el análisis caligráfico en este ámbito, ha informado el consistorio.

La policía local ha bautizado este operativo como “Operació Taca”, y ha conseguido acusar de la autoría de pintadas a cuatro jóvenes a los que el juez puede imputarles delitos continuados y daños a la propiedad, dado que ha aceptado como pruebas los estudios de un perito caligráfico contratado por el ayuntamiento de Sabadell.

La Guardia Urbana de Sabadell detectó que había puntos en común en varios grafiti que se conocen como “tag”, es decir aquellas pintadas que muy a menudo son monocromas y que son una firma. A partir de aquí y a lo largo del pasado año un perito caligráfico contratado por el consistorio ha analizado pintadas de este tipo a partir de alrededor de 90 denuncias que tanto el ayuntamiento como particulares han hecho por la presencia de estos grafiti en el espacio público del municipio.

El concejal de Espacio Público de Sabadell, Joan Manau, ha explicado que “después de sorprender a alguien efectuando un “tag” no autorizado le podemos atribuir la autoría de otras acciones en otros puntos de la ciudad”.

Esto es posible a partir del estudio de elementos concretos, como un punto en la firma o la manera como se acaba una letra, “que no depende de lo deprisa que lo escriba, porque es la transmisión del estilo de la persona”, ha explicado Jesús Delgado, perito caligráfico del ayuntamiento.

Fuente: 20Minutos.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

Mayo 2017
L M X J V S D
« Mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031