admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

La huella de ADN cumple 25 años

Hace 25 años un científico británico descubrió por azar en su laboratorio un proceso que cambiaría para siempre el campo de la medicina forense: las huellas genéticas.

Estas huellas, o pruebas de ADN, se han convertido desde entonces en una de las principales herramientas para identificar a sospechosos y resolver un crimen, así como en el método estándar para resolver disputas de paternidad e inmigración.

El descubrimiento del profesor Alec Jeffreys -que todavía trabaja en el mismo laboratorio de la Universidad de Leicester, Inglaterra- ocurrió cuando llevaba a cabo un análisis en el cuatro oscuro y extrajo de un tanque de revelado una radiografía.

Cuando miró el material genético en la placa el científico pudo ver patrones que diferenciaban totalmente a las tres personas que habían estado involucradas en el análisis: un técnico de laboratorio, una madre y un padre.

«En segundos fue obvio que nos habíamos tropezado con un método basado en el ADN, no sólo para identificación biológica sino para solucionar relaciones familiares», le dijo el profesor Jeffreys a la BBC.

«Realmente fue un momento extraordinario».

Confeso e inocente

Profesor Alec JeffreysEl profesor Jeffreys descubrió las huellas genéticas por accidente en su laboratorio.

La nueva técnica rápidamente atrajo publicidad cuando ayudó a resolver un difícil caso de inmigración en el Reino Unido. Y pronto la policía de Leicestershire fue a pedir ayuda al profesor Jeffreys para resolver un doble asesinato.

Una joven de 15 años, Dawn Ashworth, había sido brutalmente asesinada en un pueblo cercano al lugar donde tres años antes había sido asesinada otra joven.

Richard Buckland, que vivía en la zona, había confesado que cometió el asesinato de Dawn, pero la policía no contaba con evidencia para corroborarlo y comprobar que era el asesino.

«Tomé el caso con un grado considerable de aprensión», explica el profesor Jeffreys.

«Nadie había intentado antes llevar a cabo un análisis de ADN en una escena de un crimen».

Tal como dice el científico, cuando se le entregaron las «muestras íntimas» de las víctimas fue un «momento escalofriante» y llevó a cabo una prueba para compararlas con muestras de sangre tomadas de Buckland.

La prueba, explica, produjo resultados sorprendentes.

«Llevamos a cabo el análisis esperando que no obtendríamos ningún resultado. Pero lo obtuvimos -y confieso que me quedé asombrado- con una lectura completamente clara que afirmaba que uno de los sospechosos que había confesado no era culpable de ese crimen».

Los análisis demostraron que ambas jóvenes habían sido asesinadas por el mismo hombre -y ese hombre no era Richard Buckland.

Así, Buckland se convirtió en el primer individuo que era exonerado gracias a una prueba de análisis de ADN.

Noticia completa en: BBC Mundo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

mayo 2020
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031