admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

La homeopatía como medicina es irracional

Noticias criminología. La homeopatía como medicina es irracional. Marisol Collazos Soto

La homeopatía es una denominada ‘medicina alternativa‘ que es practicada por millones de personas. Al menos eso es lo que  dicen sus defensores y aparece en los medios de comunicación. Pero seguidamente se justifica por qué no es en absoluto una «medicina».

Los científicos y educadores, han intentado durante mucho tiempo convencer al público de que la homeopatía no tiene ningún sentido, tanto en la teoría que se basa en y en la forma en que se practica. De hecho, cuando se utiliza para enfermedades graves, en lugar de la medicina adecuada, puede ser (indirectamente) peligrosa. Pero ahora una ley que está siendo considerado en el Reino Unido, donde 6-9 millones de personas utilizan los productos homeopáticos, para restringir las ventas de cualesquiera de los medicamentos a las farmacias (en lugar de en línea o por teléfono).

Esto sólo puede significar el final de la homeopatía en el Reino Unido, pero los científicos,  ¿deberían celebrar la victoria (inminente) legal o denunciar su incapacidad para educar al público?

En primer lugar explicar por qué cualquier persona racional rechazaría la homeopatía.

La homeopatía es un enfoque «médico» que se basa en dos ‘leyes’,  ideado hace dos siglos por Samuel Hahnemann, un médico alemán: la Ley de los Similares  «lo similar cura lo similar», y la Ley de los infinitesimales.

Los postulados que establece la primera ley  es que las enfermedades son curadas por el mismo material que las causa (que no es cierto en la medicina moderna, a excepción de las vacunas, que no son curas), la segunda ley establece que hay que diluir la poción que contiene la «cura» tantas veces como sea posible.

Los homeópatas miden sus diluciones por centesimales, o fracciones de 100, con una «escala C», por lo que la 2C significa un centesimal, si se diluye de nuevo (se convierte así en uno de cada 10000); a 12C, uno se queda con una millonésima de una milmillonésima parte de un milmillonésima, de tal manera que ninguna molécula de la materia original (el «remedio») incluso permanece en la botella.

Oscillococcinum, que es muy popular en Francia y en más de 50 países para su presunto alivio  de la gripe, se vende a 200C, para obtener una sola molécula del hígado de pato original, uno tendría que tragarse muchos universos de ese producto.

Realidad y ficción

Ah, pero los homeópatas  invoca un  efecto «memoria del agua», por lo que el agua retiene los efectos curativos de las cosas. Pero ya que el agua se diluye muchas veces, hay que postular un continuo paso de la ‘información’ entre las moléculas de las sucesivas botellas, lo que significa que las moléculas retienen con técnicas especiales la «información» cada vez que entran en «contacto» o interactuan con otras moléculas , y que implicaría una modificación drástica de nuestra comprensión de la física y la química.

Ningún científico (real) de hoy estaría dispuesto a aceptar un nuevo principio.

Bueno, olvidando las bases teóricas, el público en general (por desgracia) no está muy interesado en esto, sólo quiere saber si funciona.

Cuando Sir John Beddington, el ex jefe científico de Inglaterra, se le preguntó por un comité de los Comunes si la homeopatía funciona, su respuesta fue extraordinariamente clara: «He dejado completamente claro que no hay base científica para la homeopatía más allá del efecto placebo …» Además, destacó el «peligro de que el público va a pensar en la eficacia real frente  algunas enfermedades graves …»

La homeopatía y otras medicinas alternativas tales sólo parecen funcionar en algunos casos,  como se suponen a los placebos. De hecho, un placebo es una sustancia sin efecto farmacológico, pero se le da a un paciente con la creencia de que es la verdadera medicina.

En muchos (pero no todas) las enfermedades, los médicos ven un efecto positivo significativo, alrededor del 30 por ciento, alcanzando a veces el 70 por ciento, cuando el paciente cree que el medicamento es real y va a funcionar. Es evidente que la mente es capaz de ayudar a lidiar con enfermedades que desencadenan algunos productos químicos potentes.

Sin embargo, una clínica homeopática  en los Emiratos Árabes Unidos escribió al editor en insistir en que ellos ven el éxito de la homeopatía en sus prácticas, no importa lo que dicen los científicos. Sin embargo, para cualquier método que se declare un éxito, hay que probarla correctamente, no por la evidencia anecdótica (que puede ser fácilmente explicado como placebo), y de hecho los productos homeopáticos no están sujetos a los  ensayos aleatorios controlados de la medicina rigurosa.

Por último, pero no menos importante, la homeopatía puede ser peligrosa cuando sustituye a la medicina adecuada para enfermedades graves.

Hace unos años, un joven investigador en el Reino Unido se acercó a 10 clínicas de homeopatía, preguntando si podían recetarle algo para la malaria, fingiendo que estaba a punto de hacer un viaje a África Occidental. Todas las 10 clínicas estaban dispuestas a darle sus productos homeopáticos en lugar de referirlos a un hospital (real). Algunos incluso mencionan los productos que son «efectivos» contra la fiebre tifoidea, la disentería y la fiebre amarilla.

De hecho, es sorprendente y deprimente observar la medida en que hemos fallado en explicar al público la idea básica de la ciencia: cómo comprobar si las afirmaciones son verdaderas o falsas. Tal vez las nuevas leyes nos libre de este tipo de sistemas de succión de dinero y peligrosa como la homeopatía. Pero eso no es una victoria para la ciencia o la educación.

Nidhal Guessoum

Nidhal Guessoum dirige el departamento de física en la Universidad Americana de Sharjah.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

enero 2021
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031