admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Problemáticos Muertos

Al comienzo de este temporal de nieve y frío escuché que uno de los cortes de carretera se había producido debido a una colisión múltiple cerca de Valdepeñas, con un coche fúnebre implicado, del que escapoó el ataúd y el muerto que, como en un chiste, quedó tendido en el suelo. Y, por esa cosa rara que tienen los cadáveres, provocó que un accidente que se resuelve con alguna ambulancia y alguna que otra grúa tuviera además que esperar a la aparición de un juez porque a los muertos no se los mueve sin que lo permita un juez. ¿Imaginan que la asistencia a algún enfermo (vivo) hubiera resultado imposible por culpa del muerto inmovible en medio de todo el jaleo? A mí me da escalofríos.

Con todo el tiempo que ha pasado desde los primeros enterramientos humanos y hoy seguimos con el costosísimo y molesto trámite, ahora burocrático y comercial también, de la muerte. Como aún hay gente que cree que los muertos tienen algún tipo de magia sobrenatural, se les compra propiedades inmobiliarias para que reposen, se les reconstruye, maquilla y viste de gala, o debemos quemarlos estrambóticamente, metidos en ataúdes de maderas nobles de un mundo que… en fin, podía emplear energía, madera, tiempo y dinero en cosas que mejoraran la vida de los que siguen por aquí haciendo el idiota.

Sería más sencillo, cuando uno se muere, que rápidamente eliminaran sus restos (retirando primero los órganos y tejidos que puedan ser aprovechables para trasplantes) y lo que queda, hombre, no diré que para un cocido (*), pero directamente, como muchos otros restos biológicos, se eliminan y punto. En los hospitales saben hacerlo desde hace años. Los deudos del finado tienen fotos, vídeos, escritos, tienen su vida vivida con él, y pueden sin duda homenajearle y acompañarle en cualquier tránsito que su creencia de elección haya diseñado (uno es muy libre de engañarse como quiera) sin necesidad de llevar a cuestas un cuerpo muerto, pesado, incómodo y que, en caso de accidente, resulta más complicado que una persona viva. Y además no es justo que quienes no jugamos a esas magias sobrenaturales tengamos que pasar por el mismo estúpido proceso.

(*) ni galletitas soylent, necesariamente.

Autor: Javier Armentia

Publicado en Diario de Noticias
MILENIO (LOS LUNES, CIENCIA)
Lunes 11 de enero de 2010

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

marzo 2024
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031