admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Enjuician al creador de la «ouija del diablo», el detector molecular GT-200

Noticias criminología. Enjuician al creador de la

El empresario inglés Gary Bolton, dueño de Global Technical LTD, fabricante del detector molecular GT-200 usado en México en operativos de seguridad para localizar droga y explosivos -conocido como la ouija del diablo-, enfrenta un juicio penal por fraude en su país por manufacturar ahí su equipo y venderlo en el mundo.

El hombre de 46 años, de apariencia atractiva y refinada -radicado en el condado adinerado de Kent- compareció en libertad condicional el pasado 12 de septiembre, y el 18 de octubre deberá asistir a su siguiente audiencia judicial.

La policía londinense detuvo a Bolton y a cinco ex socios el 11 de julio pasado, entre ellos a James McCormick, poseedor de la empresa ATSC, que elabora el aparato ADE651 utilizado en Irak y Afganistán, en donde operadores del mismo han muerto al detonarles explosivos que no detectaron.

El departamento policiaco informó que las seis consignaciones fueron posibles gracias a una larga investigación relacionada con la fabricación, promoción y venta «de una variedad de equipos detectores de sustancias realizadas en jurisdicciones extranjeras del 15 de enero de 2007 al 12 de julio de 2012».

De campos de golf a zonas de guerra

Court News UK asegura que ambos empresarios y los otros consignados: Simon Sherrad y Joan y Sam Tree, quienes idearon el equipo Alpha 6, así como Anthony Williamson, creador del XK9, salieron libres bajo fianza, deben vivir y dormir en sus domicilios y se les confiscaron sus pasaportes para enfrentar el proceso en su contra.

Burt explicó durante su intervención que se les detuvo como parte de una misma investigación, aunque los juicios son independientes, porque todos fueron socios de un proyecto que abortó y luego cada uno creó su propia empresa timadora de detectores.

«Hay una muy seria implicación por parte de estos equipos», agregó, «porque la gente cree genuinamente que pueden trabajar, y con tal convicción obtienen una seguridad falsa».

Apuntó: «Cuando abrimos el equipo, no tiene batería y está vacío, es una caja de plástico con una antena».

El fiscal precisó que el antecedente de esos aparatos se fabricó en Estados Unidos en los años 90, bajo el engaño de localizar pelotas de golf en los campos de juego, lo cual mereció un juicio en una corte civil en 1997.

Burt se refiere al equipo Quadro Tracker: un mango de plástico hueco, con una antena montada en un pivote que puede girar 360 grados horizontalmente, y que señala hacia algún punto gracias a la fuerza de gravedad que provocan movimientos imperceptibles de la mano que lo sostiene.

Tras el escándalo judicial en Estados Unidos, explicó Burt, «un caballero americano vino a Reino Unido y arrancó un nuevo negocio, y ese aparato se convirtió en equipo detector».

Ampliar en: EL UNIVERSAL.mx
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los comentarios están cerrados.



Archivos

Calendario

febrero 2020
L M X J V S D
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829