admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Abraham

El sacrificio de Abraham “inspiraciones” cruzadas bíblico-coránicas

Noticias criminología. El sacrificio de Abraham. Marisol Collazos Soto

Hace unos días se celebró  la Eid ul-Aha, o la Fiesta del Sacrificio, para los musulmanes de todo el mundo. El otro Eid (Eid al-Fitr, o Fiesta del Fin de Ayuno) marca el final del Ramadán. Ambos conmemoran parte de la historia de Abraham, llamado Ibrahim en árabe, y engloban los abundantes rituales del Hajj (peregrinaje santo a La Meca).

La historia en el Corán tiene algunas variaciones respecto de la de la Biblia, sobre todo en cuanto a de qué hijo se trata, y de la cantidad de detalles que se dan; pero lo esencial no cambia. En el Viejo Testamento, el hijo que Abraham ofrece a Yahvé en sacrificio es Isaac (Ishaq en árabe), el hijo que resultará ser padre de los judíos, mientras que en el Corán es Ismail (Ismael en español) el que es ofrecido, de quien casualmente se dice que es el padre de los árabes.

La historia empieza con Ibrahim soñando que Alá le dice que ofrezca a su hijo en sacrificio. El sueño se repite hasta el punto en que Ibrahim piensa que es una orden de Alá. Le pregunta a su hijo si está dispuesto a ser sacrificado e Ismael acepta. En el camino hacia el lugar donde se supone que debe rebanar el pescuezo a su único hijo, Ibrahim es tentado tres veces por Shaitan (Satanás) para que desobedezca la orden dada en sueños por Alá. Cada vez Ibrahim lanza pequeñas piedras a Shaitan para hacerle huir. Cuando finalmente llega al sitio en que su sueño le había dicho de rebanar el pescuezo a su hijo, ata a su hijo y se pone una venda en los ojos, ambas cosas sugeridas por su hijo. Justo antes de que el cuchillo toque la garganta del hijo, un ángel baja y reemplaza a Ismael por un carnero. El ángel le dice a Ibrahim que ha pasado la prueba de fe de Alá.

Actualmente los musulmanes que hacen el peregrinaje a La Meca simbólicamente lapidan tres columnas en los puntos donde Ibrahim fue supuestamente tentado por el diablo para que desobedeciera a su dios y no cortara el cuello a su hijo. Todos los musulmanes que se lo pueden permitir, hagan el peregrinaje ese año o no, sacrifican un cordero o un carnero (u otro animal halal si no pueden disponer de un carnero o un cordero) para celebrar el sacrificio de Ibrahim. El cuento se les cuenta a los niños como una lección de obediencia hacia los padres y hacia Alá.

Todo esto me disgusta, siendo generosa. Me pregunto qué tipo de gente justifica este tipo de cuentos, se los enseña a sus hijos, los conmemora y los celebra, y los defiende frente a los que los ven con horro

Artículo completo en: Escéptica

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

junio 2024
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930