admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

hipnosis

Te pueden hipnotizar si estás neurológicamente predispuesto

Noticias criminología.Te pueden hipnotizar si estás neurológicamente predispuesto. Marisol Collazos Soto

¿En qué se diferencia una persona hipnotizable de otra que no lo es? La variación se ha atribuido tradicionalmente a la personalidad influenciable de los sujetos. Otra opción es que se trate de un rasgo neurológico, algo que es diferente en el encéfalo, y ahora un grupo de investigadores, encabezado por Fumiko Hoeft, de la Universidad de Stanford (EE.UU.), habría confirmado esta hipótesis. Los resultados se publican en Archives of General Psychiatry.
En el estudio se han empleado datos obtenidos a partir de imágenes por resonancia magnética estructural (MRI) y funcional (fMRI). Su análisis ha puesto de manifiesto que las personas no hipnotizables presentarían menos actividad en las áreas relacionadas con el control ejecutivo y la atención. Pero vayamos por partes.
La hipnosis se suele describir como un estado parecido al sueño sólo superficialmente, con características fisiológicas propias, en el que una persona ve incrementadas superlativamente su concentración y su focalización, por lo que se considera una alteración del estado de consciencia. Se ha demostrado que ayuda a mejorar el control encefálico sobre las sensaciones y el comportamiento (este aspecto es el usado en los espectáculos), y se ha empleado clínicamente para ayudar a pacientes con dolor (es conocida la anécdota de que Ramón y Cajal hipnotizaba a su mujer en los partos), para controlar el estrés y la ansiedad y para combatir fobias.
Para el estudio que nos ocupa los autores realizaron escáneres MRI y fMRI a los encéfalos de 12 adultos que previamente se había comprobado que eran muy hipnotizables y a otros 12 con baja hipnotizabilidad.
Los investigadores se centraron en el análisis de la actividad de tres redes neuronales concretas: la que podemos llamar red por defecto, que es la red que se usa cuando el cerebro no está haciendo nada a nivel consciente (soñar despierto, si acaso); la red del control ejecutivo, la que se activa en la toma de decisiones; y la red de relevancia, implicada en decidir que algo es más importante que otra cosa.
Los resultados son claros: en los cerebros del grupo altamente hipnotizable el córtex prefrontal dorsolateral izquierdo, un área de control ejecutivo, parece activarse a la vez que lo hace el córtex cingulado dorsal anterior, que es parte de la red de relevancia y participa en la focalización de la atención. Por contra, parece haber poca conectividad funcional entre estas dos áreas en las personas poco hipnotizables. En ambos grupos no había diferencias relevantes en la actividad de la red por defecto.
Esto es, el resultado viene a confirmar que la hipnotazibilidad tiene menos que ver con la personalidad que con el estilo cognitivo. Estaríamos delante de un rasgo neurológico.

Fuente:  EXPERIENTIA DOCET
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

La faceta olvidada de Gilles de la Tourette: la hipnosis criminal

Gilles de la Tourette fue uno de los neurólogos más influyentes de la historia de la Medicina; sin embargo, más allá de sus aportes científicos reconocidos lo cierto es que desarrolló otras actividades experimentales y su vida misma fue muy interesante.

Recientemente la revista Clinical Neurology and Neurosurgery ha publicado un curiosísimo artículo sobre su trabajo con la hipnosis y el cómo se encontró envuelto en un fuerte debate sobre el uso de la hipnosis ¡con fines criminales!

Lo cierto es que Gilles solía tomar parte de juicios donde se cuestionaba si una persona podría llegar a cometer un suicidio debido a sugestiones hipnóticas. Posteriormente él mismo llegaría a experimentar con las sugestiones hipnóticas, pidiéndole a sus pacientes que envenenaran o dispararán a alguno de los internos. Por supuesto, jamás nadie resultó herido por estas experimentaciones pero estas curiosas ideas le valieron a Gilles el sobrenombre de “experto en hipnosis criminal”. Las conclusiones de Gilles después de valorar varios casos criminales y luego de sus experimentos fueron que una persona no puede matar a otra por una sugestión hipnótica a menos que esté en una situación de laboratorio. Pero… estos estudios le jugaron una mala pasada…

Aún le quedaría un juicio más: el suyo; donde la presunta asesina afirmaba que había cometido el atentado bajo estado de hipnosis pero lo que resultó mucho más curioso fue el hecho de que esta paciente psicótica le disparó en la cabeza al propio Gilles porque afirmaba que había sido hipnotizada en la distancia por el neurólogo. El evento fue tan impactante que ocupó la portada en Le Pays Illustré y se le dedicó un artículo en Le Progrès Médical.

En Diciembre del 1893 una mujer joven preguntó por Gilles en su propio domicilio pero como el neurólogo no había regresado, se dispuso a esperarlo. Cuando Gilles llegó algunos minutos después, la joven le contó que él la había sido hipnotizada en varias ocasiones y como en esos momentos se encontraba sin recursos, le pidió 50 francos. Realmente el rostro de la joven le resultaba familiar a Gilles como una de las participantes en las sesiones de hipnosis así que le preguntó por su dirección y nombre. Pero la joven se negó a darle estos datos pidiéndole una vez más el dinero. Entonces Gilles intentó alcanzar la seguridad del interior de la casa pero al voltearse sintió un disparo y un golpe en su cabeza. Dos nuevos tiros siguieron a este primero pero para ese momento ya el neurólogo se había puesto a resguardo.

Por fortuna Georges Guinon llegó unos minutos después y pudo ver a la mujer que aún estaba sentada en la sala de espera con una actitud de aparente satisfacción. El disparo, evidentemente, no fue mortal y para la tarde del día siguiente Gilles ya se encontraba bastante recuperado pero el incidente desató una fuerte controversia sobre la hipnosis (recordemos que este procedimiento aún estaba en sus inicios y contaba con fervientes practicantes pero también con muchos detractores).

La joven que disparó se llamaba Rose Kamper y posteriormente se conoció que había estado internada en el asilo Sainte-Anne ocasión en la cual había escrito varias cartas amenazantes dirigidas al administrador del sitio. Posteriormente Rose confesó que sospechaba que Gilles estuviese enamorado de ella y también le acusó de haberla hipnotizado sin su consentimiento aniquilando toda su fuerza de voluntad.

En su defensa alegó que el día en que disparó ella había sido hipnotizada en la distancia por lo que su cuerpo estaba ocupado por otra instancia que la compulsó a la violencia. A partir del análisis psiquiátrico se concluyó su diagnóstico: esquizofrenia paranoide y fue ingresada por varios periodos en diferentes hospitales psiquiátricos.

Gilles vivió más de una década después del infructuoso intento de asesinato pero su comportamiento comenzó a deteriorarse volviéndose cada vez más extraño. En el año 1901, debido a los frecuentes delirios que padecía fue forzado a abandonar su trabajo e ingresó en el Hospital Psiquiátrico de Lausanne donde murió en el año 1904.

Referencias:
Bogousslavsky, J. & Walusinski, O. (2010) Gilles de la Tourette’s criminal women. The many faces of de siècle hypnotism. Clinical Neurology and Neurosurgery.

Lees, A. J. (1986) Georges Gilles de la Tourette. The man and his times. Revue Neurologique; 142(11): 808-816.

Fuente:  Rincón de la Psicología

Bajo licencia Creative Commons

________________________

Enlaces de interés:

–  Hipnosis y fraudes

–  Psicología para escépticos

–  La web de Maco048. Noticias: Historia de la Psicología Forense

–  La web de Maco048. Noticias: Psicología

–  Georges Gilles de la Tourette – Wikipedia, la enciclopedia libre

–  Síndrome de Tourette – Wikipedia, la enciclopedia libre

–  Síndrome de Tourette: MedlinePlus

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

noviembre 2020
L M X J V S D
« Abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30