admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

humanismo

Rechazo por parte del Papa Benedicto XVI a las concepciones de dignidad humana y de ética laica individual y social basadas en el Humanismo

Noticias criminología. Rechazo por parte del Papa Benedicto XVI a las concepciones de dignidad humana y de ética laica individual y social basadas en el Humanismo. Marisol Collazos Soto

El teólogo alemán Joseph Ratzinger, conocido desde 2005 como Benedicto XVI, actual Jefe de Estado soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano, monarquía absoluta y teocrática del país más pequeño del mundo, y jefe supremo de la Iglesia Católica, la iglesia cristiana más numerosa, es indudablemente un importante líder mundial, y su pensamiento tiene gran influencia en millones de católicos, muchos de los cuales consideran que él es infalible cuando emite enseñanzas dogmáticas sobre fe y moral.

En los últimos días, en torno a la fiesta cristiana de la navidad, se produjeron varios pronunciamientos del jefe de la Iglesia Católica, los cuales han sido destacados en las noticias, resaltando o interpretando las partes que más han llamado la atención, desde la perspectiva religiosa o política, a los medios que los han difundido, o por considerar que el particular estilo de su discurso requiere expresarse en términos periodísticos.

Destaca su «homilía», es decir su exhortación explicativa de pasajes evangélicos, en la misa de medianoche efectuada en la basílica de San Pedro, el pasado lunes 24 de diciembre de 2012, en la que se refirió, entre otras cosas, a los fundamentos religiosos de la dignidad humana.

Pero es en la audiencia a la curia romana con motivo de las felicitaciones navideñas, efectuada el viernes 21 de diciembre de 2012 en la sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, que dio un discurso en el que se refirió a otros temas de importancia, entre los que destaca lo relacionado con la familia y la naturaleza humana, que puede ser interpretado como una crítica a las luchas y concepciones de los colectivos gays.

Y muy importante, en la misma audiencia se refirió a la relación entreIglesia, Estado y política.

De las ideas expuestas puede desprenderse un rechazo a las concepciones de dignidad humana y de ética laica individual y social basadas en el Humanismo, de las que participan importantes sectores ciudadanos, y también el rechazo a la realidad social que muestra la existencia de homosexuales y lesbianas, y de familias formadas por personas de un mismo sexo, que reclaman se las considere jurídicamente en plan de igualdad con las familias tradicionales. Al respecto, el máximo representante de la Iglesia Católica tiene todo el derecho a pensar y pronunciarse de conformidad con sus convicciones, y ese derecho, de él y de todos, debe merecer el respeto de los demás. Pero al existir en las sociedades concepciones morales y éticas distintas sobre estos asuntos, convendría propiciar un clima de respeto mutuo, lo que implica circunscribir la aplicación práctica de las opiniones del papa Ratzinger al ámbito religioso, al interior de la Iglesia que dirige y al fuero personal de quienes las comparten; pero el riesgo, en cada país, de que se pretenda que sus criterios se hagan extensivos también a los no católicos, y se los quiera ver reflejados en normas jurídicas de validez general, impidiendo o propiciando reformas legales según el caso, para que las leyes se funden en sus valores, considerados no negociables, supondría, en mi criterio personal, una actitud de menosprecio, intolerancia y discriminación respecto de quienes piensan diferente.

Por tanto, las consecuencias de este pensamiento no son exclusivamente religiosas sino que tienen connotaciones claramente políticas, amparadas en las expresiones citadas que propician la creación de una convicción que pueda concretarse en acción política. Esto implica que, pese a que las Constituciones de diversos países establecen la separación entre Estado e Iglesias, lo que supone la no injerencia de éstas en los asuntos públicos, la realidad es que esas concepciones y deseos, más el «lobby» que podría impulsarlas, pueden influenciar poderosamente en las sociedades, y en la legislación y decisiones de los Estados, lo que supone el rompimiento de la saludable separación entre Iglesias y Estados.

Ampliar en:  Guillermo Fuchslocher

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Campamento para niños donde se fomenta el pensamiento crítico

Según el último barómetro del CIS (PDF), el 7.5% de los españoles se declaran ateos y el 11.5%, no creyentes. Nadie diría que el porcentaje es despreciable, y sin embargo los no creyentes no siempre están bien representados en ámbitos cruciales de la vida social española, desde la política a la educación. Todavía se nos exige, incluso, en el nombre de la «buena voluntad», que apoyemos a las instituciones religiosas para no vivir en «una sociedad enferma, en una sociedad sin espíritu, una sociedad si alma» y, en definitiva, para no aparecer como seres humanos «desalmados».

Muchos no creyentes pensamos que es una obligación cívica apoyar un «esperanto moral» y un marco de ciudadanía compartido con los creyentes, conociendo también sus límites, pero una sociedad abierta, no teocrática, debería terminar desarrollando instituciones para los no creyentes paralelas a las que disfrutan los creyentes.

Un modelo a seguir procede del campamento para niños organizado por la organización secular Center for Inquiry, orientado a desarrollar desde la infancia el pensamiento crítico, el escepticismo científico y una ética naturalista (¡Los rasgos típicos de cualquier sociedad totalitaria, desalmada y enferma que se precie!). Los organizadores han desarrollado un atractivo programa que pretende «enfrentarse a los desafíos de vivir un estilo de vida no teísta y secular, en un mundo dominado por las creencias religiosas y la pseudociencia«. Ojalá la iniciativa sea afortunada y produzca un efecto de contagio.

Camp Inquiry 2008
Fuente: La revolución naturalista
Algunos derechos reservados, 2009
___________________

Enlaces de interés:

–  Escepticismo

–  ¡Dios, a la cárcel!

–  Los países ateos son más pacíficos

–  Ateos de Colombia se confiesan 16 personalidades del país

–  Los ateos se hacen fuertes

–  Malentendidos comunes sobre ateos y ateísmo

Ateos por Jesús, Richard Dawkins

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

septiembre 2020
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930