admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Invima

En Colombia el Invima contra suplementos mortales

Noticias criminología. . Marisol Collazos Soto. Criminologia, ciencia, escepticismo

Hace unos años, una estudiante samaria murió por consumir unas pastillas para adelgazar ‘naturales’ — el examen toxicológico determinó que la muerte había sido por sibutramina, un producto que había sido retirado del mercado en 2010.

Adelantemos a 2015 — el Invima sigue luchando contra la sibutramina a brazo partido:

El Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos (Invima) hizo una nueva advertencia sobre otro suplemento dietario, que ofrece bondades para adelgazar, pero contiene sibutramina. Esta vez el hallazgo se hizo en el producto comercializado al parecer fraudulentamente como ‘Ultra ZX’.

‘Ultra ZX’ se publicita principalmente por internet como suplemento dietario para la pérdida de peso, pero no tiene aprobada dicha indicación.

El Invima, desde el año 2010, retiró del mercado todos los productos que contengan el principio activo sibutramina por los efectos nocivos que tiene para la salud.

Dentro de las recomendaciones emitidas por el instituto en este caso están que los consumidores tengan cuidado con el consumo de suplementos dietarios por internet. A quienes ya están consumiendo ‘Ultra ZX’ se recomienda “suspender de inmediato su uso, consultar con el médico y denunciar”.

Hace un mes, mediante alerta sanitaria, el Invima ordenó el decomiso y retiro inmediato de las marcas Zero Xtreme, Bodyxtreme y Xtreme Zx, porque también contienen sibutramina, un compuesto utilizado para controlar el apetito, que fue retirado del mercado colombiano en el 2010, tras establecerse que causaba efectos nocivos para la salud.

Luego advirtió sobre la incorporación de este componente en otros productos: “Metafast Revolution 1” y “Duo Slim Line Gold”.

Fuente DEAVANZADA

La irresponsabilidad de la ‘medicina’ alternativa en Colombia

Noticias criminología. La irresponsabilidad de la 'medicina' alternativa. Marisol Collazos Soto. Criminologia, ciencia, escepticismo

En Las2Orillas, Margarita Londoño pasa revista al problema de que la pseudociencia alternativista no responda ante ninguna entidad estatal:

Nadie controla la medicina alternativa, ni el Invima, ni el ministerio de Protección Social, ni la Superintendencia de Salud, ni la de Comercio, ni las asociaciones médicas. Frente a esta medicina las y los pacientes están desarmados como conejitos de indias: si se mejoran es gracias a procedimientos alternativos, si se mueren es porque así lo quiso Dios.

El problema es que miles o millones de personas van cada día a dejar sus “diezmos” en las arcas de unos mercachifles sin ningún nivel de calidad, ni control, que pueden ser o no salvadores, pero que en ningún caso asumen responsabilidad frente a su clientela.

Hay tutelas y demandas cuando una IPS o EPS se equivoca, cuando se produce el paseo millonario o cuando un profesional de la medicina recomienda un tratamiento equivocado. En esos casos, los jueces y las superintendencias caen con todo el peso de la Ley. Eso está bien, nadie puede, ni debe lucrarse con la salud de la población. La medicina es un servicio social y prestarla con responsabilidad es una obligación del Estado que debe velar por la preparación de profesionales como un compromiso sagrado de las instituciones educativas.

Sin embargo, al otro lado hay una zona gris, más aún, una sobra obscura que no permite ningún control, que no asume ninguna responsabilidad y a quienes nadie controla, ni en precios, ni en rigor por los tratamientos, ni mucho menos en los resultados.

Bajo el principio de que el Ministerio de Protección Social solo protege lo que puede caber en las facultades de medicina estamos cayendo en el mundo mágico de la brujería. De igual manera, si se sigue considerando que el Invima y la Supersalud solo pueden controlar goticas o pastillas consideradas medicinales, estamos en poder de mercachifles que montan “laboratorios de bolsillo” para vender placebos sacados de cualquier cosa, sin calidad ni control, la especulación comercial va a producir muchos réditos para los llamados “alternativos” y muchas víctimas entre los considerados “pacientes”.

Me parece que la situación es insostenible. Frente a la inoperancia de la medicina tradicional, no podemos permitir el desborde de la improvisación y el negocio. La salud es algo muy serio para dejarla en manos de teguas y de comerciantes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

septiembre 2020
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930