admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Irene Curie

Polonio 210, el veneno más letal que existe

Noticias criminología. Polonio 210, el veneno más letal que existe. Marisol Collazos Soto. Criminologia, ciencia, escepticismo

Se estima que un solo gramo puede ser suficiente para matar a 50 millones de personas y que otros 50 millones caerían enfermos. Pero tal y como el ácido cianhídrico es tóxico a través de procesos químicos, el polonio-210 lo es por radiactividad. Fue el elemento utilizado para matar a Alexander Litvinenko y bastó menos de un miligramo (la milésima parte de un gramo). De hecho, se utilizó una cantidad bastante alta (relativamente hablando, claro): 26,5 microgramos. Si hiciéramos un cálculo suponiendo que sólo un 10% de la radiación fuera absorbida por el cuerpo salen unos pocos microgramos los necesarios para matar a una persona.

Tiene un periodo de semidesintegración de 138 días, lo que quiere decir que pasado ese tiempo desde que se hubiera fabricado pierde la mitad de su radiactividad. Ello implica que aquel polonio utilizado en Litvinenko debía haber sido fabricado de forma reciente.

El polonio-210 emite partículas alfa, que no son más que núcleos de helio (dos protones y dos neutrones). Podríamos hacer el símil con las balas disparadas con un arma de fuego: lo peligroso no es el proyectil en sí, sino su velocidad. Eso mismo sucede con las partículas alfa.

Si respiramos o ingerimos un material emisor de partículas alfa, estas últimas ya no tienen que recorrer distancias a través del aire para afectar al cuerpo humano. Si el polonio-210 es ingerido emite partículas alfa allá por donde vaya. Primero se concentra en los glóbulos rojos, luego va al hígado, los riñones, la médula ósea, el tracto gastrointestinal y las gónadas.

Hay que decir que el polonio-210 fue muy bien escogido a nivel de periodo de semidesintegración. Si hubieran tomado otro material con, por ejemplo de 5.730 años como el del carbono 14, no liberaría tanta energía durante una vida humana y por ello no afectaría tanto; mientras que si su periodo hubiera sido de apenas un par de días, habría que haberse dado mucha prisa en hacerlo ingerir a la víctima: en cuestión de una semana habría perdido gran parte de su peligrosidad. Los 138 días son un periodo de tiempo casi ideal si es que queremos envenenar a alguien.

La primera muerte atribuida al Polonio fue la de Irene Curie, hija de Marie Curie, quien irónicamente lo había descubierto. Hay quien afirma que falleció a consecuencia de un accidente de laboratorio al romperse un frasco con polonio, muriendo 10 años más tarde de leucemia, aunque establecer la relación causa-efecto no es tan sencillo porque podríamos decir que Irene Curie tuvo que recibir durante su vida todo tipo de radiación.

Ampliar en:  XATAKA Ciencia

Licencia C.C.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031