admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

lesbianas

La violencia doméstica probablemente más frecuente en parejas del mismo sexo

Noticias criminología. La violencia doméstica probablemente más frecuente en parejas del mismo sexo. Marisol Collazos Soto. Criminologia, ciencia, escepticismoLa violencia doméstica ocurre al menos con tanta frecuencia, y probablemente más aún, entre parejas del mismo sexo en comparación con las parejas de distinto sexo, de acuerdo con una nueva revisión de investigación. El abuso no se denuncia en parejas del mismo sexo debido al estigma de la orientación sexual, según indican los investigadores.

Cuando se analizaron en conjunto estudios previos,se deduce que la violencia doméstica afecta al 25 por ciento al 75 por ciento de las personas lesbianas, gays y bisexuales. Sin embargo, la falta de datos representativos y subregistros de abuso pinta una imagen incompleta del verdadero paisaje, lo que sugiere tasas aún más elevadas. Se estima que una de cada cuatro mujeres heterosexuales experimentan violencia doméstica, con tasas significativamente más bajas para los hombres heterosexuales.

«La evidencia sugiere que el modelo de estrés de ser minoría puede explicar estas altas tasas de prevalencia», dijo el autor principal, Richard Carroll, profesor asociado de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad Northwestern Feinberg School of Medicine y un psicólogo del Hospital Northwestern Memorial. «La violencia doméstica se ve agravada porque las parejas del mismo sexo están tratando con el estrés adicional de ser una minoría sexual. Esto lleva a la renuencia de abordar los problemas de violencia doméstica.»

La revisión fue publicada el cuatro de septiembre en el Journal of Sex & Marital Therapy. El primer autor es Colleen Stiles-Shields, un estudiante de doctorado de psicología clínica en Feinberg.

La violencia doméstica – a veces llamada violencia de pareja – está produciendo un daño físico, sexual o psicológico en la pareja actual o anterior. La investigación sobre la cuestión se inició en la década de 1970 en respuesta a los movimientos feministas, pero, tradicionalmente, los estudios se centraron en las mujeres abusadas por hombres en las relaciones de distinto sexo.

«Ha habido un montón de investigación sobre la violencia doméstica, pero no se ha mirado con tanto cuidado en el subgrupo de las parejas del mismo sexo», dijo Carroll. «Otro obstáculo es conseguir las muestras apropiadas debido al estigma que se ha unido a la orientación sexual. En el pasado, las personas eran reacias a hablar de ello.»

De la investigación que ha examinado en parejas del mismo sexo la violencia doméstica, la mayoría se ha concentrado en las lesbianas en lugar de los hombres gays y bisexuales.

«Los hombres pueden no querer verse a sí mismos como la víctima, para presentarse como masculinos y no pueden defenderse», dijo Carroll.

Sugiere que los hombres y mujeres homosexuales pueden no denunciar la violencia doméstica por temor a la discriminación y ser acusados ??de abusos por parte de un compañero. También pueden preocuparse por que su orientación sexual sea revelada antes de que estén a gusto con ella.

Servicios de salud mental para las personas involucradas en relaciones del mismo sexo abusivas se están haciendo más comunes, pero esta población todavía se enfrenta a obstáculos para acceder a la ayuda.

«Tenemos que educar a los médicos acerca de la presencia de este problema y recordarles que deben evaluar  en las relaciones homosexuales, tal como lo harían para los pacientes heterosexuales», dijo Carroll. «La esperanza es que con la aceptación cada vez más profunda, el estrés y el estigma desaparecerán para estos individuos para que puedan obtener la ayuda que necesitan.»

Fuente: Colleen Stiles-Shields, Richard A. Carroll. Same-Sex Domestic Violence: Prevalence, Unique Aspects, and Clinical Implications. Journal of Sex & Marital Therapy, 2014; 00 DOI: 10.1080/0092623X.2014.958792

La terapia reparativa no tiene fundamento empírico ni ético, es homofobia disfrazada de ciencia

Noticias criminología. La terapia reparativa no tiene fundamento empírico ni ético, es homofobia disfrazada de ciencia. Marisol Collazos SotoNo recuerdo bien cómo fue que llegó a mí este documento de «psicólogos católicos» defendiendo la terapia reparativa (en cuyo sitio además me encontré otro documento que llama a «sanar la homosexualidad«). En su momento me sorprendió que en un Seminario realizado en la Universidad Católica se reivindicara la conversión, en donde la organizadora afirmara que “A los niños se les debe decir que la homosexualidad es un trastorno y se puede mejorar”. La «terapia» reparativa se refiere a la práctica de tratar de cambiar la orientación sexual y las atracciones de una persona por sujetos del mismo sexo para que se conviertan (o vuelvan a ser) heterosexuales. Increíble que haya quienes sostengan que esto tiene algún asidero empírico. Veamos de qué trata todo esto.

Es fundamental para la práctica de la terapia reparativa la creencia de que los homosexuales son «defectuosos, rotos, pecaminosos e inaceptables» (Ford, 2001) y que la orientación sexual de estos se puede y debe cambiar.
Algunas terapias reparativas utilizadas en la década de 1950 (antes de las normas actuales de ética en salud mental) se siguen utilizando (Shidlo y Schroeder, 2002). Estos tratamientos incluyen:
  • diversas terapias de conversación individuales y grupales,
  • descargas eléctricas en el torso, las manos o los genitales, junto a la exposición a materiales homoeróticos,
  • exorcismo,
  • sensibilización encubierta -imaginar una situación erótica y asociar esto con algo repugnante o inducir terror y /o la administración de eméticos mientras se presenta material homoerótico,
  • restricciones y aislamiento, y
  • terapia de modificación de género (capacitación sobre cómo comportarse más hetero: entrenamiento masculino en actividades deportivas, o aplicación de cosméticos, entre otras).

Hasta la fecha, no hay evidencia concluyente de que la terapia reparativa sea beneficiosa para los pacientes. Las tasas de éxito reivindicados por los terapeutas reparativos varían según el sexo y se reportan en un rango de 11% de completo cambio en las mujeres, a 37% de completo cambio en los hombres (Spitzer, 2003). Sin embargo, en algunos estudios de eficacia de la terapia reparativa, como el estudio de Spitzer, no está claro si los participantes eran homosexuales o bisexuales antes de comenzar la terapia.

Los terapeutas reparativos definen el éxito del tratamiento de varias maneras diferentes. El éxito de los resultados del tratamiento van desde el celibato al comportamiento bisexual y, a veces al comportamiento heterosexual. Yarhouse, un fuerte defensor de la terapia reparativa, escribe que los «ex-gays pueden ser entendidos como aquellos que experimentan atracción por el mismo sexo, pero optan por no integrar los impulsos del mismo sexo en una identidad LGB«.

En 1973, la «homosexualidad» fue retirada del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, eliminándola así como un trastorno mental.  En 2000, la American Psychiatric Association emitió una declaración en la que se opone a la práctica de la terapia reparativa, y complementó su declaración de 1998, señalando lo siguiente:
Los riesgos potenciales de la terapia reparativa son grandes, incluyendo la depresión, la ansiedad y comportamientos auto-destructivos, ya que la alineación terapista con los prejuicios sociales contra la homosexualidad pueden reforzar el odio a sí mismo ya experimentado por el paciente. Por lo tanto, la American Psychiatric Association se opone a cualquier tratamiento psiquiátrico, tal como terapia reparadora o de conversión, que se basa en la suposición de que la homosexualidad per sé es un trastorno mental o que se base en la suposición a priori de que el paciente debería cambiar su orientación homosexual (Fuente: APA).
En 2009, la Asociación Americana de Psicología publicó una resolución que aboga contra la terapia reparativa tras llevar a cabo una amplia revisión que evaluó 83 estudios de investigación. Llegaron a la conclusión de que la eficacia de la terapia reparativa era pobre y, en muchos casos, perjudicial. La Asociación Americana de Psicología señala que las atracciones del mismo sexo son una variante normal de la sexualidad, y recomienda que los médicos eviten la terapia reparativa como una opción de tratamiento viable. Además, las organizaciones internacionales, como la Organización Panamericana de la Salud han condenado la terapia reparativa, afirmando que las «supuestas terapias dirigidas a cambiar la orientación sexual carecen de justificación médica y son éticamente inaceptables«.
Las organizaciones profesionales han llegado al consenso de que la terapia reparativa puede ser perjudicial para la salud (American Medical Association, 2007; Asociación Americana de Psiquiatría, 2000; Asociación Americana de Psicología, 1997; Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, 2000). A pesar de esto, la terapia reparativa se sigue practicando y alentando por algunos profesionales individuales, organizaciones, religiones y denominaciones laicas.
No estaría de más recordarles la siguiente declaración de las Naciones Unidas a aquellos profesionales que insisten en practicar dicha tortura disfrazada de «terapia»:

Es una violación patente de la ética médica, así como un delito en virtud de instrumentos internacionales aplicables para el personal de salud, especialmente los médicos, la participación activa o pasiva, en actos que constituyan participación o complicidad, incitación o tentativa de cometer tortura ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (Naciones Unidas, 1982).

Finalmente, Spitzer, autor del polémico estudio en que avalaba la validez de las terapias de reconversión, se ha retractado, señalando «Creo que se lo debo a la comunidad gay una disculpa por mi estudio haciendo afirmaciones no comprobadas de la eficacia de la terapia reparativa» (Archives of Sexual Behavior, 2012).

Lo único que resta por reparar son los prejuicios de quienes insisten en medicalizar la diferencia amparados en moralina excluyente y discursos sin respaldo empírico alguno.

Artículo completo en: HYPOTHESIS

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

El mayor grupo dedicado a ‘curar’ gais de EEUU cierra y pide perdón

Noticias criminología. El mayor grupo dedicado a 'curar' gais de EEUU cierra y pide perdón. Marisol Collazos Soto

Decía ser la mayor y más antigua organización cristiana de EEUU dedicada a lidiar con la fe y la homosexualidad. Una entidad consagrada desde hace 37 años a asesorar a personas homosexuales que querían dejar de serlo o, en sus propias palabras, a «ayudar» a los gais y lesbianas que «buscan liberarse de la atracción indeseada hacia personas del mismo sexo». Pero este miércoles, en una disculpa pública lanzada por su presidente, Exodus International reconoció que sus teorías y métodos son una patraña y pidió disculpas por el «daño» y el «dolor» que han ocasionado sus terapias. Un día después, la organización anunció que cierra sus puertas.

 La disculpa partió de Alan Chambers, el director de Exodus, organización que tenía hasta ahora su sede en Orlando (Florida), además de varias sucursales alrededor del mundo. «Siento el dolor y el daño que muchos de vosotros habéis experimentado. Siento que algunos de vosotros hayáis tenido que soportar durante años la vergüenza y la culpa al ver que vuestras atracciones no cambiaban», decía la misiva publicada en la web de Exodus. Hasta hace poco tiempo, Chambers se presentaba como una de «las miles de personas» que había logrado revertir sus tendencias homosexuales, pero en la carta admitió que estuvo ocultando sus verdaderas inclinaciones «por la tremenda vergüenza» que le causaban, esperando que con el tiempo desaparecieran.

«Los días de sentirme avergonzado por ser humano en este sentido han pasado. Me siento libre por aceptarme a mí mismo tal como soy y como lo hace mi mujer y mi familia». Para tratar de «curar» la homosexualidad, Exodus recurría a la oración y a la llamada terapia reparadora, desautorizada desde hace años por la Asociación de Psiquiatría de EEUU. Esta pseudociencia considera que las inclinaciones hacia el mismo sexo están ancladas en problemas emocionales generados en la infancia o en abusos sexuales sufridos durante la niñez.

Ampliar en: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

 

Las mujeres de minorías sexuales son a menudo víctimas de abusos

Noticias criminología. Las mujeres de minorías sexuales son a menudo víctimas de abusos. Marisol Collazos Soto

Asalto y abuso varía, dependiendo de como femeninas o masculinas son las mujeres lesbianas.

Las mujeres adultas lesbianas y  masculinas son más propensas a denunciar abuso infantil y asalto sexual de los adultos que las mujeres heterosexuales, según un nuevo estudio realizado por el Dr. Keren Lehavot del VA Puget Sound Health Care Systemen  en Seattle (EE.UU.) y sus colaboradores. Además, la labor de los investigadores muestra que las mujeres que son menos femeninas informan de más abusos en la infancia, el abandono físico y emocional en particular, mientras que las mujeres que se identifican como femeninas, y tienen una apariencia más femenina, denuncian agresiones sexuales más adultas. El trabajo se publica en la revista online de Springer, Sex Roles.

Lo que todavía no se entiende completamente es por qué las mujeres de minorías sexuales tienen un mayor riesgo de ser abusadas tanto de niñas como adultas en comparación con las mujeres heterosexuales. Utilizando los datos del Rainbow Women’s Project en  EE.UU.,  un grupo nacional, basado en encuestas de mujeres adultas que se identifican como masculinas, lesbianas gay y bisexuales,  los investigadores examinaron si las experiencias reportadas de abuso infantil y asalto sexual de adultas eran diferentes entre las mujeres de minorías sexuales de diversa identidad de género * (masculina, femenina, andrógina, o de otro tipo) y expresión de género ** (más masculina / masculina  frente  más femenina/ femenina).

Un total de 1243 mujeres adultas pertenecientes a minorías sexuales completaron una encuesta anónima publicada en listas de correo y grupos de diferentes sitios web. En cuanto a la identidad de género, el 40 por ciento de los participantes se identifican con el término «femenina» y un 15 por ciento con el término ‘masculina’.

Comenta el Dr. Lehavot: «Las mujeres de minorías sexuales de la muestra reportaron altos índices de abuso infantil y negligencia y el asalto sexual de adultos. Dada la gravedad de este problema generalizado, la identificación de las personas más vulnerables en este grupo es fundamental. Los médicos y proveedores que trabajan con las minorías sexuales deben considerar el papel de la identidad y expresión de género en las evaluaciones e intervenciones específicas».

* El término masculino (butch) y femenino( femme) se refieren a las identidades de género masculino y femenino dentro de las comunidades lesbianas y bisexuales. Andrógino es otra identidad de género similar a un ejemplo de estética estilo masculino «Masculino suave «.

** El género se define como el grado en que un individuo se involucra en conductas que se llevan a cabo para ser tradicionalmente característico de las hembras o machos es decir, más masculina / masculina frente femenina/ femenina.

Fuente:  Lehavot K et al (2012).Childhood trauma, adult sexual assault, and adult gender expression among lesbian and bisexual women. Sex Roles; DOI 10.1007/s11190-012-0171-1

Según un locutor radiofónico las mujeres lesbianas deben ser violadas para volverlas heterosexuales

Noticias criminología. Según un locutor radiofónico las mujeres lesbianas deben ser violadas para volverlas heterosexuales. Marisol Collazos Soto

La Alianza Gay y Lésbica contra la Difamación (GLAAD), un colectivo LGTB que trabaja en Estados Unidos para erradicar la homofobia y la transfobia existente, ha condenado enérgicamente las polémicas declaraciones realizadas por un locutor radiofónico del Estado de Ohio.

Dominic Dieter, locutor de una emisora perteneciente a la compañía norteamericana WMMS, pidió a un padre que llamó a la cadena para hablar sobre su hija lesbiana, que el mismo debe conseguir que «uno de sus amigos viole a su hija», defendiendo que de esa forma se volverá heterosexual.

La Alianza Gay y Lésbica contra la Difamación ha pedido a la WMMS que despida de forma inmediata a Dieter, considerando que las declaraciones realizadas por el mismo fueron «terribles y peligrosas».

El Tribunal Suprema inhabilita por diez años al juez Calamita

El Tribunal Supremo (TS) ha aumentado de 2 años, 3 meses y un día a 10 años de inhabilitación la condena impuesta al juez Fernando Ferrín Calamita por un delito de prevaricación judicial por haber retrasado la adopción de una menor que había sido solicitada por la compañera sentimental de la madre biológica.

El alto tribunal ha admitido parcialmente los recursos del fiscal, el juez y la mujer que iba a adoptar contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia que le condenó por un delito de retardo malicioso en la Administración de Justicia con la agravante de desprecio de la orientación sexual. El Supremo, no obstante, en lugar de ese delito aprecia ahora el de prevaricación, tal y como solicitaron el Ministerio Fiscal y la acusación particular.

La Sala de lo Penal del TS considera que la intención del magistrado era impedir la aplicación de la solución adoptada por la ley, –que admitió el matrimonio entre personas del mismo sexo y previó el supuesto de que el adoptado fuera hijo del consorte del adoptante– aunque «actuara en paralelo a una ideología jurídica o metajurídica propia o de algún sector social».

Además de la pena de inhabilitación, el TS impone a Ferrín Calamita una multa de 720 euros y una indemnización de 6.000 euros para la mujer que pretendía adoptar.

El recurso del PP

El TSJ de Murcia concluyó que el juez, que se encuentra suspendido, llevado por su convicción de que el matrimonio homosexual es dañino para los menores, quiso «retrasar al máximo la resolución del asunto, bien por la esperanza de que prosperara el recurso formulado por un partido político», en referencia al PP, «o bien para aburrir».

El Alto Tribunal considera que los acuerdos adoptados por el juez no solo implican unas «injustas resoluciones retardatorias» sino también un «despliegue de activa obstrucción beligerante» para impedir la aplicación de la ley, especialmente, añade, cuando trataba de cuestionar la idoneidad para la adopción por la orientación sexual de la mujer.

Aunque recuerda que la ley establece el interés superior a proteger es el del menor, para lo cual tendrá que tenerse en cuenta la idoneidad de los adoptantes, el Supremo sostiene que en este caso la adopción ha sido «anormalmente desplazada en el tiempo».

«Activa obstrucción beligerante»

Según el Supremo, este retraso respondió al conflicto que se le planteó al juez entre la protección al menor y las circunstancias de la adoptante y su cónyuge, que radicaban en que eran dos mujeres.

Según desataca la sentencia, el juez, cualquiera que fuera su ideología, tenía «el deber de adaptarse en su quehacer judicial a la solución ya tomada por la ley».

El fallo detalla que Ferrín Calamita adoptó «una pluralidad de acuerdos intencionada e injustamente retardatorios», además de «un despliegue de una activa obstrucción beligerante para impedir la efectiva aplicación de la voluntad legislativa».

Fuente: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

________________

Enlaces relacionados:

La FELGTB concede sus ‘latigos’ a los más homófobos del año a la COPE y al juez Ferrín Calamita

La COPE es premiada con el Premio Látigo Coletivo por su homofobia

La violencia de género sólo es del hombre hacia la mujer, según la ley

«Sólo la violencia que ejerce el hombre sobre la mujer puede considerarse como violencia de género y siempre que exista una relación de convivencia». Así lo afirmó ayer el presidente de la Audiencia de Cantabria, José Luis López del Moral, en declaraciones a este periódico al ser preguntado por la polémica sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 2, que condena por primera vez en España como violencia de género unos malos tratos cometidos por una mujer hacia su esposa, con la que estaba en proceso de separación. Dicha sentencia ha sido recurrida ya a la Audiencia de Cantabria, que tendrá la última palabra.

El magistrado precisó que la violencia de género es un «concepto cultural» basado en la situación de desigualdad histórica y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres «y así lo recoge la Ley Integral de Violencia de Género y la Ley de Cantabria». Por eso, a su juicio, requiere que «el agresor sea el hombre y la víctima una mujer».

Sin embargo, el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander, ha condenado a siete meses de prisión como autora de un delito de violencia de género a una mujer por insultar y agredir a su esposa, de la que se encontraba en trámites de separación tras 17 años de relación sentimental, equiparando así, por primera vez en España, la violencia que ejerce un hombre sobre la mujer, a la que ejercida entre parejas del mismo sexo.

En este sentido, el presidente de la Audiencia recordó que la Fiscalía General del Estado aborda expresamente este asunto y dice claramente en una circular que «la ley no ampara a las parejas homosexuales, ya sean hombres o mujeres», que también se pueden encontrar con una situación de violencia de género. «Sólo hipotéticamente cabría apreciar la violencia de género entre transexuales», señaló López del Moral.

El magistrado que ha dictado la resolución judicial, José Hoya Corrompan, ha eludido cualquier comentario sobre la sentencia, pero fuentes judiciales aseguraron ayer que aplica directamente la calificación jurídica de los hechos realizada por el Ministerio Fiscal.

Posible desliz

No obstante, la sentencia lleva al error, por cuanto confunde violencia de género con maltrato físico. Así, en el fallo se condena a la acusada por un delito de violencia doméstica o maltrato que se dice previsto y penado en el artículo 153.1 del Código Penal, cuando esa disposición es la que sanciona la violencia de género, y el maltrato está recogido en el artículo 152.2 del texto penal. El mismo desliz se produce en la calificación fiscal de los hechos.

Por su parte, la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colegas) aplaudió ayer la decisión del juez de lo Penal. «Las parejas de gays y lesbianas no estamos incluidas en la Ley de Violencia de Género y sólo tras una interpretación amplia de la norma, algunos jueces empiezan a seguir el espíritu y no sólo la letra de Ley», señaló la vicepresidenta de Colegas, Rosa Ortega.

Fuente: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

_________________
Enlaces relacionados:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031