admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

oxígeno

Zonair 3D y los informes médicos

Noticias criminología. Zonair 3D y los informes médicos. Marisol Collazos Soto

En el blog MedTempus aparece un post muy indicativo de como actúan muchas empresas que ofrecen «productos milagro», basándose en supuestas investigaciones médicas.

Zonair 3D hacía afirmaciones sobre falsos beneficios sobre las burbujas de aire puro, que se indican seguidamente:

Proporciona un tratamiento antienvejecimiento de forma natural

Mejora de la oxigenación física y mental

Un ambiente con el O2 adecuado, favorece el colágeno y la elastina de la piel

Y otros beneficios, que, aunque sí son reales, sólo existen durante el tiempo que el individuo permanece dentro de la burbuja. Como por ejemplo:

Reduce drásticamente el nivel de metales pesados que respiramos en el aire

Elimina la absorción de sustancias cancerígenas producidas por la polución ambiental

Y aquí la opinión, enviada a Zonair 3D, por la autora del blog: Aunque el producto podía resultar muy útil para determinados ámbitos (quirófanos móviles, pacientes inmunodeprimidos, etc) estaba plagado de publicidad engañosa.

Desafortunadamente, dicha opinión no fue bien acogida, quizás porque lo que esperaban era a alguien acrítico que hiciera una complaciente publicidad. Como respuesta a la afirmación, obtuve un burdo intento del director ejecutivo para engañarme con palabrería médica y científica, al más puro estilo Sokal, que cualquiera con unos mínimos conocimientos y sentido común hubiera detectado como un espeso humo de esencias marketinianas.

Al final, no mostraron ningún estudio científico publicado que avalase los supuestos beneficios para la salud, pero sí había muchos coleguitas médicos dándote su palabra firmada de que servía. Con el agravante, además, de que algunas de esas afirmaciones no se sustentan desde los conocimientos médicos actuales.

¿Qué sentido tiene estropear la reputación y credibilidad de una empresa que vende un producto que puede ser muy útil para determinados ámbitos (por ejemplo, quirófanos portátiles) pero que engaña diciendo frases como que es “un tratamiento antienvejecimiento natural” para vender en el mundo de la belleza y cosmética? ¿Merece tanto la pena diversificar y ampliar el ámbito de ventas como para pasarse el rigor científico por el forro cuando se estime conveniente? En cuanto a los médicos, aquellos que realizan informes por encargo con un nulo valor científico, ¿de verdad merece la pena lo que hayan podido pagar por dar una engañosa reputación científica al producto? Aquí, me temo, la avaricia ha roto el saco de los principios éticos.

Artículo completo en:  MedTempus

Bajo licencia Creative Commons

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

septiembre 2022
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930