admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

película

Homofobia y xenofobia nunca “A escondidas”

El término homofobia hace referencia a la aversión obsesiva contra hombres o mujeres homosexuales, aunque generalmente también se incluye a las demás personas que integran a la diversidad sexual, conocido bajos las siglas LGTBI (Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transexual, Transgénero e Intersexual), un término colectivo para referirse a los sectores socialmente incluyentes en donde se congregan los diversos grupos de personas que se identifican como no heterosexuales. El término xenofobia es el miedo, hostilidad, rechazo u odio al extranjero, con manifestaciones que van desde el rechazo más o menos manifiesto, el desprecio y las amenazas, hasta las agresiones y asesinatos. Una de las formas más comunes de xenofobia es la que se ejerce en función de la raza, conocida como racismo.
Y la homofobia y la xenofobia no pueden quedar escondidas, sino sacarse a la luz. Y este es el argumento de la película A escondidas, segundo largometraje dirigido por el vasco Mikel Rueda (2014). Y saca a la luz este problema a través de dos adolescentes de 14 años, uno marroquí y el otro español.
Y así se nos narra en el blog de la propia película: “Amanece en una carretera del sur de España. A ras de suelo, a más de 100 km/h, un camión vuela por el asfalto. Vemos pasar, metro a metro, la carretera a toda velocidad. Sólo vemos eso, metros y metros de camino. Vamos a la altura de las ruedas del camión. Cada vez más rápidos. Pasan los metros, que se convierten ya en kilómetros y seguimos ahí, mirando el asfalto pasar”… Y así es el original final de esta película.

Ibrahim (el debutante Adil Koukouh) es una adolescente marroquí de 15 años, al que vemos por primera vez sólo y desorientado por una carretera de las afueras de una gran ciudad. Acaban de anunciarle que en dos días va a ser expulsado del país, así que ha cogido su petate y se ha dado a la fuga. Está sólo y no tiene a dónde ir, y no sabe ni los trucos básicos para robar en un supermercado. El destino hace que su vida se cruce con la de Rafa (el debutante Germán Alcarazu), un chico español de 15 años, y no será un cruce casual. El uno influirá en el otro tanto como el otro en el uno. Hasta tal punto será esta unión, que ambos comenzarán a sentir cosas que no podrán controlar.

Licencia CC

El cine inmortaliza el despropósito de que solo usamos el 10% de nuestro cerebro

La leyenda urbana de que solo utilizamos el 10% de nuestro cerebro no parece conocer fronteras. El último empujón se lo acaba de dar una película que se estrena esta semana, dirigida por Luc Besson, en la que la protagonista, interpretada por Scarlett Johansson, toma una sustancia que potencia sus capacidades cerebrales. La película se llama “Lucy” y en el cartel oficial, que ya había visto pasar hace unos días por Twitter, dice literalmente: “Una persona normal solo utiliza el 10% de su capacidad cerebral. Ella utiliza el 100%”.

Que un medio como el cine, que llega a millones de personas, haga de caja de resonancia de falsas creencias como ésta ya me parece grave, pero la cosa se pone peor. Antes de nada, hay que explicar que este mito de que usamos solo el 10% de nuestro encéfalo no tiene ningún sentido y no se corresponde con nada de lo que se sabe hasta ahora en neurociencia. Sencillamente porque el cerebro no funciona así, no es como el motor de un fórmula 1 que va metiendo marchas y empleando distintos niveles de rendimiento según sea uno más listo o menos espabilado. Es más, muy al contrario, una actividad cerebral desmesurada (me refiero al flujo sanguíneo que se mide en las resonancias funcionales) es a menudo señal de algún tipo de problema en ciernes, como una demencia senil. Por explicarnos, un cerebro con problemas que se pone a trabajar el triple que uno sano, como si fuera una lavadora centrifugando, recluta más áreas de las que son necesarias y puede terminar sufriendo daños.

Volviendo a la película. Conociendo esto (creo que debe haber millones de artículos en los últimos años desmintiendo el mito del 10%), el señor Luc Besson ha decidido seguir adelante con su guión y montar una historia de ficción. Bien. El problema, como digo, está en intentar reforzar la ficción con el argumento de que la ciencia respalda lo que nos quieres vender, por no hablar de la repercusión social que tiene un estreno de estas características. Y como muestra del daño que hace, me gustaría poner la pieza que han emitido  en el Telediario-1 de TVE.  Es muy breve, pero sustancioso:

Como veis, la redactora asume de entrada que lo del 10% es una “premisa real” y luego refuerza sus argumentos explicando que  Besson “habló con expertos, incluidos 12 premios Nobel para hacer reales los discursos del profesor Norman”. No sé quiénes son esos premios Nobel, pero quizá es hora de que en Estocolmo revisen sus criterios de excelencia. Por si fuera poco, todo el mensaje de la pieza del telediario está destinado a reforzar que la película es interesante porque contiene parte de verdad sobre la ciencia.  Y un instante después nos cuentan que “la promoción ha incluido una sesión de telepatía e hipnosis para despertar la curiosidad sobre el cerebro” (olé con olé) y como autoridad nos incluyen el testimonio de un señor que presentan como “mentalista experto en hipnosis“.

Artículo completo en: NAUKAS
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

En las películas de Disney no hay mensajes subliminales

Noticias criminología. Películas de Disney y A113. Marisol Collazos Soto

Hay muchas historias sobre mensajes que aparentemente se encuentran ocultos en películas infantiles de Walt Disney. Desde los que ven el número de la bestia en su firma, hasta las imágenes con contenido sexual camufladas en secuencias de sus películas.

Pero hay una de estas historias que es especialmente curiosa. Se trata de la aparición recurrente y subliminal del literal “A113?.

¿Qué es este símbolo A-113?

Es simplemente un guiño geek de los animadores de estas producciones, haciendo referencia al Aula A113 del California Institute of the Arts. En este aula aprendieron los secretos de la animación por ordenador los mejores animadores de los últimos lustros. Por él pasaron por ejemplo John Lasseter, creador de Cars y Toy Story, o Brad Bird,  creador de Los Increíbles o Ratatui. Brad fue el primero en hacer esta broma, incluyendo la referencia A113 en un episodio de Family Dog, en 1987 y desde entonces se ha convertido en una tradición.

Ampliar en: La mentira está ahí fuera

Licencia CCLa web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Bill Maher se burla de la película ‘Noé’

En la emisión del 14 de marzo de su programa Real Time, Bill Maher se fue contra la película Noé (con Seth MacFarlane, productor de Cosmos, sentado a su lado, además):

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

La Educación Prohibida, película magufa

Noticias criminología. La Educación Prohibida, película magufa. Marisol Collazos Soto

 

Valoración de la película magufa, La educación prohibida, aparecida  en DE AVANZADA

Si echamos un vistazo rápido a la parrilla de coproductores, encontraremos a Matías De Stefano. ¿Y quién es Matías? Dejemos que él mismo lo responda:

Soy uno de esos tantos niños nuevos que han nacido desde 1987 en adelante para traer y anclar la nueva conciencia, soy uno de esos niños, adolescentes y adultos denominados comúnmente como raros, fracasados escolares, desertores sociales o “índigo”.

Hoy en día, me estoy dedicando a trabajar con las energías, preparando y ayudando a todos los humanos que pueda para enfrentase con la Nueva Era, organizando sus cuerpos físico, emocional y etérico desde el trabajo con su cuerpo energético.

Durante los primeros 7 años de vida, podía observar a los seres etéricos, los cuales casi todos los niños ven, y los adultos les llaman “Amigos imaginarios”. Estos amigos, eran seres elementales, hadas, gnomos, y también seres angelicales, que me ayudaban a comprender la realidad en la que me encontraba.
Hasta aproximadamente mis 12 años, compartí mi día a día con estos seres que me enseñaron a tratar a los demás como humano, a manejar mis emociones, mi sociabilización, y todo lo que me era difícil de conllevar.

Mejor dicho, está más loco que una cabra. Lo de los niños índigo y niños cristal es una completa mentira, que cuenta con mucha popularidad en los círculos New Age.

Pasemos a los créditos del video.

Allí nos encontramos a Helen Flix quien en el largometraje fue presentada como «terapeuta».

Pues valga decirlo, sus ‘terapias’ son el clímax de la magufada:

-Hoo-ponopono
-Medicina Tibetana
-Counseling
-Mindfulness – Atención Plena
-Estrategias en la resolución de conflictos
-Encuentro Chamánico

También aparecieron Claudia Sosa y Gabriela Lepre, promotoras de la Educación Evolutiva (lo que sea que eso signifique):

Es un programa educativo para niños, creado por la Universidad de la Luz Amaitá que contempla la realidad completa del ser, en armonía con el planeta y el universo, activando de forma integral el potencial del ser humano correspondiente a cada ciclo de desarrollo y a la capacidad de asumir el rol de guiar el curso de la nueva humanidad.

Siguen Marisa Docampo, de una escuela logosófica (?) y Fernán Melella, de la Fundación Logosófica. Para aclarar, la logosofía es el producto de las eyaculaciones mentales de Carlos Bernardo González Pecotche:

El ser humano tiene una naturaleza instintiva y una espiritual, siendo su propia psicología el modo de comunicar e integrar a ambas naturalezas. El estudio de los aspectos psicológicos tiene el propósito profundo de conectarse con la propia individualidad, es decir, con la expresión de la naturaleza espiritual en la vida.

Por otro lado, la Logosofía define a las deficiencias psicológicas como manifestaciones de la naturaleza instintiva, las cuales son pensamientos negativos que entorpecen nuestro proceso de autosuperación o de evolución consciente.

La Logosofia sostiene que en la mente existen pensamientos propios y ajenos; ejemplo de estos últimos serían un prejuicio heredado, una creencia cultural que ata la propia capacidad de ver una situación con más libertad. También, propone que existen pensamientos negativos y positivos de acuerdo a su utilidad considerando los propios propósitos de bien. Por último, existen pensamientos cuyo presencia en la mente es permanente o circunstancial, por ejemplo, en el caso de una persona cuya pensamiento de egoísmo sea dominante, es muy probable que las personas de su entorno la definan de acuerdo a esta deficiencia.

Mejor dicho, afirmaciones completamente gratuitas y sin ningún estudio que las respalde sobre los pensamientos y sentimientos de las personas.

Otra de las entrevistas fue a Amanda Josefina Bravo Hernandez, quien es la Coordinadora del Programa Habilidades para la Vida, en Colombia y que incluyen dentro de las 10 habilidades el pensamiento crítico. Pero no nos alegremos tan rápido, que a la vez, también defienden la ridiculez de la inteligencia emocional, que como ya sabemos ¡no existe!

En esa misma tónica está Fredy Wompner, promotor de la inexistente ‘inteligencia holística’:

Fredy H. Wompner G. con el nombre mistíco o seudonimo de «YEJIEL» es autor de «La Inteligencia Holistica», «El Hombre Iluminado»,»El poder de la mente sincronizada», «Deyabu Literario», «Las nuevas armas de la batalla» y una gran variedad de articulos y ensayos en el campo de la psicología, el desarrollo personal, la educación y las ciencias sociales tales como «El aprender a aprender», «Saber escuchar en la practica docente», «Educacion, la influencia de los sistemas de creencias», «La economia desde una perspectiva holistica», «Calidad en la educacion superior: una palanca para el desarrollo», «Educacion integral; una llave para la nueva era»,»Educacion superior para el emprendimiento», «Una dimension holistica para la evolucion», entre otros más.

También estaba Paulina Salazar, de Casa Arcoíris, que entre muchas de las chorradas que ofrece se encuentra un «mágico y sanador encuentro,con los sonidos de los cuencos de cuarzo y el trabajo de expresión artística por medio de mandalas familiares».

Y no hay que dejar por fuera a Ignasi Salvatella, fundador de Adhyayana22, «que promueve acciones para favorecer el desarrollo de una concepción holística en la Educación». Salvatella además, estuvo encargado de un festival de pensamiento ilusorio conocido como I Congreso de Niños del 3° Milenio, cuyo objetivo era conseguir «una nueva educación que brota de una visión integral del ser humano en su dimensión corporal, mental, emocional, social y espiritual que debe fomentar la creatividad en lugar de anularla», todo esto como parte de la Hermandad Blanca, «punto de encuentro para los voluntarios de la luz» (?).

La última mención que cabe hacer, es la del colegio Rudolf Steiner y varias instituciones educativas con el método Waldorf. Steiner fue un abanderado de la teosofía de Blavatsky, antes de inventarse su propia charlatanería, la secta ocultista llamada antroposofía, que básicamente consiste en inventarse las respuestas y que adoctrina niños en sus mentiras a través de la dichosa «educación Waldorf» (llamada así, porque sus primeros niños-conejillos de indias eran de una fábrica con ese nombre). No sólo tienen sus campos de concentración y su ridiculez, sino que también cuentan con un banco propio.

Mejor dicho, podría dedicar el resto de mi vida a desmontar las magufadas, y verdaderas estupideces con las que pretenden adoctrinar a los niños los responsables del audiovisual y este artículo quedaría de nunca acabar, pero confío que con lo expuesto hasta el momento, puedan darse una buena idea de qué es lo que hay detrás de La educación prohibida.

Por si no quedara todavía muy claro, voy a hacer un bosquejo de qué es lo que pasa: los charlatanes de todas las pseudociencias, teorías conspiranóicas y cuentos de hadas que hay están cansados de ser señalados como promotores de la anticiencia y de afirmaciones grandilocuentes que no cuentan con ningún tipo de respaldo probatorio.

Pero pues los charlatanes también necesitan comer y pagar sus facturas, así que no les parece cómico que sus lucrativos negocios sean puestos en evidencia o rechazados por la ciencia, a la que tratan de oficialista y autoritaria. Por eso lloriquean contra una educación dizque prohibida, porque no se le da el mismo tratamiento a la alquimia que a la química.

No es de extrañar que el video (que no dignificaré llamando documental, porque no lo es), esté plagado de llamados a la educación ‘libre’, lo que en boca de los vendedores de humo significa libre de evidencias, libre de resultados, libre de método científico.

Parte de esas dos horas y media se va en criticar la educación basada en los resultados. Lo siento, pero los resultados importan y mucho. No es lo mismo amputar la pierna buena, que la gangrenada. No es lo mismo mirar a Júpiter a través del telescopio que ver el Sol; no es lo mismo consumir sal yodada, que consumir cloro, sodio y yodo. No es lo mismo que las acciones caigan un punto a que caigan 10 ó 100 puntos y no es lo mismo que un carro se detenga en un semáforo en rojo, a que acelere.

Los resultados importan porque salvan vidas, y precisamente por eso es que desprecio la charlatanería y sus creencias irracionales no probadas – porque cuestan vidas.

Pero la cosa no se queda ahí.

El panfleto está plagado de críticas al sistema educativo, porque sí y porque no. Si hubieran podido, habrían culpado al sistema educativo de la extinción de los dinosaurios (salvo por el hecho de que también le hacen un guiño al creacionismo con su defensa del homeschooling y cuando al final convierten «educación prohibida» en «educación provida»).

Para la muestra, una de las críticas es que se separa a los niños por edades según las expectativas que se tienen de su capacidad intelectual y cognitiva y dicen que esta malvada clasificación, opresora y prejuiciosa, corta la creatividad infantil. Olvidan convenientemente que hay personas suficientemente inteligentes que se han graduado de la universidad a los 16 años o que a sus ocho años ya trabajaban en la NASA. También dejan de lado, muy oportunistamente, que separar por edades los cursos es parte central del método Montessori, uno de los métodos pedagógicos reivindicados en la cinta.

Esto se encuentra estrechamente relacionado con la afirmación de que hay que dejar que los niños jueguen y descubran por sí mismos… salvo que nos encontramos con el problema de que separarlos por edades y cursos es la mejor manera de transmitir todo el currículo escolar en la menor cantidad de tiempo posible. Sí, a mí también me habría gustado aprender física lanzando una plancha y una pluma desde la Torre de Pisa, pero a ese ritmo, esta sería la hora en que no habría ni comenzado la Universidad.

Probablemente el carácter anticientífico de este pasquín audiovisual se pone más de relieve cuando, cual viles cienciólogos, rechazan los dictámenes psiquiátricos y así, en una frase, deciden que la hiperactividad o síndrome de déficit de atención, no existe, que son conspiraciones por los malvados médicos, que quieren llenar de pastillas a los chiquitos.

En cuanto al homeschooling, que defienden ya llegando al final, hay varias frases que se sacaron de las narices.

Por ejemplo: «La familia puede criar con el instinto […] Lo hemos hecho durante miles de años«. Sí, es cierto, pero no fue sino hasta que se estableció la academia y el riguroso método científico se instaló más bien a sus anchas en los campus, que la esperanza y la calidad de vida no empezaron a crecer hasta llegar a los índices que manejamos hoy en día.

«Hay que darle a los niños la ‘oportunidad’ de que se desarrollen como salgan y no como nosotros queremos«. ¿Y no será más bien al contrario? ¿No será que la verdadera oportunidad radica en ofrecerle a los niños que no se ‘desarrollen’ como Tarzán, sino como ciudadanos?

«El conocimiento va a venir solo […] Los resultados del mundo van a venir solos«. Con esta la sacaron del estadio. Creo que no sabía cuanta ignorancia podía reunirse en una sola frase hasta que escuché esta. Los resultados no vienen solos, ni tampoco el conocimiento. El origen de las especies no tiene patas para venir hasta nosotros.

Según ellos, prohibimos la educación «cada vez que dejamos todo igual en lugar de probar algo nuevo«. Pues bien, sean libres de probar cómo es salir por la ventana del 10° piso – yo seguiré usando las puertas.

Para finalizar, quiero enfatizar que el sistema educativo actual sí tiene muchos problemas y muy graves (y que sólo se verían agravados si empezáramos a entrar en armonía con la naturaleza o cualquiera de las otras propuestas gilipollas de La educación prohibida).

Razón no les falta a los realizadores al creer que la educación está fallando. Los colegios, las escuelas y las universidades no están formando personas en el pensamiento crítico. De ahí que La educación prohibida haya tenido tan buena acogida entre el público general.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031