admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

prostitución

Amnistía Internacional vota por legalizar la prostitución

Noticias criminología. Amnistía Internacional vota por legalizar la prostitución. Marisol Collazos Soto. Criminologia, ciencia, escepticismo

Amnistía Internacional se comprometió a proteger los derechos de los trabajadores sexuales:

En la ponencia se recomienda que Amnistía Internacional elabore una política que apoye la despenalización absoluta del trabajo sexual realizado con consentimiento en todos sus aspectos. La política también instará a los Estados a garantizar que los trabajadores y las trabajadoras sexuales disfrutan de una protección jurídica plena e igualitaria frente a la explotación, la trata y la violencia.

«Reconocemos que este decisivo asunto de derechos humanos es enormemente complejo; por eso hemos preferido abordarlo desde el prisma de las normas internacionales de derechos humanos. Hemos hecho, además, una consulta en el contexto de nuestro movimiento global a fin de tomar en consideración las distintas posturas existentes en todo el mundo», ha afirmado Salil Shetty [secretario general de AI].

Sobre la base de la investigación y la consulta llevadas a cabo para la elaboración de esta política en los dos últimos años, se ha determinado que la despenalización es la mejor forma de defender los derechos humanos de los trabajadores y las trabajadoras sexuales y de reducir el riesgo que corren de sufrir abusos y violaciones de tales derechos.

La vez pasada, la noticia fue ampliamente comentada en Facebook y no faltaron quienes se oponen a la completa despenalización de la prostitución. Los argumentos son variopintos así que, dejando de lado las falacias ad hominem y los ‘argumentos’ de quienes viven del lucrativo activismo antiprostitución.

Artículo completo en: DEAVANZADA

Anuncio impactante frente a la prostitución

Noticias criminología. . Marisol Collazos Soto

Miles de mujeres en Israel son forzadas contra su voluntad a prostituirse, no te conviertas en cómplice

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Las mujeres consuelo, esclavas sexuales durante la Segunda Guerra Mundial

Noticias Criminología. Mujeres consuelo, esclavas sexuales japonesas durante la Segund Guerr Mundial. Marisol Collazos SotoLas mujeres jóvenes de países bajo el control japonés eran secuestradas de sus hogares o engañadas con falsas promesas de trabajo. Una vez reclutadas, eran encarceladas en “confort stations” (auténticos prostíbulos) donde eran obligadas a satisfacer lanecesidades de los japoneses. Muchos negaron la existencia de este tipo de esclavitud, otros llegaron a justificarlo con argumentos tan peregrinos y miserables como aumentar la moral de las tropas, para evitar masivas violaciones, prevenir la propagación de enfermedades de transmisión sexual… Todo permaneció oculto hasta que en 1991 la coreana Kim Hak-Soon, ya con 63 años, no pudo aguantar más y contó al mundo la existencia de las comfort women. Investigaciones posteriores y un informe de la Oficina de Guerra de los EEUU, tras la liberación de 20 coreanas, confirmaron los datos de Kim. El citado informe americano dejaba claro que no era un hecho puntual sino que todo estaba perfectamente regulado:

  1.  Soldados. Horario: 10:00-17:00 Precio: ¥ 1,50 Tiempo: 20 a 30 minutos
  2.  Suboficiales. Horario: 17:00-21:00 Precio: ¥ 3,00 Tiempo: 30 a 40 minutos
  3. Oficiales. Horario: 21:00-24:00 Precio: ¥ 5,00 Tiempo: 30 a 40 minutos

Para regular la masiva afluencia de soldados, se establecieron turnos para las distintas unidades del ejército:

  • Domingo – Infantería
  • Lunes – Caballería
  • Martes – Ingenieros
  • Miércoles – Día de descanso semanal y un examen físico.
  • Jueves – Los médicos
  • Viernes – Artillería
  • Sábado – Transporte

Fuente: HISTORIAS DE LAHISTORIA

Esclavitud sexual de africanas y vudú

Entrevista al ghanés, Tom Marfo, que se ha convertido en referencia al hablar de esclavitud sexual en Europa, siendo especialista en la problemática africana. Ha elaborado manuales sobre vudú y dirige una iglesia evangelista en Amsterdam (Holanda), en un barrio del tamaño de  Pamplona (Iruñea), con un 80% de población inmigrante.

Parece todo mucho más sencillo que la idea de que todo es culpa del vudú.

El vudú juega su papel, qué duda cabe. Pero sí, la presión familiar resulta mucho más poderosa que cualquier otra cosa par estas jóvenes. En la práctica, ambas cosas se combinan.

¿De qué forma actúa el vudú?

Volvemos a la diferencia entre la esclavitud sexual de Europa del Este y la africana. Una la ejercen «multinacionales» del crimen y la otra es fruto de un cúmulo de «negocios familiares». Las mafias del Este utilizan sicarios para atemorizar a las chicas, pero eso está fuera del alcance de los «negocios familiares» africanos, por lo que necesitan ejercer la violencia de otro modo. El vudú es el arma que se utiliza para controlar a las jóvenes por medio del temor.

¿Cómo exactamente?

Antes de llegar a Europa, les toman algo de pelo, uñas, saliva, sangre y ropa interior. Todo ello se lo llevan al chamán, quien elabora un rito con la joven presente. Ella jura ante los dioses del vudú que será obediente a su chulo, que nunca le llevará ante la Policía y que jamás recurrirá a las autoridades. Además, pide al dios que la mate o la vuelva loca si rompe su palabra. Los africanos nunca bromean con el vudú. Una vez prestado el juramento, jamás cooperaran con las autoridades. Los dioses vudú resultan más eficaces que los sicarios, porque nada escapa a sus ojos. Así, el chamán está en África, la madame puede encontrarse en Alemania, y la joven en Iruñea. Y sin embargo sigue sin poder escapar. Precisamente porque no podemos llegar a África o hasta el explotador, sostengo que la única solución es local.

Entrevista completa en:  GARA

______________________

Enlaces de interés:

–  La web de Maco048. Noticias criminología: Prostitución

–  El Escéptico Digital – LA CIENCIA O VUDÚ DE ROBERT L. PARK

Prostitución y Derecho Penal

La procesada W… concertó con X, Y y Z la introducción en España de A para dedicarla al ejercicio de la prostitución… aprovechándose de que A tenía la esperanza de regularizar su situación administrativa, prometiéndole que la ayudarían a encontrar trabajo…. Valiéndose… del temor que generaba, tanto con el ejercicio relativamente frecuente de agresiones físicas… como con el temor de que sus familiares directos en Bulgaria sufrieran las consecuencias…, así como vigilándola en todo momento…, X recogía a A en el local… y cobraba a los clientes, sin darle ganancia económica alguna…. Agredía y la amenazaba con causarle daño si no accedía a acostarse con los clientes…».

Estos hechos aparecen como probados en una sentencia del Tribunal Supremo dictada hace algo más de un año. Vivencias como las relatadas acontecen en lugares bien visibles desde nuestras carreteras, en el centro de nuestras ciudades, en medio de la vida cotidiana. ¿Cómo es posible que nuestra sociedad conviva con sucesos de esta clase?

Si alguna vez se pensó que la prostitución, vinculada a una sociedad patriarcal sexualmente reprimida, era un fenómeno en declive debido a los cambios en materia de libertad sexual y con el progreso de la posición social de la mujer, hoy esa esperanza se ha desvanecido. No hay datos empíricos fiables, pero parece que la prostitución está en plena expansión. Especialmente visible y estridente en alguna de sus manifestaciones -los macroburdeles iluminados por neones imposibles en parajes perdidos, la crudeza de la prostitución callejera en las grandes ciudades o los explícitos anuncios en casi todos los periódicos-, diversas estimaciones hablan de 300 000 o más mujeres dedicadas a esta actividad en España. Se ignora qué porcentaje lo hacen en condiciones de autonomía y cuántas se encuentran sometidas a estructuras coactivas.

Evidentemente, agresiones como las recogidas en la sentencia citada demandan la intervención del Derecho Penal. Es común que en la opinión pública se afirme que el Derecho Penal español no prevé una respuesta suficiente. Se dice que esa lenidad es aprovechada por las redes mafiosas de trata de mujeres, lo que explicaría una presencia especialmente intensa del fenómeno. El corolario de esta argumentación es la demanda de una ampliación de la legislación penal.

Respecto de la prostitución moderna existen dos modelos básicos. Por un lado, está la opción prohibicionista. En su formulación original, se trata de trasladar al Derecho Penal la valoración de la prostitución como una actividad moralmente mala; éste es el modelo que aún pervive en algunos Estados de Estados Unidos, o fue el de la dictadura franquista a partir de 1956, cuando la declaró «comercio ilícito». Así puede perseguirse policial o penalmente a la prostituta, al consumidor y a quienes intervienen en el contacto: proxenetas, captadores, propietarios de locales. En los últimos años ha aparecido otra versión de la prohibición, formulada desde la perspectiva de género: la prostitución es identificada como expresión de violencia-dominación masculina. La compra masculina de cuerpos femeninos constituiría siempre (con independencia de la opinión de quien se prostituye) una muestra inequívoca de la desigualdad social de la mujer. En consecuencia, el Derecho Penal debe perseguir no a la prostituta -que es víctima de la estructura de dominación de un género por el otro-, sino a los varones que mantienen la prostitución como consumidores o como explotadores (siendo ambos grupos calificados de «prostituidores»). Este modelo ha sido adoptado en 1999 por Suecia y recientemente por Noruega. El segundo gran modelo de regulación persigue la normalización del fenómeno. La prostitución es considerada -con independencia de su valoración moral- una actividad lícita, que debe ser regida por normas jurídicas como cualquier otra: administrativas, laborales, tributarias. En el marco de esta opción, establecida, por ejemplo, en Alemania y en los Países Bajos, el Derecho Penal tan sólo debe garantizar la autonomía de las prostitutas, es decir, criminalizar únicamente a quienes las fuercen o exploten.

¿Cuál es la opción del legislador español? Al aprobar el Código Penal de 1995, que sustituyó la regulación heredada de la dictadura y remendada en varias ocasiones, se eliminaron todos los delitos -inaplicados en la práctica- en el entorno de la prostitución no coactiva. Sólo se mantuvo como delito, entre adultos, la participación en la llamada prostitución forzada. Determinar a otra persona a ejercer la prostitución es delito cuando se realiza «empleando violencia, intimidación o engaño, o abusando de una situación de superioridad o de necesidad o vulnerabilidad»; una conducta penada al menos con dos a cuatro años de prisión -sin perjuicio de castigar con severas penas, por supuesto, los demás delitos cometidos: agresiones sexuales concretas, detenciones ilegales, lesiones, amenazas-. Respecto de la prostitución no forzada, parecía que el ordenamiento español estaba por normalizarla, reservando el Derecho Penal sólo para los casos en los que no hay decisión libre. Sin embargo, desde 1995 no se ha implantado ninguna regulación de la prostitución a través del Derecho Administrativo. Y en 2003 se aprobó una reforma mediante la cual se reintrodujo como delito la conducta de quien «se lucre explotando la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de la misma», generando una situación de gran inseguridad, ya que al utilizar la palabra «explotar» no queda claro si la ley incrimina a cualquiera que intervenga y obtenga beneficios o, por el contrario, sólo a quien abuse de su posición para explotar indebidamente a la persona prostituida.

Autor: Manuel Cancio Meliá
Artículo completo en:  Diario del Derecho

____________________

Enlaces relacionados:

La web de Maco048. Noticias:  prostitución

Apuntes Derecho Penal II, Lic. Criminología UMU. Capitulo 9. Delitos contra la libertad e …

Apuntes Derecho Penal II, Lic. Criminología UMU. Capítulo 10.  Delitos contra la libertad e indemnidad sexual …

Historias de prostitución infantil en México

En Guadalajara el mercado erótico atrae cada vez más a las adolescentes que ejercen la prostitución; algunas lo hacen para sufragar sus estudios; otras por placer y porque, así lo admiten algunas de ellas, ganan lo suficiente para consumir lo que les gusta. Lo cierto es que la falta de oportunidades laborales y la doble moral son los factores que las orillan a ese tipo de actividades, sostiene el psicólogo de la Universidad de Guadalajara José de Jesús Gutiérrez, quien advierte que, en lugar de satanizarlas, las autoridades deben atender este problema. Jennie es una adolescente delgada y rubia que durante varios meses se dedicó a la prostitución sin que su familia ni su prometido supieran de su actividad. Pero cuatro días antes de su boda estalló el drama: Ella se iba a casar con Jaime, a quien sus amigos le habían organizado una despedida de soltero que sería amenizada por “dos chicas”, una de las cuales era precisamente Jennie. Cuando llegó al domicilio convenido descubrió que la fiesta era para su novio. De inmediato se alejó del lugar y comenzó a correr como loca por las calles tapatías. Jennie estuvo al borde del suicidio. La depresión le duró varios meses. Superado el trauma, se reincorporó paulatinamente a sus estudios de administración de empresas, aunque sabe que su vida ya no será la misma. “Tengo un vacío en mi pecho”, dice. Casos como el suyo son frecuentes en los consultorios de la Universidad de Guadalajara (UdeG) en los cuales se proporciona terapia sicológica a los jóvenes que sufren depresión por la doble vida que llevan o por problemas emocionales, declara el jefe del Departamento de Clínicas de Salud Mental del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la universidad, el psicólogo José de Jesús Gutiérrez Rodríguez. Según el especialista, en los últimos meses el número de jóvenes universitarias que se dedican a actividades relacionadas con el sexo ha ido en aumento. Y apunta: “Uno pensaría que como son universitarias su meta es ser profesionistas, pero por diversos factores ejercen la prostitución”. Dice que una de las causas de ese comportamiento juvenil es la necesidad económica; pero más que eso, “ante la falta de oportunidades y los sueldos bajos, es la dinámica consumista la que empuja a esas jóvenes y a algunos varones a acumular día a día más bienes materiales”. Jorge “N”, estudiante de una universidad privada, asegura que en los pasillos de las escuelas abundan los rumores de que hay estudiantes que se prostituyen. “Se sabe que trabajan en lugares de categoría donde bailan desnudas o que van a fiestas de solteros”. Él mismo, dice, ha visto a algunas haciendo su show en algún table dance. Los universitarios (mujeres y en menor medida hombres) que se dedican a esas actividades provienen de diferentes instituciones, pero el fenómeno se multiplica más en carreras relacionadas con el ramo económico administrativo y en las escuelas privadas, en las que se batalla para pagar las altas colegiaturas, que a veces llegan hasta los 50 mil pesos por semestre. En el negocio erótico no todas se dedican a lo mismo. Algunas sólo bailan en algún table dance, pero no se involucran con los clientes; otras llegan al sexo oral; las más atrevidas llegan a acostarse con algún visitante. Y sólo unas pocas buscan una relación estable con quien esté dispuesto a darles una estabilidad económica duradera. La realidad es que la mayoría se dedica a la prostitución de manera descarada; algunas llegan a atender hasta 50 clientes por semana, con ganancias que oscilan entre los 20 mil y los 80 mil pesos, según la categoría de los clientes y los servicios prestados. Denisse, una joven de 21 años, alta, trigueña, con el cabello teñido y delicada figura, se desplaza con naturalidad en un bar exclusivo de Guadalajara, donde trabaja como scort (dama de compañía), uno de los eufemismos que se utilizan para clasificar las actividades en el mundo de la prostitución. Ella acepta hablar con el reportero sobre su quehacer. Se acomoda en un sillón y comienza a relatar que se metió en esto porque el dinero no le alcanzaba para pagar la carrera de mercadotecnia. “La agencia me promociona y se lleva un porcentaje de 40%. Me contactan con clientes elegantes, como gerentes o empresarios, que vienen a Guadalajara y necesitan una dama de compañía”, dice. Admite que el paquete incluye otro tipo de servicios, como masajes, sexo oral y coito. Presume que le ha tocado atender a algún político. “Es un servicio personalizado –dice–, pero sin caer en lo vulgar”. Denisse atiende en promedio 10 clientes por mes.

Autor: Julio Alejandro Ríos
Fuente: Tribuna de los Cabos

Alrededor de 50 mil colombianas se prostituyen en el exterior

El vicefiscal general de la Nación, Guillermo Mendoza Diago, dijo que la situación del tráfico de personas es tan grave, que esta actividad es el tercer acto delictivo después del narcotráfico.

Dijo que se hace necesario trabajar articuladamente para bajar el índice vergonzoso de cerca de 50 mil mujeres que son reclutadas y que en la actualidad, ejercen la prostitución en Europa y Oriente.

Explicó que también se han detectado casos de tráfico de menores y hombres adultos que caen en las redes dedicadas al engaño de personas que ofrecen trabajo y terminan en labores denigrantes como la esclavitud o la prostitución.

Señaló que ante este panorama, la situación requiere de un tratamiento urgente de parte de las autoridades judiciales como gubernamentales.

Dentro de las investigaciones la Fiscaí­a ha encontrado que la gran mayoría de personas son reclutadas en zonas de conflicto y pobreza y son enviadas casi todas a Tailandia.

Los organismos de control conformaron una red de información sobre el delito de trata de personas con el fin de compartir y conocer datos sobre el tema y las investigaciones que se adelantan.

Por su parte, el vice procurador general de la nación, Carlos Arturo Gómez Pavajeau, dijo que se hace necesario que dentro del proyecto de ley para fortalecer el programa a víctimas y testigos, se dedique un capítulo a las personas lesionadas con el delito de tráfico de personas.

Fuente: Caracol.com.co

Ahora se produce la trata de personas dentro de Colombia

Como si no fuera suficiente el drama que genera la explotación sexual a que son sometidas las mujeres colombianas en el exterior, ahora las redes de trata de personas engañan y obtienen dinero a través de la prostitución de mujeres dentro del mismo pí­s. De acuerdo con Marcelo Pisani, jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones en nuestro país, cerca de 80 mujeres fueron llevadas al departamento del Putumayo con falsas promesas y terminaron ejerciendo la prostitución. «Una vez las tenían allí, les confiscaban sus documentos de identidad», denunció el vocero de la OIM.

Las ív­ctimas de este delito provienen de regiones como el Eje Cafetero, Tolima, valle del Cauca y Antioquia.

Estas redes están utilizando «ganchos» como empleos para cuidar niños, adultos mayores e incluso les ofrecen matrimonio con hombres adinerados en el exterior.

«En Internet funcionan cerca de 50 mil páginas de Internet dedicadas a la trata de personas. Pero también publican estas falsas promesas en los periódicos de alta circulación», aseguró el coordinado del programa Antitrata de Personas de Naciones Unidas, Sergio Restrepo.

Fuente: Caracol.com.co

A explotación sexual son sometidos unos 35000 niños en Colombia

Esa es la proyección de un estudio realizado en once ciudades del país, en el que se conocieron las historias de 2.117 menores, muchos de los cuales tenían entre 9 y 12 años de edad.

Entre las nuevas dinámicas de este delito están el consumismo, el desarrollo de las tecnologías y la falta de educación sexual de los menores.

La investigación, denominada ‘Escenarios de la infamia. Explotación sexual de niños, niñas y adolescentes’, se desarrolló en Arjona, Malagana, Sabanagrande, Soledad, Malambo, Montería, Sincelejo, Quibdó, Medellín, Cali y Cúcuta.

En esos sitios, los niños también son víctimas de desplazamiento, violencia, conflicto armado y pobreza, un terreno abonado para el crecimiento de la problemática. Eso han encontrado las tres instituciones que financiaron el estudio (las fundaciones Plan, Antonio Restrepo Barco y Renacer) y que trabajan por el bienestar de las comunidades y hacen propuestas para hallar soluciones efectivas.

Precisamente, con el estudio quedó en evidencia que estos factores favorecen la ocurrencia de la explotación sexual comercial de los niños. Y el papel preponderante de los grupos al margen de la ley en el delito es uno de los elementos que más preocupó a las instituciones.

«Existen dinámicas nuevas para explotar a los niños. Cada vez son más pequeños y hay más violencia en sus historias», explica Stella Cárdenas, directora de la fundación Renacer y coordinadora de la investigación que duró año y medio, y cuyos resultados son compartidos por el Icbf.

Los delincuentes «manejan las redes y actúan como clientes -cuenta Carolina Borda, quien participó en la investigación-. En Medellín, por ejemplo, les piden plata para dejarlos estar en un sitio. Los niños hombres están en una parte, y en otra, las niñas. Los que no pagan deben tener relaciones con ellos o, de lo contrario, los amenazan».

Las poblaciones que han sufrido el desplazamiento son las más vulnerables y, entre ellas, indígenas y afrodescendientes.

«En Montería, Sincelejo y Quibdó se aprovechan de la inocencia de las niñas indígenas desplazadas -dice Cárdenas-. Muchos proxenetas pagan la dote para casarse con ellas, las llevan a otros sitios donde las prostituyen y después las devuelven diciendo que no sirvieron como esposas. Esas niñas son rechazadas por la comunidad. Los indígenas no denuncian porque no conocen nuestras leyes».

Principales hallazgos

Por las condiciones de pobreza los niños acuden al rebusque de comida y dinero o a la venta de productos en plazas de mercado, calles y carnicerías que es aprovechado por proxenetas y pedófilos.

Se encontraron casos de pequeños que a cambio de vender la mercancía con que ayudan al sustento de sus casas, se dejan tocar o tienen relaciones sexuales con adultos.

Taxistas, peluqueros, soldados, turistas, miembros de los grupos ilegales, camioneros y vendedores de plazas son los principales abusadores.

Exceptuando Malagana (Bolívar), en las ciudades analizadas se encontraron niños víctimas de la explotación sexual asociada al desplazamiento.

Pero en esta población son frecuentes los matrimonios serviles: menores son entregadas para las labores domésticas y sexuales a cambio de un pago mensual para sus familias. También se encontraron casos de niños que les compran las onces a sus compañeras para tener sexo con ellas.

En Medellín, Cali y Cúcuta la pornografía infantil es más fuerte. Los pedófilos pueden conseguir, entre los que venden películas piratas, DVD por 3 mil pesos o hacer su propio DVD en un café internet por 30 mil pesos.

La explotación de niños hombres que no tienen clara su sexualidad es constante. Hay pequeños de 10, 11 y 12 años vestidos como mujeres, incluso que han sido inyectados con hormonas.

Fuente: ElTiempo.com

Investigan el desembarco de la mafia China de la prostitución en Murcia

La Policía trata de averiguar si grupos de proxenetas están explotando a mujeres asiáticas en distintos pisos Agentes del Cuerpo Nacional de Policía están investigando el desembarco de las mafias chinas de la prostitución ante la llegada de numerosas mujeres asiáticas que se anuncian en las secciones de relax de los periódicos. Su objetivo es averiguar si estas mujeres son explotadas sexualmente y si son sometidas a todo tipo de vejaciones para conseguir pagar la deuda que han contraído con las mafias de tráfico de personas para su llegada a Europa.
De la misma forma que en los últimos años hubo una llegada masiva de mujeres que eran obligadas a prostituirse desde toda sudamérica y los países del Este de Europa, la nueva moda en los servicios de relax son las mujeres orientales.
La Policía sospecha que las mujeres asiáticas que están prestando sus servicios podrían haber llegado a España y a la Región con ofertas de trabajo en restaurantes y bazares. Sin embargo, la realidad que les espera es bien distinta.
Uno de los problemas con los que se encuentran los investigadores es que la comunidad china es muy endogámica, muy cerrada a toda persona que no sea de su misma nacionalidad. Además, son muchos los que tienen miedo a los grupos mafiosos chinos, denominados ‘triadas’, cuya implantación y poder se está extendiendo por todo el mundo, caracterizados por su violencia y por el cobro de una especie de impuesto revolucionario a los comerciantes. Este mismo año, dos presuntos cabecillas de estas mafias fueron detenidos en Barcelona.
En cuanto a las mujeres asiáticas que ejercen la prostitución en la Región, ofrecen servicios que van desde los masajes orientales a prácticas sexuales de riesgo. Por ejemplo, ofrecen felaciones sin el uso del preservativo. Asimismo, realizan prácticas relacionadas con el ‘bondage’, una especie de sado-masoquismo ‘suave’, consistente en atar a una persona y realizar sobre ella diversas prácticas supuestamente eróticas. Estas prácticas de dominación a las que son sometidas las meretrices van desde los insultos hasta castigos corporales más o menos ligeros.
El temor de los investigadores es que estas mujeres, además de ser obligadas a ejercer la prostitución, vivan en condiciones cercanas a la esclavitud, como han descubierto en otras operaciones contra las mafias asiáticas de tráfico y explotación de personas procedentes de China.
De hecho, en otras operaciones se ha descubierto la venta de personas, como si fuesen esclavos, por ochocientos euros, como quedó constatado en una operación policial desarrollada en Gran Canaria.

Fuente: laopiniondemurcia.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031