admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Física

Reticare y la luz tóxica

Noticias criminología.. Marisol Collazos Soto

Una empresa llamada Reticare está intentando censurar un artículo que le molesta. Esto ya es de por sí malo; y empeora conforme vamos profundizando en el tema. En mi opinión, esto da para un Informe Pelícano en toda regla. Pero no voy a escribirlo. El motivo es simple: ya lo han hecho otros, y no quiero cansarles con un exceso de información. Me limitaré aquí a recopilar la información disponible hasta ahora, sazonándola con algunos granitos de mi propia cosecha.

Antes de nada, presentaciones. Reticare es una empresa que fabrica protectores para dispositivos como tabletas y móviles. Parten de la idea de que las nuevas luces LED son perjudiciales para el ojo humano. Armados con un buen arsenal de artículos científicos de la Universidad Complutense de Madrid, afirman que la llamada “luz tóxica” emitida por los LED es muy mala, y para bloquearla han desarrollado un conjunto de filtros que, por unos 10-15 euros, le protegerá contra esas malas influencias.

¿Realmente es así? Yo me alegro de que haya estudios científicos disponibles y claros, pero hay que comprobar las cosas bien para estar seguro, que hay estudios y estudios. Ya me encontré hace tiempo con un estudio sobre las neuronas del caracol de jardín que acabó desembocando en un remedio contra la fibromialgia y el estrés, así que no voy a arriesgarme. Tampoco lo han hecho otros. La webLa Mentira Está Ahí Fuera hizo todo un análisis que le recomiendo a usted, porque apunta a graves fallos metodológicos en al menos uno de los estudios en los que se basa Reticare, al tiempo que sugiere un posible conflicto de intereses.

No soy médico ni biólogo, así que cualquier revisión bibliográfica que yo pueda hacer resultará poco fiable. Aun así, sé sumar y leer una gráfica, y por supuesto sé algo de números. Lo primero que me llamó la atención fue una gráfica que supuestamente ilustra el peligro de lo que ellos llaman “luz tóxica.” Por si acaso, no incluiré la gráfica aquí (temo problemas de propiedad intelectual), pero pueden verla aquí. En ella, un equipo de la Universidad Complutense de Madrid mide los niveles de emisión correspondiente a un LED, una pantalla CRT y una hoja de papel bajo luz natural. La conclusión de Reticare es que

“se puede observar cómo los dispositivos móviles emiten mucha mayor intensidad de longitudes de onda dañinas en comparación con la luz natural reflejada en un papel, en interior y en un día soleado”

En efecto, la luz LED presenta un fuerte pico en longitudes de onda corta (azul, violeta), que es lo que Reticare llama “luz tóxica.” El problema es que la gráfica no tiene pies ni cabeza. Las unidades de medida indican simplemente “Intensidad (cuentas).” Incluso suponiendo que las tres fuentes de luz fueron medidas con la misma intensidad y con los mismos instrumentos, ¿cuál es la intensidad absoluta? ¿Qué potencia inicial tiene el LED? ¿Se midieron todas en las mismas condiciones? ¿A qué distancia? ¿Influye el tamaño de la fuente? Yo, al menos, creo que no folio A4 y un pequeño dispositivo LED tienen tamaños distintos, lo que puede repercutir en la medición.

No podemos conocer los detalles de la medición porque Reticare no los incluye, ya que se ha limitado a mostrar la gráfica. Y lo más delictivo de todo: el eje X, que supuestamente muestra las longitudes de onda, ¡no tiene unidades! Eso es algo que no les tolero ni a mis alumnos de primero de carrera. No sabemos si la gráfica abarca toda la luz visible, solamente una parte, o también incluyen longitudes de onda no visible. Solamente podemos fiarnos de la palabra de Reticare, que no incluye más información… aunque sí se ha preocupado de eliminar todos los metadatos de la gráfica.

No comenzamos bien. Continué buscando información en la web de Reticare, sección Fundamento Científico. Hay artículos sobre experimentación in vitro y en animales, pero sólo un estudio en humanos. Se trata de un ensayo clínico publicado en la tesis doctoral de Eva Chamorro Gutiérrez, en la Universidad Europea de Madrid. La directora de tesis fue Celia Sánchez Ramos, investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, y un nombre que aparece por doquier en los estudios de Reticare. He confirmado en la base de datos Teseo que esa tesis existe (fue leída en julio de 2012), y aunque no he podido acceder a ella tenemos (cortesía de Reticare) un extracto de 12 páginas. Hubiera preferido la tesis completa, pero menos da una piedra.

Según lo que he leído, la tesis (“Influencia de las lentes intraoculares amarillas en el daño fototóxico retiniano. Valoración del espesor macular mediante Tomografía de Coherencia Óptica“) tiene como uno de sus objetivos el estudio del efecto de las lentes intraoculares. Midieron el espesor macular y concluyeron que disminuye con los filtros transparentes, en tanto que los filtros amarillos no presentaban esta disminución. La conclusión: los filtros amarillos son mejores para prevenir la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Como he dicho antes, no soy médico, pero sé de números. Una de las cosas que les digo a mis alumnos de prácticas es que lo más importante en el laboratorio no es el número en sí, sino el error asociado. Si quiero demostrar que una cantidad es igual a 10 y en el laboratorio obtengo 5±20, no he demostrado que sale 10 pero al menos puede serlo; por otro lado, 5±1 ya me pondría en mala situación. Una valoración política que deje a Mariano con una nota de 5,1 frente a Alfredo y su 4,9 podría hacernos creer que Mariano está feliz y contento, y puede que así sea; a no ser que tengamos un error de ±1, en cuyo caso no podemos concluir nada significativo.

Para evaluar la efectividad de las lentes intraoculares, la investigadora utilizó una cantidad llamada MeanMac, que da idea del espesor macular promedio de la retina. En los datos a corto plazo (dos años), Chamorro halló una variación del valor MeanMac de -1 ± 6 ?m. Ella lo califica de “no significativo,” y yo estoy de acuerdo. Ahora bien, la cosa cambia cuando presenta los datos del estudio a largo plazo (cinco años):

Filtro transparente:   – 5 ± 8 ?m       “disminución estadística significativa”

Filtro amarillo:          – 1 ± 10 ?m     “no se apreciaron diferencias significativas”

¿Comorl? ¿Una variación de 5, con un error de 8, es “disminución estadísticamente significativa? No sé qué estadística han usado, pero un valor inferior a la cota de error no es estadísticamente significativo. Lo único que puede honradamente decirse es “puede que haya disminuido, pero no puedo apreciarlo.” Sin embargo, su conclusión (en negrita en el original) es: “los ojos con lente intraocular amarilla mantienen en espesor macular estable tras 5 años de seguimiento.”

Pues yo le digo a la señora Chamorro: no, no lo hacen. Al menos, usted no ha podido demostrarlo. “Significativo” tiene un significado concreto en estadística, no es un sinónimo de “bueno, yo creo que más o menos parece que es posible que…”

Artículo completo en:  Informe Pelícano: Reticare y la luz tóxica. NAUKAS

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Cuántica, relatividad y magufos

Noticias criminología. Cuántica, relatividad y magufos. Marisol Collazos Soto

La física cuántica se ha convertido en el comodín de moda entre los que ignoran cómo funciona la física cuántica, pero es que la disciplina resulta especialmente atractiva para esos ignorantes (y para los charlatanes que se aprovechan de ellos) precisamente porque necesita emplear muchas metáforas y analogías que resultan útiles para hacerse una idea (aunque a veces sea vaga) de los fenómenos cuánticos, pero que permiten dar lugar a extrapolaciones absurdas. No es difícil encontrar por ahí, por ejemplo, justificaciones de la supuesta eficacia de la colorterapia basándose en la cromodinámica cuántica, que atribuye a los quarks (que serían las partículas más elementales de la materia en el ámbito de esa teoría) una propiedad que, a falta de un término mejor, se denomina “carga de color”. Pero que también podría haberse llamado, no sé, “carga de queso”, o “carga de madridismo”, o “carga de Bandersnatch”; se trataba simplemente de poner un nombre a algo que no tiene relación ni con el color ni con ninguna otra propiedad macroscópica, pero que había que llamar de alguna manera. El principio de incertidumbre o el colapso de la función de onda al realizar una medición sobre un sistema cuántico sirven también para intentar justificar con todo desparpajo toda una serie de afirmaciones ridículas, como bien sospechaba Erwin Schrödinger, que empleaba ese mismo calificativo, “ridículo”, para referirse a su famoso experimento mental con el gato encerrado en una caja. Aunque no creo que llegase a imaginar cosas tan estrafalarias como la afirmación de que la relación entre los homeópatas y sus pacientes es un entrelazamiento cuántico, la creencia de que la consciencia y voluntad del observador moldea la realidad misma, o la esperanza de que colocando el apellido ‘cuántico’ a cualquier doctrina esta parezca estar a la vanguardia del conocimiento.

Pero sospecho que ni siquiera la moda de los cuentos cuánticos podrá acabar con los reyes de las metáforas mal entendidas: Einstein y su teoría de la relatividad. Incluso si dejamos de lado que las frases de Einstein (reales, atribuidas o ficticias) forman un corpus tan inmenso y heterogéneo que se le puede citar para intentar defender casi cualquier cosa, lo cierto es que el personaje y sus ideas científicas, pasadas por la máquina de extrapolar metáforas, dan un juego colosal. Por ejemplo, la idea misma de ‘relatividad’ ha sido y sigue siendo usada para defender toda clase de relativismos morales, intelectuales y filosóficos, a pesar de que ni las teorías de Einstein entran en ese tipo de disquisiciones ni realmente tienen ese significado: que podamos calcular la diferente velocidad a la que transcurre el tiempo desde la perspectiva de un muón que viaja por la atmósfera a velocidades cercanas a las de la luz y desde la nuestra, que lo observamos desde la superficie, no parece que pueda dar pie a ningún tipo de consideración sobre la ética, el comportamiento o las creencias humanas. Y no, por supuesto que no: la equivalencia entre masa y energía (la famosa fórmula E=mc2) no justifica ningún tipo de terapia de pacotilla, y su empleo en los libros de autoayuda haría que se revolviesen en su tumba no solo Einstein, también su violín y hasta las cenizas de su pipa.

Ampliar en:  LA COLUMNATA

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Arafat y el polonio

Noticias criminología. Arafat y el polonio. Marisol Collazos Soto

A mediados de octubre surgió una noticia sensacional: los análisis de los efectos personales de Yaser Arafat, el líder palestino muerto en 2004, realizados en un laboratorio suizo, indicaban que podía haber sido envenenado con el isótopo del polonio de masa atómica 210. Lo más llamativo de la noticia es que un par de semanas antes, un grupo de científicos de un laboratorio ruso descartaban tajantemente esta posibilidad tras analizar muestras de su cadáver, exhumado hace ahora un año. La causa de esta aparente contradicción radica en el carácter esquivo del polonio, elemento que lleva el nombre del país natal de su descubridora, Marie Curie.

La radiactividad es una propiedad de algunos elementos que sufren la desintegración espontánea de su núcleo atómico. El polonio-210 se desintegra emitiendo partículas alfa, formadas por dos protones y dos neutrones, las cuales interaccionan fuertemente con el medio material que atraviesan. Las técnicas modernas de detección permiten medir cantidades del elemento radiactivo extraordinariamente pequeñas, inferiores a la millonésima del gramo (0,000001 gramo). Durante el proceso de desintegración el polonio-210 se transforma en plomo-206, de forma bastante rápida: en 138 días se desintegra la mitad de la cantidad inicial.

La toxicidad del polonio se debe a que, a pesar de ser muy pesado, se evapora como el agua o el alcohol, por lo que puede entrar en el cuerpo por los pulmones, alojándose en los alvéolos con resultados fatales. Pero es mucho más tóxico cuando se ingiere con la comida o la bebida. En ese caso las partículas alfa causan daños terribles en el aparato digestivo y excretor —estómago, intestinos, hígado y riñones.

Han analizado las manchas de orina y sangre de su ropa interior y de sudor en la kefia, y sostienen que han sido capaces de detectar actividades (partículas alfa emitidas por segundo) debidas al polonio-210 anormalmente altas. Estamos hablando de cantidades tan pequeñas que para cualquier otra técnica se considerarían nulas;  incluso para la detección radiológica nos encontramos en el límite de sensibilidad, por lo que hay una gran imprecisión en los resultados obtenidos.  Por ello, otros especialistas son escépticos, o al menos cautos, ante las conclusiones del equipo de investigadores helvéticos.

Por último hemos de tener en cuenta que a lo largo de ocho años, pudo haberse roto la cadena de custodia de la ropa de Arafat, permitiendo que alguien malintencionado la contaminara con una minúscula cantidad de sustancia radiactiva.

Resumiendo, si los efectos personales y el cadáver de Arafat se hubieran analizado cuando murió, la detección de polonio habría permitido confirmar si había sido víctima de un acto criminal y su ausencia habría permitido descartarlo. En 2013, cuando la inmensa mayoría del polonio que pudo haber ingerido se habría desintegrado, es muy aventurado afirmar que tal acto criminal tuvo lugar, pero tampoco es posible descartarlo.

Ampliar en: Materia

Licencia CC

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Armas en el espacio


La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Los de Greenpeace no tienen vergüenza en mentir

Noticias criminología. Los de Greenpeace no tienen vergüenza en mentir. Marisol Collazos Soto

Los de Greenpeace no tienen vergüenza en mentir a la gente con el tema de Fukushima. En primer lugar utilizan un gráfico [http://www.greenpeace.org/espana/es/Blog/fukushima-est-todo-controlado-o-no/blog/46319/] sin referencias donde hablan de un gasto de limpieza de 58000 millones de dólares sin por supuesto citar la fuente. Reuters publicó un artículo hace poco donde se habla de un presupuesto de 15000 millones (ver enlace).

Paradójicamente, ese coste tan elevado es debido a la obsesión del gobierno japonés por llevar la radiactividad has el nivel de 1 mSv anual, una dosis que es 1/6 de la recibida por un norteamericano medio debido a todas las fuentes de radiación. 100 mSv en cinco años es la dosis legal para los trabajadores nucleares japoneses (una dosis segura). Esa obsesión por igualar seguridad a radiación cero ha sido precisamente inducida por propaganda que que ha obviado toda la bibliografía publicada sobre los efectos de la radiación sobre la salud [http://naukas.com/2012/07/18/radiacion-mitos-y-realidades/] por grupos entre los que se encuentra Greenpeace.

Finalmente, tratan de manipular a las gente utilizando la misma lógica de los antivacunas: como la compañía TEPCO ha realizado una gestión de la crisis muy discutible se concluye que la energía nuclear es muy peligrosa. Cito el absudo non-sequitur

Ya es hora que el gobierno japonés se haga cargo de la gestión de esta situación y que los directivos de TEPCO  sean obligados a rendir cuentas. Esta situación es prueba de lo que Greenpeace viene diciendo hace mucho tiempo: la energía nuclear es muy peligrosa e innecesaria y es imposible que la industria nuclear haga una buena gestión de una accidente como este.

Fuente: 
Foto: IAEA Imagebank via photopin cc

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Capítulo de la serie Escépticos de ETB dedicado al cambio climático

 

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

La física del terror

Noticias criminología. La física del terror. Marisol Collazos Soto

Los estadísticos están tomando modelos de la sismología y física para predecir futuros patrones de la guerra y el terrorismo.

¿Cuál es el riesgo de una guerra en la península coreana o en el mar del sur de China ? O, para el caso, de otro ataque terrorista en suelo americano? Estas son preguntas que los diplomáticos occidentales y expertos en seguridad se preguntan en esta primavera. Y a medida que crece la especulación, los funcionarios han investigado transmisiones satelitales, informes de inteligencia y  libros de historia.

En Colorado (EE.UU.), Aaron Clauset, un científico computacional, se está planteando el peligro bajo una perspectiva diferente. Clauset, que enseña en la Universidad de Colorado, Boulder, y forma parte del Instituto de Santa Fe, ha pasado la última década en la frontera de la computación y la investigación estadística. Pero no se ha centrado en áreas normalmente amadas por geeks, como la ingeniería, la física o la biología.

En cambio, Clauset y otros estadísticos, como Ryan Woodard del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich,  han analizado los últimos 200 años de conflictos bélicos. Y esto ha una llevado a una conclusión, a la reflexión: si nos fijamos en el patrón global de la guerra y el terrorismo, la violencia humana se ha movido en ciclos sorprendentemente estables.

De hecho, es tan estable que Clauset ve un claro paralelismo entre los conflictos humanos y los terremotos – al menos en términos estadísticos. Él y otros investigadores ahora están pidiendo prestados los modelos desarrollados a partir de la sismología y física para predecir futuros patrones de violencia. El objetivo de esta «física terrorista» (como algunos dicen) no es predecir con exactitud dónde y cuándo puede ocurrir un ataque terrorista –  que es tan duro como señalar el próximo terremoto. En cambio, estas estadísticas están funcionando con la tasa probable de ataques y guerras

La frecuencia y la gravedad de las guerras ha sido bastante constante desde hace 200 años a pesar de los grandes cambios en la geopolítica, la tecnología y la población», explica Clauset. En promedio, el mundo ve una nueva guerra internacional cada dos años y una nueva guerra civil más o menos cada 1,5 años. Y mientras que los ataques terroristas se presentan típicamente en racimos, con algunos ataques «mega» que representan un gran número de muertes, hay ritmos estadísticos claros allí también. Tanto es así que Clauset y Woodard sostienen que aparentemente eventos «poco frecuentes», como el 9/11, no son realmente tan extraordinaria, después de todo. A medida que se escribe en un artículo 2012: «Los patrones observados en la frecuencia de eventos terroristas graves sugieren que algunos aspectos de este fenómeno, y, posiblemente, de otros fenómenos sociales complejos, no son tan contingentes e impredecible como a menudo se supone.»

Me atrevería a decir que algunas personas consideran que este análisis sea ridículo u ofensivo. Después de todo, tenemos la tendencia a pensar que el siglo 21 es una época de gran flujo, cuando estamos remodelando el mundo. Sin embargo, «la física terrorista» sólo pueden predecir el futuro si usted piensa que los seres humanos están condenados siempre a comportarse de manera coherente, sin la capacidad de cambio o progreso. Eso no es una idea popular entre los gobiernos. Algunos académicos podrían cuestionar también: el psicólogo Steven Pinker , por ejemplo, sostiene que la violencia humana está disminuyendo de manera constante en el mundo de hoy, al menos si se mide en términos de la violencia per cápita, frente a las bajas militares brutas.

En cualquier caso, los diplomáticos suelen estudiar los conflictos en términos de factores sociales e históricos idiosincráticos, no con datos fríos. O como Clauset dice: «La comunidad de los estudios de los conflictos por lo general quiere mirar a los motivos de los terroristas o  sus tácticas, no el patrón más grande … es como pedirle a un meteorólogo que  sepreocupara por el cambio climático «.

Pero mientras que los expertos militares podrían ser ambivalente sobre el valor de la «física terrorista», la investigación ahora está causando una gran expectativa en el mundo estadístico. También está atrayendo el interés serio de las compañías de seguros y los bancos, que están dispuestos a trabajar en los riesgos de ataques terroristas. Clauset y sus compañeros esperan que la comunidad política más amplia empiece a prestar más atención también.

Si pueden persuadir a los gobiernos a reconocer que hay un ritmo estadística en la violencia, su argumento, los países podrían ser capaces de movilizar recursos en preparación. Y si los responsables políticos reconocen estos ciclos, también podrían empezar a reflexionar sobre una cuestión fundamental: ¿qué impulsa exactamente esos brotes de guerra o terrorismo? ¿Podemos culpar siempre la violencia en las personalidades idiosincrásicos (los líderes de Corea del Norte, Osama bin Laden o cualquier otra persona)? ¿O hay algo sobre la condición humana – y nuestra interacción con el medio ambiente – que nos condena al terrorismo ya la guerra con tal regularidad?

Estas son, por supuesto, las grandes cuestiones filosóficas. No espero que cualquier gobierno se apresurará a hablar de ellos públicamente pronto – no cuando los políticos están ocupados librando una «guerra contra el terror», con la suposición tácita de que es posible para los seres humanos  erradicar el flagelo. Sin embargo, si no otra cosa, los números de Clauset deja el pasado reciente en la perspectiva (para los estándares históricos del ataque de Boston , por ejemplo, se ve muy pequeño). Y deben hacer pensar en el futuro. Clauset estima que la oportunidad de ver otra guerra en este siglo en la misma escala que la Segunda Guerra Mundial (con muertes de 60 millones) es de 41 por ciento. Mientras tanto, la probabilidad de un evento  del tipo 11 de septiembre esta década es de entre 19 por ciento y 46 por ciento. Esto es, por supuesto, todavía irritantantemente vago; pero como predicciones, parecen demasiado grandes para pasar por alto por completo. Menos aún en un lugar como Boston, Londres – o incluso Corea.

Fuente: FT Magazine

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Prenda revolucionaria, el traje que se vuelve transparente

Noticias criminología. Prenda revolucionaria, el traje que se vuelve transparente  . Marisol Collazos Soto

 

El diseñador holandés Daan Roosegaardeha ha creado un  vestido para mujer, que se transparenta cuando el ritmo cardiaco de su portadora se acelera.

Con el vestido, bautizado como ‘Intimacy 2.0’, se pretende que sea imposible disimular las emociones. La combinación de cuero con láminas sensibles a la electricidad delatará si la mujer se siente excitada o avergonzada, cambiando su opacidad según el ritmo de pulsaciones.

De acuerdo con su creador, la prenda femenina, disponible en blanco y en negro, “explora la relación entre lo íntimo y la tecnología”.

Además de diseñador, Daan Roosegaarde, de 32 años, es escultor, artista y arquitecto. Entre sus proyectos más famosos destaca la «pista de baile sostenible» que genera electricidad cuando la gente baila en ella.

Daan Roosegaarde

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Carta abierta a Eduard Punset en el blog «Mirando Musarañas»

Querido Eduard Punset:

Sé que no va a leer esto. Ni me importa. Es más bien un pequeño desahogo, para dejarme la mente tranquila. Todo viene a raíz de este artículo suyo: “La felicidad no está necesariamente donde uno espera“ y otros artículos suyos similares donde nombra el principio de incertidumbre de Heisenberg para justificar los ¿argumentos? más absurdos.

La validez de la mecánica y la física cuánticas se basa, como cualquier teoría científica, en la precisión de sus predicciones. La física cuántica estudia fenómenos que suceden en sistemas microscópicos como los átomos. No podemos percibir estos efectos en objetos macroscópicos: la dualidad onda-partícula sirve para describir un electrón, pero una pelota de tenis la podemos tratar como una partícula.

La validez de esta teoría está en sus resultados, capaces de explicar (por ejemplo) los espectros de emisión y absorción característicos de cada elemento:

Noticias criminología. Carta abierta a Eduard Punset en el blog
Deje de mezclar la mecánica cuántica con conceptos como “el futuro es incierto”, “la felicidad” o “no podemos prever lo que va a ocurrir en el futuro”. ¿Por qué? Por dos razones:

  • La física cuántica no tiene nada que ver con conceptos como la felicidad, la sabiduría la incertidumbre del futuro. En cuanto a incertidumbre, ya le digo: la validez de la teoría reside precisamente en las buenas predicciones que hace para muchísimos fenómenos físicos que no tienen nada que ver. El principio de incertidumbre de Heisenberg dista mucho de ser una carta blanca para decir: todo vale. Lo mismo que la relatividad de Einstein no equivale a “todo es relativo”.
  • Es usted el referente en divulgación para muchísima gente, debido a la popularidad que tiene debido a programas como Redes, o los libros que ha publicado. Para esas personas, usted va a ser el único contacto, la única ventana que van a tener con la ciencia. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y en su caso ya ha metido la pata presentando pseudociencia como si fuera ciencia varias veces: Mauricio José Schwartz lo explica con calma aquíPorque en estos temas, o eres riguroso siempre, o no eres fiable nunca*.

Por eso me va a permitir que funde una pequeña asociación: PFDPMMPIH. Plataforma de Físicos Damnificados por Punset y su Manía de Malinterpretar el Principio de Incertidumbre de Heisenberg. No hay carnet de miembro, ni cuota. Pero seguro que retrata la sensación que tenemos muchos físicos al oírle hablar (si es así, podéis decirlo en los comentarios). Por favor, deje de utilizar la cuántica para justificar cualquier cosa. Los físicos (y estudiantes de física, como yo) se lo agradecerán enormemente.

Fuente:  Mirando Musarañas

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Humor de físicos cuánticos y policia

Schrödinger y Heisenberg iban conduciendo un coche por la autopista cuando un policía los detuvo.

Caminó hacia la ventanilla y le pregunta: “Señor, ¿sabe usted a la velocidad que iba?

Heisenberg le responde: “No, pero sé exactamente dónde estaba”.

El policía, pensando que una respuesta tan extraña merecía ampliar la investigación le pide a Heisenberg que abra el maletero del carro. Mira dentro y ve un gato muerto.

“¡¿Sabía usted que hay un gato muerto aquí dentro?!”, le grita.

Schrödinger le contesta: “¡Bueno, pues ahora lo sé!”

Noticias criminología. Humor de físicos cuánticos y policia. Marisol Collazos Soto

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Neil deGrasse Tyson y el cielo del Titanic

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

¿Tiene el universo un propósito? NO

Noticias criminología. ¿Tiene el universo un propósito? NO. Marisol Collazos Soto

Respuesta del físico Neil deGrasse Tyson:

Cualquier persona que exprese una respuesta más firmea la pregunta está reclamando un acceso al conocimiento que no se basa en fundamentos empíricos. Esta manera de pensar muy persistente, común a la mayoría de las religiones y algunas ramas de la filosofía, no ha logrado mucho en los esfuerzos del pasado para comprender, y por lo tanto predecir el funcionamiento del universo y nuestro lugar en él.
Afirmar que el universo tiene un propósito implica que el universo tiene intención. E intención implica un resultado deseado. Pero, ¿quién tendría el deseo? ¿Y cuál sería el resultado deseado? ¿Es la vida basada en el carbono inevitable? ¿O los primates vivientes son el pináculo neurológico de la vida?¿Son las respuestas a estas preguntas aún sin expresar un posible sesgo profundo del sentimiento humano? Por supuesto, los humanos no estuvimos por aquí para hacer estas preguntas durante el99,9999% de la historia cósmica. Así que si el propósito del universo era crear seres humanos, entonces el cosmos era vergonzosamente ineficaz al respecto.

Y si un objetivo adicional del universo era crear una base fértil para la vida, entonces nuestro entorno cósmico tiene una extraña manera de demostrarlo. La vida en la Tierra, durante más de 3,5 millones de años de existencia, ha sido constantemente asaltada por fuentes naturales de caos, muerte y destrucción. La devastación ecológica provocada por volcanes, cambios climáticos, terremotos, tsunamis, tormentas, pestes, y sobre todo asteroides asesinos, han extinguido al 99,9% de todas las especies que han vivido aquí.
¿Qué hay de la vida humana? Si usted es religioso, puede declarar que el propósito de la vida es servir a Dios. Pero si eres una de los 100 mil millones de bacterias que viven y trabajan en un solo centímetro de nuestro intestino inferior (que rivaliza, por cierto, el número total de personas que alguna vez han nacido) quizás darías una respuesta completamente diferente. En su lugar, podríamos decir que el propósito de la vida humana es ofrecernos un lugar oscuro, pero idílico, el hábitat anaeróbico de la materia fecal.

Por lo tanto, en ausencia de arrogancia humana, y después de filtrar las evaluaciones delirantes que promueve dentro de nosotros, el universo se parece cada vez más al azar. Cuando los acontecimientos que habrían de ocurrir en nuestro mejor interés son tan numerosas como otros eventos que rápidamente nos podrían matar, la intención última es difícil, si no imposible, de discernir.Así que aunque no puede presumir de saber con seguridad si el universo tiene un propósito, las pruebas en contra son fuertes y visibles para todo aquel que ve al universo tal como es y no como quiere que sea.
Podéis leer las respuestas tan distintas que dieron otros pensadores, que dependiendo de sus inclinaciones ideológicas van del «SÍ» al «NO» tajante.

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

¿Subes o bajas?

Noticias criminología. ¿Subes o bajas?. Marisol Collazos Soto

El físico en cuestión es George Gamow (1904-1968), la verdad es que he pasado muy buenos ratos con algunos de sus libros donde se percibe que, a pesar de ser físico, tenía un gran sentido del humor; y no puedo dejar de mencionar la que, para mi, es la mayor demostración de humor de la ciencia: uno de los artículos fundacionales del Big Bang es “The Origin of Chemical Elements” (Physical Review, April 1, 1948), escrito conjuntamente con su alumno Ralph Alpher, lo curioso es que entre los autores de dicho trabajo también figura Hans Bethe (que constaba como profesor en Cornell, pero que estaba muy involucrado en el desarrollo de armas nucleares y que no había participado en absoluto en el trabajo) por el afán de Gamow de que los autores fueran Alpher-Bethe-Gamow haciendo un juego de palabras con las tres primeras letras griegas.

Pero me he de centrar: yo he venido aquí a hablar de matemáticas. Pues bien: Gamow, como toda mente inquieta y siguiendo el principio formulado por Asimov de que la frase más importante de la ciencia y el progreso no es “Eureka” sino “es extraño”, se dio cuenta junto con su colega Marvin Stern de que estando los despachos de ambos en el mismo edificio (el de Gamow en la segunda planta y el de Stern en la sexta de un edificio con siete plantas), de que la mayoría de las veces que Gamow tomaba el ascensor (he utilizado el verbo tomar como una cortesía hacia los posibles lectores del otro lado del Atlántico, aún siendo consciente de que ellos habrían dicho agarraba) este (el ascensor) provenía de unos de los pisos superiores: había muchos más ascensores que bajaban. Ellos se preguntaban si en la planta baja se estaba produciendo una acumulación de ascensores. Toda vez que en el caso de Stern ocurría lo contrario (la mayoría de los ascensores provenían de abajo), parecía que la única interpretación válida era que en las plantas intermedias se estaban fabricando ascensores y que desde allí se enviaban para arriba o abajo según la demanda.

Parece ser que llegaron rápidamente a descartar esta última hipótesis (supongo que después de alguna comprobación: aunque teóricos, eran físicos) y así pergueñaron una complicada interpretación que no era del todo acertada. Este hecho: el que en un edificio con un ascensor, este proceda desde arriba más frecuentemente en las plantas inferiores y lo contrario en las superiores se conoce como la paradoja del ascensor.

En realidad, la resolución de dicha paradoja es más simple de lo que parece:

Realicemos el siguiente ejercicio mental: estamos en la primera planta (por debajo nuestra solo está la planta cero) de un edificio con cien plantas en total, el único ascensor del edificio se mueve uniformemente a lo largo de todo el edificio; es evidente que al llamar al ascensor, este, con una probabilidad mucho mayor (98/100 en nuestro caso) se encontrará en alguna de las plantas superiores y, por tanto, procederá desde arriba al llamarlo. Así que no existe tal paradoja, sino que, por simple cálculo de probabilidades, podemos explicar el hecho que tanto llamó la atención de el bueno de Gamow.

Anecdóticamente, en la (no muy recomendable) serie Numb3rs, esta supuesta paradoja es usada para resolver uno de los crímenes que se cometen en uno de sus episodios (“las cajas chinas” de la cuarta temporada).

Lo curioso es que si existen más de un ascensor el fenómeno no se observa con tanta intensidad y que si el número de ascensores tiende a infinito la probabilidad de que el ascensor más cercano provenga de arriba es justo la mitad.

Ampliar en:  Cuentos Cuánticos
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Como ven el cambio climático los negacionistas y la realidad

Noticias criminología. Como ven el cambio climático los negacionistas y la realidad. Marisol Collazos Soto
Noticias criminología. Como ven el cambio climático los negacionistas y la realidad. Marisol Collazos Soto

Fuente: Skeptical Science
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Las consecuencias políticas del negacionismo del cambio climático

Este vídeo   se centra más en la parte política del asunto; comienza con la premisa de que en esta campaña presidencial de EEUU apenas se ha tocado el asunto del cambio climático y trata de encontrar el por qué. Por el camino, inevitablemente, surgen algunos típicos argumentos negacionistas.
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

¿Influye la Luna en los partos, en la violencia, etc…?

Noticias criminología. ¿Influye la Luna en los partos, en la violencia, etc…? . Marisol Collazos Soto

La semana pasada la Luna fue noticia por la publicación de tres nuevas pruebas que apoyan la teoría del “gran impacto” que explica cómo se formó la Luna. Antes de nada, una cuestión que mucha gente se pregunta es, si la Luna es responsable de las mareas, ¿nos influye a nosotros? No, su influencia es completamente despreciable por ser muy pequeña comparada con la influencia de la Tierra. Lo primero, sobre la Tierra en su conjunto, la fuerza de la gravedad del Sol es más grande que la fuerza de la gravedad de la Luna. Sobre el centro de masas de la Tierra, la aceleración debida a la gravedad del Sol es de 5,9 mm/s² mientras que la debida a la Luna es de 3,3 mm/s², es decir, la del Sol es 1,78 veces más grande (estos valores hay que multiplicarlos por la masa de la Tierra para obtener una fuerza, que es enorme debido a que la Tierra es muy grande). Puedes comparar estos valores con la aceleración de la Tierra sobre un cuerpo en su superficie, que vale 9,8 m/s² (unas 1600 veces más grande que la del Sol y unas 3000 veces más grande que la de la Luna). Pero esto no tiene nada que ver con las mareas.

¿Influye la Luna en los partos, en la violencia, etc…? Esta influencia está desmontada por múltiples estudios en las últimas décadas que han demostrado que no hay ningún efecto, más allá del sesgo cognitivo. En el libro “The outer edge: Classic investigations of the paranormal,” editado por Joe Nickell, Barry Karr y Tom Genoni (1996), hay un famoso capítulo que desmonta el mito del efecto de la Luna (basándose en más de 100 estudios publicados hasta 1995), “The Moon was Full and Nothing Happened: A Review of Studies on the Moon and Human Behavior and Human Belief,” escrito por Ivan Kelly, James Rotton y Roger Culver (1996). Desde entonces muchos otros estudios han llegado a la misma conclusión. El sesgo cognitivo nos hace interpretar lo hechos en función de nuestros prejuicios y ver relaciones que no existen donde nos han dicho que deberían existir. En las interacciones sociales entre humanos, los sesgos cognitivos influyen muchísimo en la toma de decisiones. Los mitos, las tradiciones, el folclore y el entorno social en el que vivimos nos influye a la hora de interpretar de forma errónea las relaciones entre hechos que no están relacionados; en especial si esta interpretación recibe un refuerzo social por parte de la comunidad que nos rodea. Recomiendo a todos consultar “Full moon and lunar effects” en el Skeptic’s Dictionary.

Ampliar en:  Francis (th)E mule Science’s News

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Físico encarcelado en Argentina por posesión de narcóticos tras ser engañado por internet

Noticias criminología. Físico encarcelado en Argentina por posesión de narcóticos tras ser engañado por internet. Marisol Collazos Soto

Paul H. Frampton, profesor del Departamento de Física de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, lleva desde el 23 de enero encarcelado en la prisión argentina Villa Devoto por tenencia de narcóticos (dos kilos de cocaína aparecieron en su maleta en el aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires). Fue a Argentina para conocer en persona a la bellísima modelo checa Denise Milani con quien él (creía que) chateaba a través de internet. Le dijeron que la modelo había tenido que ir a Perú a un evento de Miss Bikini World y le dieron una maleta que ella había olvidado. Aunque tiene 68 años, se creyó la historia como un tonto. Al menos eso es lo que él ha declarado. Página web de ayuda a Paul. En la prensa puedes consultar Marina Aizen, “La increíble historia de un famoso físico preso por narco,” El Clarín, 22 Jul. 2012; también ”Distinguished British scientist faces 16 years in Argentine jail after being caught with suitcase of cocaine,” y “British physicist jailed in Argentina on ‘honeytrap’ drug smuggling charges is ‘naïve fool’, says ex-wife,” ambos en The Telegraph.

Ampliar en: Francis (th)E mule Science’s News
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Armas basadas en microondas de alta potencia… la promesa nunca cumplida

El secreto refuerza el aire de fantasía que rodea el desarrollo de armas de microondas de alta potencia, pero tras 50 años de investigación los militares del Pentágono, EE.UU., aún no han logrado un arma útil. En octubre de 2007, en Quantico, Virginia, hubo una demostración de un prototipo de arma no letal para controlar multitudes que emitía un haz de microondas a 95 GHz (una radiación que penetra menos de un milímetro en la piel); se suponía que provocaría una sensación incómoda de calor sin causar ningún daño permanente. Pero el tiempo meteorológico no acompañó (el día fue frío y lluvioso) y los voluntarios que sufrieron en sus propias carnes el arma de microondas en lugar de huir se sintieron reconfortados con el calorcito que recibieron.

En marzo de 2012 se volvió a repetir la demostración, con mayor éxito, lo que no quita que muchos críticos se pregunten para qué invierte el Pentágono en una tecnología armamentista inútil. Por supuesto, hay quien se beneficia de estas inversiones. Ingenieros de la Universidad Técnica de Texas, Lubbock, EEUU, han desarrollado un dispositivo de dos metros de largo y 16 centímetros de diámetro capaz de emitir pulsos de microondas de alta potencia (gracias a la financiación del proyecto CHAMP, por High-power Microwave Advanced Missile Project). La idea es instalarlo en un misil de crucero, pero todavía no han logrado este último paso. El problema es sencillo, cuando se pone en marcha el “arma” se carga toda la electrónica del misil. Meterse un gol en propia portería no parece muy útil.

Pero la duda corroe la mente de los militares; países como Rusia, China e incluso Irán afirman que están trabajando en esta tecnología, así que los estadounidenses tienen que invertir en ella aunque parezca pura fantasía y los investigadores hábiles recabando dinero se aprovechan de estos miedos colectivos. Nos lo cuenta Sharon Weinberger, “Microwave weapons: Wasted energy,” Nature 489: 198–200, 13 September 2012. El artículo técnico de los ingenieros de Texas es M. A. Elsayed et al., “An explosively driven high-power microwave pulsed power system,” Review of Scientific Instruments 83: 024705 (2012). También conviene consultar Surender Kumar Sharma et al., “Note: Compact helical pulse forming line for the generation of longer duration rectangular pulse,”  Review of Scientific Instruments 83: 066103 (2012).

Fuente: Francis (th)E mule Science’s News

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Cómo puede una tormenta solar destruir nuestra civilización

 

Noticias criminología. Cómo puede una tormenta solar destruir nuestra civilización . Marisol Collazos Soto

¿Qué pasaría si un suceso procedente del sol tuviese lugar en la actualidad? ¿puede destruir una fulguración nuestra civilización?

 

 

Los peligros que presenta una fulguración son de dos tipos. Por un lado, tenemos la radiación en forma de luz ultravioleta, rayos X y rayos gamma que emite una fulguración. Esta radiación se mueve obviamente a la velocidad de la luz y llega a nuestro planeta tan solo ocho minutos después de haber tenido lugar. Por suerte para nosotros, nuestra atmósfera absorbe la mayor parte de esta radiación, pero no ocurre lo mismo con los satélites y los astronautas, que carecen de este escudo protector. El fuselaje de los vehículos espaciales ofrece cierto grado de protección, pero en el caso de una gran fulguración la radiación puede dañar de forma irreversible la delicada electrónica de muchos satélites. Y no esto es grave, porque debido a la alta dependencia que tiene nuestra civilización con respecto a los satélites de comunicaciones -por no hablar de los militares y sus satélites de observación de todo tipo-, una fulguración que dejase fuera de servicio, aunque fuese temporalmente, a varias decenas de satélites podría tener un efecto realmente grave en las comunicaciones mundiales. Por otro lado, la radiación ultravioleta y los rayos X de una fulguración pueden ionizar las capas exteriores de la atmósfera, interfiriendo o bloqueando las comunicaciones por radio durante horas o días.

Pero en realidad esto no son más que simples molestias. El verdadero peligro son las partículas de una eyección de masa coronal que llegan a la Tierra. Las fulguraciones son fenómenos muy complejos y la energía liberada por una de ellas no siempre se traduce en una CME, o mejor dicho, la energía de una fulguración no mantiene una relación lineal con la energía de la CME causada por la misma. Además, hay que tener en cuenta que debido a una simple cuestión de geometría, la mayoría de las CMEs no afectan a la Tierra. Las eyecciones de masa coronal son enormes agrupaciones de plasma formado por partículas cargadas de baja o media energía, pero con intensos campos magnéticos. Cuando los campos magnéticos de una CME interaccionan con el campo magnético terrestre, éste se ve sacudido profundamente. Se produce entonces una lucha entre las partículas cargadas de la ionosfera y los cinturones de radiación y los campos magnéticos que puede durar horas o días hasta que la situación se estabilice. Es lo que se conoce como tormenta geomagnética.

Desde el punto de vista de la capacidad de penetración, las partículas ‘problemáticas’ de una CME son los protones energéticos, con una pequeña proporción de partículas alfa (núcleos de helio) y otros núcleos más pesados. Los protones son las partículas clave y por eso que los fenómenos más preocupantes que tienen lugar en el Sol sean  precisamente los Sucesos de Protones Solares o SPEs (Solar Proton Events), en los que se emiten protones con energías de 10-100 MeV, aunque algunos pueden emitir protones con energías brutales, del orden 1-20 GeV. Esta elevada energía provoca que las partículas de un SPE puedan tardar en llegar a la Tierra apenas una hora o incluso…¡15 minutos! Además, el campo magnético terrestre sólo nos defiende de los protones con energías de menos de 100 MeV. Por encima de los 500 MeV, los protones pueden alcanzar la superficie.

Las perturbaciones en el campo magnético terrestre causadas por una CME crean corrientes inducidas que pueden dañar las centrales energéticas y la red eléctrica, creando apagones masivos. Y esto no es una cuestión teórica. En 1972 la compañía norteamericana AT&T se vio obligada a rediseñar su sistema cables submarinos poco después de que una tormenta geomagnética bloquease parcialmente las comunicaciones telefónicas a larga distancia dentro de los EEUU. En 1989, otra tormenta geomagnética dejó sin electricidad a seis millones de personas en Québec. Y es que los efectos de una tormenta solar son similares al pulso electromagnético causado por una explosión nuclear en la alta atmósfera.

Si una tormenta solar de este tipo tuviese lugar hoy en día, provocaría el colapso de  muchas de las redes de comunicaciones y de transporte eléctrico en el planeta, además de dejar fuera de servicio decenas de satélites (incluyendo los GPS), causar numerosos incendios eléctricos y bloquear los sistemas de navegación de miles de aviones.

El talón de Aquiles son los grandes transformadores de las centrales eléctricas. Una tormenta geomagnética severa destrozaría muchos de los transformadores de alta tensión que estuviesen en funcionamiento por culpa de corrientes inducidas, lo que impediría restaurar el suministro eléctrico una vez pasada la tormenta. Como ejemplo, el seis de abril de 2000, una tormenta geomagnética causó corrientes inducidas de hasta 270 amperios en un transformador del sur de Suecia. Para colmo, el número de unidades de repuesto de estos transformadores en circulación es muy limitado, algo lógico si tenemos en cuenta que suelen estar hechos a medida según la instalación y que pueden costar más de diez millones de dólares cada uno. En el peor de los casos, las fábricas que los construyen también habrían quedado fuera de servicio por culpa de la tormenta. Se cree que más del 50% de la red eléctrica de los EEUU podría quedar fuera de juego durante varios meses por culpa de un suceso de esta categoría.

Como ‘bola extra’, los sistemas de distribución de petróleo, gas natural y agua potable también dejarían de funcionar durante semanas o meses en muchos lugares del planeta. Toneladas de comida se echarían a perder en todos aquellos hogares y comercios sin generadores eléctricos propios. Se dispararía el precio de la gasolina y el gasoil, y en muchas zonas las reservas de combustible se agotarían, causando revueltas y serios problemas logísticos en hospitales, puertos y aeropuertos. Sin duda, moriría mucha gente y las pérdidas serían catastróficas. De hecho, se estima que el efecto de una tormenta de este tipo se traduciría en unas pérdidas de uno o dos billones -sí, con b– de dólares como mínimo únicamente en los Estados Unidos y la economía mundial tardaría una década en recuperarse. Vamos, justo lo que necesita la economía en estos momentos.

Artículo completo en: Eureka

Bajo una licencia de Creative Commons

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

El granito es una fuente de radiación más importante que las centrales nucleares

Noticias criminología. El granito es una fuente de radiación más importante que las centrales nucleares. Marisol Collazos Soto

Habitualmente se piensa que las principales fuentes de radiación a las que estamos expuestos, son las centrales nucleares, pruebas médicas de  radiodiagnóstico  que usan fuentes emisoras de radiación, o incluso algún arsenal militar.  Sin embargo  es menos conocido  que la principal fuente de radiación a la que estamos expuestos no es ninguna de las previamente citadas y que esas fuentes de radiación consideradas artificiales en ningún caso superan el 30% de las dosis recibidas por la personas.

Las principal  fuente de radiación a la que estamos expuestos tiene origen natural. Tanto es así que en España aproximadamente el 69,3 % de la radiación recibida por la población es de origen natural y de ella el 34% procede del radón. Otras fuentes de emisión natural de radiactividad que recibimos proceden de nuestro propio organismo, el cosmos o la propia Tierra entre otros.

El radón podemos recibirlo a través de grietas en el edificio situado sobre rocas graníticas y puede ser inhalado. Uno de los efectos principales que provoca el radón es la contaminación radioactiva de los pulmones pudiendo producir cáncer de pulmón. El radón al entrar en contacto con los pulmones es bastante inestable y produce, en alrededor de cuatro días, polonio 212, plomo 214 y bismuto 214.  La Organización Mundial de la Salud considera al radón la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco.

Allí donde haya gran concentración de piedras graníticas, podríamos  por lo tanto considerar la existencia de una posible fuente de radiación natural importante. En España existen zonas con abundante piedra granítica como es el caso de la Sierra Noroeste de Madrid o en zonas de Galicia y Extremadura. Pero también hay radón en algunos materiales de construcción como es el caso de ciertos hormigones y en algunos tipos de gres o cerámica.

Ampliar en: teinteresa.es Salud

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

enero 2021
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031