admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Carl Sagan

La nueva versión de ‘Cosmos’ despierta la ira de grupos de cristianos y creacionistas

Noticias criminología. La nueva versión de 'Cosmos' despierta la ira de grupos de cristianos y creacionistas. Marisol Collazos SotoConvertido en un evento a nivel mundial, el estreno de la nueva serie de Cosmos —prologada por el presidente Barack Obama— consiguió un audiencia de 8,5 millones de espectadores en Estados Unidos y el aplauso de la crítica pero parece que nunca llueve a gusto de todos.

Diferentes grupos cristianos católicos, testigos de Jehová y creacionistas han manifestado en las redes su oposición al programa, criticando lo que según ellos es «propaganda anti-religiosa». En concreto desaprueban las explicaciones del documental sobre teoría del Big Bang como origen del universo, así como la formación de la Luna —debido al impacto de un cuerpo celeste de gran tamaño con la Tierra—, y también lamentan que no se mencione a Dios en el proceso de toda esta creación. «Aparentemente ‘Cosmos’ puede mentir en televisión. La luna fue creada por Dios. Como lo fue la vida. Así que sí sabemos de dónde viene la vida», aseguraba un usuario. «Obama hace la introducción de ‘Cosmos’. Otra mentira de Obama y engaño sobre la creación», opinaba otro. «Se están pasando con la propaganda anti-religiosa. No harán lo mismo sobre la mala ciencia», criticaba otro espectador. «Querido ‘Cosmos’, el origen del universo en realidad no es misterioso. Dios y Moisés escribieron sobre él en la Biblia. Deberías leerla en algún momento».

Ver más en: 20Minutos.es

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Ateos y agnósticos ante la muerte

Las historias sobre presuntas conversiones de ateos en el lecho de muerte, o en presencia de acontecimientos traumáticos, son casi un subgénero literario de la apologética religiosa. Algunos de los casos más sonados afectan a Voltaire, Nietzsche, Darwin, Sartre o Carl Sagan. Pese a que siguen disfrutando de una amplia difusión, la mayoría de estas anécdotas edificantes son en realidad apócrifas y algunas han sido desmentidas por los propios familiares cercanos. Anne Druyan, para poner un ejemplo, rechazó en el epílogo de Billions and Billions: Thoughts on Life and Death at the Brink of the Millennium las “fantasías de los integristas” sobre la conversión postrera de su esposo Carl Sagan. Otros ejemplos más recientes, como el de Christopher Hitchens, dejan menos resquicios para dudas y maquinaciones.

Sólo muy recientemente han empezado a estudiarse experimentalmente los efectos que tiene el pensamiento de la muerte sobre las creencias de las personas. En 2006 Norenzayan y Hansen [PDF] estudiaron la forma en que la conciencia de la muerte afecta a la creencia en agentes sobrenaturales. Su trabajo avaló en apariencia la llamada “teoría de la gestión del terror” (Terror Management Theory): la conciencia de la muerte no sólo aumentaría la religiosidad en general, sino que también reforzaría las creencias culturales de las personas; esto es, los cristianos tenderían a reforzar su fe en Jesucristo y su negación de Alá o Buda, mientras que los musulmanes reforzarían su fe en Alá y su negación de Jesucristo o Buda. Muy significativamente, los recordatorios de la muerte también fomentarían también la religiosidad de los agnósticos, pero no así de los ateos.

Un trabajo de Jonathan Jong, publicado este año en Journal of experimental psychology ha discutido estos resultados, mostrando que pensar subliminalmente en la muerte puede hacer que los «no creyentes» consideren los conceptos religiosos algo menos imaginarios. Otro estudio reciente, de Kenneth Vail y sus colegas es, sin embargo, escéptico: los ateos resultan ser bastante irreligiosos se les obligue o no a pensar en la muerte. Para Vail, que es psicólogo experimental en la universidad de Missouri, «el consuelo de la religión no parece ser una necesidad universal».

Fuente: La revolución naturalista

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Escepticismo y pensamiento crítico, Carl Sagan

Noticias criminología. Escepticismo y pensamiento crítico, Carl Sagan. Marisol Collazos Soto

El pasado viernes nueve de noviembre fue el llamado “día de Carl Sagan”. Uno de los aspectos en los que más incidió como científico divulgador fue la importancia del pensamiento crítico.

Hoy en día, vivimos rodeados de misticismos, pseudociencias y demás que pretenden aprovecharse de nuestra credulidad y buena fe para sacar provecho. Abrimos el periódico y tenemos páginas de horóscopo, encendemos la tele y vemos a médiums que predicen el futuro, las farmacias venden productos homeopáticos, hay un sinfín de prácticas sin fundamento que se llevan a cabo a diario y que pretenden aprovecharse de la buena fe del cliente.

El principal problema del pensamiento crítico es su incomodidad. Es mucho más cómodo ser crédulo, no cuestionar nada, creerse las verdades que nos gustan o que, por simple sentido común, nos parecen más razonables. El método científico se ideó precisamente para eso, para no asegurar nada sin aportar pruebas concluyentes, únicamente aceptando verdades empíricas. Recordemos que el sentido común muchas veces ha sido el peor enemigo de la verdad. El sentido común nos dice que la tierra es plana y que el sol gira alrededor de la tierra.

Hay que hacer hincapié en que hay temas más peligrosos en los que la credulidad puede tener consecuencias nefastas, por ejemplo, los sanitarios. Nunca se debe reemplazar una terapia alternativa por una avalada científicamente. Si se quiere probar con ella, debe usarse de forma complementaria.

Alguien escéptico no es alguien difícil de convencer, todo lo contrario, es muy fácil convencerle, únicamente hay que aportarle pruebas.

Fuente:  Guillermo Soler Aguilar
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Nueve de noviembre, día de Carl Sagan

Noticias criminología. Nueve de noviembre día de Carl Sagan. Marisol Collazos Soto
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

El futuro de la humanidad (mensaje de Carl Sagan)

Carl Sagan nos resume en este vídeo los caminos que puede tomar la humanidad, y como el camino que elegido sólo depende de cada uno de nosotros.
La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Herramientas para detectar camelos y falacias (Carl Sagan)

Noticias criminología. Herramientas para detectar camelos y falacias (Carl Sagan). Marisol Collazos Soto

Provenientes del libro: “El mundo y sus demonios” de Carl Sagan. Aparte de recomendar leer el libro, expondré aquí todas las herramientas que nos brinda para defendernos de las falacias y camelos.
1.- Ad hominem: latín, significa «contra el hombre», atacar al que discute y no a su argumentación.
Ejemplos: «El reverendo doctor Smith es un conocido fundamentalista de la biblia, por lo que sus objeciones a la evolución no deben tomarse en serio»
2.- Argumento de autoridad (por ejemplo: El presidente Richard Nixon debería ser reelegido porque tiene un plan secreto para terminar la guerra en el sudeste de Asia… pero, como era secreto, el electorado no tenía ninguna manera de evaluar sus méritos; el argumento equivalía a confiar en él porque era presidente: craso error, como se vio)
3.-Argumento de consecuencias adversas (por ejemplo: Debe existir un dios que dé castigo y recompensa porque, si no, la sociedad sería mucho más ilegal y peligrosa, quizá ingobernable. O: El acusado en un juicio de asesinato con mucha publicidad recibió el veredicto de culpable; en otro caso, habría sido un incentivo para que otros hombres matasen a sus esposas)
Una formulación más cínica del primer ejemplo por el historiador romano Polibio: Como las masas del pueblo son inconstantes, plagadas de deseos desenfrenados e indiferentes a las consecuencias, se las debe llenar de terror para mantener el orden. Los antiguos hicieron bien, por tanto, en inventar a los dioses y la creencia en el castigo después de la muerte.
4.- Llamada a la ignorancia; la declaración de que todo lo que no ha sido demostrado debe ser cierto, y viceversa (es decir: No hay una prueba irresistible de que los ovnis no estén visitando la Tierra; por tanto, los ovnis existen… y hay vida inteligente en todas partes en el universo. O: Puede haber setenta mil millones de otros mundos pero, como no se conoce ninguno que tenga el avance moral de la Tierra, seguimos siendo centrales en el universo.) Esta impaciencia con la ambigüedad puede criticarse con la frase: la ausencia de prueba no es prueba de ausencia.
5.- Un argumento especial, a menudo para salvar una proposición en un problema retórico profundo (p. ej.: ¿Cómo puede un Dios compasivo condenar al tormento a las generaciones futuras porque, contra sus órdenes, una mujer indujo a un hombre a comerse una manzana? Argumento especial: no entiendes la sutil doctrina del libre albedrío. O: ¿ Cómo puede haber un Padre, Hijo y Espíritu Santo igualmente divinos en la misma persona? Argumento especial: no entiendes el misterio divino de la Santísima Trinidad. O: ¿Cómo podía permitir Dios que los seguidores del judaísmo, cristianismo e islam —obligados cada uno a su modo a medidas heroicas de amabilidad afectuosa y compasión— perpetraran tanta crueldad durante tanto tiempo? Argumento especial: otra vez, no entiendes el libre albedrío. Y en todo caso, los caminos de Dios son misteriosos)
6.- Pedir la pregunta, llamado también asumir la respuesta (p. ej.: Debemos instituir la pena de muerte para desalentar el crimen violento. Pero ¿se reduce la tasa de delitos violentos cuando se impone la pena de muerte? O: El mercado de acciones sufrió ayer una caída debido a un ajuste técnico y la retirada de beneficios por los inversores… pero ¿hay alguna prueba independiente del papel causal del «ajuste» y retirada de beneficios; nos ha enseñado algo esta explicación implícita?)
7.- Selección de la observación, llamada también enumeración de circunstancias favorables o, como lo describió Francis Bacon, contar los aciertos y olvidar los fallos (p. ej.: Un Estado se jacta de los presidentes que ha tenido, pero no dice nada de sus asesinos en serie).
Mi ejemplo favorito es esta historia que se contaba del físico italiano Enrico Fermi cuando, recién llegado a las costas americanas, se enroló en el «Proyecto Manhattan» de armas nucleares y se encontró cara a cara en plena segunda guerra mundial con los almirantes estadounidenses: Fulano de tal es un gran general, le dijeron.
-¿Cuál es la definición de un gran general?- preguntó Fermi como era típico en él.
Se supone que es un general que ha ganado muchas batallas consecutivas.
-¿Cuántas?-
Después de sumar y restar un poco, se fijaron en cinco.
¿Qué fracción de generales americanos son grandes?
Después de sumar y restar un poco más, se fijaron en un pequeño tanto por ciento.
Pero imaginemos, replicó Fermi, que no existe algo así como un gran general, que todos los ejércitos son iguales y que ganar una batalla es puramente un asunto de posibilidades. Entonces, la posibilidad de ganar una batalla es una de dos, o 1/2, dos batallas 1/4, tres 1/8, cuatro 1/16, y cinco batallas consecutivas 1/32… que es cerca del tres por ciento. Es lógico esperar que un pequeño tanto por ciento de generales americanos venzan en cinco batallas consecutivas, por pura casualidad. Ahora bien, ¿alguno ha ganado diez batallas consecutivas?…
8.- Estadísticas de números pequeños, pariente cercano de la selección de la observación (p. ej.: “Dicen que una de cada cinco personas es china. ¿Cómo es posible? Yo conozco cientos de personas y ninguna de ellas es china.” O: “He sacado tres sietes seguidos. Esta noche no puedo perder”)
9.- Incomprensión de la naturaleza de la estadística (p. ej.: El presidente Dwight Eisenhower expresa asombro y alarma al descubrir que la mitad de los americanos tienen una inteligencia por debajo de la media)
10.- Inconsistencia (p. ej.: Prepararse con toda prudencia para lo peor de que sea capaz un adversario militar potencial, pero ignorar las proyecciones científicas en peligros medioambientales para ahorrar porque no están «demostrados». O atribuir el descenso de la esperanza de vida en la antigua Unión Soviética a los defectos del comunismo hace muchos años; pero no atribuir nunca la alta tasa de mortalidad infantil de Estados Unidos (ahora la más alta de las principales naciones industriales) a los defectos del capitalismo. O considerar razonable que el universo siga existiendo siempre en el futuro, pero juzgar absurda la posibilidad de que tenga una duración infinita hacia el pasado)
11.- Non sequitur: «no sigue», en latín (p. ej.: Nuestra nación prevalecerá porque Dios es grande. Pero casi todas las naciones pretenden que eso es cierto; la formulación alemana era: “Gott mit uns”), A menudo, los que caen en la falacia non sequitur es simplemente que no han reconocido posibilidades alternativas.
12.- Post hoc, ergo propter hoc: en latín, «después de esto, luego a consecuencia de esto» (p. ej.: Jaime Cardinal, arzobispo de Manila: “Conozco… a una mujer de veintiséis años que parece tener sesenta porque toma pildoras {anticonceptivas}.” O: Cuando las mujeres no votaban, no había armas nucleares).
13.- Pregunta sin sentido (p. ej.: ¿Qué ocurre cuando una fuerza irresistible choca con un objeto inamovible? Pero si existe algo así como una fuerza irresistible no puede haber objetos inamovibles, y viceversa).
14.- Exclusión del medio o falsa dicotomía: considerar sólo los dos extremos en un continuo de posibilidades intermedias (p. ej.: “Sí, claro, ponte de su parte; mi marido es perfecto; yo siempre me equivoco.” O: “El que no quiere a su país lo odia.» O: «Si no eres parte de la solución, eres parte del problema”).
15.- Corto plazo contra largo plazo: un subgrupo de la exclusión del medio, pero tan importante que lo he destacado para prestarle atención especial (p. ej.: No podemos emprender programas para alimentar a los niños desnutridos y educar a los preescolares. Se necesita tratar con urgencia el crimen en las calles. O: ¿Por qué explorar el espacio o seguir la ciencia fundamental cuando tenemos un déficit de presupuesto tan enorme?).
16.- Terreno resbaladizo, relacionado con la exclusión del medio (p. ej.: Si permitimos el aborto en las primeras semanas de embarazo, será imposible impedir la muerte de un bebé formado. O al contrario: Si el Estado nos prohíbe abortar aunque sea en el noveno mes, pronto nos empezará a decir lo que tenemos que hacer con nuestro cuerpo en el momento de la concepción).
17.- Confusión de correlación y causa (p. ej.: Una encuesta muestra que hay más homosexuales entre los licenciados universitarios que entre los de menor educación; en consecuencia, la educación hace homosexual a la gente. O: Los terremotos andinos están correlacionados con aproximaciones más cercanas del planeta Urano; en consecuencia —a pesar de la ausencia de una correlación así para el planeta más cercano y más imponente, Júpiter—, lo segundo causa lo primero).
O: Los niños que miran programas de televisión violentos tienden a ser más violentos de mayores. Pero ¿es la televisión lo que causa la violencia, o es que los niños violentos disfrutan preferentemente viendo programas violentos? Es muy probable que los dos enunciados sean verdad. Los defensores comerciales de la violencia en la televisión arguyen que cualquier persona puede distinguir entre televisión y realidad. Pero el promedio actual de los programas infantiles de los sábados por la mañana es de veinticinco actos violentos por hora. Cuando menos, eso insensibiliza a los niños pequeños ante la agresión y la crueldad sin ton ni son. Y, si pueden implantarse recuerdos falsos en los cerebros de adultos impresionables, ¿qué estamos implantando en las mentes de nuestros hijos cuando los exponemos a unos cien mil actos de violencia antes de que acaben la escuela elemental?
18.- Hombre de paja: caricaturizar una postura para facilitar el ataque (p. ej.: Los científicos suponen que los seres vivos se formaron juntos por casualidad, una formulación que ignora deliberadamente la principal idea darwiniana: que la naturaleza avanza conservando lo que funciona y descartando lo que no. O, y eso también es una falacia a largo/corto plazo, los defensores del medio ambiente se preocupan más por los caracoles y los buhos moteados que por las personas).
19.- Prueba suprimida, o media verdad (p. ej.: Aparece en televisión una “profecía” sorprendentemente precisa y ampliamente citada del intento de asesinato del presidente Reagan, pero —detalle importante— ¿fue grabada antes o después del acontecimiento? O: Estos abusos del gobierno exigen una revolución, aunque sea imposible hacer una tortilla sin romper antes los huevos. Sí, pero ¿en esta revolución morirá más gente que con el régimen anterior? ¿Qué sugiere la experiencia de otras revoluciones? ¿Son deseables y en interés del pueblo todas las revoluciones contra regímenes opresivos?
20.- Palabras equívocas (p. ej.: La separación de poderes de la Constitución de Estados Unidos especifica que este país no puede entrar en guerra sin una declaración del Congreso. Por otro lado, los presidentes tienen el control de la política exterior y la dirección de las guerras, que son herramientas potencialmente poderosas para conseguir la reelección. Los presidentes de cualquier partido político podrían verse tentados por tanto a disponer guerras mientras levantan la bandera y llaman a las guerras otra cosa: “acciones de policía”, “incursiones armadas”, “golpes reactivos de protección”, “pacificación”, “salvaguarda de los intereses americanos”, y una gran variedad de “operaciones”, como las de la “Operación Causa Justa”. Los eufemismos para la guerra forman parte de una gran clase de reinvenciones del lenguaje con fines políticos. Talleyrand dijo: “Un arte importante de los políticos es encontrar nombres nuevos para instituciones que bajo sus nombres viejos se han hecho odiosas al pueblo”).
 Todas estas falacias retóricas y lógicas nos ayudarán a elaborar mejor nuestras ideas antes de presentarlas a los demás. Como toda buena herramienta, pueden ser usadas para mal, pero si son usadas correctamente, pueden marcar una enorme diferencia, como dijo Carl Sagan.

20 de diciembre, día del Escepticismo

Noticias Criminología. Carl Sagan, aniversario muerte, día del escepticismo. Marisol Collazos Soto
Hace 15 años murió Carl Sagan y, en los últimos dos, a iniciativa del blog argentino Proyecto Sandía (como recuerdan hoy las siempre necesarias Escéptica) muchos decidieron celebrar este día de una muerte triste como una fecha alegre, con un DÍA DEL ESCEPTICISMO.

 


Sus contribuciones

  • Carl Sagan fue central para el descubrimiento de las altas temperaturas superficiales de Venus y las causas de los cambios estacionales observados en la apariencia de Marte.
  • Ganó el Premio Pulitzer para no-ficción en 1978 por Los Dragones del Edén:
  • Especulaciones Sobre la Evolución de la Inteligencia Humana.
  • En 1980, su serie en 13 capítulos para los servicios de televisión pública «Cosmos», se convirtió en una de las series más populares en la historia de la televisión pública Americana.
  • Carl Sagan fue el «David Duncan Professor of Astronomy and Space Sciences» y el Director del Laboratorio para Estudios Planetarios en la Universidad de Cornell.
  • Fue un importante contribuyente a las misiones de exploración Mariner, Viking y Voyager.
  • Obtuvo las Medallas de NASA por Excepcionales Logros Científicos, Logros en el Programa Apolo, y Servicio Público Distinguido (dos veces).
  • El premio internacional de Astronáutica: Prix Galbert.
  • El premio Joseph Priestley «por distinguidas contribuciones al bienestar de la humanidad».
  • El Premio Masursky del American Astronomical Society.
  • Y en 1994, el Public Welfare Medal, el honor más elevado del National Academy of Sciences.
  • Director de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Americana de Astronomía.
  • Director de la Sección de Astronomía de la Sociedad Americana para el Avance de la Ciencia.
  • Presidente de la Sección de Planetología de la Unión Geofísica Americana.
  • Editor en Jefe de Icarus, la principal revista profesional de estudios del Sistema Solar.
  • Cofundador y Presidente del Planetary Society, el más grande grupo de intereses espaciales del mundo.
  • Hay un asteroide, el 2709 Sagan, en su nombre.
  • Más de 400 artículos científicos y populares publicados.
  • Carl Sagan murió el Viernes, 20 de Diciembre de 1996, a la edad de 62 años.

Sus libros (de algunos existe versión en español):

  • Intelligent Life in the Universe (con I. S. Shklovskii)
  • The Dragons of Eden (1977): Speculations on the Evolution of Human Intelligence
  • Murmurs of Earth: The Voyager Interstellar Record (con F. D. Drake, Ann Druyan, Timothy Ferrys, Jon Lomberg and Linda Salzman Sagan)
  • The Cosmic Connection: An Extraterrestrial Perspective
  • Other Worlds
  • Mars and the Mind of Man (conRay Bradbury, Arthur C. Clarke, Bruce Murray and Walter Sullivan)
  • Intelligent Life in the Universe
  • Broca’s Brain (1979): Reflections On the Romance of Science
  • Cosmos (1980)
  • Contact (1985): A Novel
  • Comet (1985) (conAnn Druyan)
  • A Path Where No Man Thought (1990): Nuclear Winter and the End of Arms Race (conRichard Turco)
  • Shadows of Forgotten Ancestors (1992): A Search for Who We Are (conAnn Druyan)
  • Pale Blue Dot: A Vision of the Human Future in Space
  • The Demon-Haunted World: Science as a Candle in the Dark
  • Billions & Billions (1997): Thoughts on Life and Death at the Brink of the Millennium (Póstumo, publicado por Ann Druyan)

Enlaces a blog que conmemoran este día

Celebremos el día del escepticismo

En homenaje a Carl Sagan: Un pálido punto azul (A pale blue dot)

Hoy se cumplen 15 años desde la muerte de Carl Sagan

Vivimos una época extraordinaria: homenaje a Carl Sagan

Día internacional del escepticismo. El valor de la ciencia

De Legos a Logos: Día del escepticismo – Un año el Círculo Escéptico

Día del Escepticismo (20 de diciembre) | Curiosa Biología…

Feliz día mundial del Escepticismo – Esceptica

20 DE DICIEMBRE: DíA INTERNACIONAL DEL ESCEPTICISMO

reino ateo: dia del escepticismo

La Última Entrevista de Carl Sagan | ChileSkeptic.cl

Un día para la duda saludable y la suspicacia prudente – Sin Dioses

Neil Tyson explica cómo le ayudó Carl Sagan (ENG, SUBTITULADO ESP) vídeo

Siete frases de Carl Sagan

 

 

 

Equipo para detección de camelos

Carl Sagan, en su libro “El Mundo y sus Demonios”, nos ofrece lo que denomina un “equipo de detección de camelos”. Según sus propias palabras:

“Este equipo se utiliza de manera natural siempre que se ofrecen nuevas ideas a consideración. Si la nueva idea sobrevive al examen con las herramientas de nuestro equipo, concedemos una aceptación cálida, aunque provisional. Si usted lo desea, si no quiere comprar camelos aunque sea tranquilizador hacerlo, puede tomar algunas precauciones; hay un método ensayado y cierto, probado por el consumidor.

¿De qué consta el equipo? De herramientas para el pensamiento escéptico

• Siempre que sea posible tiene que haber una confirmación independiente de los «hechos».

• Alentar el debate sustancioso sobre la prueba por parte de defensores con conocimiento de todos los puntos de vista.

• Los argumentos de la autoridad tienen poco peso: las «autoridades» han cometido errores en el pasado. Los volverán a cometer en el futuro. Quizá una manera mejor de decirlo es que en la ciencia no hay autoridades; como máximo, hay expertos.

• Baraje más de una hipótesis. Si hay algo que se debe explicar, piense en todas las diferentes maneras en que podría explicarse. Luego piense en pruebas mediante las que podría refutar sistemáticamente cada una de las alternativas. Lo que sobrevive, la hipótesis que resiste la refutación en esta selección darwiniana entre «hipótesis de trabajo múltiples» tiene muchas más posibilidades de ser la respuesta correcta que si usted simplemente se hubiera quedado con la primera idea que se le ocurrió.

• Intente no comprometerse en exceso con una hipótesis porque es la suya. Se trata sólo de una estación en el camino de búsqueda del conocimiento. Pregúntese por qué le gusta la idea. Compárela con justicia con las alternativas. Vea si puede encontrar motivos para rechazarla. Si no, lo harán otros.

• Cuantifique. Si lo que explica, sea lo que sea, tiene alguna medida, alguna cantidad numérica relacionada, será mucho más capaz de discriminar entre hipótesis en competencia. Lo que es vago y cualitativo está abierto a muchas explicaciones. Desde luego, se pueden encontrar verdades en muchos asuntos cualitativos con los que nos vemos obligados a enfrentarnos, pero encontrarlas es un desafío mucho mayor.

• Si hay una cadena de argumentación, deben funcionar todos los eslabones de la cadena (incluyendo la premisa), no sólo la mayoría.

• La navaja de Occam. Esta regla empírica nos decanta, cuando nos enfrentamos a dos hipótesis que explican datos igualmente buenos, a elegir la más simple.

• Pregúntese siempre si la hipótesis, al menos en principio, puede ser falsada. Las proposiciones que no pueden comprobarse ni demostrarse falsas, no valen mucho. Consideremos la gran idea de que nuestro universo y todo lo que contiene es sólo una partícula elemental —un electrón, por ejemplo— en un cosmos mucho más grande. Pero si nunca podemos adquirir información de fuera de nuestro universo, ¿no es imposible refutar la idea? Ha de ser capaz de comprobar las aseveraciones. Debe dar oportunidad a escépticos inveterados de seguir su razonamiento para duplicar sus experimentos y ver si se consigue el mismo resultado”.

FuenteCarl Sagan. El mundo y sus demonios

Enlaces de interés:

Escepticismo

La ciencia y el método científico.

 

La demostración de una afirmación extraordinaria debe hacerla quien la sostiene, no quien la pone en duda

«Desde hace poco más o menos un siglo se han expuesto una serie de fantásticas pretensiones en los terrenos limítrofes de la ciencia, un conjunto de asertos que han logrado excitar la imaginación popular y que, de ser ciertas, tendrían una enorme importancia científica. Vamos a examinar sucintamente un muestrario representativo. Los fenómenos reivindicados son siempre de carácter extraordinario, nos arrancan de la monotonía mundanal y, en no pocos casos, implican esperanzadoras promesas.

Por ejemplo, se presupone que gozamos de amplios poderes jamás registrados, que fuerzas desconocidas nos envuelven para salvarnos o que existe algún armónico modelo del cosmos cuyo conocimiento todavía no hemos penetrado. En ciertas ocasiones la ciencia ha sostenido pretensiones de orden similar, por ejemplo al postular que la información hereditaria transmitida de generación en generación se encierra en una larga aunque bastante simple molécula de ADN, al postular la existencia de la gravitación universal o la deriva continental, al registrar la energía nuclear o al investigar el origen de la vida o la evolución histórica del universo. Por tanto, ¿qué diferencia puede haber entre éstas y otras pretensiones similares como, por ejemplo, que es posible flotar en el aire mediante un simple esfuerzo de la voluntad? Ninguna, excepto en lo que respecta a la forma de probar unas y otras. Quienes sostienen la existencia de la levitación tienen la obligación de demostrarlo ante sus escépticos oponentes bajo condiciones experimentales controladas. La obligación de demostrarlo es suya, no de quienes ponen en duda el fenómeno levitatorio. Tales pretensiones son demasiado importantes para no analizarlas con todo cuidado. En los últimos años se han afirmado muchas cosas sobre la levitación, pero no existe ni una sola película correctamente iluminada que nos muestre a una persona elevándose por los aires sin ayuda alguna, digamos cinco metros, y de la que pueda excluirse todo tipo de trucaje o fraude. Si la levitación fuese posible, sus implicaciones científicas, y más genéricamente, humanas, serían enormes. Quienes llevan a cabo observaciones acríticas o afirmaciones fraudulentas nos inducen a error y nos desvían del gran objetivo humano de comprender la maquinaria del universo. De ahí que jugar fuerte y deslavazadamente con la verdad sea asunto de la mayor seriedad».

Extracto del libro El cerebro de broca (1979), de Carl Sagan.

10 preguntas para hacerse ante cualquier afirmación

  1. ¿Cómo de fiable es la fuente?
  2. ¿Suele hacer esta fuente afirmaciones de este tipo?
  3. ¿Se han verificado estas afirmaciones por otras fuentes?
  4. ¿Cómo cuadra la afirmación con lo que conocemos acerca del funcionamiento del mundo?
  5. ¿Alguien ha intentado desmentir la afirmación o, por el contrario, solamente se han buscado pruebas que la apoyen?
  6. Las pruebas utilizadas, ¿apoyan la afirmación de la fuente o apuntan en una dirección distinta?
  7. ¿Se han utilizado las reglas de lógica y las herramientas de investigación comúnmente aceptadas, o han sido abandonadas en favor de otras que llevan hacia la conclusión presentada?
  8. ¿Se está proporcionando una explicación alternativa para un fenómeno conocido o se simplemente se está negando la explicación actual?
  9. Si se está ofreciendo una nueva teoría, ¿se pueden explicar tantos hechos como con la antigua?
  10. ¿Están las conclusiones guiadas por las propias creencias de la persona que realiza la afirmación?

Los puntos de ahí arriba son una traducción breve de la formalización que hizo Michael Shermer de las herramientas de detección de camelos (baloney detection kit) que en su día enunció Carl Sagan.

Fuente:  Las penas del Agente Smith

____________________

Enlaces relacionados:

–  Escepticismo

–  Carl Sagan. La carga del escepticismo

–  Apuntes Introducción a la Informática. Capitulo 1, La ciencia y el método científico

Día Mundial del escepticismo. El escepticismo como herramienta de demarcación

A menudo se confunde escepticismo con no creer en nada. Falso. Todos tenemos derecho y necesidad de creer en algo, aunque tan solo sea creer que hoy no nos vamos a caer por las escaleras.

Hoy es el Día Mundial del Escepticismo y se habla en muchos blogs de este tema, así que no voy a ahondar en el término y sus connotaciones. Sólo recordar la primera acepción en el DRAE, para apoyar lo que estoy diciendo:

escepticismo.

(De escéptico e -ismo).

1. m. Desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo.

Lo que sí quiero es hacer notar que el escepticismo es una herramienta eficaz para separar ciencia de pseudociencia. Muchos filósofos de la ciencia han buscado en vano un criterio para demarcar ciencia de lo que no es ciencia. No tiene sentido dar unas pautas al respecto, sólo tener un arma que nos permita, mediante el pensamiento crítico, emitir juicios carentes de falacias.

Artículo completo en:  Ciencia en el XXI

_________________

Enlaces relacionados:

Carl Sagan. La carga del escepticismo

Planeta Escepticismo

Apuntes Introducción a la Informática. Capitulo 1, la ciencia y el método científico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

julio 2020
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031