admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Guardia Civil

«Señor agente, me robaron el coche mientras hacía de vientre»

Un joven ha sido detenido en Órgiva por una patrulla de la Policía Judicial del área de investigación de la Guardia Civil de Motril, acusado de una presunta simulación de delito. El detenido se inventó una rocambolesca historia sobre el robo de su coche, con el objetivo de eludir la multa del radar por el que pasó con una excesiva velocidad, y al darse cuenta de que con toda seguridad le habían cazado, pensó en denunciar el robo del coche.

El joven relató a la Guardia Civil de Órgiva que iba con su novia en el coche circulando por la N-340 a la altura del núcleo urbano de Castell de Ferro, cuando una «indisposición increíble» le obligó a parar de forma inmediata para poder «dar del cuerpo». El detenido dijo en su denuncia ante la Guardia Civil que tuvo que parar el coche para poder defecar en una zona descampada de Castell de Ferro y que su novia le acompañó, bajando los dos del automóvil. Pero que cuando estaba en plena faena haciendo sus necesidades fisiológicas y sin poder terminar, se dio cuenta que unos desconocidos se subieron en el coche, y como había dejado las llaves puestas en el motor de arranque, vieron cómo se daban a la fuga.

Por suerte, indicó el denunciante, unos amigos de él pasaron por allí, y les subieron al coche, intentando alcanzar a los ladrones. A siete kilómetros del robo, el detenido dijo que encontraron su coche abandonado.

Todo un invento

La Guardia Civil abrió una investigación y supo que el radar le pilló circulando a más velocidad de la permitida por la N-340, por lo que los agentes volvieron a tomarle declaración. En sus manifestaciones había incongruencias que no eran justificables, por lo que les llevó a pensar a los guardias civiles del área de investigación motrileña que era una historia inventada. Finalmente el joven reconoció que tramó esta rocambolesca historia para evitar pagar la multa por exceso de velocidad. El detenido ha pasado a disposición judicial.

Fuente: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Se descubre un asesinato franquista en Huelva por iniciativa de la Guardia Civil

Los recuerdos que mantenían indelebles los ancianos de la localidad onubense de Encinasola sobre la llegada de sublevados fascistas a esta localidad llevaron a la Guardia Civil de Huelva a realizar una investigación de oficio sobre la muerte de un supuesto represaliado por el franquismo en 1936. Tras tres meses de investigación, el forense determinó esta semana que no puede concluirse su identidad debido al deterioro de los restos óseos encontrados. Sin embargo, para los investigadores y las asociaciones de memoria histórica, éste es un gran avance, ya que se trata del primer caso en España en el que no son familiares o asociaciones los que solicitan una exhumación o los jueces los que la ordenan, sino que la actuación parte directamente de la Comandancia de la Guardia Civil

Así comenzaba el diario El Pais esta historia que se podría resumir en la frase Setenta años sin sepultura, setenta años sin rostro y sin nombre. Es así como continua narrando la historia Rafael Moreno en un artículo publicado en el diario Odiel Información de Huelva. Así se construye este drama a punto de resolverse gracias a la Guardia Civil.

Encuentran los restos
El pasado 7 de julio, narra la Benemérita en una nota, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza junto a un equipo de la Policía Judicial de Aracena y una comisión judicial formada por juez, secretario y forense emprendieron una expedición al recóndito paraje. El grupo tuvo que abandonar hasta los todo-terrenos y continuar a pie hasta La hoya. Allí, entre una maleza de dos metros de altura, encontraron varios restos óseos, una mandíbula humana y un trozo de hueso craneal. También una bota y un trozo de hoz. Era lo que quedaba de un hombre después de que el tiempo y las alimañas se encargaran de dispersar un cuerpo que nunca fue enterrado.

Un nombre, un hombre, una muerte
Los huesos, tras autorizar la titular del Juzgado de Instrucción el debido levantamiento, han sido enviados al Instituto Anatómico Forense para que se proceda a su identificación. No será fácil. La mandíbula no tiene dientes adheridos ni alveolos, lugar donde el ADN permanece por más tiempo y que permite la identificación de un cadáver. La aparente imposibilidad médica para conocer el nombre de la víctima no ha echado para atrás a la Guardia Civil. Ha recompuesto la historia, entrevistado a cronistas, historiadores y viejos conocedores de aquellos días del 36 hasta hilar una identidad y un pasado creíble que puede ser el de Sixto Caro. Su hermana, que tuvo un hijo que luego se hizo agente de la Benemérita, ha aportado datos claves, al igual que un sobrino nieto. Sólo queda hacer oficial un nombre, un hombre, una muerte y un asesinato más de aquella gran represión.

Noticia completa en: ElPlural.com

Bajo licencia Creative Commons

___________

Enlaces de interés:

Apuntes asignatura Violencia Política.  Licenciatura Criminología. UMU

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

abril 2021
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930