admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

política

PPLeaks la web de Leo Bassi donde puedes enviar trapos sucios del PP

«Para que el partido de la corrupción y la mentira (PP) no vuelva al Gobierno.» – Leo Bassi

¿Por qué estoy haciendo esto?

Leo Bassi. Partido Popular y corrupción. Marisol Collazos Soto

Mi único deseo es que el Partido Popular no gane las próximas elecciones. Pienso que el PP no tiene ninguna solución para los graves problemas económicos de España porque es precisamente su modelo económico basado en el dinero fácil del ladrillo y los negocios turbios organizados entre amigos, lo que nos ha llevado a esta crisis. Además, por sus pactos con la derecha católica y sus ambigüedades a la hora de defender los principios de un estado laico, pensamos que una victoria electoral del Partido Popular podría perjudicar mucho al desarrollo cultural y económico del país, llevando España atrás en el tiempo. Desde el derecho al aborto, hasta el matrimonio gay y el reconocimiento de la libertad de elegir su orientación sexual es todo una visión moderna de la sociedad que peligra. Por último, su política de privatizaciones salvajes creará una sociedad donde la desigualdad entre clase social en el campo de la sanidad, la educación y muchos otros servicios sociales va a empeorar dramáticamente.

Por todas estas razones, pido la gente de buena voluntad de ayudarme a impedir la vuelta al poder de este partido.

Lo que busco

– Historias de corrupción.
– Abusos de poder de todo tipo.
– Ejemplos de doble moralidad.
– Utilización de encargos políticos o empresas públicas para favorecer a amigos y parientes.
– Evasión fiscal.
– Violaciones del principio de separación entre el Estado y la Iglesia.
– Acumulación injustificada de bienes inmobiliarios y de riquezas en general.
– Comportamientos anti-éticos con subordinados.

Ciudades que me interesan

Madrid, Valencia, Barcelona, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Palma de Mallorca, Valladolid, Santander, Granada, Alicante, Canarias (y básicamente cualquier otro lugar con informaciones jugosas).

Argumentos que me interesan

Los argumentos que me interesan son la Gürtel, TeleMadrid, PP de Valencia, Faes, etc.

¿Quién me apoya?

PPLeaks no tiene apoyo de ningún partido político y estoy abierto a todas las corrientes ideológicas desde el momento que se respeta los principios de un estado de derecho, laico, democrático y que garantice todas las libertades individuales.

Quiero unirme a todas las personas sinceras que huyen de la hipocresía y la mentira. Busco gente honesta que no acepta vivir en una sociedad dominada por el cinismo del pode

Utilización de la información

Vivimos en un mundo dominado por los medios de comunicación y, por eso, quiero ser muy ingenioso a la hora de difundir las informaciones que me podéis proporcionar. Esto significa, de un lado, trabajar con los mejores periodistas del campo político que me ayudaran a difundir las noticias pero voy a utilizar, también, métodos no convencionales (Bassibus, eventos, aciones en TV) para ser lo más eficaz posible en influenciar la opinión publica. Caso por caso, estudiaré la mejor estrategia para divulgar lo que me podéis revelar y estoy abierto a cualquier consejo… ¡Podemos hacerlo juntos! La única cosa que importa es que el Partido Popular no vuelva al poder.

En esta actividad no hay NINGÚN ánimo de lucro

Mis acciones no están remuneradas por nadie y no puedo (y no quiero) ofrecer dinero para obtener informaciones. Las personas que colaboraran conmigo lo hacen por razones altruistas y nuestro único deseo es defender y fortalecer el laicismo en nuestra sociedad.

Acceso a la página  PPLeaks

_____________________

Enlaces relacionados con el Partido Popular (PP)

–  La web de Maco048. Noticias criminología: Partido Popular

¡Hasta la coronilla del simplismo y de la violencia de género!

Ocurrencias políticas que apenas rozan la realidad

¿A qué lumbrera se le ocurrió barruntar que se puede acabar con la violencia en las relaciones personales –incluida la mal llamada de género– a base de montar espectáculos políticos con criterios buenistas, con victimismos de telenovela, con visiones parciales de la vida cotidiana, paseando cadáveres, o con informaciones sesgadas que en numerosas ocasiones ocultan o disimulan lo que todos y todas sabemos o intuimos?
La violencia en las relaciones personales es pura y simple v-i-o-l-e-n-c-i-a, que para ser condenable no necesita adjetivos políticos ni sexuales. Nadie sensato justifica la violencia, sean entre humanos del mismo o de distinto sexo.
A fuer de hablar de violencia de género y de legislar contra la Constitución (¡el sexo del varón es un agravante!) han conseguido que numerosos varones se sientan ciudadanos de un Estado que les tiene en el punto de mira por la condición natural de ser varones. De nada sirve que el ciudadano esté en contra y no practique la violencia en las relaciones personales, pues el mensaje de la miembra-ministra, de la gobierna y de la legislación vigente es tan claro como aberrante: «Varón, luego sospechoso«.
¡Casi todos y casi todas estamos hasta los cojones-ovarios de la campaña de publicidad sobre la violencia de género!

Violencia y dominio, arma y objetivo

En todo caso, la violencia es una herramienta más de las que utiliza el ser humano –solo o en grupo– para perpetuar su dominio; en el caso que nos ocupa la violencia se utiliza para recuperar el dominio sobre la mujer, o para matarla cuando ya es imposible recuperarlo. O viceversa.
No hay duda que que el uso de la violencia es más habitual entre los varones que ejercen de machos-machos, en tanto que las mujeres que van de hembras por la vida utilizan otras armas, que cuando se empeñan son altamente destructivas… ¿Hace falta entrar en detalles?
Por otro lado, ¿qué papel juega la violencia en la histórica discriminación que han sufrido y todavía sufren numerosas mujeres? Pues resulta que la violencia es sólo una herramienta, porque –a ver si se enteran– la violencia no ha sido ni es el motor ni el origen de la discriminación sexista.
En origen, los motores de la discriminación de la mujer son, fundamentalmente, dos: la economía y la religión.
Pero regresando al hilo inicial y sin entrar en honduras histórico-antropológicas que requieren una biblioteca: La violencia en las relaciones personales –con independencia del sexo– no es el mal, sino el síntoma.
¿Entonces, dónde está el mal, el error, la tara?, ¿cuál es el interruptor que convierte en agresión una disputa o una diferencia entre un hombre y una mujer?
¡No hay un solo interruptor! Sin embargo, para lumbreras políticas como la miembra-ministra y para quienes ella representa todo se reduce al mal género de los hombres. ¿Llegará el día en que ese y otros fenómenos en la relación hombre-mujer se analicen y se afronten con el cerebro, en lugar de con el pene o con el clítoris?
Hay consenso generalizado en que debemos acabar con la violencia y demás armas que se utilizan en las relaciones hombre-mujer, pero para ello es preciso –entre otras cosas– ridiculizar y denostar socialmente a los tipos que van de siete machos y a las mujeras que viven como reinas calentando braguetas. Además y con la misma finalidad, también convendría que las miembras-ministras, sus jefes/as y aliados/as dejen de dar la matraca con simplismos y aborden el asunto con rigor: A ver si se enteran de que, básicamente, no es una cuestión de sexo, sino de dominio personal, económico, político, religioso, social, etcétera… Y sólo a veces, ¡muy pocas veces!, de dominio sexual.
Artículo completo en:  Im-Pulso

Huele a podrido

Víctor Lapuente Giné, profesor de Ciencia Política en el Quality of Government Institute de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, publica hoy en [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] un interesante artículo sobre la relación entre la politización de las instituciones públicas y la corrupción. Les pongo unas líneas:

Las administraciones más proclives a la corrupción son aquéllas con un mayor número de empleados públicos que deben su cargo a un nombramiento político. Y aquí, el contraste entre España y los países europeos con niveles bajos de corrupción es significativo. En una ciudad europea de 100.000 a 500.000 habitantes puede haber, incluyendo al alcalde, dos o tres personas cuyo sueldo depende de que el partido X gane las elecciones. En España, el partido que controla un gobierno
local puede nombrar multitud de altos cargos y asesores, y, a la vez, tejer una red de agencias y fundaciones con plena discreción en política de personal. En total, en una ciudad media española puede haber cientos de personas cuyos salarios dependen de que el partido X gane las elecciones.

El problema de la politización de la gestión pública se ha ido agudizando con los sucesivos gobiernos de la Democracia. Por un lado las administraciones padecen la invasión de un número creciente de fontaneros, asesores y altos directivos cuyo futuro laboral depende de que no se pierdan las elecciones, y cuyas tareas y responsabilidades se entrelazan con las de funcionarios. Pero éstos también pueden ser bendecidos por la fortuna gracias a la proliferación de puestos que, pertenenciendo a la escala profesional, pueden ser provistos con criterios políticos por el procedimiento de libre designación. Esta arbitrariedad supone un riesgo añadido, ya que los funcionarios tienen, entre otras, la obligación de garantizar que la directrices políticas se ejecuten con rigor y dentro de la legalidad.

Jueces y parlamentos se han manifestado repetidamente en contra de esta perversión, ya sea a través de sentencias, o mediante la aprobación de disposiciones legales. Hace un par de años el Parlamento de Galicia modificó la Lei da Función Pública de Galicia para dar cumprimento ao obxectivo de redución dos postos que deben ser cubertos por libre designación. O sistema de libre designación debe estar debidamente xustificado, sen que haxa ningunha razón para que con carácter xeral se lles adxudique esta condición a todos os postos de traballo que superen determinado nivel de complemento de destino. Con esta medida poderase acadar unha función pública máis profesionalizada e seleccionada de xeito máis obxectivo, sen prexuízo, desde logo, da súa capacitación e preparación para o desempeño do posto.

Pero la tentación de rodearse de amigos, compañeros de partido o meros paniaguados cuya independencia queda sometida al favor debido es irresistible. Al poco de aprobarse esta norma el gobierno gallego convocaba [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] ; y estos días, uno de esos ayuntamientos medianos que menciona Víctor Lapuente anunciaba la convocatoria por similar procedimiento de dieciocho puestos de Jefe de Servicio y Departamento.

Así pues, la próxima vez que alguien nos venga con la milonga de la regeneración democrática habrá que acordarse de leer la letra pequeña.

Fuente: Una cuestión personal

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

agosto 2019
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031