admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

transplantes

Tráfico de órganos, ¿realidad o leyenda urbana?

Noticias criminología. Tráfico de órganos, ¿realidad o leyenda urbana?. Marisol Collazos Soto

Mucho se habla sobre tráfico de órganos, pero existen pocas certezas respecto a casos concretos y documentados. ¿Verdad o Leyenda? El periódico MDZ investiga… como siempre.

Recientemente un programa de TV ha emitido un espeluznante reportaje de investigación sobre el tráfico de órganos humanos. Ante los ojos del espectador, aparecían con trepidante ritmo narrativo los testimonios extraídos a punta de cámara oculta de niños y adultos envueltos en el comercio de riñones. El periodista, haciéndose pasar por un supuesto cliente, llega a contactar con una familia dispuesta a ceder a uno de sus hijos a cambio de 70000 euros. Pocas pegas podrán ponerse al trabajo emitido, salvo que no demuestra nada. O, mejor dicho, que no ofrece ninguna prueba suficientemente contundente como para compensar las numerosas inconsistencias que presenta el mito del tráfico de órganos humanos.

Un simple rastreo en Internet sobre el tema servirá para encontrar centenares de referencias a una de las leyendas urbanas más propias de nuestra edad contemporánea. Desde el turista desprevenido que, tras tomar unas copas con una bella nativa, se despierta metido en una bañera de hielo y sin riñón, hasta el millonario estadounidense que recorre el Tercer Mundo en busca de un niño parecido a su hijo para proponerle la compra de una víscera vital. La cantidad de testimonios y la aparente lógica de la desesperación humana (sobre todo cuando se trata de salvar la vida de un hijo) dotan a estas historias de una emotiva credibilidad.

Pero, más allá de eso, resulta imposible encontrar entre la comunidad científica, las autoridades sanitarias, los expertos en trasplantes y la policía una opinión crédula al respeto. Es más, es absolutamente unánime la advertencia de que la creación de redes internacionales de comercio de órganos vivos es poco menos que imposible.

El mito de la amputación involuntaria es casi tan viejo como la literatura, según revela Jorge Alcalde. Pero su versión más moderna, convertido en violación quirúrgica, cobra fuerza tras el estreno en 1978 de la película Coma, basada en un guión  de Michael Crichton y Robin Cook, en la que un equipo de perversos médicos extrae órganos sanos de pacientes comatosos.

Desde entonces, no han dejado de aflorar truculentas historias de trasiego de vísceras. Junto a ellas, aunque de manera más tímida, tampoco ha dejado de oírse la voz de autoridades en la materia advirtiendo de la falsedad de tales relatos. Poco después de aparecer en la prensa Mexicana la noticia de que el tráfico de órganos podría ser la causa de la extraña desaparición de docenas de jovencitas en el estado de Chihuaha, la Comisión Nacional de Trasplantes del país elevó una nota en el la que negaba tal posibilidad. Lo mismo ocurrió una y otra vez en Estados Unidos, Canadá, China y Europa.

Técnicamente, la creación de un red de trasplantes eficaz escapa a los recursos de cualquier mafia tercermundista. La donación y recepción de riñones es un proceso demasiado complejo como para que tenga lugar en el garaje de una casa de Bombay. Para empezar, el valor de mercado de un órgano libre es cero. De nada sirve un riñón al que no se han realizado, previamente a su extracción, complicadísimos análisis de histocompatibilidad. Un tejido humano no es como el motor de un coche, no puede comprarse libremente y probar luego si funciona. Así que sólo hay dos causas que justifiquen la presencia de supuestos clientes buscando órganos en las plazas de Turquía (como mostraba el programa de televisión). O han sido engañados por una red de estafadores que se aprovechan de su desesperación, o son falsos.

La extracción de un órgano tampoco es moco de pavo. La operación puede durar entre seis y ocho horas y requiere un equipo mínimo de diez personas muy especializadas. Es imposible reunir masivamente este tipo de personal cualificado sin dejar rastro. Aun así, si se consiguiera la extracción, el riñón robado ha de ser sometido a un proceso químico de criopreservación que requiere materiales muy difíciles de obtener. El seguimiento de los compuestos utilizados para la conservación de órganos es exhaustivo, casi tanto como el de la dinamita. Sólo especialistas autorizados tienen acceso a ellos, por lo que la pista del supuesto crimen sería muy fácil de trazar.

Para colmo, estos órganos tienen que ser implantados en un plazo no superior a dos días y el paciente receptor ha de ser sometido a un control médico tremendamente especializado tras la intervención. En muchos casos, incluso necesita seguimiento médico de por vida. ¿Quién va a hacer este seguimiento una vez regresado a su país? ¿Creen que le sería fácil al comprador ilegal de órganos encontrar un doctor que aceptara cuidar su nuevo tejido de por vida sin preguntar siquiera «y este riñón dónde se lo ha encontrado»?

Los detalles técnicos son muy esclarecedores, pero todavía lo es más la simple invocación al sentido común. ¿No es extraño que sólo se trafique con riñones y otros tejidos no imprescindibles para la vida? Parece que las malvadas mafias del trapicheo de vísceras, una vez tienen un cuerpo abierto en canal en la mesa de operaciones, se encargan de sacar sólo lo prescindible sin pensar en el «negocio» que podrían hacer con corazones, hígados o pulmones. Es más, tienen cuidado de dejar viva a su víctima con una gran cicatriz en el costado para que sirva de prueba incriminatoria andante.

Artículo completo en: mdzOnline

Imagen: The Doctr via photopin cc

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Carta abierta a Mariló Montero de ARP-SAPC

Noticias criminología. Carta abierta a Mariló Montero de ARP-SAPC. Marisol Collazos Soto

Estimada señora Montero:
Nos dirigimos a usted, a través de una carta abierta, para expresarle nuestro disgusto y nuestra preocupación por las consecuencias que pudieran acarrear las dudas en torno a la idoneidad de un donante por motivos morales que ha formulado esta mañana en el programa televisivo que usted presenta.
España es un país con un elevado número de donantes de órganos, pero nunca es suficiente. Con frecuencia, es necesario vencer la resistencia a la donación, intentar convencer a parientes en duelo de que otras personas pueden vivir o mejorar sensiblemente su calidad de vida. El comentario que ha hecho usted público en un programa de gran audiencia es desalentador y puede inducir a errores graves. Graves, porque ponen en solfa conceptos demostrados más allá de cualquier duda razonable, y que son fundamentales para la salud pública. La angustia de miles de pacientes que esperan un corazón, un riñón u otros órganos vitales debería bastar para inducir a expresarse con un mínimo de prudencia y de responsabilidad, máxime cuando se dispone de una privilegiada tribuna pública.
Señora Montero: un programa líder en audiencia debería desarrollarse con plena conciencia de su responsabilidad. Que la titularidad de RTVE sea pública, añade una responsabilidad aún mayor.
Añadir dudas y angustias injustificables a situaciones de salud de alto riesgo es, sencillamente, intolerable. Nadie salvo usted misma es responsable de sus lagunas formativas, señora Montero. Solo nos cabe esperar que nadie salga perjudicado por ellas.
Atentamente, ARP-Sociedad para el avance del Pensamiento Crítico

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

¿Tiene Mariló Montero (TVE) pruebas de que el alma exista y se trasplante? ¿No?

Noticias criminología. ¿Tiene Mariló Montero (TVE) pruebas de que el alma exista y se trasplante? ¿No?. Marisol Collazos Soto

Según la presentadora  Mariló Montero de TVE, “¿Está bien donar órganos de alguien que ha matado a otras personas, aunque antes de convertirse en un asesino se dijera de él que era un buen hombre? ¿Alguien querría recibir el pulmón, el hígado, el corazón… de otro que ha quitado vidas? ¿Pasa algo por llevar el órgano, dentro de ti, de una persona que ha matado a otros?”, se preguntaba. Y concluía alegrándose de que la Organización Nacional de Trasplantes hubiera decidido no hacer uso de los del asesino de El Salobral: “No puedo negar que he sentido tranquilidad al saber que los órganos de este hombre no van a dar vida a nadie”.

A raíz de estos  disparates de Montero, la Organización Nacional de Trasplantes ha puntualizado que, ante una donación, “sólo se valora la situación clínica del donante” y no se tiene en cuenta su posible conducta delictiva o conflictiva. El director de la entidad, Rafael Matesanz, ha explicado a Europa Press que “no tiene sentido” sostener que la personalidad de alguien pueda transmitirse a través de la donación, ya que el corazón, el riñón, los pulmones y el hígado son órganos sin memoria. Y ha añadido que el concepto religioso de alma “debería quedar al margen” de cualquier debate sobre el trasplante de órganos. Los recuerdos, la personalidad, el yo, residen en el cerebro y, de eso, no hay ninguna duda. La memoria celular, tan querida para Montero, es un invento para vender libros, y el caso de Valandrey es tan frágil que la actriz reconocía recientemente en XL Semanal que su experiencia no es concluyente: “Yo encontré la explicación a los recuerdos que no eran míos en la teoría de memoria celular, pero tampoco rechazo la idea de que, cuando uno vive una cirugía tan importante, sea normal que cambie, que se convierta en alguien diferente”.

 Ampliar en: Magonia

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

 

Marisol Collazos Soto

Nadie quiere el corazón de un asesino

Una investigación realizada en Reino Unido sugiere que la mayoría preferiría recibir el órgano de una «buena persona».

A pesar de que no existen evidencias científicas, uno de cada tres receptores de trasplantes cree que además del órgano reciben aspectos de la personalidad de los donantes.

Matt McGrath, de BBC Ciencia, relata que en el estudio, realizado por el neurocientífico Bruce Hood, profesor de de la Universidad de Bristol, se pidió a un grupo de 20 estudiantes británicos que imaginaran que necesitaban un trasplante de corazón.

Entonces les mostraron fotografías de desconocidos y les preguntaron si aceptarían el órgano de esas personas.

Después les mostraron las imágenes una segunda vez, pero añadiendo si cada una era de una buena o una mala persona. Esto hizo aumentar considerablemente las reacciones negativas de los estudiante

Noticia completa en: BBC MUNDO

Acusan a China de vender los órganos de los ejecutados

La Sociedad de Transplantes Británica ha acusado a las autoridades chinas de vender los órganos de los miles de ejecutados en el país para ser utilizados en transplantes.

Algunos médicos apuntan, incluso, que la fecha de algunas ejecuciones podría haberse adelantado para adaptarse a las necesidades de los compradores y de los pacientes que debían ser sometidos al transplante.

La sociedad médica, que ha observado cómo el número de pacientes que decide viajar a China para obtener un transplante ha aumentado considerablemente en los últimos años, ha manifestado que esta práctica es contraria a los Derechos Humanos.

La velocidad con la que se adjudican los órganos de los donantes a los pacientes demuestra que los presos son seleccionados antes de su ejecución

De acuerdo con sus declaraciones, la velocidad con la que se adjudican los donantes a los pacientes demuestra que los prisioneros son seleccionados antes de su ejecución.Por su parte, China ha negado todas las acusaciones, aunque ha admitido que podrían haberse producido algunas donaciones de órganos por parte de presos condenados a muerte, pero siempre con su consentimiento.

Fuente: 20minutos.es

Bajo licencia Creative Commons

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

octubre 2020
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031