admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

Psiquiatría

Si dios te habla, tienes esquizofrenia

Noticias criminología. Si te habla dios, tienes esquizofrenia. Marisol Collazos Soto

Thomas Szasz (nacido el 15 de abril de 1920 en Budapest, Hungría) es profesor emérito de psiquiatría en la Universidad de Siracusa en Nueva York. Szasz es un crítico de los fundamentos morales y científicos de la psiquiatría y uno de los referentes de la antipsiquiatría.

Es conocido por sus libros El mito de la enfermedad mental y La fabricación de la locura: un estudio comparativo de la inquisición con el movimiento de salud mental, en los que planteó sus principales argumentos con los que se le asocia.

Su postura sobre el tratamiento involuntario es consecuencia de sus raíces conceptuales en el liberalismo clásico y el principio de que cada persona tiene jurisdicción sobre su propio cuerpo y su mente. Szasz considera que la práctica de la medicina y el uso de medicamentos debe ser privado y con consentimiento propio, fuera de la jurisdicción del Estado, a su vez cuestiona los regímenes autoritarios y los Estados policiales.

Ampliar en: Wikipedia

Vídeo sobre los psiquiatras y el DSM, clasificación sin base científica

Un escáner que podría detectar la pedofilia

Noticias Criminología. Escaneo de resonancia magnética nuclear puede detectar pedofilia. Marisol Collazoos SotoLa respuesta del cerebro de un pedófilo ante estímulos sexuales es diferente que la de una persona sana. Según un trabajo publicado en la revista Archives of General Psychiatry que ha encontrado que es posible detectar si un individuo es pedófilo a partir de su escáner cerebral.

El estudio se realizó sobre dos grupos de participantes: personas sanas y personas con pedofilia, a los que se mostraron sucesivas fotografías con estímulos sexuales en las que aparecían niños o adultos. Para analizar la respuesta cerebral los investigadores emplearon la técnica de la resonancia magnética funcional, que muestra imágenes de la región del cerebro que ejecuta una tarea determinada a partir del flujo de sangre hacia la misma.

Tras la comparar las imágenes con técnicas estadísticas, los científicos concluyeron que estas contienen información suficiente como para poder identificar, con bastante precisión, si la persona en cuestión está afectada de pedofilia. Este método podría ser muy útil para diagnosticar clínicamente la enfermedad.

La resonancia magnética funcional ya se emplea para identificar otras afecciones como la enfermedad de Alzheimer, la esclerosis múltiple o los tumores cerebrales.

Fuente:  muyINTERESANTE

El absentismo escolar relacionado con problemas de salud mental

Noticias Criminología. Absentismo escolar y salud mental están relacionados. Marisol Collazos SotoEl absentismo escolar es un problema importante,  los estudiantes que se ausentan mucho de la escuela con mayor frecuencia tienen síntomas de trastornos psiquiátricos. Un nuevo estudio longitudinal de más de 17 000 jóvenes han encontrado que la falta a la escuela con frecuencia  se asocia con una mayor prevalencia de problemas de salud mental más tarde en la adolescencia, y que los problemas de salud mental durante un año también predicen que faltarán más días de clases en el año siguiente, para los estudiantes en la escuela media y secundaria.

El estudio, publicado en la revista Child Development, fue realizado por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), University of Florida, Boston University, the Child and Adolescent Services Research Center, the Oregon Social Learning Center, y Johns Hopkins University.

«Hemos sabido por mucho tiempo que los estudiantes que se ausentan con frecuencia de la escuela son más propensos a tener síntomas de , pero menos claro es la razón por la que sucede, «dice Jeffrey Wood, profesor asociado de y psiquiatría en la UCLA, quien dirigió el estudio. «Estos dos aspectos del ajuste de los jóvenes a veces puede exacerbar el uno al otro, dando lugar a lo largo del tiempo a más de cada uno.»

El estudio encontró que entre los grados 2 y 8, los estudiantes que ya tenían síntomas de problemas de salud mental (por ejemplo,  o la depresión) se perdieron más días de clase durante el curso de los que habían perdido en el año anterior y frente  a los perdidos por los estudiantes con pocos o sin síntomas de salud mental. Por el contrario,  estudiantes de media y que estaban crónicamente ausentes en el año anterior del estudio tendieron a tener más problemas de depresión y antisociales en los años siguientes. Por ejemplo, estudiantes de octavo grado que estuvieron ausentes más de 20 días fueron más propensos a tener niveles más altos de en el grado décimo frente a los que fueron estudiantes de octavo grado que estuvieron ausentes menos de 20 días.

«Los hallazgos pueden ayudar a informar sobre el desarrollo de programas para reducir el absentismo escolar», según Wood. «El personal escolar en las escuelas intermedias y secundarias se podrían beneficiar de saber que los problemas de salud mental y el absentismo  de cada escolar puede  influir en los demás a través del tiempo. Ayudar a los alumnos a tratar problemas de salud mental a su vez puede ayudar a prevenir la aparición de absentismo crónico. Al mismo tiempo, el trabajo para ayudar a los estudiantes que están desarrollando un patrón de absentismo crónico puede ayudar a prevenir los problemas psiquiátricos «.

Los investigadores estudiaron a más de 17 000 niños en los grados uno  al 12 con tres conjuntos de datos: el Estudio Nacional Longitudinal de Salud Adolescente, un estudio longitudinal de una muestra nacional representativa de los adolescentes en los grados siete a 12, Johns Hopkins Prevention Intervention Research Center Study un estudio longitudinal de las intervenciones basadas en el aula con niños en los grados una a ocho, y Linking the Interests of Families and Teachers, un de los niños en los grados uno a 12.

Los investigadores entrevistaron a estudiantes y padres cada año o cada dos años, y se recabó información de los registros de asistencia a la escuela. Además, los estudiantes, padres y maestros llenaron cuestionarios.

Fuente: Medical Xpress

 

Relacionan el trastorno bipolar con raras mutaciones genéticas

Noticias Criminología. Trastorno bipolar y mutaciones genéticas. Marisol Collazos SotoUn equipo internacional de científicos, dirigidos por investigadores de la Universidad de California, en San Diego (EE.UU.), afirma que las secuencias de ADN anormales (CNV, por sus siglas en inglés) parecen jugar un papel significativo en el riesgo de trastorno bipolar de inicio temprano. Los resultados han sido publicados en la revista ‘Neuron’.

Las VNC son alteraciones genómicas en las que hay pocas o demasiadas copias de las secciones de ADN; los investigadores saben que se producen de forma espontánea (de novo) -no heredadas de los padres – y que aumentan significativamente el riesgo de sufrir algunas enfermedades neuropsiquiátricas, como la esquizofrenia o los trastornos del espectro autista. Sin embargo, su papel no estaba claro en el trastorno bipolar, antes conocido como depresión maníaca.

El investigador principal, el doctor Jonathan Sebat, profesor de Psiquiatría y Medicina Celular y Molecular en el Instituto de la Universidad de California en San Diego, y sus colaboradores, observaron que las CNV contribuyen al riesgo genético de la aparición temprana del trastorno bipolar significativo en un cinco por ciento.

Según los investigadores, si bien los hallazgos no han identificado de manera concluyente un gen específico o una región genómica, sí han demostrado que las mutaciones en el número de copias contribuyen fuertemente al desarrollo de la aparición temprana del trastorno bipolar.

 

Aborto y salud mental


En la (quizá errónea) previsión de que  el futuro gobierno del Partido Popular vuelva a batallar los temas de siempre (aborto, matrimonio homosexual, «derecho al voto de los negros»…), lo único que se pueden tener a mano son los hechos. Ayer, en NHS choices, se publicó un extenso comentario sobre una revisión de reciente aparición que repasa la relación entre los trastornos mentales y el aborto. Se  muestra el párrafo que, a su vez, resume las conclusiones:

[…] las mujeres con un embarazo no deseado que tienen un aborto tienen riesgo de padecer efectos adversos sobre su salud mental, pero este riesgo no es mayor que el que tendrían si hubiesen seguido con el embarazo; esto es, el riesgo de trastorno aparece como consecuencia del embarazo no deseado, no del aborto en sí mismo.

Fuente: Las penas del Agente Smith

Imagen que representa a Ramón Luis Valcárcel: Erprofe /Foter

¡La pedofilia puede convertirse en algo normal! Así lo desean miembros de la ICAR

Noticias Informática. Psiquiatras y sacerdotes quiern que se permita la pedofilia. Marisol Collazos SotoUn pequeño grupo de psiquiatras y otros especialistas de la salud mental, entre ellos un experto que durante muchos años ha sido asesor de los obispos estadounidenses en casos de sacerdotes pederastas, consiguieran que se apruebe su tesis en una conferencia que se desarrollará esta  semana, la pedofilia, podría ser cancelada de la lista de trastornos mentales del Manual., que será sometido a una revisión importante en 2013. Los críticos de esta operación sostienen, alarmados, que esto podría llevar a una descriminalización de la pedofilia.

La conferencia, ha sido patrocinada por el B4U-ACT, un grupo de especialistas en salud mental pro-pedófilos, y por activistas que apoyan el movimiento.

El  arzobispo Weakland afirmó que, en 1985, Berlin sostuvo firmemente que no había que eliminar del ministerio público a los sacerdotes pederastas. Sostiene que algunos especialistas de la salud mental quieren equiparar la pedofilia, con las neurosis o la depresión clínica y tratar terapéuticamente a los pedófilos, en lugar de mandarlos a la cárcel.

En su sitio web, B4U-Act clasifica la pedofilia simplemente como una orientación sexual y critica el estigma vinculado a la misma.

Fuente: Atea en teoría

Existen diferencias estructurales y funcionales en el cerebro de los psicópatas

Noticias Criminología. Daños estructurales y funcionales en los psicópatas. Marisol Collazos Soto
En muchos sistemas penitenciarios el fin del encarcelamiento es la reinserción del preso en la sociedad. ¿Es esto siempre posible, al menos teóricamente? ¿Puede reinsertarse un psicópata?

La comparación de imágenes de cerebros de reclusos diagnosticados como psicópatas y otros, con los mismos delitos, pero sin ese diagnóstico muestran importantes diferencias. La localización de estas diferencias podría explicar el impulsivo comportamiento antisocial de los psicópatas. El estudio, encabezado por Julian Motzkin, de la Universidad de Wisconsin en Madison (EE.UU.), se ha publicado en el Journal of Neuroscience.

La investigación se basa en un trabajo previo de otros dos coautores, Newman y Koenig, que muestra que la toma de decisiones de los psicópatas es muy parecida a la de personas con daños en el córtex prefrontral ventromedial (CPFVM), lo que indicaría que los problemas con esta parte del cerebro están asociados con la psicopatía. Esta demostración indirecta se vuelve directa en el estudio que nos ocupa, y pone de manifiesto que existe una anormalidad cerebral específica asociada a la psicopatía criminal.

En concreto los datos obtenidos apuntarían a que los psicópatas presentan una reducción en las conexiones entre el CPFVM, la parte del cerebro responsable de la empatía y la culpa, y la amígdala, que media en el miedo y la ansiedad. Para llegar a esta conclusión se recogieron dos tipos de imágenes. Las obtenidas con tensor de difusión (tractografía DTI) muestran una reducción en la integridad estructural en las fibras de materia blanca (axones) que conectan ambas áreas, mientras que las obtenidas por resonancia magnética funcional (fMRI), que detectan la actividad del cerebro, señalan una menor actividad coordinada entre el CPFVM y la amígdala. Es decir, CPFVM y amígdala no se están comunicando como debieran.

El estudio se realizó en una cárcel de seguridad media del estado de Wisconsin empleando escáneres portátiles. Se realizaron mediciones de 40 presos que habían cometido delitos similares, de los que 20 habían sido diagnosticados como psicópatas.

La combinación de anormalidades estructurales y funcionales parece demostrar bastante bien que la disfunción observada en el circuito social-emocional es una característica estable de los reclusos psicópatas. Independientemente de que el estudio haya de reproducirse y obtener más datos, ¿debe un sistema penitenciario tratar a todos los presos por igual e intentar reinsertar a una persona cuyo cerebro no está preparado para ello?

Fuente: EXPERIENTIA DOCET

Referencia: Motzkin J, Newman JP, Kiehl K, Koenigs M. (in press) Reduced prefrontal connectivity in psychopathy. Journal of Neuroscience.

Analizan cómo responde el cerebro ante el abuso infantil

Que sufrir abusos en la infancia produce infelicidad no es ninguna novedad. Sin embargo, la cadena de procesos biológicos que llevan de la experiencia de violencia a los trastornos psiquiátricos asociados no es fácil de desentrañar. En los últimos años, los científicos han ensamblado algunas de las numerosas piezas de este puzle. «Que el maltrato afecte al cerebro es algo reconocido. Lo difícil es entender los mecanismos biológicos implicados», explica Lourdes Fañanás, investigadora de la Universidad de Barcelona (UB) y de la red de investigación Cibersam.

Fañanás coordinó un análisis genético de 533 españoles adultos que sufrieron abandono o violencia en la infancia, cuyos resultados se han publicado en la revista British Journal of Psychiatry. Al trabajo han contribuido, entre otros, Sílvia Alemany y Bárbara Arias, también de la UB.

VULNERABILIDAD El trabajo refuerza evidencias ya apuntadas por estudios anteriores, y detalla que aproximadamente un 40% de la población tiene variantes de un gen que los hace especialmente vulnerables a sufrir síntomas psicóticos en la edad adulta, si han sufrido adversidad infantiles. Este resultado se añade a un conjunto de trabajos que están echando un poco de luz sobre las marcas biológicas dejadas por la violencia tempranas.

«Se ven cambios en las células, especialmente en las neuronas, de los niños y niñas que sufren violencia, pero desconocemos cómo se producen», dice Manel Esteller, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (Idibell). «Desde el punto de vista evolutivo, el cerebro infantil está diseñado para recibir buenos cuidados paternos, no violencia», afirma Fañanás. Es probable que el maltrato disminuya el umbral de estrés del cerebro. «Se modifican algunos receptores neuronales en el hipocampo, se reduce la conectividad y cambia la producción de ciertas proteínas», explica.

El trabajo de Fañanás se concentra en los síntomas psicóticos atenuados derivados de los abusos. La investigadora explica un ejemplo típico de este trastorno: subirse a un taxi y tener la sensación de que el conductor mira constantemente por el retrovisor de manera amenazadora, cuando realmente no es así. El equipo de Fañanás ha detectado que la presencia de algunas variantes de un gen incrementa el riesgo de padecer esos síntomas, si el paciente ha sufrido abusos en la infancia.

Estas variantes no son unas mutaciones raras, sino un aspecto normal de la variabilidad genética, que afecta al 40% de la población. El gen en cuestión es el responsable de la síntesis del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), una proteína relacionada con la supervivencia de neuronas en respuesta al estrés. Las variantes que implican una menor secreción de BDNF están asociadas a más vulnerabilidad al estrés.

LA CAUSA ES EL MALTRATO Esto no quiere decir que todos los que tengan esas variantes vayan a tener trastornos, ni tampoco que todos los que padecen esos trastornos hayan sufrido abusos de niños. «No hay que confundirse: el elemento de riesgo es el maltrato», apunta Fañanás. Las características genéticas pueden modular sus consecuencias «pero también hay factores psicosociales, que pueden ser protectores», concluye.

Fuente:  [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

 

 

 

¿Qué es la cleptomanía? Síntomas y tratamiento

La cleptomanía es un impulso incontrolable de robar objetos (en muchos casos sin ningún valor) y fue descrita por vez primera en el año 1816. En aquella época el médico suizo Mathey afirmaba al respecto: “es una forma particular de locura caracterizada por la tendencia a robar sin ningún motivo ni necesidad”. Desde entonces esta entidad psicopatológica ha sido centro de controversias no sólo entre psiquiatras y psicólogos sino también en el ámbito judicial.

La prevalencia de cleptomanía no puede precisarse con exactitud pero se estima que aproximadamente seis personas de cada 1000 experimentan en algún momento de su vida esta compulsión. Se afirma que en los Estados Unidos la cifra de cleptómanos asciende a 1.2 millones de personas.

La cleptomanía está considerada como un trastorno del control de los impulsos y surge como consecuencia de un malestar generalizado que generalmente se vincula a estados de depresión y ansiedad. Se afirma que las emociones negativas que se vivencian antes del hurto son tan fuertes que la persona siente la necesidad de robar para poder calmarlas. En este momento la tensión es tan alta que resulta incontrolable, si bien la persona tiene conciencia en todo momento del acto que está realizando.

En esencia sería un mecanismo bastante similar al de la compra compulsiva o las adicciones. Cuando el cleptómano roba el objeto, inmediatamente experimenta un alivio de la tensión, si bien posteriormente puede experimentar grandes sentimientos de culpa y remordimientos.

Existen básicamente tres tipos de cleptomanía. En primer lugar hallamos aquella que se realiza de manera esporádica donde existen largos intervalos de tiempo entre un robo y otro. También existe la cleptomanía episódica, en cuyo caso los robos son más frecuentes pero existen periodos de remisión y, finalmente, puede mencionarse la cleptomanía crónica, que fluctúa a lo largo de la vida pero los episodios de robo son bastante frecuentes hasta el punto que constituyen un problema para la persona.

El tratamiento de la cleptomanía puede ser farmacológico y/o comportamental. En muchas ocasiones se suministran antidepresivos en aras de regular los niveles de serotonina. Una técnica psicológica muy interesante que suele aplicarse con excelentes resultados es la destrucción de los objetos robados. De esta forma la persona rompe simbólicamente con esta etapa de su vida e inicia un nuevo camino.

También se aconseja que las personas compartan sus experiencias, pensamientos y sensaciones con alguien de confianza que incluso puede actuar como “vigilante” para prevenir futuros robos. Por último, se recomienda que la persona busque sensaciones positivas en otras actividades como practicar deporte o emprender algún hobby. De hecho, se afirma que el mayor antídoto para las conductas compulsivas es vivir emociones positivas intensas que brinden la sensación de plenitud ya que así mejora el estado de ánimo y desaparece la necesidad de cometer pequeños hurtos.

Ampliar información en: Rincón de la Psicología

Psiquiatra drogó y sedujo a un paciente para que matara a su marido

Mary Hein, de 45 años, psiquiatra residente en Kenosha, Milwaukee (EE.UU.), quien fue acusada por la justicia de utilizar sexo, drogas e hipnosis para persuadir a un paciente de que cometa un asesinato. La víctima era su propio esposo.

El paciente, cuyo nombre no fue revelado para preservar su intimidad, acudió a Hein para que le diera algún consejo tras haber sido arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol. Ese fue el comienzo de un plan macabro. La psiquiatra lo persuadió asegurándole que tras la muerte de su esposo, ellos dos vivirían juntos disfrutando del seguro de vida, 500 000 dólares, del que ella era la única beneficiaria.

“Es muy ofensivo para mí como psicoterapeuta”,  dijo Bruce Ambuel, profesor de medicina familiar y comunitaria en el Colegio Médico de Wisconsin. “Eso sería suficiente motivo para retirarle la licencia médica”.

El paciente jura que Hein trató de persuadirlo para que asesinara a su esposo. También asegura que ella puso una poderosa droga dentro de una botella de Gatorade, que lo hizo entrar en trance y tuvo sexo con él.

Pero el paciente se lo dijo al marido y colaboró con la policía.

La doctora sexo, drogas e hipnosis fue arrestada no bien el atribulado paciente y la terapeuta fueran grabados con cámara oculta planeando el asesinato del marido de la médica.

Fue acusada de explotación sexual, tentativa de homicidio y obstrucción a la autoridad. Si es declarada culpable se puede esperar a que sea condenada a un mínimo de 20 años en prisión. Tendrá 20 años dentro de la cárcel para pensar en su nueva ocupación.

Fuente:  Psiquiatría NET

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
« Abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031