admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

robos

Maneras de robar

Noticias criminología. Maneras de robar. Marisol Collazos Soto

 

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

Aumentan los hurtos en centros comerciales en la época más consumista del año

Alarmas arrancadas de cuajo que aparecen al barrer la tienda, sensores que no se activan ante el paso de bolsos forrados para burlar las alarmas, desfases en los inventarios trimestrales… Elementos todos ellos que conforman el fenómeno de los hurtos en los centros comerciales, una actividad delictiva que ha repuntado este año  y que volverá a hacer su agosto en estas fechas navideñas, las de mayor consumo de todo el año.

· ¿Quién roba? Los autores de los hurtos suelen ser clientes particulares que sustraen artículos de escaso valor, o ladrones especializados que roban varios productos al mismo tiempo usando sistemas antialarma. Posteriormente, revenden esos artículos.

· ¿Qué se roba? La ropa, los perfumes, los videojuegos y las bebidas alcohólicas son los productos más codiciados dado su valor y la relativa sencillez de su sustracción, a tenor de su tamaño y de las medidas de seguridad que presentan.

· ¿Cuándo se roba? Los fines de semana suelen concentrar la mayor parte de los robos, coincidiendo con la mayor afluencia de clientes a los centros comerciales. Las épocas de mayor consumo, como las rebajas de invierno y de verano, o las Navidades, también registran un aumento de la actividad delictiva.

· ¿Cómo se roba? Los probadores son lugares usados frecuentemente para cortar las alarmas. Los bolsos o abrigos antialarmas, convenientemente forrados, se emplean para sustraer varios productos de un mismo tipo.

400 · Euros. Es la barrera que divide los hurtos entre delitos y faltas, con las correspondientes consecuencias penales en cada caso.

Delito de hurto

· De 6 a 18 meses de cárcel. Artículo 234. «El que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excede de 400 euros. Con la misma pena se castigará al que en el plazo de un año realice tres veces la acción descrita en el apartado 1 del artículo 623 de este Código, siempre que el montante acumulado de las infracciones sea superior al mínimo de la referida figura del delito».

Falta de hurto

· Multa de 1 a 2 meses. Artículo 623. «Serán castigados con localización permanente de cuatro a 12 días o multa de uno a dos meses los que cometan hurto, si el valor de lo hurtado no excediera de 400 euros. En los casos de perpetración reiterada de esta falta, se impondrá en todo caso la pena de localización permanente. En este último supuesto, el Juez podrá disponer en sentencia que la localización permanente se cumpla en sábados, domingos y días festivos en el centro penitenciario más próximo al domicilio del penado, de acuerdo con lo dispuesto en el párrafo segundo del artículo 37.1. Para apreciar la reiteración, se atenderá al número de infracciones cometidas, hayan sido o no enjuiciadas, y a la proximidad temporal de las mismas».

Fuente:  noticiasdenavarra.com

?

Los coches más robados en EE.UU.

De acuerdo a un reporte dado a conocer por el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), los vehículos Cadillac Escalade  modelos de los años 2007 al 2009 reportan índices de robos más altos que cualquier otro vehículo en Estados Unidos. Las pérdidas promedio anuales en valor monetario, tan sólo para vehículos Escalade, es más de siete veces mayor al promedio; casi el 25% de todos los reportes de robos de Escalades son por $40000 dólares o más.

Otros vehículos grandes también están incluidos en la lista de autos más robados de este año, incluyendo la camioneta pickup de doble cabina Ford F-250, la Pathfinder y la Armada de Nissan y la Hummer H2 4WD. En general, los vehículos deportivos utilitarios de lujo muestran mayor cantidad de robos en relación a su valor -el valor de reportarlos como pérdida es más de seis veces mayor al promedio para todos los vehículos de pasajeros.

«Los ladrones buscan cromo, caballos de fuerza y motores HEMI», dice Kim Hazelbaker, vicepresidente del Highway Data Loss Institute (HLDI), con sede en Arlington, Virginia, grupo afiliado del IIHS. Las camionetas de trabajo pesado resultan particularmente atractivas -no sólo en sí mismas sino por las herramientas y cargamento que transportan.

Detrás de los números

Para determinar los vehículos con más índices de robos en Estados Unidos, HLDI comenzó al analizar únicamente los vehículos de pasajeros asegurados, con entre uno y tres años de antigüedad. Luego calcularon los reclamos de seguro presentados para cada modelo particular de vehículo, así como la cantidad del pago para cada reclamo. Al comparar el número de reclamos con el número de automóviles asegurados, el proceso indica los vehículos con más posibilidades de ser blancos de robo, debido a que toma en consideración la exposición total de un modelo específico en la carretera.

En otras palabras, aunque se roban más Corollas de Toyota (TMNews) que Escalades de Cadillac, eso se debe a que el año pasado se vendieron 297000 Corollas, en comparación a sólo 16000 Escalades. Sin embargo, las probabilidades de que un auto sea robado son mucho más altas si se tiene una Escalade -HLDI calculó 10.8 reclamos de robo por cada 1000 años vehículo asegurado (eso representa un vehículo asegurado por año, o dos del mismo vehículo asegurado durante seis meses cada uno). La frecuencia promedio de los reclamos para todos los vehículos de pasajeros es de 2.1 por cada 1000 años vehículo asegurado, con un pago promedio por pérdida de $6883 dólares por reclamo.

Artículo completo en: Yahoo! FINANZAS

Así operan los ladrones y estafadores en el mundo del arte

En un mundo del que hacen parte la mafia, el tráfico de armas, el lavado de activos, algunos millonarios non sanctos y muchos incautos, puede haber de todo, pero casi ninguno como el
personaje de Brosnan.


Eso explican el oficial Jean-Pierre Jouanny, de la Subdirección de Organizaciones Criminales y Drogas de la Interpol y los integrantes del Comando Especial de Carabinieri de Italia, el capitán Ciro Laudonia y el vicebrigadier Massimiliano Cretara.

Los tres, que conforman una especie de CSI del arte, hablaron con EL TIEMPO en una pausa del curso que dictaron a investigadores y directores de entidades culturales del país, para ayudar a
combatir ladrones y avivatos. Una iniciativa de Unión Latina, apoyada por la Unesco, los ministerios de Cultura y Relaciones Exteriores y entidades públicas y privadas.

¿Problemas de ego?

Parece increíble, pero una de las maneras comunes para atrapar a los ladrones es con una foto. «Los saqueadores de tumbas -dice Laudonia- acostumbran a tomarse una foto al lado del hallazgo,
para comprobar que lo que venderá es un objeto antiguo y no una copia. En el allanamiento a la casa del ladrón no buscamos la obra sino la foto». Y generalmente la encuentran con el pillo posando sonriente al lado del objeto. Jouanny cree que es también un asunto de ego.

Los ladrones tampoco parecen ser muy cultos. Salvo contadas excepciones -concuerdan los policías-, no tienen idea de qué se están llevando y mucho menos ejecutan su tarea mediante
intrincados planes para evadir alarmas y desactivar sensores, al estilo Hollywood. La mayor parte de los robos son a mano armada. «Entran, cogen lo que pueden y se van», dice el francés.

Ellos presumen que son obras valiosas y fáciles de vender, pero la mayor parte de las veces, si no robaron por encargo, se encartan con ellas por falta de comprador. Algo así se cree que pudo haber sucedido en Colombia, por ejemplo, con el reciente robo del grabado de Goya en Bogotá y con el hurto de dos cuadros de Fernando Botero en el Museo de Antioquia, hace algunos años.
Todos fueron abandonados.

«El arte robado de esta manera es tan difícil de vender, que en una ocasión nosotros mismos compramos el cuadro y así capturamos a la banda», dice el capitán italiano. Claro, no falta el conocedor que envía por obras específicas. «Un anticuario francés -recuerda
Jouanny- entrenó a un pupilo para reconocer las obras de los años 1600. Le enseñó a diferenciarlas y hasta le hacía exámenes, según nos dijo el ladrón. Luego lo enviaba por obras concretas».


El que roba -todos están de acuerdo- gana muy poco. El beneficio es para quien pone la obra en el mercado.
Ladrones que roban a ladrones Falsificar es otra modalidad que deja dividendos. Según comentan los oficiales, Interpol tenía
una denuncia de de un Picasso robado a la esposa de un extinto mafioso colombiano. En un allanamiento en El Salvador la encontraron. «Verificamos con peritos y sí, era la obra robada,
pero no era un Picasso, era falsa», dice Jouanny.

Todos recuerdan el caso de una galería de las más reputadas de Europa, a la cual los dueños de obras valiosas acudían para depositarlas en custodia cuando se ausentaban de casa, por temor a ser robados. «El galerista hacía una copia de las obras, y eso era lo que le devolvía al dueño. Él se quedaba con la auténtica y la vendía. Fue descubierto por una mucama que, mientras
limpiaba un busto, notó la diferencia en el peso», cuentan los investigadores.

Y como para estafar no hay edad, actualmente los carabinieri investigan el caso de tres octogenarios que estafaban a coleccionistas. «Falsificaron obras que los nazis consideraban ‘arte degenerado’ (Picasso, Klee, Munch, Kandinsky…) y también un sello de las SS que le aplicaban al respaldo.

Así, le decían al comprador que eran obras confiscadas por los nazis, que ellos tenían hace años». Las pinturas eran bien hechas, pero cayeron por dos cosas: una, que la policía alemana dijo que
el sello era falso y dos -recuerda Laudonia- que los nazis solo se quedaron con el arte que consideraban bueno y nunca confiscaron el ‘arte degenerado’.

Fuente: vive.in Arte

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

octubre 2021
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031