admin

Traductor

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Categorías

seguros

Seguros que cubren abducciones por extraterrestres

Noticias criminología. Seguros que cubren abducciones por extraterrestres. Marisol Collazos Soto

Cualquiera puede asegurar prácticamente cualquier cosa contra cualquier tipo de accidente. Lo único que se necesita es llegar a un acuerdo con una aseguradora que esté dispuesta. Pero quizá nada sea tan extravagante, ni un negocio tan redondo como el seguro de abducción extraterrestre.

El primer caso documentado es el de la agencia de seguros St. Lawrence, en Altamonte Springs (Florida) en 1987. Su dueño, Mike Lawrence, tras leer una novela de Whitley Strieber sobre abducciones extraterrestres (según el escritor, basada en hechos reales), se percató de que su seguro, ni ninguno de su compañía, cubría ante este tipo de desgracias.

Por ello, no dudó en añadir inmediatamente a su agencia de seguros un nuevo seguro de abducciones extraterrestres. El seguro en cuestión cubría los gastos médicos (tanto psicológicos como físicos) necesarios tras una abducción extraterrestre hasta un precio máximo de 10 millones de dólares. Este precio se multiplicaba por dos en caso de ser comido por aliens o de concebir un hijo tras una violación extraterrestre. Si sólo se trataba de una abducción, el beneficiario del seguro recibiría un dólar por año hasta que regresase el abducido, hasta un límite de 1 millón de años (no sea que fuera a volver… y pagasen en vano).

Lo más curioso de todo es que, a lo largo de 15 años, fueron muchos los que contrataron este seguro, e incluso le surgió competencia por otras compañías estadounidenses e inglesas. Pero aún más curioso / preocupante / extravagante es el hecho de que, según relata Mike Lawrence en una entrevista hecha en el año 2002, tiene dos pólizas pendientes de pago.

Una de las compañías que siguieron los pasos de St. Lawrence fue la aseguradora basada en Londres, Goodfellow Rebecca Ingrams Pearson. Esta aseguradora ofrecía un seguro, por el módico precio de 100 libras al año, mediante el cuál pagaría 100.000 libras a cualquier asegurado que fuera capaz de demostrar que había sido abducido por un ser de otro planeta.

Esta compañía aseguró en octubre de 1996 a un grupo de 39 personas por un precio de 10000 dólares, que cubriría a cada uno con un millón de dólares en caso de abducción. El 26 de marzo del año siguiente, las 39 personas aparecieron muertas en un pueblo cerca de San Diego (California). Las 39 personas resultaron ser miembros de La Puerta del Cielo (Heaven’s Gate), una secta que les había convencido para suicidarse coincidiendo con la llegada del cometa Hale-Bopp.

Ampliar en: Los Recuerdos de Pandora
Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial Share Alike

La web de Maco048. Criminologia, ciencia, escepticismo

En Estados Unidos de Norteamérica el 62% de las bancarrotas familiares se deben a las facturas de los médicos

Noticias Criminología. Las facturas de médicos llevan a la bancarrota a muchos estadounidenses. Marisol Collazos SotoUn estudio publicado [pdf] de la American Journal of Medicine encuentra un aumento enorme, casi un 20 por ciento de las bancarrotas por causas médicas entre 2001 y 2007.

Usando una definición conservadora, el 62.1% de todas las quiebras en el 2007 fueron por causas médicas, el 92% de estos deudores tenían deudas médicas  demás de $ 5000, o el 10% del ingreso familiar antes de impuestos. El resto cumplió con los criterios para la bancarrota médica, ya que había perdido un ingreso significativo debido a una enfermedad o debió hipotecar una casa para pagar las facturas médicas. La mayoría de deudores de los médicos eran personas con nivel alto de educación, vivienda en propiedad, y tenía ocupaciones de clase media. Tres cuartas partes tenían seguro de salud. Utilizando las definiciones idénticas en 2001 y 2007, el porcentaje de quiebras atribuibles a problemas de salud aumentó en un 49,6%. En el análisis de regresión logística para el control de los factores demográficos, las probabilidades de que una bancarrota fuera debida a una causa médica fue 2,38 veces mayor en 2007 que en 2001. […]

En 2007, antes de la actual crisis económica, una familia estadounidense se declaró en bancarrota a raíz de la enfermedad cada 90 segundos, tres cuartas partes de ellos estaban asegurados.

Desde 2001, la proporción de todas las bancarrotas atribuibles a problemas de salud se ha incrementado en un 50%. Casi dos tercios de todas las bancarrotas están vinculados a la enfermedad.

¿Cómo impulsan los problemas médicos de muchos estadounidenses de clase media asegurado,s a la bancarrota? El 92% de las  quiebras por esta causa, los gastos médicos han contribuido directamente a la quiebra. Muchas familias con cobertura continua  se encontraron con seguro insuficiente, responsable de miles de dólares en gastos de su bolsillo. Otros tenían una cobertura privada pero la perdieron cuando se convirtieron en demasiado enfermos para trabajar. A nivel nacional, una cuarta parte de las empresas cancelan la cobertura inmediatamente cuando un empleado sufre una enfermedad discapacitante, y otra cuarta parte lo hacen en de un año. La pérdida de ingresos debido a la enfermedad también fue común, pero casi siempre junto con facturas médicas.

La imagen probablemente se ha vuelto más sombría en los últimos  años. También es desalentadora es la evidencia de que  tener un seguro de salud no es una bala mágica. Costos de los medicamentos con receta,  hospitalizaciones y la necesidad de atención a enfermos crónicos para enfermedades como la esclerosis múltiple, diabetes, enfermedades cardíacas y enfermedades psiquiátricas, incluso con los seguros fueron las causas más frecuentes de la quiebra médica, con los gastos de hospital como principal causa.

La Ley de Asistencia Asequible se ocupará de algunas de estas cuestiones, pero ciertamente no todos. La reforma de salud que recibe a los mayores impulsores de los costos todavía tiene que ser abordada. No va a suceder en el clima político actual, no con una Cámara controlada por los republicanos y un Senado en la parálisis debido a la obstrucción de la minoría, por no hablar de una atención extremadamente robusta por parte del lobby de la industria sanitaria.

Ampliar información en: DAILY KOS

© Kos Media, LLC Site content may be used for any purpose without explicit permission unless otherwise specified

Los coches más robados en EE.UU.

De acuerdo a un reporte dado a conocer por el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), los vehículos Cadillac Escalade  modelos de los años 2007 al 2009 reportan índices de robos más altos que cualquier otro vehículo en Estados Unidos. Las pérdidas promedio anuales en valor monetario, tan sólo para vehículos Escalade, es más de siete veces mayor al promedio; casi el 25% de todos los reportes de robos de Escalades son por $40000 dólares o más.

Otros vehículos grandes también están incluidos en la lista de autos más robados de este año, incluyendo la camioneta pickup de doble cabina Ford F-250, la Pathfinder y la Armada de Nissan y la Hummer H2 4WD. En general, los vehículos deportivos utilitarios de lujo muestran mayor cantidad de robos en relación a su valor -el valor de reportarlos como pérdida es más de seis veces mayor al promedio para todos los vehículos de pasajeros.

«Los ladrones buscan cromo, caballos de fuerza y motores HEMI», dice Kim Hazelbaker, vicepresidente del Highway Data Loss Institute (HLDI), con sede en Arlington, Virginia, grupo afiliado del IIHS. Las camionetas de trabajo pesado resultan particularmente atractivas -no sólo en sí mismas sino por las herramientas y cargamento que transportan.

Detrás de los números

Para determinar los vehículos con más índices de robos en Estados Unidos, HLDI comenzó al analizar únicamente los vehículos de pasajeros asegurados, con entre uno y tres años de antigüedad. Luego calcularon los reclamos de seguro presentados para cada modelo particular de vehículo, así como la cantidad del pago para cada reclamo. Al comparar el número de reclamos con el número de automóviles asegurados, el proceso indica los vehículos con más posibilidades de ser blancos de robo, debido a que toma en consideración la exposición total de un modelo específico en la carretera.

En otras palabras, aunque se roban más Corollas de Toyota (TMNews) que Escalades de Cadillac, eso se debe a que el año pasado se vendieron 297000 Corollas, en comparación a sólo 16000 Escalades. Sin embargo, las probabilidades de que un auto sea robado son mucho más altas si se tiene una Escalade -HLDI calculó 10.8 reclamos de robo por cada 1000 años vehículo asegurado (eso representa un vehículo asegurado por año, o dos del mismo vehículo asegurado durante seis meses cada uno). La frecuencia promedio de los reclamos para todos los vehículos de pasajeros es de 2.1 por cada 1000 años vehículo asegurado, con un pago promedio por pérdida de $6883 dólares por reclamo.

Artículo completo en: Yahoo! FINANZAS

Modalidades más frecuentes de fraude en seguros

Día a día algunas personas naturales -e incluso bandas organizadas- inventan diferentes e ingeniosas modalidades que buscan obtener beneficios económicos de manera ilícita.

El Instituto Nacional de Investigación, Lucha y Prevención del Fraude (Inif) reporta en un informe que, según la Policía Nacional, en Colombia se robaron 4.579 carros durante el 2006, o sea casi 13 autos diarios.

Según cifras internacionales divulgadas por la Federación de Aseguradores de Colombia, Fasecolda, un 12,5 por ciento de la cifra de autos reportados como robados correspondeí­a a reclamaciones fraudulentas.
De esa forma, se calcula que las compañí­as aseguradoras perdieron en el paí­s unos 72 mil millones de pesos por ese concepto el año pasado, de 581 mil millones de pesos pagados a los clientes por siniestros de sus autos.
Es así como las compañí­as invierten parte de sus primas de seguros en la contratación de personal especializado y realizan una inversión tecnológica que les permite la detección oportuna y efectiva de este tipo de delitos y, adicionalmente, hacen que se promuevan proyectos de ley para endurecer las penas.

A continuación se explican algunas de las principales modalidades que son comñunmente detectadas y que han permitido judicializar a los clientes que han querido ‘pasarse de vivos’.

El autorrobo

Existen varias modalidades de autorrobo, entre las que se pueden destacar las siguientes:

La entrega: así se denomina la modalidad en la cual se asegura un vehículo para venderlo a grupos ilegales o a la delincuencia común; posteriormente se reporta como robado a la compañía para cobrar la indemnización.
Hurtos parciales: ocurren cuando el asegurado se autorroba elementos que hacen parte del vehículo, como llantas, computadores y consolas, o accesorios como radios, plantas de sonido, etc. Por otra parte, algunas reclamaciones señalan daños preexistentes en el vehículo como si hubieran ocurrido a raíz del hurto; por ejemplo, reclamar que un rin aparece desbalanceado, un daño de la consola o a cualquier dispostivo del carro.

Autorrobo de partes: otra variante es cuando ocurre un siniestro real. Tras el accidente, el asegurado desvalija el vehículo y reporta el hurto de componentes del mismo, con la excusa de que cuando regresó a su vehículo lo encontró desvalijado. Esto generalmente ocurre con siniestros que se presentan en carreteras por fuera de la ciudad y en vehículos de servicio pesado y de servicio público.

Uso en ‘zonas rojas’ y pago de ‘vacunas’: también se presentan casos en que grupos armados urbanos compran un veí­culo legalmente, lo aseguran y posterior a eso lo trasladan a zonas de su influencia, conocidas como ‘zonas rojas’, para hacer uso del mismo. Posteriormente reportan el hurto a la compañía­a para hacer el cobro de la indemnización.

Una variante de la modalidad anterior es pagar vacunas por extorsiones a grupos armados ilegales a través de los vehículos asegurados para posteriormente reportar un supuesto hurto a la compañí­a de seguros. De esa forma, quien paga por el rescate de un secuestro o una ‘vacuna’ no pierde tanto, pues gran parte de ese dinero se traslada al asegurador.

Más información en www.motor.com.co

Los clientes intentaron defraudar 144 millones a las aseguradoras

Algunos ciudadanos simulan reiterados atropellos a su pareja o declaran que han sufrido 75 atracos. Las aseguradoras premian la represión del fraude más ingenioso.
Basilio conoció a Carmen accidentalmente. La atropelló al salir de un aparcamiento. El seguro del coche indemnizó con 4.800 euros a la mujer por las lesiones sufridas. De tan violento primer encuentro surgió una relación sentimental. Viendo lo poco que se había investigado el atropello decidieron repetirlo. Las siguientes escenas fueron parecidas al primer topetazo, pero adornadas de muy diversas maneras: Carmen, en bicicleta; Carmen, cruzando una calle con una televisión en los brazos; Carmen con un carrito de bebé…Siete compañías de seguro, con las que Basilio había firmado una póliza, pagaron a Carmen un total de 28.200 euros. El timo llegó a su máxima sofisticación (o perversión, según se mire) cuando inventaron que Carmen estaba embarazada en el momento del séptimo accidente simulado. Falsificando un certificado del servicio valenciano de salud engañaron a la aseguradora y llegaron a cobrar 3.600 euros. Como a los gatos, la suerte les sonrió en seis ocasiones, pero, a la séptima, les pillaron y fueron condenados a cuatro años en la cárcel.ICEA, la asociación de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras, lleva años recopilando información de las distintas compañías para compartir información sobre fraudes.
Esta organización convoca desde hace 11 años un concurso anual para elegir el engaño más jugoso. Los departamentos de prevención del fraude de las 23 primeras aseguradoras españolas remiten los casos más curiosos que han detectado a ICEA. Un tribunal -compuesto por un perito, un policía especializado en estafas y un magistrado- valora, entre los casos enviados, cuál ha sido el más notorio. El jurado pondera tanto el monto económico que ha logrado ahorrar la aseguradora al descubrir el timo como las técnicas de detección empleadas y la solidez de las pruebas aportadas.Una investigación con muchas carasEn el caso que ganó el primer premio este año la coordinación de investigaciones paralelas fue fundamental. La compañía Zurich detectó un posible fraude en un siniestro en que una persona quedó parapléjica a causa de un accidente de tráfico. La aseguradora sospechó que el reclamante se había hecho pasar por copiloto, cuando realmente era el conductor del vehículo en el momento del accidente.
En las pólizas de seguros de automóviles a terceros, el conductor del coche no está cubierto, pero sí los acompañantes.La acción combinada de peritos de la compañía, de un centro de ingeniería que reconstruyó la secuencia del accidente y de los especialistas de una cátedra de medicina forense logró probar en el juicio que el accidentado conducía el automóvil en el momento del siniestro.’La gente empieza a ojear las indemnizaciones que se pagan por sufrir un accidente y se plantean por qué no simularlo’, explica José María Olazábal, presidente de ICEA. ‘Con la ayuda de un colaborador que nos atropelle se puede ganar mucho dinero’.

Ampliación en: Fraude a las aseguradoras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Archivos

Calendario

abril 2020
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930